jueves, febrero 22, 2007

El padre Fortea agarrado y mirando el panorama desde arriba


1. Hoy hemos recibido otra carta de China. Aunque algunas extrañezas gramaticales me hacen sospechar que quizá no sea de China continental. La carta:

Chí, no che preocupe. Eschamos todos con uschet. Le cheremos y cheguiremos viéndole chempre. Un abracho desde China. Bechos a todos y para bla, bla, bla...

2. Sí, estoy pensando en dar un golpe de estado episcopal, y tomar la COPE al asalto. Caramba, ya estoy harto de que hablan de política y no de las cosas que de verdad importan: los gatos, las galletas, el libro que leí ayer, las recetas para la cena, los cerdos, las langostas y sí, en efecto, el amor. Sí, me gustaría ser un pequeño talibán de sacristía.

3. He recibido este e-mail, hoy por la tarde:
En el Google Earth (...) es más te he visto a ti tomando el sol en la azotea. Y ya te he puesto la chincheta amarilla.

Le he respondido a la señorita Hollhoper:
Ése que tomaba el sol era el capitan Nemo de la Liga de Hombres Extraordinarios.

Me ha enviado otro e-mail:
El capitán Nemo no come aperitivos chinos, y el que he visto llevaba en la mano una bolsa, todas las sospechas apuntan haca ti: Alcala de Henares, calle (...), azotea del edificio (...), snacks chinos... nuestra tecnologia es infalible.

Le he respondido lo siguiente en un lenguajdmiinvenci´n:
ese campitán Memo siempre le gusta hacerse pasar por mí.
esto debe acabar.
eso me pasa por ser hospitalario conél.
ese rollo del subma hundido cda vez me resulta más Patético.
4. Por favor, si me está leyendo algún alto directivo de Telepizza, podrían pedir que dejaran más tiempo la masa en el horno. La masa cruda hace que llegue a la cena sin ningún apetito. Y si las tomo para cenar, tengo pesadillas. Y me imagino que a los demás les pasa lo mismo. Y no quiero ni contarles qué pesadillas produce al padre Fortea media pizza mediana en su lecho.
5. Si algún alto directivo de Telepizza me está leyendo, querría decirle que puedo cantar las loas de sus pizzas a cambio de un ticket gratuito vitalicio para su franquicia más cercana.
6. No hay sexto, no.
No, no, el sépt7mo, no.

16 comentarios:

  1. Anónimo1:39 a. m.

    ¡Que bonito viajar!
    Sobre todo cuando se hace desde arriba, desde abajo todo es diferente.
    Maria.

    ResponderEliminar
  2. ¡Bay! ¡Bay!
    Yo también me voy.
    Hasta nunca.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que la carta del chino no es tal, fue escrita por alguien, a quien otro alguien le dictó sin su dentadura postiza.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:24 p. m.

    Pero con lo fácil que es hacerse una pizza, ¿para qué recurrir a las de masa cruda?

    Compre una pizza fresca con poco y añádale lo que más le guste, así de fácil, más 10 minutos de horno.

    Yo a las de jamón y queso les añado piña, y más queso, y las mejores son unas que hay con masa integral.

    Nada de pesadillas, dulces sueños....

    ResponderEliminar
  5. A mí últimamente me visitan muchos norteamericanos. Me pone los pelos de punta imaginar la traducción que hará google de mis textos, con lo que los mimo. Pero bueno, siempre son agradables las visitas, aunque sean de lares tan lejanos y traducciones, seguramente, poco ortodoxas. A mí chinos no me visitan, fíjese. Tienen mucha censura en sus buscadores.

    Me ha hecho gracia que me haya calificado como fémina, soy varón y la foto es de un tal Arthur Rimbaud, cuyos versos me rasgaron un arañazo en el pecho para que tener una imperiosa necesidad de escribir y, además encaminarme a estudiar lo que hoy estudio: Filología Hispánica.

    El tema de la COPE también me pone los pelos de punta. Tengo pendiente una entrada al respecto en cuanto tenga un sentimiento más sosegado. Me interesa mucho la opinión que le merece a Vd. este asunto.


    Un placer leerle, padre.
    Hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9:32 p. m.

    Me podeis decir alguno de vosotros por favor, ¿donde están los perfiles?
    porque leo comentarios acerca de los perfiles, pero no los encuentro por ningún lado.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo1:24 p. m.

    A David valgas?,le chespondemos, che nadie nos cha chictado nada y menos chin chentadura chostiza.Creemos más che tu chienes cara dura mucha y larga.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1:27 p. m.

    María,tienes razón, pero hay que dar tiempo para que nuestros hermanos se percaten de lo de aquí,en tierra.¿comprendes?.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4:21 p. m.

    no, no comprendo.
    María

    ResponderEliminar
  10. Anónimo5:57 p. m.

    María!!!,¿Qué te vas hasta nunca?....Qúé alivio,Tía.Dios me ha escuchado.Tu lugar es estar al lado de tu perfect marido.Eso es de buena cristiana,no lo que haces,el estar en intenet y el otro con hambre o sin pantalones planchados.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6:04 p. m.

    Al anonimo que no comprende.....Hay personas que son subjetivas,esas no entienden a las objetivas.La vida es asi,como este ultimo y ellos mas tarde o mas temprano seran y estaran como y con quien seran felices para siempre,¿hasta que la muerte les separe.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo6:07 p. m.

    Y se convertiran en tan objetivamente cristianas, que ni la muerte les va a separar de lo que aman.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo6:18 p. m.

    Al revés, la muerte me unirá para siempre con lo que amo.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo1:12 p. m.

    Al anónimo flemático que espera a que la muerte llegue para unirte a lo que amas.....Te digo que eres patético,cómodo,cobarde e incapacitado para dar la cara a la vida;como se puede comprobar prefieres poner mejilla a la muerte.Todo se lo dejas al Alto.Cuidado,puede que Dios en ese momento te quite todo el derecho del Amor que tuviste que retener y alimentar en la Tierra.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo12:53 a. m.

    ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCANGEL

    +En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espiritu Santo. Amen !

    Gran y glorioso Príncipe de los Ejércitos Celestiales, San Miguel, el Arcángel, defiéndenos "Porque para nosotros la lucha no es contra sangre y carne, sino contra los principados, contra las potestades, contra los poderes mundanos de estas tinieblas, contra los espíritus de la maldad en lo celestial." [Efes. VI, 12]. Ven y asiste al hombre quien fue creado en Su imagen y quien Él ha redimido de la tiranía del demonio a un gran precio.

    La Santa Iglesia os venera como su guardián y protector; a ti el Señor ha confiado las almas de los redimidos para que los dirijas al cielo. Ora, por lo tanto, que el Dios de la Paz, aplaste a satanás bajo nuestros pies y que ya él no pueda mantener al hombre en cautiverio y hacerle daño a la Iglesia. Ofrécele nuestras oraciones al Más Alto, que sin demora ellas atraigan Su misericordia sobre nosotros; que Se apodere "... del dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y satanás, y lo encadenó por mil años, y lo arrojo al abismo que cerró y sobre el cual puso sello para que no sedujese más a las naciones,..." [Apoc. XX: 2-3].

    [Nota: "+" indica una bendición que es dada si un sacerdote invoca el Exorcismo. Si un laico lo invoca, entonces la "+" indica el lugar en donde el Signo de la Cruz es hecho silenciosamente por el fiel que este recitando esa sección especifíca.]

    E X O R C I S M O

    En el nombre de Jesucristo, nuestro Dios y Señor, fortalecido por la intercesión de la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, del Bendito Miguel, el Arcángel, de los Benditos Apóstoles, Pedro y Pablo, y de todos los Santos, confiadamente nos aprestamos a la tarea de repudiar los ataques y engaños del diablo.

    [Salmo 67]


    "Dios se levanta; Sus enemigos son desbandados y esos que Lo odian, huyen ante Él.

    Como el humo es expulsado, ellos son expulsados; como la cera se derrite ante el fuego, también los malvados perecen ante la presencia de Dios."

    V. - Contemplad la Cruz del Senor, huyan las bandas de enemigos.
    R. - Él ha conquistado. El Leon de la tribu de Juda. El retoño de David.
    V. - Permite que Tu misericordia, Señor, descienda sobre nosotros.
    R. - En proporción a nuestra Esperanza y Fé en Ti.

    Te expulsamos de nosotros, quienesquiera que sean, espíritus sucios, todos los poderes satánicos, todos los invasores infernales, todas las legiones malvadas, asambleas y sectas; en el Nombre y por el poder de Nuestro Señor Jesucristo, + que sean extirpados y sacados de la Iglesia de Dios y de las almas hechas a la imagen y semejanza de Dios y redimidas por la Preciosa Sangre del Divino Cordero. + Astuta serpiente, no te atreverás más a engañar a la raza humana, perseguir a la Iglesia, atormentar a los elegidos de Dios y cernirlos como si fueran trigo. + El Dios Mas Alto te ordena. + Él, con quien, en tu gran insolencia, todavía reclamas ser su igual...

    "El cual quiere que todos los hombres sean salvos y lleguen al conocimiento de la verdad." [ 1Tim. II: 4].

    Dios el Padre te ordena. + Dios el Hijo te ordena. + Dios el Espíritu Santo te ordena.+ Cristo, La Palabra de Dios encarnada, te ordena; + Él, quién para salvar nuestra raza perdida a consequencia de tu envidia, "se humilló a si mismo, haciéndose obediente hasta la muerte" (Fil. II: 8).


    Él quien ha construido Su Iglesia en una roca firme y declarado que las puertas del infierno no triunfarán contra Ella, porque Él residirá con Ella; "Y mirad que Yo con vosotros estoy todos los dias, hasta la consumación del siglo." (S. Mateo XXVIII: 20).

    La sagrada Señal de la Cruz te ordena, + como también lo hace el poder de los Misterios de la Fé Cristiana, + La Gloriosa Madre de Dios, La Virgen María, te ordena; + Ella, quién por su humildad y desde el primer momento de Su Inmaculada Concepción, aplastó tu orgullosa cabeza. La Fe de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y los otros Apóstoles te ordenan. + La sangre de los Mártires y la piadosa intercesión de los Santos te ordenan. +

    Por lo tanto, maldito dragón, y ustedes, legiones diabólicas, ordenamos por el Dios viviente, + por el Dios verdadero, + por el Dios santo, + por el Dios que "...así amó Dios al mundo: hasta dar su Hijo único, para que todo aquel que cree en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna." [S. Juan III: 16]; deja de engañar a las criaturas humanas y derramar sobre ellos el veneno de la condenación eterna; deja de dañar a la Iglesia interferiendo con su libertad. Vete, satanás, inventor y maestro de todas las mentiras, enemigo de la salvación del hombre.

    Quítate del camino de Cristo en quién no has podido encontrar ninguno de tus trabajos; dale su lugar a la Unica, Santa, Católica y Apostólica Iglesia adquirida por Cristo al precio de Su Sangre. Rebájate por debajo de la toda-poderosa mano de Dios; tiembla y huye cuando invoquemos el Santo y terrible nombre de Jesus, este Nombre, el cual causa al infierno que tiemble, este nombre al cual las Virtudes, Poderes y Dominios del cielo estan humildemente sometidos, este nombre el cual lo Querubines y Serafines alaban incesantemente repitiendo: Santo, Santo, Santo es el Señor, el Dios de los Ejércitos.
    V. - Oh, Señor, oye mi oración.
    R. - Permite que mi plegaria llegue hasta ti.
    V. - Que el Señor este contigo.
    R. - Y con tu espíritu.
    Oremos... Dios del cielo, Dios de la tierra, Dios de los Ángeles, Dios de los Arcángeles, Dios de los Patriarcas, Dios de los Profetas, Dios de los Apóstoles, Dios de los Mártires, Dios de los Confesores, Dios de las Virgenes, Dios que tiene el poder de dar vida después de la muerte y descanso despues del trabajo, porque no hay otro Dios más que Tú y no puede haber otro, porque Tú eres el Creador de todas las cosas, visibles e invisibles, cuyo reinado no tendrá fin, nos postramos humildemente ante tu Gloriosa Majestad y Te rogamos que nos liberes con Tu poder de toda la tiranía de los espíritus infernales, de sus trampas, sus mentiras y su furiosa maldad; propicia, oh, Señor, que se nos otorgue tu poderosa protección y nos mantengas seguro y saludables. Te rogamos a través de Jesucristo nuestro Señor. AMEN !

    De las trampas del diablo, libéranos, oh, Señor.
    Que Tu Iglesia Te pueda servir en Paz y Libertad, Te rogamos que nos oigas, Señor.
    Que aplastes a todos los enemigos de Tu Iglesia, Te rogamos que nos oigas, Señor.
    [Agua bendita se salpica en el lugar en donde se pronuncia la oración.]

    ResponderEliminar