miércoles, diciembre 06, 2006

¿Es eso una exótica y lejana playa tropical?

Sí, eso es una playa y ése soy yo.

Otra foto, ala, para que después os quejéis.
Conste que la playa sigue allí, y yo ya estoy aquí.
Y aquí hace frío y yo estoy pachucho.
Hoy estoy resfriado. Sí, estoy malito. Ahora mismo lo que más deseo de este mundo es meterme en mi inmensa cama bajo mi cálido y suave edredón.
Mi cama es muy grande porque es una cama antigua, la cama de mis padres de nuestra antigua casa de Barbastro. Llevo tantos años durmiendo en esta cama, que me costaría medio año justo el acostumbrarme a la estrechez de un lecho normal. Pero lo mejor de mis noches es el edredón, tan agradable, tan hogareño. Meterme bajo él en una fría noche de invierno mientras oigo llover tras la ventana, me provoca sueños plácidos y confortantes.
Después, claro, está mi libro en la mesilla de lado. Lo de leer justamente antes de apagar la luz es un placer aparte. La lectura en tal lugar se vuelve más íntima, más sentida. Después, un movimiento del brazo, un click y mi cabeza ornada con sus bien ganadas canas se apoya en la fiel almohada, pedestal de mis sueños.
Mirad, estoy escribiendo estoy y ya me están dando ganas de poner punto final a mi día, ganas de lanzarme en trampolín al mundo de los ensueños, porque yo sueño cada día.
El tránsito es rápido, no tardo ni un minuto en dormirme. A veces he tratado de hacerme una idea de cuanto tardo en pasar de la vigilia al sueño. Pero en cuanto apago la luz, los ojos se me cierran, se me cierran y lo próximo que oigo es el despertador.
Nunca me despierto antes de la hora. Nunca. Duermo hasta el final y con pena de que no haya más. Duermo alrededor de siete horas cada día. Pero si pudiera ocho, aprovecharía hasta el último minuto.
Sólo hay una cosa que me haga salir de ese paraíso edredónico antes de la hora: el baño. Es algo que odio, tener que interrumpir mi descanso para eso es... en fin. Además, lo malo no es la interrupción, lo malo es que me paso un buen rato antes diciéndome: no, no, puedo aguantar, ya falta poco, me vuelvo a dormir.

¿Qué nuevos secretos se desvelarán en próximos capítulos?

13 comentarios:

  1. angelillo revoltoso11:39 p. m.

    Jopé, otra vez el primero.
    ¿Estáis cenando y viendo la tele, o qué? :-)
    Aaahhh..., Bonita descripción: agradable, amigable, certera, cálida, ...

    Padre Fortea, me he sentido identificado con ella.
    Vivo solo en casa de mis padres.
    Pero como ellos viven en otro sitio, ya me acostumbré a dormir en la cama de ellos.
    (Más grande y cómoda que la mía).

    Además suelo dormir de un tirón.
    Y sí, el despertar es casi lo peor: tener que meter al cuerpo de repente esas duchas, que aún con agua caliente, tardan en asimilarse.

    ¡Leche caliente con miel! :-)

    ResponderEliminar
  2. angelillo revoltoso11:43 p. m.

    Acerca del Infierno:

    Para todos.
    Para el Padre Fortea, a quien le gustan los Simpsons.
    (Muy bueno P, el primero que te diste cuenta: Tenacitas.
    Y mira que lo puso en negrita, negrita, negro resaltado)

    Quién sabe lo que nos depara el futuro...
    ...¿Humanos? ¿Robots? ¿Infierno para todos los que como yo somos un poquitín malos?

    Puede ser...
    Pero Dios no nos abandona: ¡Nunca! Ni estando en el Infierno.
    El siempre nos tenderá una mano para ir hacia El: ¡Siempre!
    ¡Divina Misericordia: Amor Infinito!
    Y prueba de ello es La Ley 22-75 de Justicia en el Infierno.

    En el Infierno hay niveles...
    ...Pero el Nivel de Dios es insuperable: mucho más difícil que una prueba de violín.

    "...Y eso que los ángeles, con lo buenos que son, no son nada en comparación a Dios, cuya bondad es de otra dimensión, ..., de otro nivel.
    Dios es, no otro nivel: infinitos niveles de distancia del mejor nivel." (J.A.Fortea)

    En cualquier caso, y aunque intentemos tender a ser buenos, seamos lo mejor posible sin obsesionarnos, y...

    ...Y ahora ya lo sé: no debo ser ni demasiado bueno, ni demasiado malo. A partir de ahora voy a ser yo mismo.

    http://www.youtube.com/watch?v=rEtcpL-7spY

    ResponderEliminar
  3. Pues yo la segunda.
    Padre, esta pagina nos da “mono”. No podemos irnos a dormir sin darle las buenas noches.
    Creo que me van a quemar en la hoguera, espero que rece un poco por mí cuando lo hagan, pues no me gusta nada el fuego, sólo para cocinar y hacer barbacoas, los cuerpos quemados huelen muy mal.
    Podía haberse puesto un poco más cerca del agua, lo digo, por admirar mejor la playa se ve demasiado lejana ¿No tiene otra?
    Vahos de eucaliptus para su resfriado, le descongestiona las vías respiratorias.

    ResponderEliminar
  4. No se lo que he hecho Padre, no me habla nadie en este blog, me rehuyen, con lo que yo los quiero a todos, debe ser un poco como lo de Jesucristo, que no le entendieron.
    Creo que voy a tener que pedirle confesión antes de morir en la hoguera o crucificada.

    ResponderEliminar
  5. angelillo revoltoso1:05 a. m.

    Yo sí te hablo.
    Además, como me considero tu amigo, te he mandado ya 2 besos.
    Tranquila Miriam, como ya dije en algún post anterior, somos 4 gatos.
    Y estupendo, no pasa nada.
    Pero a eso añado ahora que me parece que cada uno maulla en su rincón.
    Bueno, no está mal tampoco: podemos llamar la atención del vecindario.
    Y no te preocupes: ya surgirán conversaciones.
    Yo no te rehuyo.
    Áhora me voy a la cama, sí: a esa que como la del Padre Fortea, pertenece a los padres y no a nosotros.
    Dulces sueños a todos.
    Para tí también Miriam.

    ResponderEliminar
  6. Me ha parecido oir gatos... bueno, en ese caso creo que podré intervenir.

    Ah, las camas mullidas en invierno... nadie sabe como un gato de camas con edredones o mantas y a nadie le gusta menos un baño que a un gato... me alegra saber que este padre Fortea es algo felino...

    En nuestro caso el problema es cuando el dueño no duerme de un tirón, anda dando vueltas, y se levanta, y se vuelve a acostar... un jaelo que no te deja reposar con tranquilidad...

    Ahora que lo pienso a lo mejor cambio de dueño...

    ResponderEliminar
  7. Menos mal que alguien me habla, no vi tu último mensaje angelillo, pero gracias, aunque me acabo de levantar. Oye, que no me dais envidia, mi cama no es la de mis padres, me la compré yo, pero también es muy grande.

    Bueno Angelillo, voy a rezar que me tengo que ir a trabajar.
    Abrazos muy fuertes.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bonita playa! ¿Cómo eran las olas? parece que la mar está en calma. ¡Qué maravilla un chapuzón!
    ¿Pudo al final acercarse más?
    Hoy desde mi atalaya he podido disfrutar del mar, las olas eran grandes... sin romper, parecian un enorme balancín. Cuando iba con la moto de agua me encantaban estas olas porque no te sacudian. Bajabas y subias, cuando estabas abajo no veias a los de arriba, y cuando estabas arriba no veias a los de abajo. Debía ser como sumergirse en esa enorme cama.
    También ha llovido, pero hemos podido pasear y contemplar el mar.
    Deseo que se mejore.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo3:43 p. m.

    Ese catarro que tienes seguro que es del cambio de clima tan brusco, por pasar del calor tropical al frio intenso de diciembre que tiene que hacer alla en Spain. Abrigate bien cuando salgas a la calle, te aconsejo que te pongas bufanda y guantes y cuando estes en la cama ponte una bolsa de agua caliente. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo4:00 p. m.

    Soy yo otra vez. Acabo de ver la famosa foto de la playa (no pude verla antes por que tube problemas al abrir el blog).Me parece una playa muy rara, ya que uno se imagina una playa tropical rodeada de frondosas palmeras y ademas para ver el mar tube que coger unos prismaticos de largo alcance por estar tan lejos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Disidente9:32 p. m.


    Anonymous said...

    Soy yo otra vez. Acabo de ver la famosa foto de la playa (no pude verla antes por que tube problemas al abrir el blog).Me parece una playa muy rara, ya que uno se imagina una playa tropical rodeada de frondosas palmeras y ademas para ver el mar tube que coger unos prismaticos de largo alcance por estar tan lejos.



    Discúlpeme, amigo 'anónimo'; pero no he podido abstenerme de corregir, al menos, estas tres faltas ortográficas.

    Porque, dado que actúa en su oración como conjunción causal, para introducir la oración subordinada que expresa la causa de la acción designada por el verbo de la principal: "no pude verla antes, porque tuve problemas al abrir el 'blog' ", no se escribe 'por que' (combinación de la preposición 'por' y el pronombre relativo 'que').

    Tuve, primera persona del singular del pretérito perfecto simple del verbo tener, se escribe con 'v', y no con 'b'.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo12:17 a. m.

    angelillo ¿Donde estás?

    ¿No me digas que has tomado ya el ascensor?

    ResponderEliminar
  13. Anónimo10:26 p. m.

    ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO


    Señor Jesús, en tu nombre y con
    el Poder de tu Sangre Preciosa
    sellamos toda persona, hechos o
    acontecimientos a través de los cuales
    el enemigo nos quiera hacer daño.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos toda potestad destructora en
    el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
    debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
    de la naturaleza, en los abismos del infierno,
    y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    rompemos toda interferencia y acción del maligno.
    Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
    y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
    acompañada de San Miguel, San Gabriel,
    San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.
    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
    (nombrar a cada una de ellas),
    las personas que el Señor enviará a ella,
    así como los alimentos y los bienes que
    Él generosamente nos envía
    para nuestro sustento.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos tierra, puertas, ventanas,
    objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos,
    y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
    alrededor de toda nuestra familia.

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos los lugares en donde vamos
    a estar este día, y las personas, empresas
    o instituciones con quienes vamos a tratar
    (nombrar a cada una de ellas).

    Con el Poder de la Sangre de Jesús
    sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
    los negocios de toda nuestra familia,
    y los vehículos, las carreteras, los aires,
    las vías y cualquier medio de transporte
    que habremos de utilizar.

    Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
    las mentes y los corazones de todos los habitantes
    y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
    Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.
    Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
    por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
    hemos sido salvados y somos preservados
    de todo lo malo.

    ResponderEliminar