sábado, noviembre 18, 2006

Ya estoy harto del NO-DO de la Moncloa.

Acaban de echar en TV2 otro reportaje sobre Franco. Cada vez que enciendo la televisión ya me digo: a ver que dicen hoy de la Guerra Civil. Desde que el PSOE ha ganado las elecciones he visto más reportajes sobre el franquismo, que en toda mi vida. Suelen hacer un reportaje antes de la merienda y otro para después de la cena: Franco ya es como de la familia. Rubalcaba está pensando en hacer una serie de dibujos animados para niños: Franquito explicado para los niños.
Yo siempre había pensado que Franco había sido muy malo. Pero desde que Zapatero se ha empeñado con tanto denuedo en hacernos ver lo horrible que era, estoy empezando a albergar mis primeras dudas.
Los satélites zapateriles no hacen más que escribir libros sobre el dictador: que si era mal militar, que si era mal político, que si era mal orador, que bailaba mal, que andaba mal, que era mal cocinero, que si tuvo pocos hijos.
Lo de que era mal militar me hizo pensar. Ganó casi todas las batallas, ganó la guerra: ¿cómo debían ser sus adversarios? Es para echarse a temblar tratar de imaginar contra quien se enfrentó.

Me imagino a los milicianos riéndose y diciéndose: mañana vamos a luchar contra un mal general, ja, ja, ja. Y la misma frase repetida cien kilómetros más al norte. Y así cada semana hasta que Paquito llegó al mar en todas las direcciones.

Dado su historial militar, no me extraña que la mujer de Zapa tenga que consolar cada noche a su marido después de cada pesadilla, repitiéndole: tranquilo, que está muerto, de verdad, está muerto.

Si quereís que os diga la verdad, yo en Franco ni hubiera reparado, ni me hubiera interesado, ni me hubiera molestado en leer sobre él, si el furor socialista no me hubiera hecho olisquear la pista de sus propias fobias.

Fu Manchú Zapatero con su tesón va a lograr que a un ateniense como yo me empiece a resultar simpática la figura del general golpista.

27 comentarios:

  1. Anónimo2:33 a. m.

    A mi ya me cae bien, y eso que mi abuelo estuvo un año en prisión franquista

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:19 p. m.

    La izquierda de este país (la golpista del 34 en Asturias con el PSOE) es la que menos autoridad moral tiene para hablar de guerra, represión y golpismo de Franco (media España detrás de él). Esa izquierda asesina y genocida que casi extermina a la Iglesia de España igual que Hitler hizo con los judíos, pero ahora con los católicos españoles por otro totalitarismo (este izquierdista, hoy amigo de criminales contra la Humanidad, etarras, como el monstruo De Juana Chaos), que masacró a un tercio del presbiterado y órdenes religiosas (casi 7000 sacerdotes, monjas y monjes, y varias decenas de miles de católicos eliminados por llevar un crucifijo, ir a misa o rezar, y delatados muchos de ellos, por vecinos, a los asesinos milicianos), que a fecha de hoy no ha pedido perdón a los católicos españoles y que falsifica la Historia reciente de España, sólo produce repugnancia y rechazo.

    Le recomiendo que visite este enlace (en ayunas), y vea cómo la mentira, la falsificación histórica y el guerracivilismo obsesivo de los perdedores (afortunadamente) de la izquierda totalitaria de España, no puede enterrar la Historia ni reescribirla. Tarde o temprano sale a la luz su basura putrefacta.


    www.causageneral.com

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:24 p. m.

    Por cierto, Padre Fortea, quiero decirle que es usted, en los tiempos que corren, un héroe, y que si estos canallas de la izquierda liberticida vuelven a las andadas con los 'curas' (como ellos despectivamente dicen), cuente conmigo para defenderlo, a tiros si es preciso. Con estos sinvergüenzas, esto de 'poner la otra mejilla' no vale. Ahora amigos de la basura infecta etarrobatasuna, y de todos los asesinos dictadores (comunistas, claro) del mundo entero. Y es que la cabra siempre tira al monte.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:32 p. m.

    Padre Fortea: Mire sobre todo, en el enlace que le he puesto, el epígrafe "Persecución Religiosa". ¡Esta barbarie de los que jamás han sido demócratas y son lobos con piel de cordero: la izquierda que tanto presume de democratismo y que es puro bolchevismo disfrazado!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:45 p. m.

    Y fíjese, Padre Fortea, la repugnancia que pude producir una izquierda represora y proetarra que, mientras deja hacer miles de declaraciones y manifestaciones políticas a una banda de asesinos (Batasuna y su escoria criminal), sin que haya detenciones por apología del terrorismo y el crimen contra la Humanidad, reprime con dureza cualquier pacífica manifestación de recuerdo de sus muertos y héroes, el 20-N, en el Valle de los Caídos. ¡Dan asco! ¿ Y estos son los 'demócratas'? ¡Valiente mentira infame! La represión del disidente y la izquierda siempre han ido unidas, desde la Revolución criminal bolchevique, de la que todos estos advenedizos corruptos de la izquierda son hijos ideológicos.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2:36 p. m.

    Estos sociatas y demás parásitos de la izquierda son unos sinvergüenzas. Le quitan el Doctorado Honoris Causa a Franco, y se lo dan a un genocida como Santiago Carrillo, matarife de Paracuellos del Jarama, presentando a este asesino comunista como demócrata de toda la vida. Y luego, pretendiendo 'comer el coco' al personal, adoctrinando al sufrido pueblo español, contándole una Historia que no ha vivido. A este paso, estos cobardes de la izquierda española hasta le ganan la guerra a Franco...después de muerto, pero sólo en la tele.
    Por cierto, casi todos los de izquierdas que ahora despotrican contra Franco, la mayoría beneficiándose del Régimen, en cargos públicos de relevancia, o ganando dinero a espuertas (como Polanco). ¿Y estos ahora se han reconvertido en antifranquistas, estos tipejos que se hicieron ricos o medraron con Franco, siendo franquistas de pedigrí? ¡Hay que tener cara dura!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2:40 p. m.

    Parece que el personal, tan locuaz en otros mensajes, no se atreve a abrir la boquita en este. Delicioso. ¡Hay que ver hasta donde puede llegar la basura mentirosa pseudohistórica de estos aprendices de demócratas, amigos de etarras!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:56 p. m.

    Un consejo, Padre Fortea, no sea masoquista y deje de ver las televisiones del Imperio del Mal socialocomunista de Polanco (el auténtico dueño de España). Vea Popular Televisión o, usted que vive en Madrid, Libertad Digital Televisión.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:55 p. m.

    Estos izquierdistas alucinados son los que se ciegan a las violaciones de los derechos humanos en Cuba por la dictadura fascista-estalinista de los hermanos Castro tal como lo hiciera Franco en los 60's.

    Estos izquierdistas de Zapatero son los que ignoran el sufrimiento del pueblo cubano que se puede ver aqui claramente:

    http://www.therealcuba.com

    http://www.cubanet.org

    http://espanol.netforcuba.org especialmente http://www.netforcuba.org/InfoCuba-EN/CubainPictures/CubainPictures.htm donde se puede ver claramente el apartheid turistico que sufren los cubanos a favor de extranjeros, principalmente canadienses, españoles, italianos y otros europeos.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo8:06 p. m.

    Anonimo, no se por qué, pero yo creía que esto era el blog del Padre Fortea y no tu página web personal donde sueltas tus sandeces. Por cierto Padre, estuve en su conferencia en al Facultad de Medicina y estuvo francamente bien.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo8:26 p. m.

    Antes de llamarles "sandeces" mira las paginas que puse para que veas la realidad de Cuba bajo la tirania castrista, la cual combina lo peor del comunismo del fascismo para formar una dictadura diabolica. Primero lee los articulos y mira las fotos y entonces comenta. Veras un buen ejemplo de lo que es la izquierda totalitaria, que ojala mas nunca vuelv a tener poder en España.

    ResponderEliminar
  12. En la Argentina sucede algo semejante con el gobierno ateo del presidente Néstor Kirchner, que se la pasa hablando de la dictadura militar los '70.

    Ah, y Padre Fortea, la próxima tómese una foto de la nuca. Creo que sólo le falta de ese perfil. No, si también le falta una vista área, de la calva.

    Bueno Padre, que siga con el blog, que está bueno.


    Saludos en Jesús y María.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo11:25 p. m.

    Qué extraño, los sociatas (y la izquierda en general) empeñados en una película de buenos y malos (los buenos ellos, como siempre, etarras amigos al margen) y no explican porqué Franco llenaba la plaza de Oriente (más de un millón de personas por concentración) cada vez que salía, entre otras manifestaciones de apoyo masivo. AL entrar las tropas nacionales en Barcelona, masas enteras de gente aclamándolas por haberles liberado de la barbarie criminal roja, mujeres besando las manos de los mandos militares de las tropas de Franco, agradecidas por haberles liberado de la tiranía chequista roja. Nuevamente, la Historia no cuadra con la caricatura infame que estos cobardes de la izquierda (que perdieron la guerra, eso no lo cambia ni el proetarra de ZP) hacen día tras día de la Era de Franco, el gobernante más honesto y eficaz desde Felipe II, como un eximio historiador lo calificó (historiador de los que cuentan verdadera Historia, no de personajes siniestros como Gibson, Tusell y& c., profesionales de las historias de terror más inverosímiles).

    ResponderEliminar
  14. Anónimo11:30 p. m.

    Los izquierdistas, gente normalmente indocta e intelectualmente inane, pero muy sectarios y vengativos, abren sus grandes bocazas mentirosas llamando facha y fascista a todo aquel que osa contradecirles; pero lo que nunca cuentan es que la proporción en vesania criminal del comunismo (su padre ideológico) y el fascismo es de 10 a 1 (100.000.000 de masacrados en los diversos Gulags rojos, frente a los 10.000.000 de judíos exterminados en cámaras de gas). Sin embargo, decirle a uno comunista (que debería ser diez veces más insultante que llamarlo fascista) puede ser incluso un honor hoy en día. He aquí el éxito de la repugnante propaganda ideológica del socialismo real en las sociedades democráticas.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo11:35 p. m.

    ¿Se han dado cuenta ustedes que, en este importantísimo mensaje del P. Fortea, todos los mensajes de respuesta son anónimos hasta ahora (menos uno de un hermano argentino)? ¡Qué curioso! Esto es una muestra de que, en este país, desde que los inútiles corruptos de la izquierda sientan sus gordos traseros en el poder (por obra y gracia de un oportuno atentado-golpe), la libertad de expresión es un mero sueño, salvo para los criminales de ETA-Batasuna y los aduladores del memo de ZP.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo11:40 p. m.

    El P. Fortea pensaba que Franco era muy malo. Pues permítame decirle que gracias a Franco la Iglesia Católica de España no fue exterminada.
    Y aquí muestro un ejemplo histórico del genocidio de la izquierda española contra los católicos. Toda una muestra contra la basura seudohistórica del PSOE-IU-ERC-PNV-...


    Eugenio Laguarda: Un mártir en vida de la persecución religiosa en la guerra civil española

    Entre los 233 mártires de la persecución religiosa española de los años treinta que beatifica Juan Pablo II el año 2001, podría haber aparecido el nombre de Eugenio Laguarda. Sus asesinos, sin embargo, no terminaron en el trabajo y le abandonaron moribundo en un campo abandonado.

    Hoy, a sus noventa años, el padre Laguarda celebra misa todos los días a las siete de la mañana en la basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia (la diócesis de la que proceden la mayoría de esos mártires). Después, confiesa el resto del día hasta la tarde. En este conmovedor testimonio reconstruye el ambiente que reinaba en España durante la guerra civil. Entre el 18 de julio de ese año y el 1 de abril de 1937, según datos ofrecidos ahora por la Conferencia Episcopal Espñola, fueron asesinados 6.832 sacerdotes, religiosos y religiosas, así como doce obispos.

    Los hechos que recuerda el padre Laguarda en este testimonio publicado por el semanario de la arquidiócesis de Madrid, Alfa y Omega, tuvieron lugar el 17 de junio de 1938




    Testimonio de Eugenio Laguardia

    Yo era muy joven. Siendo ya sacerdote, me enviaron a un pueblo de la provincia de Castellón. A los 15 meses de estar en aquel pueblo, Zucaina, vino la guerra.

    Yo me enteraba de las noticias y escondí todas las imágenes de la parroquia en casas particulares, en pajares. Salía de mi casa, pero iba a la iglesia sin tocar la campana: habían matado a muchos curas de los pueblos.

    Un día vinieron a matarme, una cuadrilla que iba matando de pueblo en pueblo. Cuando llegaron a Zucaina, encontraron a unos chiquitos, jugando en la plaza, y les preguntaron: «¿Habéis visto al cura?»; les dijeron que no sabían. Y se fueron a un bar pensando que ya no estaba el cura. El señor del bar se enfadó con ellos: «¿Por qué tenéis que matar al cura? Si este cura es muy buena persona». Dijeron: «¡Basta que sea un cura para que lo matemos! Y se fueron».

    Me enviaron un recado para que supiera lo que había ocurrido, y me preparé esa noche para esconderme en una masía (casa de campo del Levante español), que estaba a más de una hora y media del pueblo, andando. El dueño de la masía era el tío Bernabé, un señor mayor. Estaba amaneciendo cuando llegué. Y, le dije al tío Bernabé: «Ya sabe a lo que vengo, a esconderme». Y él me contestó: «Es un compromiso muy grande tenerle aquí, nos pueden matar a todos». Le dije: «Mire, tío Bernabé, yo no le he dicho a nadie que venía aquí. Así que, si ustedes no dicen nada a nadie, no pasará nada».

    Ya estaba amaneciendo el día. Entonces, la mujer, al escucharnos, llamó a su marido desde la cama: «Bernabé, Bernabé, ¿quién es?». Dijo él: «El cura». Preguntó la mujer: «¿El cura? Pero si los han matado a todos. ¿Qué quería el cura?».

    Respondió el tío Bernabé: «Que le tengamos aquí escondido hasta que pase todo esto. Le he dicho que puede quedarse siete u ocho días, pero nada más, porque es un compromiso muy grande». Y dijo ella: «¡Nada de eso, no unos días, sino todo el tiempo que haga falta!». Y como en las casas mandan las mujeres más que el marido, me acogieron.

    Nadie sabía que estaba allí, pero, como pensaban meter dos compañías de soldados en aquella masía, me marché por las montañas, camino de Valencia. Y al pasar cerca de Segorbe, me cogió una pareja de soldados. Iban buscando a un preso que se había escapado. Y me preguntaron: «¿Dónde va usted?». Dije: «A Valencia». Y enseguida pensaron mal de mí. «¡Dinos la verdad! ¿Quién eres?». Entonces, dije que era sacerdote.

    Me cogieron de los brazos, me registraron y encontraron el breviario. Uno de ellos me pegó un culatazo en la cara, me rompió la nariz y me dejó el ojo izquierdo sin vista durante tres meses. Caí en tierra. Me pegaban y me hacían levantarme, hasta que ya no pude. Y, entonces, uno de ellos me dio un tiro en la cabeza. La bala me entró por debajo del ojo izquierdo, me atravesó el paladar, la lengua, el cuello y quedó alojada en el pulmón. El otro le dijo que me volviera a dar otro tiro, porque estaba vivo, pero ya no me lo dio. Me echaron a un barranquito cerca de la carretera. Yo oía cómo se iban, riéndose de cómo yo rezaba a la Virgen.

    Cuando se perdieron sus voces, intenté subir a la carretera y, al ponerme de pie, me caí. Estaba muy grave. Me dije: «Es preciso subir a la carretera». Subí a gatas, cogiéndome a la hierba, poquito a poco, y, por fin, llegué a la carretera. Enseguida se formó un charco de sangre. La gente pasaba de largo y, por fin, pasó un autobús. Eran las doce de la noche. Como la carretera era algo estrecha y el autobús era ancho, pararon y bajaron. Les dije que era sacerdote y que me habían martirizado. No sabían qué hacer; por fin, me cargaron al autobús y me llevaron hacia Castellón para dejarme en un hospital. Estaba muy herido.

    Y al pasar por Náquera, a la una de la mañana, estaban los dos matones sentados en la carretera; pararon el autobús y hablaron con el chófer. Yo iba en los asientos de los pasajeros, muriéndome: «¿Dónde vas ahora?», preguntaron al chófer. «Voy al hospital, a llevar a un herido que he recogido allí arriba. Un sacerdote». Ellos gritaron: «¡Es el sacerdote que nosotros hemos matado! ¿Aún vive? Hay que acabar con él». Pero, por fin, el chófer se impuso, los dos matones se quedaron allí, y me llevó a Castellón. Enseguida me recibieron en el hospital.

    Cuando terminó la guerra, juzgaron a esos dos matones y los condenaron a muerte. Y, estando ya en Zucaina, vinieron a verme el padre de uno y la madre del otro, y se arrodillaron en cruz delante de mí, diciéndome: «Padrecito, tenga compasión de nuestros hijos, que están en la cárcel y los van a matar por lo que le hicieron a usted».

    Enseguida, cogí un papel y escribí al juez, diciéndole que yo estaba bien y que quería que les quitaran la pena de muerte. Y, al ver el documento con mi firma, les conmutaron la pena. No sé si aún vivirán, ha pasado mucho tiempo. Estoy muy agradecido a Jesús porque me salvó la vida. Ahora, me llaman el muerto resucitado.



    Fuente: http://www.interrogantes.net/

    ResponderEliminar
  17. Anónimo11:41 p. m.

    ¿Aún hablan de Franco? Franco es un santo en comparación con sus criminales de la izquierda, reconvertidos a demócratas de cartón.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo11:46 p. m.

    Amigos, no os dejéis engañar por estos seudodemócratas de la izquierdona (y parte de la derechona cobarde), herederos de la criminal II República Rusa (perdón, Española). Leed a historiadores objetivos, auténticos y veraces, com Pío Moa, César Vidal, Ricardo de la Cierva, etc., auténticos martillos desmitificadores de las oceánicas mentiras con que intoxican al sufrido pueblo español los iletrados epígonos del rojerío anticlerical.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo11:48 p. m.

    ¡Huy, que calladitos están los locuaces camaradas que habitualmente escriben aquí! ¿Por qué será? Ja,ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo11:51 p. m.

    Se oye muchas veces que la izquierda reparte carnés de pureza racial-ideológica democrática. Pero ¿cuándo la izquierda española ha sido democrática? Nunca. Lo suyo ha sido el golpe de Estado (Asturias del 34, Frente Popular, ¿11-M?) y la represión genocida de la Iglesia Católica. Esas son sus señas de identidad: masacrar sacerdotes y monjas y robar al pueblo.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo12:05 a. m.

    Paara todos aquellos que desean la verdad sobre la Guerra Civil y la II República criminal española, que no se contentan con el lavado de cerebro de la TVE-PSOE y demás basura intoxicadora, repito este importantísimo enlace, ¡de obligadísima visita!:

    WWW.CAUSAGENERAL.COM

    ResponderEliminar
  22. Anónimo12:06 a. m.

    También este otro:



    www.martiresdeparacuellos.com

    ResponderEliminar
  23. Anónimo12:08 a. m.

    Y este otro:

    www.barranque.com/guerracivil/sangreinocente.htm

    ResponderEliminar
  24. Anónimo12:14 a. m.

    Y este, impresionante, de los criminales genocidas, amigos y padres ideológicos del incompetente de zETAp:


    www.libreopinion.com/members/memoriapamiat/

    ResponderEliminar
  25. Anónimo12:20 a. m.

    Contemplando las terribles imágenes de Memoria Pamiat, de los demonios asesinos carniceros comunistas (Hitler en comparacion con ellos es una hermanita de la caridad) me sorprendo de que estos canallas, disfrazados ideológicamente de socialistas, batasunos, esquerristas, iuístas y demás escoria roja, se vayan de rositas de la Historia, y encima tengan la desfachatez siniestra de repartir carnés de pureza democrática. ¡Asesinos!

    ResponderEliminar
  26. aqui hay mucho valiente ,que va a defender a la Iglesia , pero para empezar ANONIMO.
    Que el Señor protega su Iglesia.

    ResponderEliminar
  27. Anónimo10:33 p. m.

    ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO


    Señor Jesús, en tu nombre y con
    el Poder de tu Sangre Preciosa
    sellamos toda persona, hechos o
    acontecimientos a través de los cuales
    el enemigo nos quiera hacer daño.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos toda potestad destructora en
    el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
    debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
    de la naturaleza, en los abismos del infierno,
    y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    rompemos toda interferencia y acción del maligno.
    Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
    y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
    acompañada de San Miguel, San Gabriel,
    San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
    (nombrar a cada una de ellas),
    las personas que el Señor enviará a ella,
    así como los alimentos y los bienes que
    Él generosamente nos envía
    para nuestro sustento.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos tierra, puertas, ventanas,
    objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos,
    y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
    alrededor de toda nuestra familia.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos los lugares en donde vamos
    a estar este día, y las personas, empresas
    o instituciones con quienes vamos a tratar
    (nombrar a cada una de ellas).

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
    los negocios de toda nuestra familia,
    y los vehículos, las carreteras, los aires,
    las vías y cualquier medio de transporte
    que habremos de utilizar.

    Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
    las mentes y los corazones de todos los habitantes
    y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
    Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.
    Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
    por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
    hemos sido salvados y somos preservados
    de todo lo malo.

    ResponderEliminar