martes, julio 10, 2007

El anterior Papa con un ortodoxo y un anglicano.


Hoy era mi día libre, ha sido un día casi de retiro espiritual. Me he convencido a mí mismo de que no tenía otra ocupación que dedicarme a la oración. Así que he pasado la mañana en una iglesia donde he tenido toda la soledad del mundo para estar delante del Santísimo Sacramento expuesto.
En mi vida he visto ruinas grandiosas, obras de arte, montañas, mares, de todo, pero puedo afirmar con seguridad que nada en todo el mundo me parece más hermoso que un buen altar con seis magníficos candelabros y una esplendorosa custodia en el centro.
Después de la interrupción del mediodía y su descanso subsiguiente, además de un paseo con un seminarista de León bajo un sol de julio no tan abrasador como otros años, me he ido a otra iglesia.
Y la iglesia de cierto pueblo, de nuevo he expuesto el Santísimo Sacramento y allí he rezado parte del oficio divino, he meditado, he hablado con el Señor y he dicho misa. Una larga misa, yo solo, de una hora, mientras la luz de la nave central se iba convirtiendo en oscuridad. Las oraciones latinas dichas en soledad, los ritos realizados con lentitud, el cáliz neogótico a la luz de las velas… todo invitaba a penetrar en el misterio de Dios.

31 comentarios:

  1. Anónimo1:16 a. m.

    Gracias mi querido y amado Juan Pablo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:33 a. m.

    Era único para reunir a todo el rebaño.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:07 a. m.

    Mujeres-sacerdotes y obispos,
    El nudo que divide católicos y anglicanos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:08 a. m.

    Padre ¿que piensa usted sobre mujeres-sacerdotes y obispos?

    ResponderEliminar
  5. ¿A tí te apetecería ser sacerdote?
    a mí, no.

    Puede que a otras mujeres les hace ilusión, como un peldaño más.
    Lo único que creo que no hacen es consagrar, administrar según que sacramentos. Lo demás creo que lo hacen laicos y todo.

    A veces en alguna parroquia cuando no está el cura se hace como una misa: lectura del evangelio, oración, la paz... luego se comulga con las que tienen preparadas.

    Supongo que en el futuro si no hay más curas será una de las soluciones.
    Aunque Dios sabe que se necesita en cada momento. Él lo puede todo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9:58 a. m.

    ¿Has leído en la Biblia la parte que detalla cuando uno es puro o impuro?

    En el paganismo también hay mujeres sacerdotisas.
    Creo que son sacerdotisas cuando llegan a cierta edad.
    Por naturaleza la mujer a lo largo de la vida tiene más días impuros.

    Fijate en los documentales cuando hablan de las casas de las mujeres en ciertas tribus.
    En los pueblos, no hace mucho, ciertos trabajos no los realizaba la mujer en ciertos dias.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:01 a. m.

    La Biblia es la "Palabra viva de Dios"

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:29 a. m.

    ¿Por qué los anglicanos que su religión es como la nuestra hacen mujeres sacerdotes? También leen la Biblia.

    - ¿Donce estaría el punto de unión entre nuestra Iglesia y la Anglicana? si es que puede existir alguna vez.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:31 a. m.

    Señor de te pido por la unión de las Iglesias.

    ¿De qué forma?

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10:33 a. m.

    Cuando hay tantas distancias...

    ResponderEliminar
  11. Anónimo10:39 a. m.

    Juan Pablo II está en la fotografía con un pastor Anglicano y otro Ortodoxo, con los Ortodoxos no lo veo dificil, pero cómo y de que manera pensaría Juan Pablo unir la Iglesia católica con la Anglicana habiendo esa gran distancia.
    ¿Que pensaría él hacer?

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10:55 a. m.

    ¿Sabéis cuántos millones de anglicanos se calcula que hay?
    70 millones.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo11:05 a. m.

    ¿A quién le corresponde la última palabra? A la historia y a Dios.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo11:10 a. m.

    "La verdad les hará libres"
    palabras de Cristo, tomadas como lema de la Comunión Anglicana.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo11:10 a. m.

    ¿Cuantas verdades hay entonces?

    ResponderEliminar
  16. Anónimo11:15 a. m.

    "Había una vez una mujer embarazada de gemelos. Los niños se iban desarrollando en el seno materno. Recibían de su madre el alimento, el oxígeno, el amor, la ternura, etc...
    Llegado a un punto de la gestación un bebé le preguntó al otro ¿Tú crees que habrá otra vida después de esta vida? ¿Crees en la existencia de un ser superior que nos ame y desee nuestra felicidad?. Los niños no alcanzaban a comprender otra realidad fuera de la que vivían, no se daban cuenta que su vida no era esa etapa transitoria de la gestación, ni eran tampoco conscientes de ese ser que, no sólo existía, sino que les llevaba en las entrañas y les transmitía su propia vida."

    Algo parecido a este cuento nos pasa a muchas personas; no somos conscientes del Amor de Dios, de su constante presencia, ni tampoco somos consciente de la temporalidad y caducidad de esta vida. La Vida verdadera comienza al término de esta "gestación" en este mundo. Entonces, en esa Vida verdadera veremos a ese Ser que siempre nos ha amado, más que una madre, y, si nosotros queremos, nos fundiremos con Él en un abrazo eterno.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo12:25 p. m.

    Mujer

    Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años...
    Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.
    Tu espíritu es el plumero de cualquier telaraña.
    Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida.
    Detrás de cada logro, hay otro desafío.
    Mientras estés viva, siéntete viva.
    Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo.
    No vivas de fotos amarillas...
    Sigue aunque todos esperen que abandones.
    No dejes que se oxide el acero que hay en ti.
    Haz que, en vez de lástima, te tengan respeto.
    Cuando por los años no puedas correr, trota.
    Cuando no puedas trotar, camina.
    Cuando no puedas caminar, usa el bastón.
    ¡Pero nunca te detengas!

    Teresa de Calcuta.

    ResponderEliminar
  18. - ¿Donce estaría el punto de unión entre nuestra Iglesia y la Anglicana? si es que puede existir alguna vez.

    1:29 AM

    Pues tienes razón. Alguno tendrá que ceder.
    Creo que lo más importante es partir desde las cosas que nos unen. Que desde las cosas que nos separan.

    De todas maneras si te fijas hay pequeñas diferencias entre distintas comunidades católicas.
    Tu que conoces los del camino...no lo ves igual con los de otra comunidad.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo1:05 p. m.

    Si, pero para eso hay que aprender a ceder y buscar el acercamiento y el punto de encuentro.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo2:46 p. m.

    es la primera vez que me pasa que me quedo consternado, asombrado y casi extasiado delante ´de uan de las fotografías, por el significado tan grande que tiene,es la primera vez que una foto del blog nublan las letras del comentario*

    ResponderEliminar
  21. Si, pero para eso hay que aprender a ceder y buscar el acercamiento y el punto de encuentro
    4:05 AM

    En ambas partes hay gente muy preparada y cualificada todos creen en Dios.
    Recen los más cualificados y Dios seguro que les guiará en lo correcto.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo4:25 p. m.

    Todos somos cualificados para rezar, así que:

    ¡ADELANTE CON JUAN PABLO II!

    ResponderEliminar
  23. Recen los más cualificados y Dios seguro que les guiará en lo correcto.
    6:19 AM

    Me refería en la pregunta de quién ha de ceder a quien cómo buscar el acercamiento y el punto de encuentro.

    Claro que podemos y deberíamos rezar todos. Pero en estas cuestiones para acatar ambas partes, los feligreses, las decisiones de los sabios y preparados de cada religión.

    Piensa que yo se muy poco de cada religión y para mí es mucho más fácil verlas practicamente iguales.

    ResponderEliminar
  24. Hola a todos/as

    La iglesia Anglicana, según tengo entendido -que me corrijan si me equivoco- se creó porque a Enrique VIII no le permitió el Papa divorciarse, y es que el hombre se enamoraba mucho y tuvo, incluso, el carnet de matarife.

    Yo sólo sé que la religión única y verdadera es la católica, La Santa Madre Iglesia, de lo demás no entiendo.

    Repito una oración que recito cada día de S.S. Juan Pablo II:

    ¡No tengáis miedo! ¡abrid de par en par las puertas a Cristo!
    Queridas famílias Crsitianas:¡Anunciad con alegría al mundo entero el maravilloso tesoro que, como iglesias domésticas lleváis con vosotros!

    A todos; cristianos, creyentes y hombres de buena voluntad os digo: no tengáis miedo de apostar por la paz, de educar para la paz.

    Jóvenes de todos los continentes, ¡no tengáis miedo de ser los santos del nuevo milenio!

    Señor, a tí dirigimos con confianza nuestra oración, en la que invocamos también tu consuelo para los familiares de las numerosas víctimas de la violencia.

    Para mí, en este mundo hay dos tipos de Cristianos, los declarados y los anónimos (por sus buenas obras según los evangelios de Jesús).

    Dios les bendiga!

    +Sergio

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

    ResponderEliminar
  25. Alguna vez he coincidido con gente protestante, algo similar, en la Iglesia Católica.
    Me han preguntado ¿porqué el cura y la gente hace tantas flexiones. Se santigua tanto?
    ¿Y yo le he preguntado y vosotros que hacéis?

    No, nosotros no lo hacemos tanto.

    ResponderEliminar
  26. Bueno voy a sincerarme,

    Pocas veces, pero alguna, puedo escaparme a una iglesia, se llama del Sagrado Corazón, está en el tibidabo, hay adoración eucarística todo el día, muy poca gente entre semana.

    Hace unos meses, ví allí -éramos sólo dos- adorando, una mujer joven y bella, pelirroja, delgada, con fe por los poros, estuve tentado de regalarle una medalla de la Virgen Milagrosa, pero mi timidez me lo impidió -el exceso de no querer molestar- otras veces me dan las gracias tras preguntar ¿cuanto vale? pues nada, es un regalo.

    Poco tiempo después escuché el sermón de la irlandesa, y uno se pregunta.. me hubiese acercado a ella.. ¿y si era? algún día lo sabré, jeje, porque espero ser digno de verla.

    Si hubiese pasado, seguro que habríamos disfrutado de una charla sobre Jesús-Eucaristía. Vaya! con esta frase me he acordado de María Esther, ¿que será de esa buena Cristiana?

    Ah! y gracias, de nada María, en tu post de ayer, saludos a Marga y al resto, jeje.

    Hay Anglicanos que acaban siendo ortodoxos Cristianos, jeje, Blair.. Antón..

    Dios les bendiga!

    +Sergio

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

    ResponderEliminar
  27. Dentro de la misma Iglesia cuando entras, cuando recibes la comunión, cuando llevan la copa al sagrario, delante de cada imagen, he comprobado que hay ciertas maneras de actuar.
    Miro a los curas, a las monjas no todos hacen las mismas flexiones ni se santiguan igual.
    A mí de pequeña me lo enseñaron todo de manera bastante relajada.
    No te creas que no se fuera a misa ni se rezara el rosario. A lo mejor lo rezábamos dos y tres veces al día, además lo sabíamos en castellano, en catalán, y en latín

    ResponderEliminar
  28. Anónimo6:54 p. m.

    ¡Mi guapo!
    ¡Juan Pablo te quiere todo el Mundo!
    ¡Como olvidar tus bailecitos con los jóvenes. ¡Vaya marcha!
    ¡Como olvidar tus palabras de fuego!
    ¡Como olvidar tu sonrisa!
    Cómo olvidarte...

    ResponderEliminar
  29. Anónimo7:42 p. m.

    Una mujer joven y bella, pelirroja, delgada, con fe por los poros.

    -Sergio, como te lea tu mujer te va a moler a palos.
    Ja,ja

    ResponderEliminar
  30. Mi atracción era por su fe. Aquí coincidía su belleza interior con la exterior, como los ángeles.

    Mi mujer sabe perfectamente que sólo soy de ella.

    Si tuviese celos es porque quiere, porque sabe perfectamente que no le daría el salto.

    Pero eso no me libra de la molienda, jajajajajaja.

    Bendizione.

    +Sergio

    Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

    ResponderEliminar
  31. Anónimo6:08 p. m.

    La molienda siempre tiene enmienda.
    ja,ja...

    ResponderEliminar