miércoles, noviembre 22, 2006

El Destino nos alcanza a todos.


Llegué al impresionante palacio episcopal y paseando en la gran galería esperé a que me tocara el turno. Hablé con un vicario episcopal, con el canciller, con el ecónomo, con todos los que por allí pasaron a tomar un café en una maquinita automática. Después de una hora de espera en la que discutimos acerca del tamaño de Jerusalén en el siglo I y de la entrega de los estipendios a la bolsa diocesana, llegó mi momento.

Entré en el despacho del vicario general, que es un santo varón, y me senté. Y cuál fue mi sorpresa cuando saca una carpeta y se pone a hablar de un tema totalmente distinto. Pensé que sacaría el otro tema (el de mi pelo largo) después. Pero se fueron agotando los asuntos y ya llegamos a la despedida.

Me dieron ganas de preguntarle: ¿entonces no querías decirme nada de mi cabellera? Pero opté por una retirada estratégica. Así que pelos míos, seguid creciendo, creced, sí, creced, ya que multiplicaros no os es posible.

Pero lo más interesante de todo ha sido leer vuestras sugerencias, vuestros comentarios. Esto ha sido como una especie de diálogo intercontinental. Lamento que el tema fuera tan trascendental, pero es que llegué al blog y escribí lo primero que se me ocurrió. En el fondo... soy inocente. Otro día ya discutiríamos sobre los grandes asuntos si no fuera porque me da una terrible pereza.

El Destino nos alcanzará, pero no hoy.

25 comentarios:

  1. Abro yo el fuego.

    El vicario es un hombre sensanto que se ocupa de temas relevantes y no minucias estéticas cuarteleras.

    Pero, vecinos del blog, ved la foto y comparad con la de abajo... ¿Qué decís?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:04 p. m.

    En la de arriba parece que ha pasado por la peluquería de disidente, en la de abajo, en camiseta, sólo le falta el canuto de marihuana y una cartel con lo de "haz el amor y no la guerra"

    Dempsey

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:14 p. m.

    Pero ¿Éste blog no es, para conocer su lado más humano, como persona?
    Pensaba que el objetivo de tener un diario, además de contar el día a día, servía para poder opinar sobre lo que uno quiera escribir, pudiendo, (o no) guardar las formas sobre lo que en él, se debe relatar.

    Hay muchas páginas ya, que hablan de lo que parece que quieren oir por aquí. Dejen que al menos, pueda hablar de sus preocupaciones, de su día a día con naturalidad y no desde el márgen que le están imponiendo.

    ResponderEliminar
  4. Je je je...

    Lo del pelo largo no, no tenía futuro... se lo dice otro que tampoco puede presumir de pelo...

    Además, se parecía más a Gandalf que al Cura de Ars...

    Un abrazo! Que Dios le bendiga!

    ResponderEliminar
  5. Disidente11:13 p. m.

    "
    El vicario es un hombre sensanto (¿sensato+santo?) que se ocupa de temas relevantes y no minucias estéticas cuarteleras."

    Cuando se aspira a la santidad (y todos tenemos la obligación moral de hacerlo), nada es una 'minucia estética cuartelera'. Pero hay más. La estética, aun siendo minucia y cuartelera, admite una razón de bien, y dado que el bien no es sino el ente en cuanto apetecible, lo estético tiene razón de apetibilidad. Además bello es aquello cuya contemplación nos agrada, y puedo afirmar, al menos respecto de mí mismo, que la contemplación del 'nuevo Padre Fortea' me agrada más que la del antiguo, aun siendo el mismo (pero no lo mismo). Sin embargo, la importancia del nuevo aspecto del Padre Fortea no radica en el propio aspecto (que si fuera como usted afirma una mera minucia estética cuartelera habríamos estado discutiendo -y el Padre Fortea discurriendo- de una pura insignificancia -la cantidad y densidad temporal de mensajes nos hace intuir que esta cuestión no es baladí, que apunta a algo más sustancioso-), sino en aquello que señala, que no es otra cosa salvo un acto de humildad, y de obediencia anticipada (lo que posee mayor valor moral) ante una nuda indicación (casi esbozada, de ahí la finura de espíritu del Padre Fortea) de un superior jerárquico. A las notas de humildad y disciplina eclesial podemos añadir una más: amor por ( y fidelidad a) la Iglesia. El corte de pelo del Padre Fortea, realizado en estas circunstancias, no es sino un acto de amor fiel a su Iglesia, que es la nuestra. Y puedo asegurarles a ustedes que, si el Padre Fortea ha sabido ceder (haciendo una pequeña negación de sí mismo) en una cuestión poco relevante y simple minucia estética cuartelera, cuando tenga que someter su natural creatividad intelectual (y, en general, su conducta como sacerdote) al dictamen teológico-doctrinal de la Iglesia, podemos estar seguros de su total comunión con Ella. En este caso, e invirtiendo parafrásticamente el apotegma clásico, podemos decir que, quien puede y hace lo menos, puede y hace lo más.
    Bendito corte de pelo, pues, Padre Fortea.

    ResponderEliminar
  6. Disidente11:27 p. m.

    "
    Pero, vecinos del blog"

    Vecino de algo es el cercano, el próximo a este algo (pero no el que está en ese algo, no el que lo habita - yo no soy vecino de mi casa-). Pero nosotros los que participamos aquí no somos próximos, cercanos a la bitácora (del Padre Fortea), sino habitantes de ella. En consecuencia, no somos vecinos de la bitácora (del Padre Fortea), sino inquilinos de la misma.

    ResponderEliminar
  7. Disidente11:33 p. m.

    Sirva la disquisición (irrelevante) anterior para (y esto es lo importante) denunciar el uso y abuso de anglicismos innecesarios, cuando nuestra rica Lengua Española dispone de voces sustitutivas: Bitácora por blog.
    Merece la pena tomarse la molestia de conocerlas y emplearlas.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  8. aissss, que lástima haber llegado tarde, tenía un argumento impepinable ante el cual el vicario quedaría totalmente desarmado pero es que ha dado muy poco margen de tiempo para contestar, padre. en fin... lo guardaré para otra ocasión.
    P.D: ¿Para cuando un sremón sobre los musulmanes? si ello no pone en riesgo su integridad física, claro. No seré yo el que se lleve ese cargo de conciencia.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12:28 a. m.

    Me alegro que sus mechas puedan ver la luz del dia.

    Se ve que Dios cumple hasta los pequeños caprichos de aquellos que le aman.

    Paz y Bien.

    Vic.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo12:46 a. m.

    Padre, para mi gusto, usted se ve mas relajado con el cabello largo, con el cabello corto, tiene la mirada mas dura. Dejese el cabello largo, como un servidor!!!... ademas, en que lugar existe un codigo de vestimenta para los padres en el que se exija el cabello corto?
    Manuel - MX

    ResponderEliminar
  11. P Fortea:

    Desde mi experiencia prolongada de las sutilezas del voto de obediencia le diría: como religioso hago voto de obedecer a las órdenes de mis superiores, pero lo que busco es complacer a Dios; muchos confunden complacer a Dios con complacer a los superiores; si un superior no se siente con la autoridad moral para ordenarle cortarse el pelo, siéntase libre de seguir la insinuación. Y si no, que se lo mande explícitamente.

    Como diría San Agustín: "En lo necesario unidad, en lo dudoso libertad y en todo caridad".

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10:44 a. m.

    Querido Disidente;

    Tendré que comprarme un diccionario de la RAE, porque los diccionarios online, discrepan en el uso de su palabrería.

    Bitácora;

    Armario o cajón fijo a la cubierta del barco y cercano al timón, en que se pone la brújula.
    → cuaderno de bitácora. No es lo mismo donde se escribe, que donde se guarda, quiero entender.

    Sin embargo, cabe decir que no discrepa con el uso de la palabra diario, que anteriormente utilicé en mi comentario.

    Diario;

    Libro o cuaderno en el que una persona escribe día por día sus vivencias o pensamientos: diario íntimo;Libro o cuaderno en el que el capitán de un barco anota las incidencias de un viaje.

    Supongo, se asemeja más a lo que ésto es, ya que seguramente no haya traducción para página online dónde se utiliza un espacio, como diario.

    Así bien, me permito la licencia de usar anglicismos, siempre que no encuentre un sinónimo, o simplemente, cuando no vaya a utilizarlo correctamente. Gracias. Buenos días.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo10:54 a. m.

    Y pido perdón, aunque tarde, por inmiscuirme en un comentario que iba dirigido a otra persona, pero en cierto modo, yo también he utilizado al escribir el mío, la palabra Blog. Incluso el padre Fortea la está utilizando.

    Podríamos mantener una charla distendida, en vez de intentar sacarle la puntilla a cada comentario. No estamos aquí para eso.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo10:57 a. m.

    Y ya por último, ¿Nadie se dio cuenta, de que el Sr. Fortea, no se ha cortado el pelo?

    Nos confunde con esa foto para despistar, pero no han prestado suficiente atención al texto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Disidente12:46 p. m.

    Anonymous said...

    "Querido Disidente;

    Tendré que comprarme un diccionario de la RAE, porque los diccionarios online, discrepan en el uso de su palabrería."


    Si hubiera sido un poco más cauta, se hubiera apercibido de que, precisamente en este anglicismo, la dicción recomendada por la RAE no es 'diario', sino 'bitácora', quizá porque en la Internet, y de forma metafórica, no se pasan páginas (como en un diario), sino que se navega. Busque en el portal de la RAE la entrada al Diccionario Panhispánico de Dudas, y, en dicho DPHD, la voz blog, que le remitirá a bitácora. No obstante, para evitarle este trabajo, aquí le expongo la entrada correspondiente(los subrayados son míos):


    bitácora. ‘Armario, junto al timón, donde está la brújula’. Se emplea a menudo en la locución cuaderno de bitácora, ‘libro en que se apunta el rumbo, la velocidad, las maniobras y demás accidentes de la navegación’. A partir de esta expresión, se ha tomado la voz bitácora para traducir el término inglés weblog (de web + log(book); abreviado, blog), que significa ‘sitio electrónico personal, actualizado con mucha frecuencia, donde alguien escribe a modo de diario o sobre temas que despiertan su interés, y donde quedan recopilados asimismo los comentarios que esos textos suscitan en sus lectores’. La equivalencia (cuaderno de) bitácora se halla bastante difundida en español y traduce con precisión el término inglés log(book): «Los corresponsales de guerra italianos ofrecen nuevas perspectivas del conflicto iraquí a través de sus cuadernos de bitácora en Internet» (País [Esp.] 2.9.04); «No es cosa de broma esto de las bitácoras, como también se conoce a tales webs» (Luna [Esp.] 14.3.03). Para hacer más explícita su vinculación con Internet (como hace el inglés weblog), podría usarse el término ciberbitácora o, como ya hacen algunos, ciberdiario (→ ciber-): «Como en otras ocasiones, no le quedó otra opción que publicar el hallazgo en su ciberdiario» (Mundo@ [Esp.] 25.4.02); no obstante, este último término tiene el inconveniente de que también se emplea como equivalente de periódico digital.

    Gracias. Buenos días.




    "Así bien, me permito la licencia de usar anglicismos, siempre que no encuentre un sinónimo, o simplemente, cuando no vaya a utilizarlo correctamente"


    Pues cumpla su propio criterio, pues ha utilizado online (además incorrectamente), habiendo una voz (expresión)de igual significado, en Lengua Española: en línea.
    Gracias. Buenos días.

    ResponderEliminar
  16. Disidente1:15 p. m.

    Si, como usted afirma, el término más adecuado fuera el de diario, compartiría con él sus notas definitorias. Pero una de las notas esenciales de una bitácora como esta es la cuasi necesidad de participación ajena en las reflexiones diarias (frecuentes) de carácter íntimo (personal, mejor; esta nota es compartida por un diario) que el autor vierte en su bitácora, cosa que en un diario no se da (precisamente el carácter íntimo del diario hace que, cuando alguien es sorprendido curioseando en él, solemos enfadarnos, por haber vulnerado dicha intimidad). Quizá por esta razón y porque en la red, de manera metafórica, se navega, se ha optado por la dicción bitácora y no por el vocablo diario.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo1:33 p. m.

    A buen entendedor, pocas palabras bastan. Me quito el sombrero, ante su imprescindible definición. Era de esperar.

    Regáleme un diccionario, y yo prometo leerlo y estudiarlo al pie de la letra.

    Seguiré en línea leyéndole
    impertérrita, si no le importa.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo1:40 p. m.

    Y ya sé que no lo soy, porque le estoy contestando.

    Y ya sé que no estoy en línea, sino conectada a internet.

    Sólo he de añadir, que ni es momento, ni lugar, para correciones varias y continuas.

    Usted, Sr. Disidente, no enseña, sino que critica.

    Siempre puede crearse una bitácora y allí ir modificándonos los comentarios a su antojo.

    ResponderEliminar
  19. Disidente1:45 p. m.


    Desde mi experiencia prolongada de las sutilezas del voto de obediencia le diría: como religioso hago voto de obedecer a las órdenes de mis superiores, pero lo que busco es complacer a Dios; muchos confunden complacer a Dios con complacer a los superiores; si un superior no se siente con la autoridad moral para ordenarle cortarse el pelo, siéntase libre de seguir la insinuación. Y si no, que se lo mande explícitamente.

    Como diría San Agustín: "En lo necesario unidad, en lo dudoso libertad y en todo caridad".


    No sabía que era usted religioso. De haberlo sabido, le hubiera tratado con un plus de respeto, respecto de los no religiosos. En lo que dice sobre la obediencia, y aunque soy laico, ¿qué mejor forma de obedecer a Dios (y además saber que se hace) que obedeciendo a un superior (en todo lo que no sea contrario a la fe y a la ley moral)? Si usted tiene un superior o un director espiritual, la mejor forma de obedecer a Dios es cumplir (con las restricciones antexpuestas) con las indicaciones de dicho director espiritual o superior, aunque no exista un voto de obediencia explícito. De otra forma, podemos confundir nuestros deseos con los deseos de Dios, y esto es algo peligroso, porque cuando nuestros deseos difieren de los de Dios para con nosotros, normalmente cumplimos los deseos del mundo o los del demonio.
    Un abrazo en Cristo.

    P.D. Algunos se extrañarán de que diga que a un sacerdote o religioso le prodigo un trato más respetuoso que a un laico, y que esto no es demasiado evangélico, pues ambos comparten la dignidad de ser humano, fuente de respeto. Las razones son, además de personales, históricas. Han sido tantas las injusticias que se han cometido en España contra nuestros presbíteros, religiosos y religiosas, en los dos últimos siglos, sobre todo, que, para compensar tamaño dislate, para atemperarlo, es de justicia conferir una cuota mayor de respeto sobre la habitual a estas distinguidas personas de la Iglesia Católica. Y para no herir susceptibilidades no entro en más detalles, de todos conocidos.

    ResponderEliminar
  20. Disidente2:03 p. m.


    Sólo he de añadir, que ni es momento, ni lugar, para correciones varias y continuas.

    Usted, Sr. Disidente, no enseña, sino que critica.


    Le pido disculpas por si se ha sentido ofendida a causa de alguna de mis palabras. Mi intención no es otra que la de aportar siempre en mis mensajes algo de información útil para mis interlocutores, no mostrarme erudito o polemizar gratuitamente.
    No necesita comprarse ningún diccionario, pues puede consultar todo lo que le expongo en línea. Aquí le señalo, nuevamente, la dirección de la RAE en la Internet:

    WWW.RAE.ES

    En este portal dispone de un motor de búsqueda, en el que, escribiendo una palabra, obtiene las diversas acepciones de la misma (si es un verbo, puede ver su conjugación, pinchando en el cuadradito azul que figura a la izquierda de la palabra). En la columna de la izquierda hay un enlace al utilísimo Diccionario Panhispánico de Dudas. Consúltelo con frecuencia cuando albergue alguna duda (ortográfica, sintáctica o semántica).
    Nuevamente le pido disculpas. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  21. Ubi caritas et amor deus ibi est

    Esto lo define todo.

    +Sergio

    ResponderEliminar
  22. Madre mía, en el año 2006 y todavía existen mujeres y hombres de la escuela de mi abuela:
    "Eso no puedes hacerlo que es de mujeres" "Eso no puedes hacerlo que es de hombres".
    ¿El pelo largo es de mujeres exclusivamente?
    ¿Y los pendientes, etc, etc?
    El que diga que sí que se vuelva al año 1932, cuando mi abuela era joven.
    Y que encima te lo pueda decir un miembro de le Iglesia seguidor de Jesús de Nazaret, hombre por excelencia (¡mira, nunca mejor dicho!) de pelo largo...
    ¡Manda huevos! (Trillo dixit)

    ResponderEliminar
  23. ¿Cuando una monja va a hablar con el Vicario, de dice éste a ella que se corte el pelo?

    Si no es así, ¿Por qué el Padre Fortea tiene esa obligación?
    Siempre queda su voluntad de "obedecer" a sus superiores, pero creo que cuando de éstos vienen "órdenes" que son fundadas en conceptos y creencias particulares como la del Vicario, nadie por muy consagrado que esté tiene por qué "obedecerlas".

    Reitero lo de la monja.
    ¿Señor Vicario, qué pasa con ella?
    ¿No tiene que cortarse el pelo?

    Ah, Padre Fortea: otra cosa es que te dijese que te lo arreglases, que es distinto a cortárselo de largo.
    En eso le daría la razón ;-)

    Pero si el mensaje fue córtatelo porque eres hombre y lo tienes muy largo...

    ¡¡¡¡ Al año 1932 !!!!

    (Tengo 31 años y alterno el pelo largo, más que tú, bastante más
    :-), con el pelo corto)

    Saludos a todos.

    ¿Cortaremos el pelo a Jesucristo?

    ¿También al de la Sábana Santa?

    Pregunta para el Vicario, sí, sí, como si fuese un becario :-DD

    A Dios. Quise decir adios.

    ResponderEliminar
  24. "Estaís todos de los nervios"

    ResponderEliminar
  25. Anónimo10:32 p. m.

    ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO


    Señor Jesús, en tu nombre y con
    el Poder de tu Sangre Preciosa
    sellamos toda persona, hechos o
    acontecimientos a través de los cuales
    el enemigo nos quiera hacer daño.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos toda potestad destructora en
    el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
    debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
    de la naturaleza, en los abismos del infierno,
    y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    rompemos toda interferencia y acción del maligno.
    Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
    y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
    acompañada de San Miguel, San Gabriel,
    San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
    (nombrar a cada una de ellas),
    las personas que el Señor enviará a ella,
    así como los alimentos y los bienes que
    Él generosamente nos envía
    para nuestro sustento.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos tierra, puertas, ventanas,
    objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos,
    y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
    alrededor de toda nuestra familia.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos los lugares en donde vamos
    a estar este día, y las personas, empresas
    o instituciones con quienes vamos a tratar
    (nombrar a cada una de ellas).

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
    los negocios de toda nuestra familia,
    y los vehículos, las carreteras, los aires,
    las vías y cualquier medio de transporte
    que habremos de utilizar.

    Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
    las mentes y los corazones de todos los habitantes
    y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
    Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.
    Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
    por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
    hemos sido salvados y somos preservados
    de todo lo malo.

    ResponderEliminar