miércoles, febrero 07, 2007

Cientos de emocionados obispos dan el último adiós al padre

Tranquilos. Fue sólo el último atentado de la información protagonizado por radicales musulmanes maoístas para la secesión de Surinam. Os puedo asegurar con todas mis fuerzas que sigo vivo. Cuento con pruebas incontestables, aunque perecederas.

Es más me hizo tanta gracia, al ver tanta gente y tanta mitra y tanto cura llorando, que me mezclé como un concelebrante más. En un momento dado, me dieron ganas de adelantarme, cruzar el cordón de seguridad, abrir la caja y exclamar: ¡¡Ajajaá!!

Pero la ceremonia era tan bonita, que me senté a disfrutar de ella hasta el final. El sermón no me convenció del todo, poco sentimiento, pero la música gregoriana del final, sí. Y ya no digamos cuando justo antes de acabar sonó el motete de Bach Singet dem Herrn ein neues Lied. Entonces sí que lloré.
PD: Se abre el concurso “Sermones del funeral del padre Fortea”. Durará nueve días justos. Los mejores serán publicados en la sección “comentarios de los posts”. El ganador recibirá diploma, medalla y un jamón.

19 comentarios:

  1. Es una de las visiones más románticas -en cuanto al romanticismo y no a temas concernientes al amor- como decía, es una de las visiones más románticas el hecho de verse a uno mismo en su propio entierro.

    Montones de escritos de la época lo atestiguan o, bien, versan sobre ese motivo.

    Otros autores anteriores, del periodo barroco español, también versaron mucho sobre este tema, léase a Calderón, el Fénix, Quevedo, etc.

    Padre, le invito a que nos describa, si le place, que nos cuente cómo sería el entierro que para Vd. se imagina.

    La verdad es que es un proyecto que tengo en mente desde hace tiempo, por supuesto me refiero a mi propio entierro no al suyo. Mas, siempre desisto pues corro el riesgo de caer en excentricidades.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Num de Golia11:47 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. ¡ozú P.Fortea¡
    ¡¡como se pasa¡
    La verdad es que me tiene alucinada. Más de por cómo lo cuenta, por lo que se le ocurre, y que se atreva a escribir estas cosas.
    La verdad es que me he reido un montón. y me sigo riendo.
    Yo creo que el día de su entierro, mucha gente no sabrá bien si llorar, o esbozar una sonrisa acordándose de su forma de ser..
    bye, bye.

    ResponderEliminar
  4. Flamesword1:06 a. m.

    El día en que Dios quiera llamarle a su lado, se abrirá una suscripción popular para erigirle una estatua y si de mi dependiese la inscripción , ésta diría:
    "A D. José Antonio Fortea, ese gran desconocido".

    ResponderEliminar
  5. Flamesword1:09 a. m.

    Mejor : "Al Padre Fortea, gran desconocido de sus enemigos, ser humano excepcional para propios, azote de espíritus inmundos".

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos/as

    Pues sí, es bueno eso de tomarse de forma graciosa la muerte de uno mismo, hay gente que no lo entiende.. pero es una forma de quitar hierro a algo trascendental pero no tan importante visto desde aquí. No tan importante según quién.

    Yo en diferentes épocas de mi vida he pensado de formas diferentes de como me gustaría mi funeral. Cuando era joven me imaginaba con mis amistades de mi edad escuchando en el último adiós la música "tunnel of love" de Dire Straits. Cuando era mas mayor, decía con sorna, que me incineren me pongan dentro de una botella de Fanta de las de antes de vídrio y me echen en el tibidabo de Barcelona en un día de viento, o en el mar.

    Actualmente diría: que me entierren Cristianamente, sin mas. Y lo que me gustaría es que nadie llorase por mí ya que eso es una pérdida de tiempo, mejor que estén alegres, o normales como lo estoy yo ante gente conocida, sabiendo que todo no acaba aquí.

    Dios les bendiga!

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío!

    +Sergio

    ResponderEliminar
  7. Hola otra vez!

    Lo primero: en el post anterior expuse "no tan importante según quién" y quería decir; no tan importante para según quién, en referéncia a que depende a cada persona su propia opinión personal en este tema.

    Ahora sí, voy a lo que iba:

    Pues voy a pensar, sobre el concurso de "sermones del funeral del padre Fortea" hummm... tengo nueve días para ganar el jamón, aunque seguro que me ganan las clarisas por ejemplo, tienen mas sentimiento, jeje.

    Con alegría, y dosis de buen humor voy a dejar el vino en reposo, a ver que sale.. espero que el champán para el jamón, jaja.

    Aunque sinceramente no creo que gane.. Hay mas cualidades que yo por aquí, sí, voy a tratar de ponerle buen humor.

    Pater "azote" de momento sigue vivo almenos hasta el final del concurso, jeje. Aunque creo que la voluntad de Dios está en que sigas azotando, Él sabe.

    Hasta pronto, iré pensando..

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío!

    +Sergio

    ResponderEliminar
  8. Hola otra vez

    No, no me quiero comer yo sólo el blog de hoy, es que estoy inspirado.

    Para que nadie dude: cuando pongo el signo + delante de mi nombre, no lo comencé a hacer por querer morir o algo similar, es porque leyendo textos en un libro de visitas de una capilla, no tan antígüos, algunos de hace sólo unos 35-40 años, ví que sacerdotes y obispos firmaban poniéndo delante de su nombre el símbolo de la cruz, me gustó y me adherí a esta forma de hacer.

    Dios les bendiga!

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío!

    +Sergio

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4:32 p. m.

    Qué ocurrencia más desagradable del autor.Si supiera como nos cae a los demás,escribiría sobre el universo infinito del amor.No digo otra cosa porque me ha dejado asombrado.

    ResponderEliminar
  10. Hoy no escribe el P. Fortea...será que lo de su fallecimiento...¿era verdad?

    ¡¡hay que me parto¡¡

    ResponderEliminar
  11. Anónimo5:47 p. m.

    I am surprised and shocked by today's blog. It is not amusing.

    ResponderEliminar
  12. No se por qué el escándalo de la muerte. Cristo la venció en la cruz y nos abrió las puertas del Amor infinito de Dios.

    ¿Cuál es el problema de un posible sermón? Ninguno. Es mejor decir en vida las cosas buenas de una persona, a esperar el último momento en que se desciende el ataúd a la fosa.

    Morir (decía santo religioso dominico inglés) es simplemente cambiar nuestra manera de amar a Dios.

    Gracias a nuestro Señor, la muerte no es más un tabú, sino un momento esperado que nos dará la gracia de encontrarnos con nuestro Amado.

    ResponderEliminar
  13. Lo que no entendí es si el Sermón lo escribimos acá o se lo mandamos al correo del padre.

    ResponderEliminar
  14. Epitafio del padre Fortea:

    SE BUSCA

    Peligroso exorcista anda suelto, se le vió bastantes años por Alcalá, con salidas esporádicas por ahí.

    Se cree que está en el cielo, pero no se fíen: puede andar por el purgatorio, limbo o lo que es peor, como alma errante machacando a nuestras huestes.

    Es fácilmente reconocible, viste de sotana blanca y lleva un frondoso y rizado cabello suelto.

    Si lo ven hagan todo lo posible por detenerlo. Se ruega no nos llamen a Satanás, Lucifer o al resto de la jerarquía, bastante nos ha hecho sufrir en la tierra como para tener que aguantarlo para toda la eternidad. Nos quedamos gustosos en el infierno, sin salir de el.

    ¡ No nos dejaba en paz en vida, ahora muerto es aún peor!

    ---------------------------------

    Un abrazo, Don José Antonio!

    ResponderEliminar
  15. Anónimo10:07 p. m.

    Epitafio:

    Yace en este cementerio...un buen presbitero. (No se necesita decir mas)

    ResponderEliminar
  16. el blog que ha colgado hoy no me ha gustado o la foto que ha elegido no es la mas adecuada, La foto pertenece, al entierro de un cardenal,por la tunica roja encima del feretro.
    Un tiron de orejas Padre

    ResponderEliminar
  17. Anónimo8:47 a. m.

    La foto pertenece al entierro del Papa, nada más y nada menos..

    ResponderEliminar
  18. Anónimo8:12 p. m.

    Yo alucino. El Padre Fortea tiene una esquizofrenia galopante, y la gente se cree que tiene poderes divinos. Estais todos locos de atar. No me extraña que la gente se crea esos cuentos de las viejas sobre un tipo que dividió las aguas del Mar rojo y cosas así. Y todo en plena éra de la Pos-modernidad, donde impera la ciencia!!

    ResponderEliminar
  19. Anónimo5:19 p. m.

    Al anónimo de la esquizofrenia galopante....Yo creo que sufre de las peores.Está terrriblemente enfermo.Creo que si lo analizara un experto,estaría una temporada en el sanatorio de los mentales.

    ResponderEliminar