viernes, diciembre 29, 2006

Ejem


Siempre hay un par de personas que me avisan si hay insultos en los comentarios o cosas inconvenientes. Hace dos días alguien colocó unos comentarios en que me ponía de vuelta y media. A esa persona a la que denominaré sr. Bean le respondo:

1. He sentido sonrojarme al leer ese post tan laudatorio hacia mi persona. Pero ha sido mi madre la que lo ha colocado. Ella se sabe la contraseña y a veces introduce posts de ese tenor. No sería de extrañar que encontrase usted algún otro post de ese estilo entre los anteriores.
2. No sabe, sr. Bean, el bien que me hace el que me recuerde todos mis defectos. Lo tengo a usted por uno de mis mayores benefactores.
3. Cabe la posibilidad de que nuestro humilde blog le guste más de lo que nos concede en sus comentarios, por lo menos a juzgar por los muchos días que nos visita. Su noble estela en el listado de comentarios resulta inconfundible. No crea que los borramos porque no nos gusten. Simplemente los archivamos en un lugar más noble para recordarlos más a menudo.
4. ¿Ha pensado seriamente en inscribirse en alguna otra de las religiones mayoritarias? No prive a otras religiones del beneficio de sus consejos. Si yo fuera usted no dudaría en hacerme anglicano.



15 comentarios:

  1. Marcelo T2:49 a. m.

    ¡Hola Padre Fortea!
    No se si será casualidad pero en estos días estaba pensando en pregundarle si ud lee nuestros comentarios en el blog. Yo me dirijo a ud dandole mi impresion del post diario, a veces pidiendo y otras preguntandole algo. me alegra saber que lee los mensaje y que nos tiene en cuenta.
    Le mando un abrazo grande, Marcelo.

    ResponderEliminar
  2. La Paz de Cristo esté con usted Padre. Solo quiero saber si usted lee los emails que le mandamos para seguirle escribiendo. Que esté bien. Saludos con mucho afecto desde Sahuayo Michoacan Mexico.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:18 a. m.

    Creo que nos los lee, ¿o tal vez si? se aburriría muchísimo, ya que a veces decimos muchas tonterias por aquí arriba, y por abajo ni te cuento.
    Pero no os preocupeis, mejor que no los lea porque hay muchos que habría que eliminar con la espada.

    ResponderEliminar
  4. Para la Madre del Padre Fortea:

    Hace muy bien señora, de meterse cuando quiera y colgar el post que a usted le guste, las madres siempre vigilamos a nuestros hijos, yo tambien lo hago,sobre todo cuando reviso correo de él o páginas de internet, y a veces me encuentro cosas que no me gustan y digo ¿esto que hace aquí?
    Y tengo que rectificarle, algún día creo, que eso dará su fruto.
    ¡Felices Fiestas! y siga así.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:21 a. m.

    Respecto a los comentarios que han derivado a veces sobre el Padre Fortea, son realmente vergonzosos.
    Cuando se quiere “tirar por tierra” la dignidad de una persona públicamente, eso abre una herida muy grande y al Niño Jesús, eso no le gusta nada.

    El Niño quiere que sólo juguemos, pero sin hacernos daño.

    Y si hay algo que no nos gusta de una persona, pues antes hay que mirarse uno mismo por dentro para saber cómo estamos, y nos sorprenderemos encontrar cosas, aun peores, que las que encuentras en el otro.

    Y aunque ese otro fuera realmente como uno lo ve, entonces pedirle al Niño Jesús que derrame toda su gracia sobre él, y él cambiará las cosas malas en buenas, porque “BUENO”, sólo es DIOS.

    ResponderEliminar
  6. francesc_xavier1:37 p. m.

    P Fortea:

    Es el precio de la fama: hay amigos y enemigos. Que el Señor le dé una piel bien dura para no hacerse demasiado problema de lo que le digan.

    ResponderEliminar
  7. Creo que el problema de los anónimos y demas se solucionaría dejando postear sólo a los registrados en Blogger. Si alguien tiene interés se registra y listo.

    Por cierto con respecto a los libros voy a echarle un poco de cara al Padre y pedirle que alguno q no se venda o alguno q el considere oportuno nos lo ponga en pdf gratuíto en internet. :D

    No me mireis así que vienen dentro de nada los Reyes y hay q pedir cosas .

    : )

    ResponderEliminar
  8. Es una buena idea Alberto, pero el Padre no lee los comentarios del bloog, así que no se como se va a enterar.

    Un abrazo Alberto y enhorabuena por lo de tu confesión.

    ResponderEliminar
  9. Gracias María!

    Yo creo que sí los lee, que conteste es otra cosa.

    :D

    ResponderEliminar
  10. No tiene tiempo, está con mucho trabajo.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, pues a veces pagan justos por pecadores.

    ResponderEliminar
  12. Usted no se preocupe, todo el mundo tiene problemas. Yo mismo, en los años 90, gustaba de ponerme unos vaqueros rosa pálido que tenía, hoy no podría, todos pensarían que soy maricón, y no es el caso. Cómo me gustaría ponerme mis pantalones rosa e irme a tomar un Martini, pensando en Passolini y las mil y una noches. Hoy no se puede pensar en Passolini, todos pensarían que uno es maricón, no, no se puede.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo1:19 a. m.

    ¡Oh Dios mío! te pido por este pobre pecador, enviale gracias para sanar su mente oscurecida por los vicios del mundo y llénale su corazón de amor y si se puede ir a otro bloog, mejor, que mejor.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo10:17 p. m.

    ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO


    Señor Jesús, en tu nombre y con
    el Poder de tu Sangre Preciosa
    sellamos toda persona, hechos o
    acontecimientos a través de los cuales
    el enemigo nos quiera hacer daño.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos toda potestad destructora en
    el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
    debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
    de la naturaleza, en los abismos del infierno,
    y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    rompemos toda interferencia y acción del maligno.
    Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
    y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
    acompañada de San Miguel, San Gabriel,
    San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
    (nombrar a cada una de ellas),
    las personas que el Señor enviará a ella,
    así como los alimentos y los bienes que
    Él generosamente nos envía
    para nuestro sustento.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos tierra, puertas, ventanas,
    objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos,
    y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
    alrededor de toda nuestra familia.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos los lugares en donde vamos
    a estar este día, y las personas, empresas
    o instituciones con quienes vamos a tratar
    (nombrar a cada una de ellas).

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
    los negocios de toda nuestra familia,
    y los vehículos, las carreteras, los aires,
    las vías y cualquier medio de transporte
    que habremos de utilizar.

    Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
    las mentes y los corazones de todos los habitantes
    y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
    Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.
    Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
    por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
    hemos sido salvados y somos preservados
    de todo lo malo.

    ResponderEliminar