jueves, abril 12, 2007

Barcelona


Barcelonaaaa…!! (Caballé)
Barcelonaaaaaa…!! (Freddie)
Barcelooonaaaaaaaa…!! (a duo)
Barcelonaaaaaaaaaaaaa…!!! (Caballé, Freddie y padre Fortea)

Ayer La Caixa me invitó a participar en la mesa redonda sobre Jacint Verdaguer. De la conferencia, lo más notable es –sí, ya sé que resulta increíble- que me encontré con ¡¡Sergio!!, comentarista oficial de este blog. ¡Y resulta que existe! Ha sido la primera vez que me encuentro en persona con alguien al que conozco por el blog y sólo por el blog. Y tenía una cara bondadosa, razonable y mesurada. Es decir, se veía que hacía juego completamente con este sitio. Una de las organizadoras me preguntó si creía yo que los catalanes eran tan malos como decían en el resto de España. La miré seriamente. Señora, le aseguro que frente a los demonios, ustedes son unos aficionados.
Después de la mesa redonda, me fui con dos amigos a cenar un exquisito lenguado, porque Verdaguer no está reñido con el pescado.
A la mañana siguiente, como tenía el billete abierto, me he dado un paseo por el casco histórico de Barcelona. Os diré que desde hace años he tenido claro que si cayera una bomba atómica que no dejara ni un habitante vivo en Madrid, es decir, si tuviera que trasladarme forzosamente fuera de mi casa, mi entorno, mis amistades y mi todo, me iría a vivir a Barcelona.
La catedral siempre me ha parecido excesivamente, no oscura, sino negra. La polución la ha teñido de permanente luto. Y siempre está tan llena, que me da la sensación de añadirme a una manifestación. Pero claro, tampoco podemos decir a la gente: márchense, que entro yo. A pesar de que se trate de un problema irresoluble –qué hacer con la gente- es una catedral formidable. Mientras paseaba por una callejuela del centro, llena de tiendas de estética punk y rock, me ha llamado mi sacristana para decirme que había fallecido un habitante del pueblo y que por la tarde habría entierro.

El casco histórico es el típico lugar por el que me gustaría perderme durante un par de horas, sin prisa, seguiré esperando ese día. Día que no era hoy. Un día negro como la catedral, no ha parado de llover en toda la mañana. Al tiempo imposible, se añadía el que me dolía el dedo pequeño del pié izquierdo. Me puse un par de zapatos bastante nuevos para la mesa redonda –también los gemelos y la sotana buena- y eso se paga. Con la lluvia, y el dolor, seguía hacia delante contra viento y marea, hasta que no he podido más. De forma, que con pena, al ver que la batalla contra los elementos la tenía perdida, y que cada paso era un suplicio, he optado por coger el aerobús hacia su único destino posible. Frente a las impresionantes murallas de la ciudad, las más impresionantes que he visto nunca (aunque quede poco trozo de ellas), me he decidido por una retirada honrosa.
Pero de camino hacia la Plaza de Cataluña, he visto un escaparate ante el que no he podido pasar de largo sin entrar. Aquella tiendecita estaba atestada de ajedreces. Ante mí se desplegaban los ajedreces más serios y caros, junto a un tablero en el que estaban dispuestas al ataque las mariquitas contra las ranas. En otro estante, se veían en una caja unas piezas abstractas metálicas, grandes y pesadas. Más allá, otro tablero, mostraba las fuerzas napoleónicas frente a las inglesas. Había un ajedrez de golfistas, otro precioso de Lladró, de porcelana, en tonos desvaídos. Aquello parecía una escena surrealista de una de mis novelas. Lo miré todo y, por supuesto, no compré nada. Al salir, pasé cerca de la Taberna del Obispo, no sé qué pensará el obispo de ese local.
En el avión de ida y de vuelta he coincidido con un famoso torero, con la actriz Nuria Espert y con una habitual de Crónicas Marcianas. Yo a esas horas, sentado en mi asiento, sólo pensaba en el entierro de las seis de la tarde. Si alguien hubiera secuestrado el avión, le hubiera dicho: perdone, pero es que tengo un entierro.

33 comentarios:

  1. Anónimo9:34 p. m.

    La perla preciosa de la parábola
    es el reino de Dios en mi alma,
    el tesoro escondido del Amor…

    ¡Es Jesús en mi corazón!

    Quien la encuentra,
    vende todo lo que tiene para obtenerla,
    deja su alcancía totalmente vacía,
    y así, quedándose con nada,
    su viñedo se preña de vida.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo a Barcelona sería al último sitio al que me iría, si tuviera que salir de Madrid.

    Supongo que será por el futbol, como buena madridista. Tampoco me apetece que en mi propio pais, gente que sabe hablar castellano perfectamente, se empeñen en hablarme y colocarme los carteles en catalán...

    Me alegro que haya disfrutado del viaje, Padre Fortea.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:44 p. m.

    ¡Madre de Misericordia!

    A tu amor le basta mi dolor,
    a mi pecho le basta tu corazón,
    puro, inmaculado… de amor…
    Hay una gran diferencia
    entre "justicia" y "misericordia":

    Justicia es dar algo al niño
    cuando se lo ha merecido…
    Misericordia es llenarlo de cariños
    cuando sólo merece castigos.

    Todas las madres son expertas
    en misericordia… ¡es su profesión!
    Si el niño se ha manchado
    y trae hechos trapos el pantalón,
    en vez de castigarlo,
    lo limpia, lo adereza, lo besa, lo mima…

    Si al niño no le ha pasado nada,
    la madre casi ni lo mira…
    Parece que tuviera que hacer fechorías
    para robarle a su mamá los días.

    Pues Mamá María, la Madre de Dios,
    es, por excelencia,
    la Madre de misericordia… del amor…
    ¡tu Madre y la mía!
    Si te sientes sucio, o solo, o cansado,
    si el marido te desprecia
    o la esposa te cela…
    ten por seguro, mi hermano,

    Mamá María está a tu ladito,
    para limpiarte y amarte,
    ¡para llenarte de su Hijo!

    ResponderEliminar
  4. Blaster9:56 p. m.

    Lo mejor en Barcelona es:

    1. Ser turista.

    2. Gozar de dos o tres días.

    3. Pensión completa.

    4. Pasear por las Ramblas.

    5. Pasear por el Paseo de Gracia.

    6. Ver el Barrio Gótico.

    7. Excursionear a Montserrat.

    8. Ver también la Barcelona de noche. Todas las ciudades, como mínimo, son dúplices: de día y de noche; y las mediterráneas, además, cuádruples: de invierno y de verano.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:33 p. m.

    Escribí al final del post anterior creyendo que hoy no habría y cuando voy a cerrar vuelvo por aquí y veo que el Padre no se ha olvidado de trabajar en la red
    ...Coincido con E. en que tampoco me iba a Barcelona ni harta de vino, y ni aunque me pagaran, más o menos por los mismos motivos que ella: allí casi todos son del Barça
    Por cierto, P. Fortea, ha hecho mal en no comprar algún ajedrez en esa tienda que menciona ¿pero no quedamos en que no quiere que nadie herede su dinero? pues así vamos por el mal camino, ahorra demasiado, ya veo que no entra en un comercio ni lloviendo...
    Por cierto, a los del blog nos alegra saber que Sergio existe.
    Que descanse del viaje
    Un saludo a todos.
    A.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Pater, buenas noches.. ya.

    He leído tu blog de hoy, y la verdad, sinceramente, no podía imaginar que me mencionarías, pues gracias.

    Fué por casualidad que supe sobre esa mesa redonda dedicada al sacerdote y poeta catalán Jacinto Verdaguer -yo lo estudié en mi época escolar- y cuando ví entre los ponentes (que no me sonaba ninguno) tu nombre, pensé: bién! además, por diferentes y buenas circunstáncias voy a poder estar allí y verle en directo, -hablan sobre un tema que me interesa- y el svmmvm fué poder saludarte in person, al final.

    También me diste una muy buena impresión, ví que tu personalidad en el trato y expresión es medio inglés, al 50 %, eso me llamó la atención. Eres un poco mas alto de como te imaginaba, según las fotos que has publicado a veces.

    Porque para mí ir a Madrid es algo difícil. Y no sería por falta de ganas..

    Supiste estar y hablar, tu tono de voz era exactamente igual que en los sermones, eso me hizo gracia.

    En el casco antígüo de Barcelona y por la zona de la catedral hay lugares donde restauran obras de arte y policromías (a la vista desde la calle en sus escaparates) de imágenes religiosas que traen de muchos lugares, te habría gustado verlas, en la plaza del Pí, hay una iglesia, entre otras imágenes hay un Jesús con su sagrado corazón, abriendo los brazos acogedoramente que te hubiese impactado como lo hizo conmigo, una verdadera obra de arte, ésta la elegiría entre todas las que he visto en mi vida, y supongo que entre las que veré.

    Barcelona es acogedora, hay mucha historia, como en Madrid.

    A la Sra. E. le digo que ciertamente el pueblo catalán en general pasa mucho de la política lingüística, somos personas como ustedes, aunque en nuestro caso como en el suyo, los políticos usan algunos "valores" para influir en algunos, con decirle que por obligación los niños/as en el colegio aprenden en catalán pero en el patio y en su vida diaria hablan en Castellano.

    Yo no tengo por eso ningún problema al uso y/o escritura en cualquiera de las dos lenguas oficiales en Cataluña, y respeto nuestra historia, como la suya.

    Y no soy del Barça ni del Madrid.

    Todos somos iguales, por eso se nos llama semejantes. Creo que ya me he explicado suficientemente.

    Pues nada, Pater, a seguir cada uno desde su tren, en la buena vía que es lo importante, y si algún día Dios lo ve así, estaré dispuesto a colaborar contigo donde estés.

    Mi acompañante me dijo, cuando nos íbamos pa casa; vayamos un día a verle a Madrid, le dije, es que para mí es difícil, hombre de poca fe.. (me dijo),no si no es eso, no es por mi fe.. Dios sabe..

    Pues nada a seguir cada día en el servicio al Señor, en Santa alegría.

    Espero que llegases a tiempo al entierro, que ese alma te necesitaba, sacerdote de Dios.

    Pa lante...

    +Sergio

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

    ResponderEliminar
  7. Para Anonymous sobre:

    "¿puede explicarme alguien como se puede rezar al Niño Jesús si decimos que el Señor ha resucitado? (es decir que Jesús no es ningún niño) Vamos, que no me parece muy lógico..."

    Respuesta.

    Ante Jesús y María, parece que existe una lógica mística, que, a lo mejor, desde el punto de vista del Cielo, no deja de ser un "asunto trivial".

    Voy a poner un ejemplo de un relato de una experiencia mística.


    Un sacerdote tuvo una experiencia profundamente conmovedora.

    Había decidido hacer el Via Crucis y escaló solo la colina del Kricevac.

    Al llegar a la 12ª estación, él ora ante el Cristo crucificado.

    Repentinamente, el rostro de Jesús cobra vida.

    Hinchado por los golpes, derramando sangre,
    Jesús ocila la cabeza de izquierda a derecha,
    como un herido que no soporta más el dolor.

    Su mirada, que él clava en la del sacerdote,
    refleja un amor y una tristeza insondables.

    Es una llamada de desamparo, silenciosa,
    pero más poderosa que el trueno.

    El shock es demasiado fuerte.

    El sacerdote gira la cabeza para no ver más.

    Su corazón golpea tan fuertemente que está a punto de estallar.

    Preguntándose si verdaderamente no se ha vuelto loco,
    él mira nuevamente hacia la cruz.

    Jesús, moviéndose todavía,
    lo sigue mirando.

    Una larga contemplación comienza entre el Gran Sacerdote Crucificado
    y este sacerdote de nuestro mundo crucificado.

    Temblando con todo su ser,
    baja de la montaña y se encuentra con sus amigos.

    La dulzura que emana de su mirada es tan intensa
    que ellos no reconocen a su pastor.

    Oran juntos, y la bendición fluye de él,
    como un río apacible e impetuoso a la vez.

    El sacerdote les dice:

    - El mundo actual es especial. Las heridas de Jesús son intolerables.

    Entonces cuenta su experiencia... ¡Nunca más será el mismo hombre!

    - El rostro de Jesús se imprimió en mi corazón...

    ¡como un sello en la cera!

    Adaptación del capítulo "Jesús crucificado" (suceso acaecido el febrero de 1991 en Medjugorje)

    Del libro "Medjugorje, el Triunfo del Corazón", de Sor Emmanuel Maillard, edición 2004, del Centro María Reina de la Paz (Iglesia San Jorge, Madrid)

    ResponderEliminar
  8. ¿Puedo ayudarle, por favor?

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:50 p. m.

    ¡Que bonito lo que has contado Roberto!

    ResponderEliminar
  10. Estimado Sergio, dos cosas:

    1.- No me llame vd. señora. Me pones 20 años encima. Soy señorita.., porque quiero, eh?? (de momento)

    2.- Ya supongo que hay catalanes majísimos que no imponen el catalán a sus visitantes. También los hay que sí. En cualquier caso, no metería a mis hijos, si los tuviera, en un colegio en el que les obligan a estudiar en catalán, estando en España.

    Respecto al Barça.., haces bien en no ser forofo. Zapatero es seguidor de ese equipo, y se rumorea que es gafe :-P. Tienen la liga perdida, ya verás ;-)

    ResponderEliminar
  11. Anónimo10:56 p. m.

    A mi en Barcelona me operaron dos veces y la consulta del médico estaba llena de gente de todas partes. He estado en otras ocasiones por diversas razones. Me encanta toda España y parte del Mundo que es lo que he visto(por documentales). Me gustaría conocer otras partes del mundo.
    Luego como siempre me gustará más poder volver a mi casa.
    Hogar dulce hogar.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo11:02 p. m.

    El problema del bilingüismo es difícil de entender por el que sólo tiene una. Los extremismos no me gustan. Pero hay la palabra respeto y tolerancia que sí me gusta.

    ResponderEliminar
  13. Joan Antoni11:03 p. m.

    ¡Pobre Barcelona!

    Mi impresión de mi ciudad es que cambiará bastante cuando el AVE
    acerque Madrid a menos de 3 horas.

    Salir de las 6 de Barcelona,
    llegar a Madrid a las 9.

    ¡Una gran revolución!

    ResponderEliminar
  14. ¡que bonita la lluvía¡¡ me encanta pasear bajo la lluvia.

    Y mirar los paisajes lluviosos.

    La Sagrada Familia, ¡que bonita es ¡

    Barcelona tiene arte moderno, y por supeuesto el mar. Buen menú.

    Pero a mi, las ciudades grandes, me cuesta decir que me gustan, excepto Paris, ó Amsterdam...

    y aún así, me gustan más los pueblos, para verlos, para vivir..no se , no se...el cotilleo, me echa para tras....

    Bye,bye

    ResponderEliminar
  15. Anónimo12:09 a. m.

    Bakhita, cuando los pueblos son muy pequeños no creas que hay tanto cotilleo, al revés la gente se comunica y se ayuda bastante, son muy hospitalarios.

    Cuando voy a alguno de ellos, si está cerrada la Iglesia y la quieres ver te la abren para que la veas, le cantan a la Virgen, te invitan a comer o cenar en sus casas aunque no te conozcan, te lo aseguro.

    Es más la hospitalidad que el cotilleo.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo12:27 a. m.

    En mi pueblo la gastronomía es muy buena,

    Primero las verduras, zanahoria, calabaza, patatas, ... lo cueces en agua sin sal y luego lo licuas, realmente comerá muy poco unas 3 cucharadita pero esta bien así descubrirás si es alérgico a algo, después sigues con las frutas, pera, manzana, plátano (sin las semillita negra que tiene dentro) también cueces las frutas excepto el plátano y le das un poco, también iras viendo qué le gusta mas, y prueba las verduras y las frutas, luego sigues con los calditos, consomé de pollo, sopita de pasta.

    ¡Está buenísimo!

    ResponderEliminar
  17. Pues yo le voy al Madrid...
    Aunque como buen Arquitecto (ya casi) me gustaría cruzar estos mares y darme una vuelta igual por Barcelona jaja...

    ResponderEliminar
  18. Anónimo9:29 a. m.

    Oseas 6, 6
    Yo quiero amor, no sacrificios, conocimiento de Dios, mas que holocaustos.

    Mateo 12,7
    Si hubieseis aprendido que significa Misericordia quiero, que no sacrificio, no condenaríais a los que no tienen culpa.

    Amós 5,21
    Yo detesto, aborrezco vuestras fiestas, no me aplacan vuestras solemnidades.

    Oseas 21,22
    Yo te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia y en derecho, en amor y en compasión, te desposaré conmigo en fidelidad, y tú conocerás a Yahvé.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo10:24 a. m.

    ¡Saludos a nuestros hermanos de México!

    Que Dios os bendiga y bendiga vuestra tierra también.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo11:41 a. m.

    ¡Oh, mi Pequeño y dulce Jesús!
    Te muestras a mis ojos rebosante de amor.

    Misteriosa razón
    que te alejó de tu Casa Celestial,
    y te trajo a este destierro,
    tan abajo como los que cavan.

    Pronto dejaste a Tú Madre por nosotros,
    pues ese amor tan tierno y elevado,
    te empuja al sufrimiento
    para salvarnos a todos.

    Deja que yo me quede aquí contigo,
    y me esconda bajo un velo.
    Solamente junto a Ti ¡Oh mi Lucero!

    Es tu sol el seno de María,
    tu alimento, la leche virginal.

    Más la leche es un bien para la infancia,
    Hostia blanca es la leche virginal,
    reconozco las Perlas de María.

    Y si alguna vez Él se duerme,
    cerquita de Él descansarás.

    Tras la noche de esta vida
    verás su dulce mirada azulada,
    y a aquella cumbre de arriba
    volará tu alma.

    ResponderEliminar
  21. Hola, Pater, hola a todos/as

    Felicitaciones Roberto por tu relato. Hay muchos ejemplos hoy día.

    Señorita E. (y no le pongo 20 años mas, pero ante la duda, prefiero el respeto).

    Creo que es en un 99% de colegios de Cataluña, según la ley es obligada la enseñanza en primaria de catalán, en secundaria la cuestión varía, se trata de lo que se llama "inmersión lingüística" y yo como tantos otros no estoy dispuesto a realizar varios kilómetros sólo por encontrar un colegio que sólo enseñe en castellano.

    Por otro lado y desde que se inició la enseñanza en las dos lenguas, incluso el departamento de enseñanza de la Generalitat catalana, reconoce que esto crea confusión en los estudiantes, y casi el 100% de los mismos tiene serios problemas con la gramática, y estas estadísticas mal que les pese son reales, pero no cambiarán una decisión política aunque afecte a sus administrados, esta política y estos hechos me suenan en tantas cosas, de los políticos.

    Desde la ventana de mi casa veo el patio del colegio y eso vale mucho créeme.

    Mi opinión sobre lo que comentas del fútbol; mientras vivas el fútbol sin ofuscarte, pues bueno, como chiste, pues vale, pero a mí no me preocupa.

    A veces incluso cuando hay partido entre "los tuyos y los míos" ni lo veo, me "regañan" hasta en el trabajo, jeje, pero es así.

    Bueno pues que sigas bién: casada o soltera.

    Hasta la próxima.

    +Sergio

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

    ResponderEliminar
  22. lamadre2:02 p. m.

    Que nadie se apasione por uno contra otro ¿Pués quien es el que se distingue? ¿Qué tienes que no lo hayas recibido?.
    No os escribo esto para evergonzaros, sino más bien para amonestaros, como a hijos míos queridos.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo3:04 p. m.

    A MARIA, NUESTRA MADRE:

    Déjame rezar a tus pies,
    junto a la cuna
    del Nazareno.
    Déjame abrazar el consuelo
    de su Pasión,
    tocar su túnica
    en el Carmelo
    rendidamente.

    ¡Quiero encontrar
    valor en mi cuerpo doliente!.

    ResponderEliminar
  24. +Sergio4:04 p. m.

    Hola a todos/as

    Os añado dos poesías del sacerdote catalán Jacinto Verdaguer (1845-1902).

    BLANCA COMO UN CIRIO

    Blanca como un cirio,
    pura como un lirio,
    la Virgen divina
    al templo camina,
    llevando en sus brazos cual rayo de luz
    al niño Jesús.
    Cuando Simeón
    ve a Cristo en Sión
    le toma y le mira,
    y canta y suspira.
    María: ¡qué espada de pena y dolor
    herirá tu amor!
    La Virgen María,
    después de aquel día,
    miraba a Jesús,
    entre dos ladrones, clavado en la cruz.

    LLAMARON A MI CORAZÓN

    A mi corazón llamaron:
    corrí a abrir con vida y alma.
    Veo en la puerta a mi Amor
    con una cruz que me espanta.
    -Pasad, si os place, Señor,
    pasad, que ésta es vuestra casa;
    si sólo una choza es,
    haced de ella vuestro alcázar.
    Y, haciendo mi noche día,
    Jesús entró en mi morada;
    pero al entrar en mi pecho
    dejó la cruz en mi espalda.

    +Sergio

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

    ResponderEliminar
  25. +Sergio4:11 p. m.

    A cualquier alma que visita a Jesús en el Santísimo Sacramento le dice esto el Señor: «Alma que me visitas, levántate de tus miserias, pues estoy aquí para enriquecerte de gracias. Date prisa, llega a mi, no temas mi majestad, porque está humillada en este Sacramento, para apartar de ti el miedo y darte toda confianza»

    San Alfonso Mª. de Ligorio
    Visitas al Stmo. Sacramento, 8

    +Sergio

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

    ResponderEliminar
  26. Anónimo4:16 p. m.

    Precioso, preciosisimo.

    ResponderEliminar
  27. Anónimo5:46 p. m.

    Para Roberto:

    Estoy muy agradecida por tu respuesta a mi pregunta de por qué hay que rezar al Niño Jesús. Pensaré en lo que escribiste :)

    Para el anónimo que dice que en los pueblos hay más hospitalidad que cotilleo:

    Supongo que dependerá de cada pueblo... además se suele ser hospitalario con los "forasteros", claro, pero luego la envidia está entre la gente de casa. El ambiente puede hacerse irrespirable y se puede ir de litigio en litigio, que también se heredan, de padres a hijos. De bucólico nada... ¡donde esté la ciudad!

    Un saludo para todos
    A.

    ResponderEliminar
  28. Anónimo7:18 p. m.

    Por desgracia A. la envidia vive en todas partes, no sólo en los pueblos.

    ¿Acaso no hay envidía entre las gentes de la ciudad también?

    ¿En los distintos lugares que frecuentamos

    ¿En propio trabajo?

    ResponderEliminar
  29. Yo creo que A. tiene razón. Tampoco aguanto los cotilleos ni los chismes, y si se dan en mi ciudad (que es pequeña y todos los que se mueven el los mismos círculos se conocen), en un pueblo puede llegar a ser insoportable.
    Hay gente a la que meterse en la vida de los demás, ya sea verdad o mentira lo que cuenten, que les suele dar igual, les parece una gran ocupación.
    Si te pilla un grupo de cotillas chismosos de es@s, en un pueblo no tienes más remedio que encerrarte en tu casa. Si vives en una ciudad grande, puedes pasar a ir a misa a otra parroquia o salir por otra zona (soy de la opinión de que en las parroquias se suelen juntar chismosas de la peor calaña..)

    ResponderEliminar
  30. Anónimo8:50 p. m.

    Creo que si nosotros ponemos de nuestra parte en llevar cariño y amor a las personas, pueden cambiar, el amor lo consigue todo o casi todo.
    Pero para poder llevar ese amor a las personas, nosotros también hemos de cambiar interiormente y llenarnos del amor de Jesucristo, si nos llenamos de su amor a través del conocimiento de Él, de la Eucaristía, de hacer oración ante el sagrario, Él nos transforma, y transforma nuestra vida, entonces podemos proyectar ese amor que El ha hecho crecer dentro de nosotros.
    A veces, no siempre, las personas son cotill@s como decís, porque sienten vació en su interior y no saben como llenarlo, por eso se meten en la vida de los demás, pero probad a darles amor a hablarles con cariño, y veréis como cambian, siempre hay excepciones, en ese caso hay que rezar y la oración hecha con fe sí que lo consigue todo.

    ResponderEliminar
  31. Anónimo9:52 p. m.

    Visca el Madrid: Todo precioso, aunque no tengo muy buenas referencias del ambiente en Cataluña, supongo habrá todo tipo de personas, como en todos los lugares.
    Esta semana han inaugurado una peña del Barsa justo debajo de casa, es horrible, !en el edificio somos todos del Madrid.....! pero para contentarnos dan una sidra natural maravillosa.
    Como dice el refran... el buey es de dónde pace.....tendremos que conformarnos cada uno con lo que nos ha tocado. Tengo suerte, veo las estrellas porque vivo en el campo y sin luces alrededor.
    Cuando tenga que pedir un creditito a la Caixa le llamaré PATER para que me enchufe con el manager monetari.
    Saludos para todos y hasta mañana
    mga

    ResponderEliminar
  32. Anónimo9:55 p. m.

    Vuelvo: Se me olvidaba.
    la poesia de Verdaguer a la Stma Virgen PRECIOSA


    mga

    ResponderEliminar