miércoles, septiembre 05, 2007

Los peores sermones escuchados en mi corta pero intensa vida


Sí, reconozco que eso de echar un sermón al que ha venido dirigido al que no ha venido, es una costumbre detestable.

También me hace gracia cuando el cura coge en el ambón unos enfados de esos que hasta la cara se pone roja. Algunos de esos enfados se repiten con una regularidad semanal.

La otra cosa que detesto es cuando ante un auditorio de viejecitas, el cura se dedica a lanzar invectivas contra unos temas teológicos que nada tienen que ver con la vida de esas viejecitas.

Me hace gracia también cuando en algunos sermones de ciertos curas los sermones giran más alrededor de los “malos” que de Cristo y la Buena Nueva.

Detesto cuando el cura joven trata de conseguir con la mano lo que no puede lograr con la palabra.

Me hace gracia cuando el cura comienza el sermón con una idea fija en su cabeza: hoy voy a ser original. Me echo las manos a la cabeza. La experiencia me enseña que en esos momentos la homilía suele ser como un avión incendiado camino de estrellarse contra el suelo después de dar unas cuantas vueltas de campana por el aire echando humo por la cosa.

Detesto cuando el cura joven e inexperto va a comenzar pero antes sonríe al pueblo como diciendo: preparaos…

Me imagino que en el plan de Dios, después de crear el mundo, dejó un cierto margen para las malas homilías. Es más, Él, como oyente, debe ser un glosador de infinita ironía al escuchar los sermones que se refieren a Él. Ciertamente, en su Creación dejó lugar para los malos sermones. Infinita sabiduría que ya previó la posibilidad de malos predicadores del Bien. Un mal sermón sobre el bien puede llegar a ser pésimo. Un buen sermón sobre el mal puede ser óptimo. Yo me he dedicado mucho al mal, más que nada por vocación, inclinación y especialización. Predico como los ángeles sobre el mal. Lo cual no significa que predique como los demonios sobre el bien. Tampoco descarto hacerlo ad maiorem Dei gloriam.

Ah, mañana el post puede que tenga como título “Los mejores sermones escuchados en mi vida”, aunque también podría ser "Sermones que tienen como tema a los gatos".

10 comentarios:

  1. José de Pedro de Santa Fe-Argentina4:37 a. m.

    Buenas al Padre Fortea y Buenas a Todos los del Blog:

    Siguiendo con el tema de ayer me quería referir al tema de la razón y al futuro del mundo y de la humanidad:
    La racionalidad es la que debe guiar los actos de la Humanidad y de los gobernates. Creo que es inaceptable que el CAPRICHO, LAS PASIONES O LAS CONVENIENCIAS del gobierno de turno dirijan los destinos de la Humanidad. La razón bien orientada hacia EL BIEN COMÚN, es decir el bien de "TODOS LOS HOMBRE Y DE TODO EL HOMBRE" es lo que debe prevalecer. Ahora bien la razón debe estar sujeta al orden moral y sobre todo a la dignidad de la persona Humana. No pueden tomarse medidas que siendo razonables vulneren los derechos primarios de las personas. Puede ser razonable, por ejemplo, fomentar el Aborto a Escala mundial por el problema de la Explosión demográfica, pero aquello vulnera el derecho más primario de los niños no nacidos. Por consiguiente esta política es razonable pero genocida.

    Quería ahora tratar el tema de los problemas que yo personalmente, proyecto para el futuro. La población mundial en el año 2006 era de 6.000 millones de personas y se viene DUPLICANDO cada 50 años. Supongamos que ese ritmo se retarda un poco y en el futuro la población mundial se duplique cada 70 años, el panorama sería el siguiente:
    año ---- población en millones
    2006 ---------- 6.000
    2076 ----------12.000
    2146 ----------24.000
    2216 ----------48.000
    2286 ----------96.000
    2356 ---------192.000
    2426 ---------384.000

    No importan las políticas antinatalistas que realicen los gobiernos. Yo creo que esto es inexorable. Dentro de 400 años seremos 350.000 millones de personas y no hay como pararlo; ni con preservativos, ni pastillitas, ni abortos ni nada. Las políticas antinatalistas solo hacen que se detenga el crecimiento poblacional en los países ricos que a la larga se van a autodestruir y serán fagocitados por la población del tercer mundo que crece a una escala exponencial. Éste es el futuro que nos espera. A no ser claro está que se apriete el botón de las bombas atómicas o desastre similar y que nos aniquile a todos en cuestión de segundos. Yo creo que al nivel actual de crecimiento de la población la economía mundial va a seguir creciendo por unos 150 o 200 años más y luego volveremos a la edad de Piedra.

    ResponderEliminar
  2. José de Pedro de Santa Fe-Argentina5:31 a. m.

    Ya desde un punto de vista más religioso, creo que por estas circunstancias que el fin de los tiempos, no puede tardar más de 150 o 200 años. Una vez escuché a un sacerdote que dijo: "El fin de los tiempos puede durar millones de años"
    Es verdad, pero con esta perspectiva pienso que el fin de los tiempos acontecerá en mucho menor plazo (por cierto que puede ser tambien dentro de 15 minutos o menos incluso) pero ciertamente tiene un tope.
    Qué pasará cuando la economía mundial comience a decaer porque nos habremos terminado el petroleo, el Gas, los alimentos, el agua dulce, desaparezca la capa de Ozono, se talen todos los árboles y se termine el oxígeno?
    Bueno creo que en cuanto se terminen los combustibles se abastecerá de energía al mundo mediante la energía del Sol que nunca se acaba, y se consolidará la energía nuclear para producir energía eléctrica (se harán más seguras las centrales atómicas y se buscará que no contaminen). En cuanto al agua dulce yo no me preocuparía porque se puede destilar agua del océano y ya tenemos agua de sobra para consumir. Se buscará colonizar los desierto y hacerlos habitables, se crearán en el laboratorio vegetales que se adapten genéticamente a los climas y lugares más extremos. Las ciudades serán megatrópolis que no solo se extenderan en la superficie de la tierra sino que se construirán edificios tan altos que las torres Petronas parecerán modestas chozas comparadas con ellas. Se plantarán miles de millones de árboles (tal vez pinos o palmeras que pueden crecer en la arena) para que se recomponga el oxígeno que necesitamos nosotros. Se buscará preservar los animales en extinción y mejorar genéticamente aquellos que nos sirven de alimento para que puedan reproducirse con mayor velocidad y sean más recistentes a los cambios del clima. En cuanto a la capa de ozono, pues tendremos que vestirnos con ropas livianas claras y que cubran todo el cuerpo, grandes sombreros mexicanos y anteojos para cuidar los ojos. Durante determinadas horas del día sería casi un suicidio caminar bajo la luz solar. A la lluvia ácida la conocemos todos, pues preveo que complicará aún más la cosa. No quiero entrar en detalles con el tema del Cambio climático pero es probable que dentro de algunas décadas o siglos el calentamiento global nos lleve a una nueva era de Hielo. Y ahí si que me he perdido. Hambruna, desabastecimiento de combustibles y ensima no poder salir de la casa porque afuera hace -30 grados Cº bajo cero se complica el panorama.
    Al final de la prosperidad económica que traerá el aumento de la población, la economía entrará en una mezeta, luego en una crisis producto del total vaciamiento de los recursos del planeta y volveremos a la edad de piedra. Habrá miles de millones de muertes por año a causa de la hambruna y los futuros habitantes de la tierra se convertirán en canívales puesto que no quedará otra cosa para comer que a los muertos (es como una donación de órganos más elaborada".
    En fin creo que es todo lo que se me ocurre por ahora con respecto al Futuro. Repito, yo creo que antes que ocurran muuuchas de todas estas cosas, el gran Juez vendrá y juzgará a su Pueblo. No digo fechas, porque solo Dios sabe el día, pero no falta 1 millón de años, de eso apostaría a mi hermana. Saludos al Padre Fortea en especial y a todos los del blog en general.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:09 a. m.

    Bueno, en el final de los tiempos ocurrirá la conversión de los judíos. Claro que para que ocurra eso primero tendrán que haber vuelto a la Iglesia nuestros hermanos separados protestantes, luego nuestros hermanos ortodoxos, y me atrevería a incluir a la bárbara secta de los musulmanes en este proceso de unificación. Ya no creo en más cismas.

    Quizá la vuelta a casa de los protestantes lleguemos a verla.

    El caso es que mi estimación está el termino medio. Mas menos 500 años para cada reunificación.

    Si yo escribiera una novela apocaliptica :), de fecha le pondría el siglo XXXVII con un error de más menos CD años.

    Angel

    ResponderEliminar
  4. Mi experiencia en escuchar los sermones de curas jóvenes que acaban de ordenarse o llevan pocos años ordenados es distinta, dicen muy buenos sermones inspirados por el Espíritu Santo porque aún tienen el fuego de la vocación, la sinceridad y el amor a Dios muy latente, luego la mayoría, pero no todos, pierden ese ardor, los que lo pierden por el camino cuando dan los sermones pueden convertirse en cualquier cosa menos en homilías.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:58 p. m.

    el ABC de los sermones y los testimonios.
    Auténticos, Breves, Centrados en Cristo. J

    ResponderEliminar
  6. Conozco un sacerdote muy joven, recien sacado del horno como se suele decir, es muy breve en sus homilías, pero son tan profundas y espirituales que te dejan el alma llena de Dios, porque su vida rebosa en Dios.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:54 a. m.

    las viejitas están sordas y no saben qué dice el cura de todas formas y sólo ven , algunas, la expresión del rostro. Incluso agradecen que eleve el tono de voz

    ResponderEliminar
  8. En ocasiones no solo son los jóvenes sacerdotes los que dan pésimos sermones, sino que también los que ya cuentan con algo de kilometraje, se les va la onda y andan como medios perdidos, eso si muy repetitivos, creo que deberían ser claros, concisos y muy sencillos para que todo mundo los puedan entender, y así las viejitas no se pondrán a rezar el rosario durante la misa

    ResponderEliminar
  9. Los suyos son de lo mejor, los he grabado en mi IPOD... bueno no todos!
    Hasta el padre Fortea naufraga de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  10. Hola.

    Soy Gonzalo.
    Les vengo a pedir ayuda para poder difundir lo mas posible mi reflexión sobre el calentamiento global.
    Hasta hace poco la dejaba en blogs que trataran sobre el tema o que estuviesen relacionados al medio ambiente.
    Ahora cree mi propio blog donde por ahora solo he publicado mi reflexión.
    Denle un vistazo a mi blog y si les interesa y les gusta, por favor les pido que me ayuden.
    No se muy bien como se maneja esto de los blogs.

    Aca esta mi dirección de blog:

    http://elgranretodelsiglo.blogspot.com/


    desde ya muchas gracias.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar