viernes, diciembre 01, 2006

Adios Brasil, adios.

Hoy es mi ultimo dia en Brasil, me van a pasar muchisimas fotos que me han hecho, las pondre en el blog en dos o tres dias. Me marcho hoy por la noche, despues de haber bendecido por la magnana una casa en el piso 19 de un rascacielos. Ayer bendije otra en una favela. Tambien he bendecido hoy un astillero de yates de lujo. El constructor me ha ensegnado el yate desde la quilla hasta la borda. Cuatro millones de dõlares flotantes que, francamente, a mi me hubieran aburrido al segundo dia. Pero tenia su emocion cuando te decian aqui dormira el matrimonio, aqui los nignos, aqui la tripulacion, aqui los invitados. Pregunte si habia alguna habitacion para el capellan.

No hace falta decir que mi persona enteramente de blanco andando por aquellos andamios altisimos del astillero detuvieron completamente la actividad. Todo el mundo queria mirar a ver quien era. Los pasillos estrechos de varios pisos de altura que unian las oficinas y los puentes que iban por encima de las embarcaciones fueron recorridos por mi con la misma solemnidad con que Dart Vader entra en la Estrella de la Muerte, solo que yo de blanco.

Me despedi diciendole al duegno: menudo post va a ser el de hoy.

Pero ya me despido del convento.

Ayer vi a los macacinhos del convento, una familia de macacos pequegnitos que saltaban de arbol en arbol. Ayer me tome el agua de otro coco con una paja mientras volvia en coche de bendecir unas oficinas. Menuda estampa yo con mi coco.

La verdad es que estas monjas y los cuatro hermanos carmelitas son unos santos. Para mi ha sido un privilegio hablarles del demonio, del Anticristo, de la tentacion, de los angeles, de la liturgia de la misa y de unas trescientas cosas mas, porque les daba cada dia tres horas y media de charlas. Me encuentro exhausto.

Cuando pienso que magnana volvere a andar pesadamente con mis maletas por los pasillos de Barajas, ya con mi jersey, de negro de nuevo, y todo eso....

REspecto a la langosta... Mirad, yo creo que aqui valoran poco la langosta y por eso era un elemento mas de otro plato, plato ademas muy condimentado con otros sabores. La langosta sabia muy bien, pero insisto estaba cocinada al horno en medio de bechamel. Es muy triste morir de esa manera.

La carne de la langosta... era dura, no era como la de la gamba, era dura. Pero si, muy buena. Aunque completamente rodeada en bechamel era dificil hacerse una idea clara y distinta. Me gusto mucho pero, francamente, tampoco cometeria un pecado venial por comerme una langosta.

Mientras que no se que le puso al budding la monja cocinera, porque la verdad es que nunca he probado nada tan bueno. El budding, a pesar delnombre, es como un flan. Pero de verdad que es el mas bueno que he probado nunca. Le he dicho que si llego a Papa la mandare hare venir como cocinera mia.

Mas vale que vaya haciendo una lista de promesas papales, pues mi rastro de promesas ponficias va precisando ya de la ayuda del papel.

Tambien me he despedido de la ranita trepadora que habia en mi habitacion. El lugar donde mas le gustaba estar, que pilla, era la ducha.

Adios a estos campos que rodean las pequeças edificaciones de un solo piso del monasterio, campos salplicados de aserolas, mangeiras, mamoeiros y graviolas, arboles todos cada uno con su propio fruto. Cuando pasaba cerca del cajueiro veia como de vez en cuando caian maduros sus frutos amarillos, cada uno con una castagna encima. Adios tambien a la prea del monasterio, una especie de conejillo de indias silvestre. Adios a los amaneceres en los que pãjaros rarisimos lanzaban unos trinos totalmente desconocidos para un hombre de biblioteca como yo.

15 comentarios:

  1. (Sniff, sniff), qué saudade, qué saudade... En fín, espero que no se niegue a bendecir mi airbus cuando vuelva, lo he invitado ya tantas veces, y siempre se escaquea...

    ResponderEliminar
  2. Angelillo revoltoso8:36 p. m.

    Para toda persona que lea este blog. Para el Padre Fortea.

    +++

    Estas son sus palabras...

    Si quieres ser perfecto, vende todo cuanto poseas y da todo a los pobres.

    No lleves nada contigo: ni bolsa, ni dinero, ni sandalias.

    Aquel, que venga conmigo, debe renunciar a todo y cargar con su cruz y seguirme.

    Eso, puedo deciros.

    No hay nada que temer.

    Ahora ya no tengo ningún temor; casi ninguno.

    +++

    (De la película Francesco con Mickey Rourke)

    ResponderEliminar
  3. Disidente8:47 p. m.

    ¡Cuánta hermosura inefable se esconde en lo católico!

    ResponderEliminar
  4. Disidente8:59 p. m.


    Cuando pienso que magnana volvere a andar pesadamente con mis maletas por los pasillos de Barajas, ya con mi jersey, de negro de nuevo, y todo eso....


    Pero usted y sacerdotes como usted, hacen mucha falta aquí. España es, hoy en día, casi tierra de misión.

    ResponderEliminar
  5. Disidente9:14 p. m.


    La verdad es que estas monjas y los cuatro hermanos carmelitas son unos santos. Para mi ha sido un privilegio hablarles del demonio, del Anticristo, de la tentacion, de los angeles, de la liturgia de la misa y de unas trescientas cosas mas, porque les daba cada dia tres horas y media de charlas. Me encuentro exhausto.


    Exhausto, pero muy satisfecho de la misión cumplida. Piense en los abundantes frutos espirituales que su siembra hará nacer próximamente. Eso no tiene precio humano.

    ResponderEliminar
  6. angelillo revoltoso9:21 p. m.

    ...y esos frutos no serán tan difíciles de hallar como el Cajú.

    Estarán ya vivos y presentes con las monjas y los hermanos carmelitas para siempre.

    ResponderEliminar
  7. Marcelo T10:39 p. m.

    ¡Hola Padre Fortea!
    Creo que nos despedimos juntos del convento, me da la sensación que nosotros lo acompañamos desde el blog, día a día esperando su post o sus fotos. Y la verdad... ¡ha sido maravilloso! Por eso nos despedimos juntos, de sus actividades, de los edificios, del paisaje, del agua de coco, de los animales, de la ranita, de la langosta "tenazas" del budding, de todo lo que ud. vivió y compartió con nosotros.
    Espero ansioso las fotos y que nos cuente sobre su llegada a España.
    Un abrazo grande.
    Marcelo T

    ResponderEliminar
  8. A mí, el cajú también me trajo de cabeza, encontré todas las frutas exóticas en Internet, menos el cajú, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡mira que nos lo pone difícil el padre!!!!!!!!!

    ¿Con que nos va a sorprender esta vez?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Ah! Y abríguese bien al llegar a España, que el cambio de temperatura es muy brusco, no sea que se nos vaya a quedar afónico.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo3:06 a. m.

    Bueno, tratándose de langostas... si tienen suerte los habitantes de la península de Baja California de ser incluidos en el itinerario de su próxima México , podrían invitarle a comer una langosta al carbón, con frijoles refritos ( para su bajo colesterol) tortilla recien hecha y salsa mexicana!
    Manjar de Reyes, aunque por aca no es frecuente convivir con rey alguno. Solo convivimos con politiquillos de izquierda que se sienten reyes.
    Estamos de fiesta. CALDERÓN HA TOMADO POSECIÓN DE LA PRESIDENCIA!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo7:31 a. m.

    Yo sigo creyendo que era un huevo de pascua
    z.

    ResponderEliminar
  12. Angelillo revoltoso, mira, a ver que te parece esto, es como lo que escribiste ayer pero con algunas variaciones, espero que te guste ya que es de nuestro amigo Mateo 9, 35 ss.

    Estaban cansados,
    estaban abatidos
    como ovejas sin pastor.
    Entonces Jesús les dijo:
    La mies es grande, es verdaderamente grande,
    y los obreros son pocos.
    Rogad, hermanos, al dueño de la mies
    que envíe obreros a su mies.
    Mirad que yo os envío como ovejas entre lobos.
    Sed prudentes como serpientes
    y sencillos como palomas.
    No llevéis ni bolsa ni dinero,
    ni alforja ni calzado.
    Y anunciad que el Reino está cerca.
    CRISTO HA RESUCITADO Y VIENE CON NOSOTROS,
    VIENE CON NOSOTROS.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo9:11 p. m.

    La langosta no se puede cocinar mas de lo debido o se pone dura y seca. Cuando la carne se pone opaca y el carapacho se pone rojo ya esta cocinada la langosta. Si se va a hacer con salsa (enchilada, bechamel, etc.) la langosta se pone al final para que no se sobrecocine.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo8:44 a. m.

    P. Fortea
    Espero que haya traido ese huevo de pascua, para mostrarle a mis estimados comprades que tenia razon y que gane el bendito concurso.
    Z.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo10:27 p. m.

    ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO


    Señor Jesús, en tu nombre y con
    el Poder de tu Sangre Preciosa
    sellamos toda persona, hechos o
    acontecimientos a través de los cuales
    el enemigo nos quiera hacer daño.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos toda potestad destructora en
    el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
    debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
    de la naturaleza, en los abismos del infierno,
    y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    rompemos toda interferencia y acción del maligno.
    Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
    y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
    acompañada de San Miguel, San Gabriel,
    San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
    (nombrar a cada una de ellas),
    las personas que el Señor enviará a ella,
    así como los alimentos y los bienes que
    Él generosamente nos envía
    para nuestro sustento.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos tierra, puertas, ventanas,
    objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos,
    y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
    alrededor de toda nuestra familia.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos los lugares en donde vamos
    a estar este día, y las personas, empresas
    o instituciones con quienes vamos a tratar
    (nombrar a cada una de ellas).

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
    los negocios de toda nuestra familia,
    y los vehículos, las carreteras, los aires,
    las vías y cualquier medio de transporte
    que habremos de utilizar.

    Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
    las mentes y los corazones de todos los habitantes
    y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
    Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.
    Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
    por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
    hemos sido salvados y somos preservados
    de todo lo malo.

    ResponderEliminar