viernes, agosto 03, 2007

Escribiendo este post desde un despacho de un convento pasionista

Cuantas cosas deberia contaros de este viaje.
Primero la bendita cancelacion de un vuelo Boston/Pittsburgh, con lo cual me tuve que quedar un dia en Boston. Ya lo sabia de antemano, asi que ya me habian buscado un maravilloso hotel en el centro. Despertarme y hacer mi oracion mirando el amanecer a traves del inmenso ventanal de mi habitacion en el decimo piso que daba a varios impresionantes edificios, fue algo muy bonito.
Pasee mas de cuatro horas seguidas sin descanso por todo el centro de la ciudad. Al dia siguiente, dos horas de paseo ligero hasta llegar a una casa en la que habia vivido cuatro dia hace 17 agnos. Fue impresionante llegar alli basandome en la memoria, sin saber el nombre de la calle. Llame y pude ver la casa por dentro y acompagnar el desayuno de los nuevos inquilinos. Momento merorable, tantos recuerdos.
Despues el viaje a un pueblecito de Pensilvania. Bosques y mas bosques hasta donde se perdia la vista. Dos horas de viaje por autopista rodeados de bosques. En la parroquia, dos benedictinos. Encantadora estancia. Salvo que en mi habitacion, en realidad un despacho, no habia aire acondicionado y no se podian abrir las ventanas. Pero por lo demas, todo maravilloso. La iglesia un poco kitsch, o mejor dicho totalmente kitsch. Una boveda propia de un salon de baile del siglo XVIII en un palacio. Un retablo colorido de imagenes de pasta. Unas pinturas de estilo completamente eclectico. El parroco, por otra parte, tenia la habitacion mas kitsch que jamas podia haber imaginado. Una figura del Espiritu Santo colgada sobre la cama, un osito blanco en otro lado, una foto de la Reina de Inglaterra en un armario, un cartel en la entrada del dormitorio que decia do not enter, exorcism in progress. Y todo eso unido a misales del rito antiguo, cruces severas y figuras innumerables. Patton se llamaba el pueblo donde he vivido dos dias.
Hoy ya he llegado a mi conferencia en la ciudad de Pittsburg, presentaciones, una magnifica habitacion, varios psiquiatras, muchos medicos, sacerdotes, religiosos. Lo hare bien? Hablando en espagnol estoy tranquilo, pero en ingles... Ademas, el dia antes de salir, cogi una fuerte infeccion en la garganta, y ahora hablo como El Padrino.
Os contare mas cosas en otros posts.

1 comentario:

  1. Que lástima no tener la letra "eñe" en los EEUU para escribir en los ordenadores. Se le nota al Padre que ha puesto las letras "gn" en lugar de la "ñ" en las palabras que corresponde. Tanto avanzados tecnicamente los de USA, y sin la eñe en sus teclados. Cuando uno viaja, por lo que veo, seria mejor emplear un portàtil propio.

    ResponderEliminar