martes, octubre 23, 2007

Mi sonrisa era la expresión de la alegría de mi corazón


Este obispo de Panamá fue compañero mío de clase. Os aseguro que merecía ser obispo. La persona más buena del mundo, y encima humilde. Los fieles y sacerdotes que se hayan bajo su paternal autoridad son unos afortunados.

Ayer dejé Panamá, la foto es de hace unos días. Estoy en el centro en Estados Unidos.

Ayer padecí el aburrimiento y las tensiones de uno de esos viajes inacabables con escalas y que se prolongó durante doce horas, en el fondo todo el día. Mientras estaba en las alturas, sentado sobre un asiento a varios kilómetros de altura, situado sobre el vacío, leía en una novela de un árabe la toma de Granada. Mi cuerpo viajaba en una dirección, mi mente en otra. Mi mente corporal viajaba del presente hacia el futuro (de acuerdo al lento ritmo del movimiento) del reloj, y mi mente inmaterial viajaba del presente al pasado (aunque ese pasado en la novela también avanzaba del pasado hacia el presente).



Cuando llegué al último aeropuerto tenía que haberme montado en un coche y haber sufrido cuatro horas más de viaje a Springfield (Missouri). Pero a las nueve de la noche, tuve que decirles a mis amables acompañantes que ya no podía más, ni con toda mi alma me podía hacer a la idea de cuatro horas más. Nuestro encuentro se había producido ya, habíamos cenado juntos, habíamos charlado, pero de verdad que yo ya no podía con mi alma. No era una cuestión de sueño, sino de cansancio. Les dije que, por favor, suspendiéramos el plan para el día siguiente. Al final me comprendieron, mi cara era toda una expresión de ese cansancio, y me quedé en Saint Louis.



He tenido un despertar muy cristiano: cuando Dios ha querido. Tras diez horas de sueño, me siento nuevo, veo el mundo de otra forma. He vuelto a vestir de negro, en Panamá iba de blanco. He vuelto a usar el jersey. Un fuerte saludo a mi familia lectora de Saint Louis, os quiero. Al resto de lectores también os quiero, pero con los que me he encontrado es distinto, ya pongo caras. Por ejemplo, Carlos de Valladolid, pues las veces que leo los comentarios ya es distinto, no es un comentario, es un ser humano. Me tengo que marchar, aquí se come a las doce y hoy se estrena la nueva cocinera de la rectoría, great opening.

Hasta pronto, familia bloguera.

Post Data: Ya he comido. El pastel de fresa que había de postre visualmente era un obra de arte, parecía que iba a ser una explosión de sabor en mi boca. Pero cuando lo probé, fue otra cosa. Me arrepentí de haberme puesto una porción entera. Era pura mermelada, hasta sabía un poco a medicamento. Escribo esto muy tranquilo, la cocinera nunca leerá mi blog. Je, je, je. Sí, espero que no me pase, lo que ya me sucedió con aquellas monjas de Brasil.

22 comentarios:

  1. beaugest11:13 p. m.

    ¿Qué diferencias en la devoción y religiosidad popular cuando los compara entre España, EE.UU y Sudamérica?

    ResponderEliminar
  2. la cara es el espejo del alma.
    en ambos casos, Ud. y su amigo, hallan felicidad en el mutuo encuentro.
    Un amigo es un tesoro, como dice la Escritura.
    y un buen amigo, es media vida.
    ¡Buena siembra!

    ResponderEliminar
  3. Padre Fortea, le recomiendo un buen corte americano de carne (angus) muy grueso, es de lo mejor que tienen los americanos. Los postres tambien los tienen muy buenos, la combinación es letal: grasa y azucar, pero muy sabrosos, haga otro intento, seguramente se le olvidará el ultimo sabor a medicamento, son veneno puro !!!

    saludos

    ResponderEliminar
  4. buena foto con Mons. Ulloa, lo malo es que no se quedó en la tropicalísima Panamá. Ojala lo vea yo mas de seguido.

    PD: Gracias por la foto, aunque me hubiera gustado tener libro pa tener tambien la firma, pero bueno, en otro momento.

    ResponderEliminar
  5. Tanto viaje a mi me alteraria el cuerpo, de echo no me sienta nada bien eso de ir en el avion muchas horas, mas que nada por que no quepo y siempre al viajero que esta enfrente me echa la bronca por que le clavo las rodillas en su espalda, no falla.
    Ese fortea ese fortea EH! EH!
    jejeje pero no olvides poner fotos plissssss
    Un saludo foreros!!

    ResponderEliminar
  6. Esto de las mentes viajantes me fascina; Una pregunta:existe realmente "mente corporal"? Es eso lo mismo que la red de conexiones de ideas, conceptos o conocimiento que hemos ensamblado durante nuestra vida? Y es esa la que volaba hacia el futuro en Los EEUU diferente a la mente que se paseaba por el libro de Toledo?
    Un estadista haria la media y nos deduciria que: si el pater estaba leyendo sobre la edad media y viajando hacia el veintitantos de Octubre del 2007, su mente se encuentraria en la franja temporal del reinado de Luis XIV.Esto solo nos habla de lo limitado de las Ciencias Humanas. (Y con estadisticas asi se ganan elecciones, conste!!!!)
    Por otro lado lo que dice el Pater puede ser una prueba mas de que, en muchas ocasiones el Espiritu y el cuerpo tiran en direcciones opuestas...Yo tengo muchas otras que les ahorrare escuchar aqui...

    Para mi, el hecho de que se acuerde de nosotros y haya post, pese a la diferencia horaria que hemos notado y la paliza que lleva encima y la de gente que tiene por ahi...En fin, que este aqui hoy, dice mucho mas de donde esta la mente del Pater. Y significa mucho para nosotros...verdad?
    Gracias pater...


    Por favor música romántica...

    ResponderEliminar
  7. Padre...

    Todos los caminos llevan a Roma, pero hay que ver la de vueltas que damos hasta llegar a destino¡¡

    B x C

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tenernos informados y las fotos. En esta se ve a dos sinceros amigos.

    Y la siembra continúa..

    La mejor carta de presentación.

    Cuidado con los experimentos gastronómicos, jeje.

    Bendiciones

    ResponderEliminar
  9. No tengo ni idea de eso que estas hablando , la verdad Mrs Wells , pero sí que creo que el padre parece salido de otra época , por la forma de vestir ,

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Padre Fortea...que linda sonrisa, una sonrisa que transmite paz y muchísima alegría...realmente todo lo que me transmitió en su visita a mi pequeño país Panamá.

    Que el Señor le siga bendiciendo en su largo caminar!!

    Muchísimas Gracias por visitar nuestro país y compartir con nosotros esa Bellísima Bendición que Nuestro Señor le ha regalado a usted.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo6:21 p. m.

    A mi me pasó algo similar con un duce llamado tres leches, el que compre en un restaurante de comida rápida era un poco más caro que el del supermercado, pero éste último me supo mejor.
    Creo que algunas mermelada saben igual que los medicamentos, porque las hacen con las mismas esencias o colorantes,no estoy segura.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo6:23 p. m.

    Bueno, el testimonio de un amigo sobre otro es la mejor referencia.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo6:23 p. m.

    Bueno, el testimonio de un amigo sobre otro es la mejor referencia.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Felicidades!!

    Cuanto me alegro de ver a dos Santos juntos, y es que allí donde va ud,. triunfa como la san Miguel.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo8:17 a. m.

    JOSE DOMINGO ULLOA ES UNA BUENA PERSONA, SOLO QUE SE HA VUELTO UN POCO PREPOTENTE, GROSERO Y AMARGADO. DEBERIA SER MAS HUMILDE.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.