martes, enero 22, 2008

Ese pequeño punto de mi madre


Me acuerdo en mi niñez cuando venía el practicante. Asistía preocupado al ritual de preparación de sus objetos de dolor. La operación duraba casi un cuarto de hora. Había que hervir la jeringuilla, que era de cristal, en un recipiente metálico colocado sobre un infiernillo. La familia en silencio contemplaba los ademanes ceremoniales de aquel señor. Sus manos, que jamás se precipitaban, mostraban que esas operaciones habían sido realizadas miles de veces. Para mí eran especialmente impresionantes los sonidos metálicos que hacían aquellos instrumentos al chocar entre sí. Especialmente terrible era siempre el último, el caer de la aguja de la jeringuilla sobre otro recipiente. Ni siquiera se tiraba la aguja en aquella época. La víctima –el niño que era yo- contemplaba indefenso todas aquellas preparaciones del dolor.

Mi padre nunca me recomendaba valor. Todo aquello le impresionaba tanto como a mí. Una vez llegó a desmayarse en el dentista. De forma que padre e hijo con los ojos muy abiertos, sudando un sudor frío, no perdíamos detalle de todo aquel inquisitorial proceso ante el que no cabía ni siquiera la posibilidad de declararse culpable. Mi madre era la única que lejos de consolar, permanecía inmutable, como diciéndole al señor vestido de oscuro que era el practicante: dele otra para que se haga un hombre. Nunca he acabado de entender ese pequeño punto sádico de mi madre.

129 comentarios:

  1. Anónimo1:02 a. m.

    Padre Fortea,

    Todas las mamás asumimos esa actitud de valor, por que de lo contrario el pobre practicante tendría que ser un atleta campeón en 1000 mts. para alcanzarlo, pero Dios sabe, que nos duele más a nosotras que a ustedes.

    Nuevamente tengo que decirle que está usted absolutamente "guaperrimo", pobrecitas las once mil virgenes cuando usted vaya a hacerles compañia.

    En beso, Sylvia

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:09 a. m.

    Nuevamente yo, Padre, no se le olvide la foto de esas manos que consagra a MI REY DE REYES a MI SEÑOR DE SEÑORES, "plis".

    Bye

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:49 a. m.

    PANTERA

    Esto no es propiamente de mi autoría, pero es SUPER IMPORTANTE su origén.

    "Recuerda que tú debes dar alegría y todo lo que lleva a ella. Es tu misión, ¿no lo sientes? entonces, busca las ocasiones de alegrar a la gente. Sé el genio de la alegría."

    Tu Señor Jesús

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:07 a. m.

    Pantera,

    Discúlpame las veces en que mis comentarios te han provocado dolor, piensa que están asociados al nick que adopté en estos días, pero no tienen que ver con mi forma de ser habitual.

    Entiendo el dolor que llevas en tu vida, y lo llevo contigo (y Cristo lleva tu dolor), me estaré acordando de ti en la oración.

    Me alejaré de esta web unos días, acuérdate que hay personas que rezan por ti, y no te tomes en serio todo lo que se dice por aquí.

    Tu amigo, el "pitufo crítico" (para que te rías un poco...) ;)

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:41 a. m.

    "Ayúdame, Padre Santo, estoy acercándome a Ti, a quien tanto he amado, a quien siempre he deseado y buscado"
    Santa Ines

    ResponderEliminar
  6. aajajajajajajajajaja, como pude reirme leyendo, akaajajajakajajajakajajaja....el punto sádico de su madre, medio cobardillo el chico! y el grande tmabién!....qu valiente son nuestras madres, sin duda...Dios las Bendigas a todas!.

    ResponderEliminar
  7. hey padre, que Dios le bendiga... creo que usted ocupa un lugar especial en Su plan... Dios le bendiga y a todos los sacerdotes y católicos del mundo!

    ResponderEliminar
  8. por cierto ojalá le nombraran obispo... no exactamente para cambiar himnos diría yo jaja...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo5:03 a. m.

    La vida no es fácil para los niños. Sobre todo para aquellos que sus padres, no les explican, o les explican con metáforas, la realidad.
    Acaso creerán que los niños no pueden comprender la verdad.
    Si los niños, son la luz del mundo.
    De los que son como ellos, es el Reino de los Cielos.

    ResponderEliminar
  10. akathistos5:57 a. m.

    Padre Fortea, eminencias, extranjeros y de la casa, cardenales, amas de casa, enemigos, hominidae, pitufos y pitufinas, extraterrestres,admiradoras y fans del Padre Fortea, no les parece gracioso que a veces en estos comentarios se hable de todo menos de lo que el Padre Fortea ha puesto en su blog, hasta me da risa como pareciera que el Padre con todo respeto, ni interesa, hay tanto dialogo entre todos que el Padre parece como de 2a importancia, solo me llama la atencion estos mundos virturales y como se van desarrollando, son nuevos para mi, pero creo que iremos descubriendo todas las sendas que abren a estos nuevos mundos. En cuanto a la actitud de las madres se me hace que a veces si piensan, por todas las travesuras que me has hecho... pero tambien pienso que han de decir si todos nos ponemos a llorar aqui, va a parecer funeral y no consultorio, asi que mejor se hacen las fuertes. Aunque hay que considerar que hay unas excepciones muy pocas que son muy valientes y si es cierto no lloran y aguantan como hombres. Padre creo que en estos dias ha tenido mucho trabajo, es mi percepción, pedire por usted en particular por lo que mas le preocupa, tambien estaran en mis oraciones todos los que navegan por aqui. Y que segun mi poca visión necesitan ayuda del Cielo

    ResponderEliminar
  11. Creo que todas las personas tenemos ese punto y se nos puede escapar: querer acelerar el orden que nuestro corazon desea, que puede tornarse en falta de indulgencia a los demas: la mujer dira lo mismo del hombre, el hombre de la mujer.
    Lo peor del mundo es que existe la dimension temporal, su madre queria asegurarse de hacer de usted un hombre...y se sentia humanamente responsable, quiza con ese pequeno punto se lo insinuo a usted, pero nada mas. Al final,yo creo que tambien, tuvo paciencia la mujer...y confianza en Dios

    En el otro extremo, los nacis por ejemplo perdieron totalmente la paciencia en su ansiedad de ordenar el mundo y hacerlo de provecho

    Si esperamos en Dios, Dios nos da paciencia, a Dios no se le puede ordenar...

    ResponderEliminar
  12. Sin embargo yo:
    (aunque no es deltodo verdad)

    Yo creci con la cancion
    "Libertad, libertad"
    y proteccion
    pues menuda la leccion!
    pues menuda la pamplina!
    la vida mas se disfruta
    con un poco de disciplina
    (O UN POCO DE MEDICINA)
    disciplina con dulzura
    que es el ARTE de inculcar
    al aprendiz, que con ganas
    LIBRE la quiera aceptar
    si es que eso le ha de curar
    como decia Erich Fromm
    ESTO ES EL arte de AMAR

    Asi era, en parte, mi MAMA

    ResponderEliminar
  13. El tono de voz en esto tiene mucho que ver. Por ejemplo, hablando de himnos, ayer. Se han fijado en la letra del himno de esta nacion (inglaterra)segun el tono de voz, tiene distinta intencion?:

    God, Save the Queen..


    puede ser una orden (malo): God, I told you to save the Queen,

    un ruego (bueno): God, please please, please I beg you save the Queen,

    una simple excamacion de admiracion (Ave Cesar) : God (pausa pausa larga), y por otro lado: Save the Queen


    Me gusta la segunda

    ResponderEliminar
  14. Anónimo12:16 p. m.

    Pongo el ensayo de ayer completo. Disculpen la extension pero la web que tenia este texto ya no existe y no vale de nada poner sólo la direccion.

    Angel Alvarez

    Michael Ende escribio:

    Pensamientos de un indígena centroeuropeo


    Érase una vez un pobre niño que no tenía padre ni madre, todos se habían muerto y ya no quedaba nadie en el mundo. Se habían muerto todos. Y él fue y se puso a llorar día y noche. Y como ya no había nadie en la tierra, quiso ir al cielo, y la luna le miraba tan risueña, y cuando por fin llegó a la luna, era un trozo de madera podrida, y entonces se fue al sol, y cuando llegó al sol, era un girasol seco, y cuando llegó a las estrellas eran mosquitos de oro pequeñitos, que estaban prendidos como los prende el alfaneque en el endrino, y cuando quiso volver a la tierra, la tierra era una olla del revés, y estaba completamente solo, y entonces se sentó y empezó a llorar y todavía sigue sentado, y está completamente solo.

    Büchner, Woyzeck




    No lleva a ninguna parte negar mi origen: soy un ser primitivo originario de una reserva centroeuropea. Por mucho que me esfuerce en disimular, todo habitante, científicamente ilustrado, del gran desierto de la civilización exterior me reconocería al momento. Son determinados ademanes, un determinado deje de voz, parece que también una determinada manera de guardar silencio, lo que nos traiciona. Así que prefiero confesarlo en seguida.

    La reserva de la que provengo se llama «literatura infantil». Forma parte de las reservas toleradas con sonrisa de conmiseración por los habitantes del desierto de la civilización, e incluso mimadas por ciertas asociaciones-good-doer, pero en el fondo despreciadas por todos: como, por lo demás, casi todo lo que tiene que ver con los niños. Así que, en comparación, no estamos nada mal. De vez en cuando, eso es cierto, entre los habitantes del desierto de la civilización se pone de moda el ocuparse de nosotros, y entonces masas de celosos misioneros recorren nuestros bosques y praderas, levantan planos de nuestras tierras y nos amonestan, bondadosa o enérgicamente, a someternos por fin a la Ilustración científica, única salvadora, y a no contar en lo sucesivo sino historias realistas, socialmente relevantes, de crítica social o, al menos, con valor emancipatorio. Nosotros, claro, prometemos todo lo que quieren, nos inclinamos también reverentemente, como ellos exigen, en dirección a los cuatro puntos cardinales que para ellos se llaman Marx, Freud, Einstein y Darwin. Ellos, entonces, se marchan contentísimos. De eso hace ya algún tiempo, y en el ínterin nos dejan relativamente en paz.

    Hay, sin embargo, en nuestra reserva un enclave especial odiado ferozmente por esos misioneros, porque hasta los de mejor voluntad han perdido la esperanza de desterrar de tal enclave el espíritu de las tinieblas. Ese enclave se llama «el libro infantil fantástico». Se trata de una región en la que, por así decir, se juntan dos reservas diferentes, a saber, la de esa literatura «intocable» ya descrita, y la de la literatura fantástica, que, en su conjunto, es considerada como de evasión y por tanto carente de valor, pero que de todos modos se toma en consideración como ejemplar curioso, en la medida en que, conforme a lo que se espera, adopta una actitud enfermiza, escandalosa o por lo menos obscena. El cruce de ambas reservas no sólo acumula los correspondientes efectos de tabú, sino que los multiplica. Cuando el buen misionero ha dado su beneplácito al libro infantil realista, por ser instructivo o pedagógicamente valioso, ante el libro infantil fantástico, por lo general, se queda con la boca abierta. No encuentra normas, criterios que le puedan servir de punto de referencia para su mensaje salvador. Nadie se asombrará de que tal hecho, en general, no redunde en beneficio de los libros. En todo caso, sólo los más libres de prejuicios entre los conformadores de la opinión pública se atreven a adentrarse en esa zona. No se dejan vencer por privaciones y fatigas, no se desaniman y, con admirable empeño, buscan y buscan por si al final se pudiese sacar a la luz, con ayuda de la interpretación, algo científicamente aprovechable. ¡El gran Galimatías los bendiga por ello!

    Ese enclave de nuestra reserva es, pues, mi lugar de origen. De una persona que, sin avergonzarse, admite cosas tan penosas, se espera por parte de la gente civilizada que al menos añada: ¡Y estoy orgulloso de ello! (Más o menos conforme a la fórmula de Tucholsky: Estoy orgulloso de ser judío. Si no estoy orgulloso, sigo siendo judío. Así que más vale estar orgulloso en seguida.)

    No, yo no estoy orgulloso de ello. No estoy orgulloso por la sencilla razón de que todas esas clasificaciones en literatura infantil y literatura para adultos, literatura fantástica y literatura realista, literatura para amas de casa católicas y literatura para ciclistas zurdos, es una estupidez de tal calibre que los indígenas tenemos que beber mucha agua de fuego para poder creer que los habitantes del desierto de la civilización están realmente en sus cabales.

    Ahora bien: hace poco algunos de mi tribu y yo hemos conseguido abrir las fronteras de nuestra reserva, llamar la atención del auténtico mundo literario, poner en un cierto desorden sus criterios e incluso situarnos en la lista de best-sellers. Estoy viendo con mi mirada interior las cejas arqueadas de las personas benévolas y cómo asienten con la cabeza pareciendo preguntar: ¿no te dije?

    No: tampoco estoy orgulloso de eso. Tales cosas nos suceden a veces a los indígenas sin ninguna intención por nuestra parte. ¿Cómo vamos a estar orgullosos de que nos aplauda un mundo que es inhabitable para nosotros? Tales éxitos demuestran únicamente que el desierto de la civilización también parece volverse poco a poco inhabitable para un número cada vez mayor de los que lo habitan. Muchos de aquellos a quienes la Ilustración científica les ha ido agotando los manantiales de la vida sienten, pura y simplemente, una sed desesperada de lo maravilloso. En su mundo aséptico y funcional se les ha hecho desaparecer, a base de raciocinio, lo maravilloso, o bien, caso de que eso no se haya conseguido del todo, se les ha prometido hacerlo desaparecer definitivamente dentro de muy poco. En nuestra reserva, amenazada por todas partes por apisonadoras, productos químicos y medidas de racionalización, siguen brotando algunos manantiales. Por eso vienen a ella los sedientos. Pero el hecho de que tengan sed no es para nosotros motivo de orgullo.

    Me han contado que hace poco, en las fronteras de todas las reservas parecidas a la nuestra, se han colocado grandes letreros que advierten: «¡Cuidado! ¡Aquí empieza el terreno de lo irracional! ¡Peligro de muerte! ¡Prohibido el paso!».

    Nosotros, ingenuos indígenas, nos preguntamos en vano lo que eso querrá decir. Lo que en el desierto de la civilización significa racionalidad e Ilustración científica nos parece que ha tenido el efecto contrario de lo que la razón y la lealtad exigen a toda persona cabal. Vemos que esas personas, con su Ilustración científica, envenenan el cielo, la tierra y las aguas. Vemos que se destruyen a sí mismos física y psíquicamente. Vemos que la cima de sus conocimientos ha consistido en crear una bomba con la que se puede destruir la vida de la tierra no sólo una, sino muchas veces. Si esos resultados de su racionalidad no les infunden miedo ¿por qué tienen tanto miedo de nuestra irracionalidad? Ellos, sin embargo, no tienen miedo de su racionalidad, al contrario, están incluso orgullosos de ella. ¿Están mal de la cabeza?

    Los misioneros del desierto de la civilización nos dicen que todas esas cosas horribles de ninguna manera hablan en contra de la Ilustración científica, pues sólo se trata de la falsa aplicación de unos conocimientos que, en sí, son exactos. Nosotros, en cambio, nos preguntamos cuánto tiempo ha de pasar aún para que comprendan por fin que no se trata de hacer un uso diferente de sus conocimientos, sino de aspirar a otro género de conocimientos. Lo que ellos llaman racionalidad, por lo visto, los ha cegado. ¿Es posible que no vean de verdad que la muerte está agazapada desde el comienzo en esa manera de pensar y que ahora va saliendo poco a poco a la luz? ¿Es posible que crean de verdad que un pensar muerto y mortal, con sólo aplicarlo como debe ser, está al servicio de la vida?

    Lejos de mí, bien sabe Dios, hacer ahora, por así decir, de misionero contrario, pero para quienes tengan interés, trataré de explicar más exactamente lo que he querido decir. Para ello tengo que contar un poco cómo y por qué surgió la reserva de la que provengo.

    En el desierto de la civilización se suele contar una historia al respecto absolutamente falsa. Dicen allí -y así se lee en todos los trabajos que ellos escriben sobre el tema- que la literatura infantil y juvenil surgió debido al creciente interés que la humanidad moderna y civilizada siente por el niño y sus necesidades. Eso es, si acaso, un eufemismo, o mejor dicho, es el anverso, primorosamente pulimentado, de una moneda cuyo reverso presenta un aspecto muchísimo menos placentero.

    ¿Cuándo surgió la necesidad de crearles a los niños un mundo propio, y, por tanto, también una literatura propia? En otras civilizaciones -suponiendo que no hayan caído ya bajo la influencia de la Ilustración científica-, niños y adultos viven en un mundo común. En la Europa de antes también era así. ¿Cuándo y por qué se dividió ese mundo en dos partes?

    Los inicios de lo que hoy llamamos literatura infantil se sitúan en los comienzos del siglo XIX. Antes existían los cuentos, pero éstos de ninguna manera eran «sólo para niños». En el desierto de la civilización se supone que el pueblo se había inventado esas historias fabulosas porque era ignorante e ingenuo. En nuestra reserva estamos más enterados: el pueblo no se inventa esas historias, sino que solamente las cuenta, cuidadosa y exactamente, con las mismas palabras. Los autores anónimos de los cuentos eran en realidad hombres sabios que sabían muy bien, hasta en el menor detalle, lo que decían. También había leyendas de santos y relatos bíblicos, había viejos sistemas mágicos de correspondencia, en los que todo se correspondía con todo, existía la alquimia, la astrología y el universo de los mitos. Aquel mundo era igualmente habitable para adultos y para niños, las diferencias consistían únicamente en el grado de saber y de sabiduría.

    Todo cambió con el comienzo de la modernidad. Por aquellos tiempos, el moderno intelectualismo empezó a desbancar en todos los campos a la vieja espiritualidad de Europa. En sus distintas manifestaciones -las ciencias «objetivas» de la naturaleza, con su posterior aditamento de técnica e industria por un lado, y unas ciencias del espíritu y una teología que se diluyen cada vez más para transformarse en secas abstracciones, por otro- extirpó con fogoso celo los últimos restos de las imágenes antropomórficas, o sea, afines al hombre, que aún existían del universo. En el siglo XIX su triunfo fue total: la imagen del mundo se había vuelto literalmente inhumana.

    A partir de entonces, el cosmos sólo se veía como una maquinaria, impasible y vacía, que funciona según un número limitado de leyes físicas. Nuestro sistema planetario, insensible nubecilla de polvo al margen de la galaxia, se desprendió un día casualmente de una gigantesca nebulosa de hidrógeno y seguirá rodando hasta que en algún momento sucumba al calor o al frío. En el cósmico silencio de cementerio que vendrá después, toda la historia de la humanidad, con sus civilizaciones, religiones, luchas y penalidades no habrá sido otra cosa que un apenas perceptible, absurdo y diminuto intermezzo en una imprevisible serie de formidables pero igualmente absurdos acontecimientos.

    ¿Y el hombre como tal? Un pequeño grumo de albúmina, bajo la influencia de radiaciones cósmicas, había empezado casualmente a multiplicarse, el ser vivo más fuerte y mejor adaptado devoraba cada vez a los otros, alcanzando así un estadio más y más elevado de la evolución, hasta que finalmente, pasando por formas previas del género de los anfibios y los simios, se llegó mendelianamente a la cumbre de la selección natural: ¡el profesor universitario! Y lo que hasta entonces había sido considerado erróneamente como el alma humana, con todos sus ideales de libertad, inteligencia, responsabilidad, amor, fuerza creativa, humor y dignidad humana, fue declarado pura ilusión. «Visto objetivamente», en el cerebro y en el sistema nervioso sólo había una suma de procesos automáticos, electroquímicos, que con los correspondientes hilos conductores en la cabeza o mediante psicofármacos, se podían modular a voluntad.

    Ese deprimente conjunto de ideas, literalmente dejado de la mano de Dios, era, pues, ahora, el mundo de los adultos. El adulto estaba orgulloso de su despiadado «amor a la verdad», y, muy en especial, estaba muy orgulloso de haber puesto por fin al descubierto esa engañifa de la Creación. La fórmula de desencantamiento incesantemente recitada rezaba: «Hoy sabemos que sólo se trata de...». Con ese «sólo» se podían declarar como hechos científicos las más estúpidas y más improbables hipótesis. Para nosotros, indígenas, siempre será un enigma ese ciego empeño en deshacer hechizos.

    Pero hasta el más fanático misionero de la Ilustración científica, única salvadora, captó hasta cierto punto, oscuramente, que en un mundo con ese universo de ideas los niños no podían vivir, ni respirar, ni prosperar, que en ese desolado paisaje, su alma, pura y simplemente, moriría de hambre y de sed. Precisamente por eso se toleró que se creara nuestra reserva, en la que los pequeños salvajes se entregasen, al menos durante un par de años, a sus instintos animistas y antropomórficos, en la que se les permitiese imaginar una naturaleza poblada por seres maravillosos y misteriosos, por elfos, enanos y hadas: hasta el momento en que se les considerase suficientemente «maduros» para hacerles conocer todas esas representaciones que hoy se llaman «hechos objetivos». Entonces se les enseña a los pequeños salvajes que no hay ninguna «luna buena» (*) que «marcha a través de las nubes nocturnas», y ante cuyo «resplandor se siente que no se está solo», sino solamente un grumo cualquiera de escoria y polvo que, debido a determinadas leyes de la mecánica, queda detenido en su órbita. Tampoco hay un «querido sol» que «sonríe» desde el cielo al pequeño salvaje, sino sólo una bola de gases que mediante incesantes reacciones nucleares lanza, sin sentido ni razón, inconcebibles masas de energía a un espacio cósmico vacío.

    Tampoco hay una «madre tierra», que nos «alimenta» a nosotros, sus «hijos», y con la que tenemos una deuda de «agradecimiento y respeto», sino un montón de sustancias químicas que se pueden explotar para todos los fines imaginables, con que sólo se disponga de la suficiente astucia. En resumen: al pequeño salvaje se le explica con la máxima claridad que todo lo que hasta entonces le hacía ver el mundo como algo afín, como algo suyo, no era sino un burdo y amable embuste. No hay Niño Jesús, no hay cigüeña, ni conejito de pascua, ni ángel de la guarda ni enanitos. El pequeño salvaje se entera de que hasta entonces, durante todo el tiempo, se le ha tomado por un perfecto idiota, ni más ni menos. Tal fundamental abuso de confianza no se toma en serio por una sola razón: porque suele pasar inadvertido. Lo que queda es un inconsciente pero no por eso menos hondo desengaño. Y el convencimiento de que sólo puede ser verdad lo que sabe a desengaño. A partir de ese instante, el niño está, efectivamente, «maduro» para convertirse en habitante del desierto de la civilización.

    «Y estaba completamente solo y entonces se sentó y empezó a llorar y todavía sigue sentado, y está completamente solo.»

    Nosotros, indígenas, creemos en cambio que un mundo que no es habitable para los niños tampoco lo puede ser, en último término, para los adultos. El llamado adulto de hoy, a quien le han obturado el cerebro con un concepto de realidad mezquino hasta la ridiculez, considera todo lo maravilloso y misterioso como «irracional», como «fantástico» o «de evasión» o comoquiera que recen todas esas expresiones degradantes. Sin embargo, en la literatura infantil, ese adulto concede, nolens volens, un cierto derecho a existir a todo lo que ve como inservible para él mismo. A veces lo prueba un poco a escondidas, cuando se hunde en la depresión a causa de ese mundo suyo tan perfectamente desencantado, pero eso sólo lo hace cuando nadie le ve. Si no, le daría vergüenza. Después, suele llamar a gritos, con más fuerza aún que antes, a los desencantadores.

    Yo me pregunto muy en serio si una historia como la Odisea -suponiendo que aún no existiera y que fuese escrita por un Homero de hoy- podría hoy aparecer hoy en letra impresa de otro modo que provisto de la etiqueta disculpadora «libro infantil». Pues ese libro rebosa de gigantes, reyes de los vientos, hadas hechiceras y otros personajes «no-realistas». Incluso el Fausto podría ser ofrecido hoy únicamente como fábula teatral, pues todo hombre de hoy, ilustrado por la ciencia, sabe que no existe el diablo y que por consiguiente tampoco se puede hacer un pacto con él.

    ¡Perdón! He olvidado que eso es poesía. Entonces no hace falta tomar las cosas tan en serio, ¿no? Todo tiene carácter simbólico. Claro. El desierto de la civilización está salvado. Pero tengo que volver una vez más al concepto de realidad. Personas de buena fe me aseguran que desde hace ya mucho tiempo en todos los frentes se está superando el materialismo puro y duro. Los indígenas, para ser sincero, no tenemos esa impresión. Al contrario. Como podemos inferir del famoso y celebrado libro Más allá de la libertad y la dignidad, del americano B. F. Skinner, investigador del comportamiento, la ciencia está ahora a punto de expulsar el antropomorfismo de sus últimos reductos, a saber, de la misma ciencia del hombre. El hombre, leemos allí, en realidad -o sea, visto objetivamente- no se parece al hombre. Precisamente aquello que pensábamos que era el auténtico ser del hombre, es decir, su libertad y su dignidad, eso no existe. Todo ello no era otra cosa que ingenua y acientífica superstición. Nosotros, los indígenas de la reserva, no nos extrañamos de que los jóvenes que se han criado en el desierto de la civilización y que tratan de vivir con tales «verdades» pongan bombas y disparen a voluntad sin el menor escrúpulo. Pues desde luego no tiene la menor importancia el que en el mundo haya unos sistemas más o menos de «reflejos condicionados». Y el hombre no es más que eso.

    Nos gustaría saber cómo se puede fundamentar a partir de tales ideas el que el fuerte no tenga derecho a vivir, sin ningún tipo de miramientos, a costa del más débil. ¿No ha sido esa exactamente la manera como el hombre ha ido evolucionando hasta sus cimas actuales? ¿Por qué no va a seguir comportándose así? Nos gustaría saber por qué no se pueden realizar experimentos en los campos de concentración, con la llamada «vida que no merece vivir», experimentos que sin embargo son útiles a la ciencia y por tanto al progreso de la humanidad. Preguntamos por qué no va a poderse resolver el problema de la superpoblación arrojando algunas «limpias» bombas atómicas. Para lo cual, naturalmente, habría que determinar quién tiene que caer y quién no. Tal decisión se podría dejar tranquilamente a un gremio internacional de expertos que verdaderamente sean capaces de pensar de un modo «moralmente neutro».

    ¡De ninguna manera!, oigo gritar al unísono a los misioneros de la Ilustración científica, única salvadora. ¡Eso estaría en contra de toda ética, de toda moral, de toda humanidad!

    ¿Ética, moral, humanidad? ¿Puede saberse de dónde salen de pronto esos conceptos? ¿No acabamos de oír que son todos ellos valores subjetivos, es decir, ilusorios, que no existen objetivamente? ¿Qué se les ha perdido a esos valores en un pensar libre de valores? La reivindicación de ortodoxia de los espíritus ilustrados es general, inexorable y exclusiva. ¿Por qué entonces están horrorizados cuando alguien obra en monstruosa consecuencia con esas enseñanzas? ¿O es que al final son ellos quienes no van a tomar perfectamente en serio lo que ellos predican?

    Hay de todo: el profesor que durante la semana anuncia desde lo alto de su cátedra que la conciencia cognitiva humana no es otra cosa que la suma de los procesos electroquímicos del cerebro y del sistema nervioso, pero que el domingo va, como buen ciudadano y buen cristiano, a la iglesia, y escucha allí que el hombre tiene un alma inmortal. Consiguiendo creer lo uno y saber lo otro. Ya Newton realizó la misma habilidosa pirueta al señalar que no había que introducir las verdades científicas en la religión, pues ésta sería entonces heterodoxa, pero que por otra parte tampoco había que introducir las verdades religiosas en la ciencia, pues ésta sería entonces fantástica.

    ¡Los indígenas nos llenamos de asombro!

    La esquizofrenia de tal actitud está tan a la orden del día en el desierto de la civilización que ya se la tiene por el estado normal del hombre sensato. Lo que allí se exige es, en la práctica, que el pensamiento del hombre sea una cosa, su comportamiento moral, otra. Vuelvo a lo mismo: ¿están mal de la cabeza?

    Ellos han dividido violentamente el mundo en dos: uno «subjetivo» y otro «objetivo». Y no han notado que de ese modo han sido víctimas de una perfecta ficción. No quieren comprender que un mundo sin conciencia humana no puede existir, pues para pensar un mundo así, se necesita en cualquier caso una conciencia humana, o sea, la conciencia de quien quiere eliminar esa conciencia. Así han caído en un fatal círculo vicioso que ellos no perciben porque, cuando tienen presente una de las mitades, la otra desaparece siempre de su campo de visión y de su memoria. Ese círculo vicioso funciona de la siguiente manera: toda percepción de un objeto, dicen, es subjetiva, no hay colores, sonidos, sabores, todo es ilusión. Si se sigue preguntando: ¿cómo sabéis entonces que existís, pues de vuestra existencia tenéis que estar seguros cuando emitís tales juicios?, entonces responden: la percepción del sujeto es objetiva. ¿Está claro? Clarísimo.

    Nosotros, ingenuos salvajes, pensamos en cambio que el mundo y la conciencia humana forman una unidad y que no es posible separar el uno de la otra. Tat twam asi, decían los antiguos indios, «Tú eres eso»; lo que percibes, eso eres tú.

    Hay ya algunos científicos, pocos, que se han dado cuenta de cuán problemática es toda esa pretensión de objetividad. Heisenberg escribe en un artículo más o menos lo siguiente: si observamos la estructura del átomo, tal y como se nos presenta hoy, ¿qué es lo que percibimos? Solamente la estructura de nuestra propia conciencia.

    Stanislaw Lem, el autor polaco de ciencia-ficción, ha escrito un libro divertidísimo sobre ese efecto-de-espejo. La novela se titula La voz del Señor. Un radiotelescopio -se cuenta allí- capta un día una serie de señales ordenadas, procedentes de algún lejano rincón del universo. Tras breve pausa, esas señales se repiten, una y otra vez, y siempre en el mismo orden. Se funda un enorme centro de investigación, mantenido en estricto secreto. Se consulta a las mayores eminencias de las más diversas especialidades. Al principio se piensa naturalmente en un mensaje de otras inteligencias, pero ¿cómo descifrarlas, puesto que cualquier método presupone que esas inteligencias tengan, de un modo u otro, una afinidad con nosotros? Se piensa entonces en una «información», como la que contienen los núcleos de las células. Pero entonces se dan cuenta de que así sólo se está trasponiendo un contenido de la propia conciencia a otra conciencia totalmente ajena. Los intentos de escapar a ese encadenamiento a la propia conciencia se vuelven cada vez más complicados y atrevidos, pero todos resultan inútiles.

    A los indígenas sólo nos queda añadir: y lo que vale para el mensaje del universo, vale igualmente para cualquier tallito de hierba. Los hechos que vais a encontrar corresponden siempre a la manera como preguntéis por ellos. Por eso no aspiramos a las «verdades objetivas» sino a la sabiduría. Pues los misterios del mundo se abren sólo a quien está dispuesto a dejarse transformar por ellos.

    Nosotros creemos que por eso necesitamos un nuevo género de ciencia, una ciencia que vuelva a fertilizar el desierto de la civilización, una ciencia que haga innecesaria nuestra reserva centroeuropea, que haga que los hombres vuelvan a sentir este mundo como algo suyo, que mida a los hombres con medidas humanas (las cuales, como sabemos por el Apocalipsis de San Juan, son también las de los ángeles, por la sencilla razón de que no hay otras), que no supere el intelectualismo mediante la «irracionalidad», sino reflexionando sobre él hasta sus últimas consecuencias, y que -finalmente-, mediante un pensar con más contenido real, o sea, más cercano a la vida, lo vuelva a introducir en el ámbito de la experiencia humana.

    Hasta entonces, nosotros proseguiremos a nuestra manera el combate. Nuestra religión se llama poesía. Creemos que la poesía es para los hombres una necesidad vital elemental, a veces más vital que el beber y el comer. En nuestra reserva hay quien piensa que la verdadera ciencia y nuestra poesía vendrán a ser, en definitiva, una misma cosa. Esperemos tranquilamente a que llegue ese momento. La poesía es la capacidad creativa que tiene el hombre de vivirse y de reconocerse a sí mismo una y otra vez en el mundo y al mundo en sí mismo. Por eso toda poesía es, en su esencia, «antropomórfica», o dejará de ser poesía. Y justamente por ese motivo, toda poesía tiene afinidad con lo infantil.

    Al decir esto no nos referimos únicamente a poesías y libros, sino a formas de vida y explicaciones del mundo accesibles a la experiencia, a la vida. Hay en nuestra tribu una vieja profecía que dice que un día los llamados adultos serán lo suficientemente adultos como para dejarse decir por la poesía lo que es y lo que no es verdad. Entonces habrá también una ciencia de una naturaleza totalmente distinta, una ciencia que no sólo encuentre verdades con las que los hombres puedan vivir sino que les ponga al descubierto su verdadero ser humano. Esa profecía es de un miembro de nuestra tribu que vivió hace mucho tiempo y que tenía el nombre de Novalis. Dice así:



    Cuando cifras y figuras
    ya no sean clave de todas las criaturas,
    cuando quienes cantan y besan
    sepan más que los hombres de honda ciencia,
    cuando el mundo regrese al mundo
    y a la vida en libertad,
    cuando se unan luz y sombra
    en verdadera claridad,
    y en cuentos y poesías se descubran
    las verdaderas historias del mundo,
    entonces, ante una palabra secreta
    volando se irá todo el ser alterado.


    (*) Esta cita y las que le siguen están tomadas de una conocida canción infantil alemana (N. de la T.)

    ResponderEliminar
  15. Anónimo12:16 p. m.

    Para Santa Inés: No tengas miedo, el Señor ha puesto Su Mirada en tí. Abandona todo temor en Su Santo Corazón. Él está allí dónde 2ó más se reunen en Su Nombre.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo1:18 p. m.

    Mi madre siempre cuenta como yo cogía una garganta cada quince días; era muy propensa a la amigdalitis y también sé lo que es esconderse debajo de la cama y que tengan que buscarte desesperados por toda la casa. Recuerdo sobre todo la ansiedad ante el timbre de la puerta. Siempre deseando que no fuera el practicante. La inyección que no se me olvidará nunca (porque ese día vi las estrellas y el firmamento sideral) fue un día que tuvieron que ponerme hierro. Pataleé de lo lindo. Y también estuve a punto de desmayarme con un análisis de sangre.
    P.D. Esa cara tan seria de la foto, creo que refleja una falta de vitamina A. Debería tomar más tomate jijiji.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo1:21 p. m.

    ¿Es cara seria, triste o severa? No sabría calificarla. Ciao, me voy a preparar sopa de marisco. Voy a ponerle un ingrediente de mi invención. Si sale buena lo cuento.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo1:29 p. m.

    Amigos Amados, POR FAVOR, necesito que recen por mi, tengo un problema serio, que solo esta en manos del Padre Celestial, por favor ayúdenme.

    ¡Aquí estoy, Señor, para hacer TU VOLUNTAD!.

    Padre Fortea y todos los padres encomiéndenme en las EUCARISTIAS.

    Que Dios los bendiga

    Sylvia

    ResponderEliminar
  19. Anónimo1:35 p. m.

    Conversación con mi prima María por teléfono(¡no sé a qué hora vamos a comer hoy, ya es la una y media!) Le digo: "te noto triste, estás preocupada por algo". Le digo: "¿Algún problema con un chico, verdad? y va y me contesta con decepción: "Problemas con los chicos, no. . .¡ por la ausencia de ellos!" Madejao de piedra. Y yo voy y (con falta de empatía, lo confieso) le suelto: chica, y para qué quieres un hombre si sólo dan problemas. Y si no te los dará su mamá.jijii . Me voy pitando. Adios, adiós.

    ResponderEliminar
  20. no es sadismo, Padre, es que Ud. no la entiende. Su madre quería que Ud. se fortaleciera, y sabía que la única manera era pasar por el aro, ¿comprende?
    En eso demostró ser una buena madre ocupada en fortalecer las alas de su pichón antes del vuelo...
    Saludos cordiales a TODOS.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo2:54 p. m.

    http://es.youtube.com/watch?v=o62EyI_v__8

    ASI REIA COMO NIÑO JUAN PABLO II

    ResponderEliminar
  22. Anónimo3:00 p. m.

    Chicooooooos, la sopa de marisco te sale maravillosa si le capuzas ketchup! De todos modos no os olvidéis de su correspondiente sofrito de tomate y cebolleta rallada.
    2º Asunto del día y último(mensaje personal para fort969, no leer blogeros): Voy a guardar su foto del viernes en MIs Documentos. Para hablar con su foto, cuando no tenga a mano a nadie con quien tratar temas serios. De pequeña tenía un amigo imaginario con el que hablaba,(mientras veía como los niños jugaban en la plaza, y yo siempre pachucha, tenía que conformarme con verlos) se llamaba Cepelin. Ahora tengo uno que se llama JotaFort.
    En las otras fotos su expresión me asusta bastante.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo3:05 p. m.

    Oye, que no es MIchael J. Fox, es Jotafort a secas.

    ResponderEliminar
  24. Pantera3:57 p. m.

    NIÑEZ

    (P.FORTEA / SYLVIA / CRITICO y "Raton Miguelito")
    Todos los mal formados versos que lean de mi, son de mi autoría.

    En cada cosa te busco
    no se por que me desespero
    hoy no lloro, hoy te cuento
    que ayer se confeso este converso.

    Te tuve en mis oraciones J.Fort
    Suplique de Dios sobre ti bendiciones
    tantas, tantas, tantas
    como al mismo Jesus de niño se les dio.

    La mía fue triste, dura, recia
    a los 4 le espere para recitarle poseía
    ese día llovería
    y la cabecita me rompería

    Mi madre presintió o sintió mi dolor
    De en medio de la lluvia y columpio me recogió
    Igual declame la poesía, aun cuando todos se oponían
    Aunque cubierta un hilito de sangre corría

    Yo te busque ese día
    Igual declame mi poesía
    Aquel momento comprendí
    Que solo me dejarías

    Me fueron a curar, puntos me cocerían
    Quede como San Francisco, una aureola se exponía
    Mi madre firme ante mi, pero mis espaldas le reclamaría
    Tenia fiebre y melancolía.

    Ese día comprendí que no estarías
    No te reprocho nada, pero mi madre lo sabia
    Que arañazos, golpes y groserías
    Pero mi madre firme, me decía que solo “yo” podía.

    Firme, inamovible, recia, y sin muchos abrazos
    Como me daría, lo que ella no comprendía
    Demostró su amor, enseñándome a ser independiente
    Pero no sabia, que mi sano desarrollo de amor dependía.

    Así es la vida, a las inyecciones le temía
    Y a la oscuridad, yo de niño cosas veía
    Inteligente e independiente, tomando decisiones
    Un amigo imaginario me cree, y empezaron las deformaciones.

    Es duro ser niño, carente de amor
    Madres, fuertes, madres sufridas,
    Madres llenas de Dios, madres llenas de amor
    Madres Heridas, pero madres dadas por Dios

    Te busque primero, mi celestial amor
    Te sentí en lo secreto, escuche tu latir
    Te escuche venir, y rescatarme
    Ni de niño, ni de adulto, permitas a los perros atraparme.

    ResponderEliminar
  25. Ay, Pater,

    Me has recordado esa parte de mi vida que tenía olvidada, "los practicantes" en mi caso, era una mujer mayor, con manchas en las manos, yo le pregunté a mi madre, esas manchas son de poner inyecciones, me respondió no, son porque es una persona mayor.

    Era época de ignorancia en tantas cosas, recuerdo que se le daba la voluntad, que eran unas 100 pesetas o algo mas y entre varios "servicios" la mujer se sacaba un jornal, hacía su ruta, siempre pensábamos quien nos pondría las inyecciones cuando esa mujer faltase.. después este servicio lo realizaban los ambulatorios.

    Esa mujer se llamaba Efigenia, "Ifi" y realmente su experiéncia hacía que no sintiésemos dolor, pero los preparativos, por tí expuestos si se miraban, sí que producían pavor, parecía la preparación a una cámara de tortura, mi madre, nos decía relájate, si hay tensión es cuando hay dolor, y al hecerle caso "esto era una recomendación de la experta practicante" no había dolor, ni "efectos secundarios", jeje.

    Bendita practicante.

    En los cielos esté.

    ResponderEliminar
  26. Pantera4:19 p. m.

    Sylvia

    estoy pensando en eso de la alegria, ¿JESUS SE REIA?

    VOY A PEDIRLE UNA VISION A SAN JOSE, A VER SI ES VERDAD.
    o enviame un versiculo donde lo diga.

    espera, me llego una imagen:
    Creo que cuando el multiplico el pan y comiendo los veìa el sonreìa.

    no de burla como nosotros, imagino verdadera alegria, de dar comer a sus hijos, Pues Dios nos ve como niños.


    En mi pais, esta era la crianza
    1.si mama o papa estaban conversando con notro adulto "no debes interrumpir", si lo haces debes decir "permiso".
    2. si aun adulto y otro conversan y tu metes la cuchara, HAY DE TI!, LA AZOTADA AL PARTIR LA VISITA O EL BOFETON POR IMPRUDENTE.
    3.Lo que pasa en casa se queda en casa.
    4.si le haces una groceria a un adulto, y ese adulto le decia a tu mama o papa, DIOS!!!, te azotaba tu papa y el extraño, respetar al mayor... y ruega que no te vieran haciendo fechorias o travesuras.
    5.el egosismo es imperdonable, donde comen 3 comen 4.
    6.en la escuela si te portabas mal, abrias la palma de la mano y con una regla de madera te daban, y si la mano quitabas, "doblete".
    7.no se le puede decir no a los vegetales, ni el higado de res encebollado.
    8.ir a misa los domingos asi sea obligado y hay de que no repitieras las oraciones.

    ResponderEliminar
  27. UNA EXPERIENCIA QUE ESTREMECIÓ MI ALMA*
    Alberto, te escribo estas breves líneas para contarte algo que me lesionó emocional y espiritualmente, hace algunos días, y que me hizo cuestionarme a montones.
    Resulta que llevé a mi hijo a su clase de Hap Ki Do (arte marcial), en la Academia de XXX Hap Ki Do, adonde ha ido por más de cuatro años ya. La academia está ubicada en XXX, ciudad de XXX. Mi hijo ha hecho muy buenos amigos allí, y en particular su maestro, Gary, es una persona A1, que ha contribuido muchísimo con la disciplina de Adey. Así se llama mi hijo que cuenta 12 años.
    Iba conmigo, en mi carro, vestido ya de uniforme de Hap Ki Do (uniforme azul con rayas blancas). Íbamos tarde; asÍ que decidí pedirle que saliera del carro, justo frente al Banco XXX, que queda a lado del Restaurante XXX y de la tienda Chocolatier, ya que la academia queda arriba de Chocolatier. O sea, es una cuadra solamente, pero es one way, y para llegar, a pie, es más rápido. Con el auto, yo tenia que dar la vuelta a la manzana para poder parquearme.
    Mi hijo sale del carro, corre por el frente del banco, se topa con sus amiguitos (también vestidos de uniforme), saluda, y sigue corriendo para llegar a su clase de las 5:30pm.
    De repente, veo con horror al guardia de seguridad del banco XXX salir del banco, para ver a mi hijo; se le queda mirando, mientras el niño corre y sube la rampa, hasta el local en donde recibe sus clases. Hasta allí "the facts". Ahora, "my take on this".

    Fue evidente que el guardia de seguridad se sorprendió de ver a este negrito corriendo por aquí. Su forma apresurada, agarrando su arma, y SALIENDO del banco para observarlo correr, decía a gritos: a saber que hace este por aquí. ¿Que fechoría habrá hecho o esta a punto de hacer?.

    Por supuesto que mi imaginación puede ir más lejos y decir que quizás el guardia pensó que mi hijo había robado algo, o quien sabe que otra cosa. Pero, quiero que sepan que me sentí frustrada; tanto que se me salieron las lagrimas. Me dije a mi misma: "Dios mío, he trabajado tan duro en este país, he logrado tanto, pero no he avanzado nada..."

    ResponderEliminar
  28. tacos y enchiladas5:28 p. m.

    Increible, que te pasara eso!!!

    No se como llorastes, y hubiera gritado unas cuantas verdades al guardia...

    lo lamento amiga.

    ResponderEliminar
  29. Pantera5:42 p. m.

    Oh! Jesus,
    tu sonreias!

    AL VER LOS NIÑOS ACERCARSE A TI
    SONREIAS!

    cuando multiplicastes los panes
    sonreias!

    Cuando lazaro salio caminando
    sonreias!

    Cuando, hablablas con los apostoles
    Sonreìas!

    Al ver a Juan el Bautista
    sonreìas!

    Al ver a Maria Magdalena aceptar de ti la salvacion.
    Sonreìas!

    Al vistar a saqueo y decirle que bajara del arbol
    Sonreias!

    Al ver a ver la esos pueblos y paraliticos, tu presencia
    Sonreias!

    Al predicar en el templo
    Sonreias!

    Tu sonrisa, era miel, a los rostros caidos, y los animos sonbrios, al que habia perdido la esperanza pues tu sonrisa trasmitia Amor, Fè, Esperanza Animos y la inamovible seguridad de tu proteccion por los siglos de los siglos.

    Señor, sean propicios tus ojos sobre nosotros, especialmente sobre J. Fortea, y sonrienos, animanos, defiendenos, y sobretodo, AMANOS!, Y PERMITE CON TUS GRACIAS PODER AMARTE!..amen!

    ResponderEliminar
  30. Anónimo6:07 p. m.

    tacómetro y enchifladas,
    hola manitooooooooo

    ResponderEliminar
  31. Anónimo6:35 p. m.

    PENICILINA (por una audaz pocera desde su camita y rodeada de cojines):

    Penicilina, fuiste cruel medicina,
    de mi infancia tormentoso recuerdo.
    Aún hoy cierro los ojos y veo,
    los frescos frascos de Linconcilm en el nevero.
    Líquido otoñal que a traves de crueles y afiladas agujas,
    hollaste mi infantil trasero. . .
    Lloré hasta cansarme, mi mamá me mimaba y de nada servía, inconsolable, yo me frotaba el pander. ..
    El practicante decia siempre"esta vez tienes que ser más valiente", y me regalaba un caramelo.

    Pantera, que te dije que lo de Jotafort era sólo para que lo leyera él. jijijii. En fin. Es por mi culpa. Es que ya no mando Mail a quien no se lo merece.

    ResponderEliminar
  32. Anónimo6:44 p. m.

    Como creo que ya soy de casa(algo así como los chinches del colchón, pero de casa al fin y al cabo) me gustaría registrarme, pero dudo sobre el nombre. Tiene que ser algo que me defina bien. Había pensado en "Tormenta del desierto", pero me suena algo . Mi anterior sobrenombre he dejado de usarlo, por varias razones. ¿Qué podría ser, algo que suene a fuerza, pero a la vez dulce, no sé. Si alguno quisiera darme ideas, que además esta tarde estoy algo aburrida. En cuanto lo de poner una foto, no sé, me siento más a gusto en la intimidad. No, foto, no.

    ResponderEliminar
  33. Anónimo6:45 p. m.

    Lo de tormenta del desierto me suena algo fuerte, intimidatorio.

    ResponderEliminar
  34. Anónimo6:48 p. m.

    Siento lo de poner "nevero" ha sido una licencia poetica, porque así rimase.
    Bufff, creo que con un nick como Tormenta el desierto no me caería bien ni a mi misma.

    ResponderEliminar
  35. Anónimo6:53 p. m.

    Mi ordenador debe ser algo así como un oso pardo, porque me dice que de un momento a otro se va a poner a hivernar. Creo que o lo enchufo a la red o. . .adiós, queridos, adiós querido electroduende.

    ResponderEliminar
  36. A Ojos

    me ha conmovido tu historia, por que asi las madres sufren mucho y sin poder hablar, no sea que digan que lo tienes tu en la cabeza y nada mas (el racismo, por ejemplo). Bueno, procura no tenerlo

    Pero si te encuentras fuerte HABLA. cON educacion pero comenta a quien mire a tu hijo mal lo que has sentido. Eso si crees que te merece la pena la energia.Quiza el te lo negara, pero haras un favor a ese hombre..

    Se ojos y boca, si puedes
    Suerte

    ResponderEliminar
  37. Por cierto, cuando se tiene un gemelo, lo de los practicantes es tortura doble para el que va el segundo.

    ResponderEliminar
  38. pues a mí sí que me parece que su madre tiene un punto muy raro padre , pero no se preocupe todos los padres tienen algo de eso inmutable y sádico ante el dolor de sus hijos , no es que no quieran que sufras es que ellos no sufren en algún momento con tu dolor, o parece darles igual, luego te dicen que no es verdad y fastidia el doble, por la voz de falsete que ponen al decirlo y todo eso ...son humanos Pero crecer es superar eso que te destroza de aquellos que creías tus protectores tus vigías . Tanto madres como padres eh! luego cuando las personas se hacen mayores y son ellos mismos padres lo entienden , yo tampoco lo entiendo

    ResponderEliminar
  39. Sí recuerdo el día que operaron a Wells de amígdalas y la ví salir con la boca echando sangre de una habitación donde me decían que me tocaba a mí

    ResponderEliminar
  40. Anónimo7:28 p. m.

    Querido Padre Forty: -así le digo de cariño-, nuevamente saludándoles. Si a usted, que es de 1968, que ya no le tocó la Olimpiada en México de ése año, a mí sí, aunque tenía 7 años, casi 8 tambien me tocaron ésas jeringuillas de cristal en ésos metálicos recipientes. Pero en casa era la misma mamá la que le propinaba al chico o chica el dolor. Cuando me enfermaba, me llevaban al médico y todo el camino iba prometiendo rosarios para que "no me recetaran inyecciones", fueron tiempos de menos cosa desechable y más dolor, ya que las agujas se achataban y dolía mucho más. Queden en nuestra memoria como un recuerdito más, de o que fué ser niño, la época más feliz de la existencia. Marta Ortiz de México.

    ResponderEliminar
  41. Ni siquiera se tiraba la aguja en aquella época.[...]

    Posiblemente mucha gente cogió hepatitis B, por esta causa.
    O en las barberias en aquellos años que era normal ir.

    ResponderEliminar
  42. La dama del lago7:46 p. m.

    hola hola

    ResponderEliminar
  43. La dama del lago7:49 p. m.

    Pues bien, ya tengo nick. He tardado dos estaciones en ponerme un nick! Yupi. Yupi. Yupi. Quedan inaugurados estos juegos olímpicos!

    ResponderEliminar
  44. Dama del lago: ireverente, generosa, vanidosa, diosa de marfil. Loca de la colina, etc.

    ResponderEliminar
  45. Anda, y ahora por qué me sale el nombre azul?

    ResponderEliminar
  46. A Monica

    Monica, pues yo recuerdo lo mismo. O sea que a ver a quien operaron de amigdalas primero...
    Yo creo que a ti, pero bueno
    la memoria humana es la pera

    ResponderEliminar
  47. La dama del lago9:32 p. m.

    hola

    ResponderEliminar
  48. Anónimo9:32 p. m.

    Hola Padre, Dios lo bendiga. Disculpeme por el comentario tan largo y fuera del tema. En sus libros aveces habla sobre M. Valtorta. El Padre Carlos Cancelado en los videos "El infierno es real", habla sobre las penas del infierno y también cita a Valtorta. Un abrazo para usted desde Colombia.

    Videos
    http://video.google.es/videosearch?q=carlos++cancelado+infierno

    Jesús le dice a Maria Valtorta:

    Una vez te hice ver el mounstro del avismo. Ahora te hablare de su reino. No te puedo tener en el paraiso siempre, recuerda que tienes la misión de volver a llamar a la verdad a tus hermanos, quienes la han olvidado demasiado, olvido que en realidad es desprecio por las verdades eternas, por lo cual vienen tantos males a la humanidad. En estos tiempos, mucha gente ya no cree en la existencia del infierno, estan aferrados a un más alla hecho a su gusto, de tal manera que siendo merecedores de grandes castigos, al negar la existencia del infierno, esten menos atemorizados en su conciencia, son discípulos más o menos fieles del espíritu del mal, saben que su conciencia retrocedería a ciertos delitos si realmente creyecen en el infierno, tal como la fe lo enseña que es, saben que su conciencia al cometer el delito, tendría que volver en sí misma y con el temor y el remordimiento, vendría el arrepentimiento y con el arrepentimiento el camino para venir a Mi. Pero su malicia según su apego y a las sugestiones del Maligno, adiestrada por Santanás, no quiere estos retrocesos, ni estos retornos, por esto anula a la fe en el infierno tal como es realmente y se inventa otra, sí tambien se lo inventa. Yo Dios Uno y Trino, dije que los que estan condenados al infierno, duraran en el por toda la eternidad, porque de esa muerte no se sale a una nueva resurrección. Dije que ese fuego es eterno y que en el estarán reunidos todos los operarios del escandalo y de la maldad. No creais que esto sea hasta el momento del fin del mundo, No!. Más bien, después del tremendo juicio final, más despiadada se hará esa morada de llanto y tormentos, porque lo que todavía se concede tener a sus habitantes para su infernal entretenimiento, poder dañar a los vivientes y ver a los nuevos condenados precipitarse a su abismo, ya no se les concederá, pues despues la puerta del infierno maldito de Satanás, será clavada y remachada por mis santos ángeles para siempre, para siempre, para siempre. Un para siempre cuyo número de años no tiene número, a tal grado que si los años se convirtieran en granos de arena, de todos los oceanos de la tierra, seria menos que un día de esta eternidad sin medida, hecha por una parte de luz y gloria en la otra para los benditos, para la otra hecha de tinieblas y horror para los malditos en lo profundo.
    "El purgatorio es fuego de amor, en cambio el infierno es fuego de rigor. Es muy diferente. En el purgatorio, es donde vosotros pensando en Dios, expiais la falta de amor a vuestro Señor Dios, cuya escencia se os ilumina en el día del juicio particular y os llena del deseo de poseerla. Por medio del amor, conquistan el amor y por grados de caridad cada vez más encendida, limpiaís vuestra vestimenta hasta hacerla blanca y brillante para entrar en el reino de la luz, cuyos fulgores te mostré hace días".
    "El infierno, es el lugar en el cual el pensamiento de Dios, el reuerdo de Dios, vislumbrado en el juicio particular, no es como para los purgantes santo deseo, nostalgia afligida, pero llena de esperanza y esperanza llena de tranquila espera, de segura paz que alcanzará la perfección, cuando vuelva a la conquista de Dios, pero ya da al espíritu purgante una alegre actividad purgativa, porque cada pena, cada momento de pena los acerca más a Dios. Por el contrario, el infierno es remordimiento, cólera, es condenación, odio, odio contra Santanás, odio contra los hombres, odio contra sí mismos, odio contra Dios, odio contra los demás. Despuéd de haber adorado a Santanás durante su vida, en lugar de adorar al Altísimo Señor, cuando están en el infierno, ven su verdadero aspecto, porque ya no esta oculto bajo el hechizo atractivo de la carne, ni bajo el reluciente brillo del oro, ni bajo el seductor signo del poder, entonces odian porque es la causa de su tormento. Después de haber olvidado su dignidad de hijos de Dios, adorado a los hombres hasta hacersen asesinos, ladrones, estafadores, mercaderes de inmundicias para ellos, ahora que vuelven a econtrar a sus patrones por los cuales han matado, robado, estafado, vendio el propio honor y el honor de tantas criaturas infelices, débiles e indefensas, haciendose instrumentos del vicio que ni siquiera los animales conocen, la lujuria tributo del ser humano envenenado por Santanás, ahora odian a esos patrones porque son las causas de su tormento. Después de haberse adorado a sí mismos, dando a la carne, a la sangre, los siete apetitos de su carne, de su sangre todas las satisfacciones, habiendo pisoteado la ley de Dios, la ley de la moralidad, ahora se odian, porque se reconocen como la causa de su tormento. La palabra odio tapiza ese reino descomunal, ruge en esas llamas, aulla en los chillidos de los demonios, solloza y gruñe en los lamentos de los condenados, suena y suena como una eterna campaña golpeada por un martillo. Resuena como una eterna bozina de muerte, llena de si los rincones de esa carcer tétrica, es un tormento porque repite en cada sonido, el recuerdo del amor para siempre perdido, el remordimiento de haberlo querido perden, la rabia de no volverlo a ver jamás. el alma muerta entre esas llamas, es como un cuerpo arrojado en un horno crematorio, se contorsiona, ruge como animada por un nuevo movimiento vital y se despierta al comprender su error. Muere y renace a cada momento con susfrimientos atroces, porque el remordimiento la mata en una blasfemia. Esa muerte la vuelve a revivir para un nuevo tormento. Todo el pecado de haber traicionado a Dios en el tiempo, esta presente en la eternidad. En ella para su tormento y por toda la eternidad, por el error de haber rechazado a Dios en el tiempo, está para atormentar eternamente. En el fuego, las llamas forman sombras de lo que esa alma adoró en la vida, lás pasiones se dibujan incandentes pinceladas, con más exitantes aspectos y rechinan y rechinan a cada recuerdo. Prefirió el fuego de las pasiones, ahora tiene el fuego quemante de Dios, ese santo fuego del cual se burló. El fuego responde al fuego. En el paraíso es fuego de amor perfecto. En el purgatorio es fuego de amor purificador, en el infierno es fuego de amor ofendido. Puesto que los elegidos amaron con perfección y porque los purgantes amaron tibiamente, el amor se hace y llama para llevarlos a la perfección. Debido a que los malditos ardieron en todos los fuegos , menos en el fuego de Dios, en el fuego la ira de Dios los invade, los quema eternamente y en ese fuego también están congelados. En la quemadura insoportable se mezcla el fuego sideral, los condenados se quemaron en todos los fuegos humanos, teniendo unicamente hielo espiritual para el Señor su Dios. El hielo los espera para congelarlos, luego de que el fuego los haya tostado como pescados puestos a asar sobre una llama. Tormento en el tormento al pasar de la quemadura que hincha al fuego que aprieta. Oh! no es un lenguaje metafórico, porque Dios puede hacer que las almas cargadas de culpas cometidas, tengan sensibilidad igual a la de la carne, inclusive antes de que se revistan en el juicio final de esa carne. Vosotros no sabéis y no creeis, pero en verdad os digo que os convendría más sufrir todos los tormentos de mis mártires, antes que sufrir un momento las torturas infernales. La oscuridad será el tercer tormento. La oscuridad tanto material como espiritual. Estarán para siempre en las tinieblas, de luego de haber visto la luz del paraiso. Estaran rodeados por las tinieblas, después de haber visto la luz de Dios. Se revolcaran en ese horror tenebroso, el cual sólamente se ilumina al temblar cada espíritu ardiente con el nombre del pecado por el cual estarán hundios en ese horror. No encontrarán excusa. Esa masa de espíritus que se odian y dañan mutuamente, no encontrarán otra cosa que la desesperación que los enloquece y los hace cada vez más malditos. Se alimentarán con la desesperación, se apoyaran en ella, se matarán con ella. Dije que la muerte alimentaría la muerte. La desesperación es muerte y alimentará esos muertos por toda la eternidad. Yo os lo aseguro, Yo que también he creado ese lugar, cuando bajé para sacar del limbo a los que esperaban mi venida, he tenido horror, Yo Dios de ese lugar. Si no fuera algo hecho por Dios y por lo tanto inmutable y perfecto, habría querido hacerlo menos atróz, porque soy el Amor y ese lugar horroroso me causó aflicción y vosotros queréis ir allí. Meditad hijos esta verdad. Es conveniente darle a los enfermos medicina, aunque sea amarga. A los afectados de gangrena conviene cauterizarlos y cortar el mal. Para vosotros leprosos y cancerosos espirituales, esta medicina y cauterización de cirujano, no la rechacéis. Usadla para curaros. La vida no dura estos pocos días de la tierra. La vida comienza cuando parece que termina y ya no tiene fin. La vida comienza cuando vosotros la llamáis muerte."

    ResponderEliminar
  49. La dama del lago9:36 p. m.

    Mi vecina de al lado en el ascensor me ha dicho que aparento veinticinco. Me ha subido la moral. Mañana preparo pastel de chocolate y le llevo en un taper. yupi. Vanitas vanitatis.
    Oye que tielnoooo. Monica y Mrswells son hermanicas gemelas, quién se lo iba a imaginar siendo como son una británica y la otra spanish

    ResponderEliminar
  50. La dama del lago9:39 p. m.

    Yupi, oye, hola. Me encanta llamar la etención con mi nuevo nick. jajajaj.

    ResponderEliminar
  51. Mi madre era la única que lejos de consolar, permanecía inmutable, como diciéndole al señor vestido de oscuro que era el practicante: dele otra para que se haga un hombre. [...]
    páter, perdone que le diga "creo que es una broma de las suyas"
    A la madre se le desgarra el corazón cuando el hijo sufre, aunque se lo merezca. Puede que para lección un puntito muy chiquitín, pero que no se pasen.
    Aunque le hayan avisado y no cambie.
    ¿Era muy tremendo, pero que muy tremendo de chiquitín? Bueno, pero no para tanto.
    ¿Era muy tozudo?
    Si los ánimos no están muy caldeados y uno no está muy pero que muy enfadado y que vaya super agobiado y estresado, se suele reaccionar con mucho amor.¿no?
    Bueno ¿No quería comer? ¡ah! pillin que listo es... ¡Qué bueno! ji...ji. glup...

    ResponderEliminar
  52. ¡Es cómico verlo desde lejos! y con el tiempo.

    ResponderEliminar
  53. Lady in the water: sylvia eres tu?

    ResponderEliminar
  54. electroduende10:09 p. m.

    alguien me llamó?? Me paresió ver un lindo gatito...

    ResponderEliminar
  55. La dama del lago10:16 p. m.

    La dama del lago es un ser de aire. Por favor, no me confundas con Silvia, que es mejosss persona, pero de tierra.
    La dama del lago es aire, no intentes encerrarla en un frasco.
    La dama del lago es intangible, no la puedes medir, ni retener, déjala que se escape con el Séfiro.

    ResponderEliminar
  56. Anónimo10:16 p. m.

    Había una vez una familia, de esas que ya no hay ahora, que tenía muchos problemas con sus hijos porque los chicos eran desobedientes y rebeldes.
    Don Godofredo le decía al hijo: Pepito: "haz la tarea" y el hijo se ponía a ver la televisión, se iba a jugar, daba muchas vueltas pero nunca obedecía. Doña Roberta le decía a la niña: "Rosita, ponte la mesa" y no había respuesta.
    - "Hijos: lávense las manos… siéntense a la mesa" Como hablarle a las sillas.
    - "Hijos: métanse a bañar… cepíllense los dientes" Y no sucedía nada.

    Proverbios 29:17: Corrige a tu hijo, y te dará descanso, Y dará alegría a tu alma.

    Todo ser humano desde que nace tiene que ser orientado, educado, tiene que ser enseñado para integrarse en paz, a la familia y a la sociedad. La dificultad estriba en que cada uno hemos sido dotados en nuestra alma de una potencia que se llama la voluntad y mientras crecemos y llegamos al momento de saber manejarla y someterla a la razón, alguien debe ir guiándonos, hasta que por uno mismo, podamos sujetar esa voluntad.
    En tanto llega ese momento, es natural que la voluntad nos sujete a nosotros y por eso nuestros padres, al principio nos tienen que asistir y apoyar.
    Proverbios 13:24: El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige
    Proverbios 23:13-14: No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá. 14 Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol.
    Proverbios 22:15: La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él.
    Cuando la voluntad del hijo no está aun formada, se produce en el alma una reacción difícil de manejar, que es la necedad y la necedad en el hijo produce calamidades por lo que se hace necesario sacar esa necedad del hijo ¿Cómo? Con amor y con la vara
    - Oye y ¿Qué eso no es muy agresivo? Depende cómo se use; si se usa con amor, corrige pero no destruye.

    Proverbios 19:18: Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; Mas no se apresure tu alma para destruirlo.

    ¿Estamos corrigiendo o destruyendo? ¿Estamos corrigiendo con ira o con amor?
    Algo fundamental: Con amor, se corrige; con ira, se destruye. Por eso Pablo dice: No provoquéis a ira a vuestros hijos (Ef 6:4), porque la ira provoca a ira, mientras que la corrección en amor, genera amor. Y los hijos son muy listos; ellos saben cuando los corregimos estando enojados y entienden bien cuando usamos la autoridad con una vara de amor.
    Todo hijo, mientras su voluntad no está educada, se conduce con necedad. Hay ocasiones que ellos mismos piden que se les azote.

    Proverbios 18:6: Los labios del necio traen contienda; Y su boca los azotes llama.

    ResponderEliminar
  57. Anónimo10:16 p. m.

    Había una vez una familia, de esas que ya no hay ahora, que tenía muchos problemas con sus hijos porque los chicos eran desobedientes y rebeldes.
    Don Godofredo le decía al hijo: Pepito: "haz la tarea" y el hijo se ponía a ver la televisión, se iba a jugar, daba muchas vueltas pero nunca obedecía. Doña Roberta le decía a la niña: "Rosita, ponte la mesa" y no había respuesta.
    - "Hijos: lávense las manos… siéntense a la mesa" Como hablarle a las sillas.
    - "Hijos: métanse a bañar… cepíllense los dientes" Y no sucedía nada.

    Proverbios 29:17: Corrige a tu hijo, y te dará descanso, Y dará alegría a tu alma.

    Todo ser humano desde que nace tiene que ser orientado, educado, tiene que ser enseñado para integrarse en paz, a la familia y a la sociedad. La dificultad estriba en que cada uno hemos sido dotados en nuestra alma de una potencia que se llama la voluntad y mientras crecemos y llegamos al momento de saber manejarla y someterla a la razón, alguien debe ir guiándonos, hasta que por uno mismo, podamos sujetar esa voluntad.
    En tanto llega ese momento, es natural que la voluntad nos sujete a nosotros y por eso nuestros padres, al principio nos tienen que asistir y apoyar.
    Proverbios 13:24: El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige
    Proverbios 23:13-14: No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá. 14 Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol.
    Proverbios 22:15: La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él.
    Cuando la voluntad del hijo no está aun formada, se produce en el alma una reacción difícil de manejar, que es la necedad y la necedad en el hijo produce calamidades por lo que se hace necesario sacar esa necedad del hijo ¿Cómo? Con amor y con la vara
    - Oye y ¿Qué eso no es muy agresivo? Depende cómo se use; si se usa con amor, corrige pero no destruye.

    Proverbios 19:18: Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; Mas no se apresure tu alma para destruirlo.

    ¿Estamos corrigiendo o destruyendo? ¿Estamos corrigiendo con ira o con amor?
    Algo fundamental: Con amor, se corrige; con ira, se destruye. Por eso Pablo dice: No provoquéis a ira a vuestros hijos (Ef 6:4), porque la ira provoca a ira, mientras que la corrección en amor, genera amor. Y los hijos son muy listos; ellos saben cuando los corregimos estando enojados y entienden bien cuando usamos la autoridad con una vara de amor.
    Todo hijo, mientras su voluntad no está educada, se conduce con necedad. Hay ocasiones que ellos mismos piden que se les azote.

    Proverbios 18:6: Los labios del necio traen contienda; Y su boca los azotes llama.

    ResponderEliminar
  58. La dama del lago10:21 p. m.

    La dama del lago pidió añoche por su amigo íntimo Merlín: Que Merlín encuentre la persona que de verdad merece, porque ahora sé que cierta mariposa de aire deja bastante que desear. Los que tengan oídos para oír que oígan. . .

    ResponderEliminar
  59. cefiro o sefiro?

    ese nombre de dama del lago, suena como a Tolking, o el rey arturo, estas custodiando alguna espada, o eres un hada? madrina, o padrina?

    ResponderEliminar
  60. oye dama, sera mariposa traicionera, como la cancion del grupo mana?, la letra esta interesante.

    oye dama, que suerte tiene merlin...

    una vez me dijeron que es nuestro angel de la guarda el encargado de buscarnos la mujer de nuestra vida!

    ResponderEliminar
  61. La dama del lago10:27 p. m.

    Yo sólo quiero empezar de nuevo. Beber de las aguas del Leteo. Estoy muy muy cansada. Y no sé cómo salir de esta situación.. .

    ResponderEliminar
  62. Mira qué tuvo que soportar la virgen María.. Ver como torturaban y mataban a su hijo.. Y Diós lo permitió. No creo que su madre sea sádica por permitir que l hicieran un poco de daño.. por querer que se hiciera un hombre jeje Me da la sensación de que en la sociedad de hoy nos estamos amariconando.. yo el primero, que me he vuelto todo un señorito (perdon x la expresión) 1 abrazo

    ResponderEliminar
  63. La dama del lago10:30 p. m.

    Es Sefiro, porque cuando yo tenga una hija voy a ponerle Séfora, como la esposa de Moisés. A Merlín se le ha aclarado el cabello antes de tiempo como a Moisés en la película de LOs Diez Mandamientos. A lo mejor vivir cosas tanduras deja su huella.
    Soy el hada madrina de los gatos callejeros.

    ResponderEliminar
  64. tú tienes de maricón lo que yo tengo de bombero...

    ResponderEliminar
  65. La dama del lago10:34 p. m.

    Es que no me entendéis, yo sóo quiero llamar la atención, como una niña. Yo quiero volver a ser niña y que me mimen. Y tener otra vez un papá que me trae tebeos para no aburrirme en la cama cuando esté con anginas.

    ResponderEliminar
  66. leteo?, buscare un diccionario

    ResponderEliminar
  67. La dama del lago10:36 p. m.

    Y ese Tolkin tuyo suena como a Modern Talcking, bonita. Sera Tolkien, lo que ibas a decir.. . O eres pantero. No si, al final, me lías, eh. . .

    ResponderEliminar
  68. Anónimo10:41 p. m.

    cuando el zumo de limón moja mis heridas.... la la la la la... pica pica pica....

    ResponderEliminar
  69. Anónimo10:42 p. m.

    pero hiciste bien... zumo de limón es lo que necesitaba yo... la la la

    ResponderEliminar
  70. La dama del lago10:43 p. m.

    Pobre Merlín. Si yo hubiera estado presente en una sola sesión de "Exo", me habría de seguro desmayado. Con cinco años, en el pasillo de mi casa, en el espejo de un taquillón que había antes, (yo lo he borrado, me lo cuentan), vi a un señor vestido de negro, de ojos rojos, de mirada mala. Dice mi madre que tuve una especie de ataque, el único yuyu que me ha dado que yo sepa, en mi vida. Mi mente lo ha borrado porque el olvido es curativo, pero me dejo secuela, ahora no puedo mirar un espejo de noche, es superior a mis fuerzas, y cuando estoy sola tampoco. Esto nunca lo he contado. En realidad no sé por qué lo he contado. . .

    ResponderEliminar
  71. GRRRRRRR!
    agh!agh!agh!

    Séfora = ave pequeña
    si bebes de las aguas de leteo, con Freud y Jung,,, = las aguas del recuerdo, que emanan al adentrarnos a la muerte, me equivoco

    ResponderEliminar
  72. Anónimo10:46 p. m.

    MI MADRE DECÌA:
    ¡"QUÈ SERÌA SI LOS HOMBRES PARIERAN"!(refirièndose a su extrema cobardìa frente al dolor, no solo fìsico);y un caballero honesto, casi abuelo, confesò una gran verdad : "los hombres NUNCA DEJAMOS DE SER HIJOS"...

    ResponderEliminar
  73. como superar ese pavor gravado en la psique, y subconciente?

    algunos indican que debemos realizar acercamientos mentales a la situacion y premeditar nuestra reaccion hasta ir dominandolo poco a poco, hacerlo a la fuerza es un desastrozo golpe al sistema nervioso.

    ResponderEliminar
  74. Anónimo10:52 p. m.

    si los hombres parieran, fueramos un manojo de hormonas locas como cuando a ustedes les llega la muerta cigueña cada mes, de ser regular. algunas lloran otras les entra furia, otras detestan la comida otras les aumenta un fuego-segun ellas vida-.

    creo que soportarlas es lo mismo que parir... en vez de 9 meses, toda la eternidad!

    ResponderEliminar
  75. Anónimo10:52 p. m.

    la prudencia, qué gran virtud... puede un hombre ser joven, y tener la sabiduría de un viejo.

    y pueden muchos viejos ser como adolescentes bailando en una sala, para ver quien liga mejor...

    gracias, Señor, porque a quien tú sabes lo hiciste prudente y sabio, además de caritativo e inteligente.

    gracias, Señor, por que tus almas son grandes.
    gracias, Señor, por que me diste el correctivo y me lo diste con miel. Gracias, Señor.

    el limón pica... y la miel dulcifica. la la la la la la

    ResponderEliminar
  76. dama

    ¿como se borran esos sustos, gravados desde la niñez y que aun tenemos de adultos?

    ResponderEliminar
  77. Anónimo10:55 p. m.

    definitivamente su blog, padre Fortea, es el país de la libertad, en el que cada uno dice lo que le sale del alma, a cada momento.
    la la la la la limón con miel la la la la la la

    ResponderEliminar
  78. Anónimo10:55 p. m.

    Panterita: alguna vez leì, que un coetáneo de JESÙS, REFIRIÈNDOSE A ÈL dijo entre otras cosas:
    "NUNCA SE LE HA VISTO REIR, PERO SÌ MUCHAS VECES, LLORAR".
    LÒGICO pues VEÌA NO SOLO LAS MISERIAS EXTERNAS, SINO LAS INTERNAS DE CADA SER HUMANO...EMPEZANDO POR LA ENDEMONIADA MAGDALENA, LA SUPER LUJURIOSA QUE NO LLEGÒ A HACER CAER AL MAESTRO DIVINO COMO QUIEREN HACER CREER algunos, de su misma naturaleza.

    ResponderEliminar
  79. pantera... con Espíritu Santo y confianza grande en el Amor del Sagrado Corazón de Jesús.

    ResponderEliminar
  80. La dama del lago11:01 p. m.

    Lo que sería un desastroso golpe para mi sistema nervioso sería que quitaran de la programación "Cuarto milenio". Me voy, Pretty woman, mis muscles todavía andan chunguiss. No es bueno tanto chateo. Mañana descansaré todo el día. Lo que supondrá de paso un descanso pa vusotros y pal Jotafort.

    ResponderEliminar
  81. La dama del lago11:02 p. m.

    Oye, pero, antes, os ha gustado mi oda a la penicilina?

    ResponderEliminar
  82. sabes, lo que digan de Magdalena y Jesus me tiene sin cuidado, mi papa es un hombre, un Dios, TODO!, no pudo satnas hacerlo caer en el desierto, va a poder una mujerer endemoniada, el hecho legiones, ella solo tenia 7, por favor, ESE ES MI HEROE!, MI PAPA JESUS!

    sufrio latigos, escupitazos, golpes, y no se doblego, va a poder doblegarce por una mujer.

    que vaaaaaa!, MUCHO PAPA TENGO POR DIOS!

    ResponderEliminar
  83. sabes, lo que digan de Magdalena y Jesus me tiene sin cuidado, mi papa es un hombre, un Dios, TODO!, no pudo satnas hacerlo caer en el desierto, va a poder una mujerer endemoniada, el hecho legiones, ella solo tenia 7, por favor, ESE ES MI HEROE!, MI PAPA JESUS!

    sufrio latigos, escupitazos, golpes, y no se doblego, va a poder doblegarce por una mujer.

    que vaaaaaa!, MUCHO PAPA TENGO POR DIOS!

    ResponderEliminar
  84. La dama del lago11:06 p. m.

    María Magdalena no era superlujuriosa, era la esposa de Jesús, que pena que tengas una mente tan cuadrada anonimo. Si me hubieras dejado cogerte por mi cuenta me habría dedicado a ventilar esa anticuada azotea que tienes.

    ResponderEliminar
  85. Anónimo11:12 p. m.

    no te vayas mamá, no te vayas de aquí.... es increible cómo me he enganchado... es. es.

    ResponderEliminar
  86. mialabarasai11:13 p. m.

    que bruja es esta, que dice semejante herejia!, "Esposa de Jesus" que va,,,,

    Suelten a la PANTERA, que es hora de cenar, y de paso, QUE VENGA EL LEON DE LA TRIBU DE JUDA.

    ResponderEliminar
  87. Anónimo11:13 p. m.

    sabes que esto no me pasaba desde hace 20 años?
    20 trankilos años...

    ResponderEliminar
  88. La dama del lago11:14 p. m.

    Elige: o tú mamá o yo. jajajaj

    ResponderEliminar
  89. La dama del lago11:15 p. m.

    Es la magia de Morgana. ¿Te metiste el domingo, el día de "gatos"? Creí sentir tu energía

    ResponderEliminar
  90. tortuga arrugada11:16 p. m.

    tú tú tú tú tú.... me enganchas.... 20 años hacía que no me enganchaba.... es es... es.

    ResponderEliminar
  91. La dama del lago11:17 p. m.

    ¿Te pasa a ti, que eres lo primero en que pienso por la mañana y lo último en que pienso por la noche? Dímelo con sinceridad, que me estoy perdiendo Los Hombres de Paco por tu culpa.

    ResponderEliminar
  92. sientes mi energía? pues yo siento la tuya también, en otra ocasiones. je, pensaba que eran imaginaciones mías.

    ResponderEliminar
  93. sí, me pasa, sí sí sí ´si.....

    ResponderEliminar
  94. Anónimo11:19 p. m.

    A la mujer del lago, ¿de oxidaciòn?, LE RECUERDO QUE
    JESUCRISTO
    ES EL MISMO
    AYER
    Y SIEMPRE!

    LO QUE ORDENÒ HACER "AYER"
    LO ORDENA HOY Y MAÑANA
    Y SIEMPRE!
    EL QUE PASTA ENTRE LIRIOS (VÌRGENES), IBA A MANCHARSE CON UNA MUJERZUELA?
    Y DE LAS PEORES???

    ResponderEliminar
  95. Anónimo11:21 p. m.

    sientes, esto?
    lalalalala lala
    lalala
    la

    ResponderEliminar
  96. Anónimo11:22 p. m.

    pue no, claro.

    ResponderEliminar
  97. La dama del lago11:22 p. m.

    Si esto es una burla, no volvería a mirarte a la cara.

    ResponderEliminar
  98. Anónimo11:23 p. m.

    que sí que sí qeu sí que sí.... es.... es.

    ResponderEliminar
  99. Anónimo11:24 p. m.

    que no me burlo, que se ha colado alguien. no me burlo.

    ResponderEliminar
  100. Anónimo11:25 p. m.

    yo estoy enganchado totalmente a tí.

    ResponderEliminar
  101. La dama del lago11:27 p. m.

    Se ha colado una que esta colada por ti desde hace tiempo. Si supiera como hacerlo podríamos ir a una chat.

    ResponderEliminar
  102. Anónimo11:27 p. m.

    es muy fuerte... y no puedo evitarlo... no puedo pensar... no puedo dejar de pensar...

    ResponderEliminar
  103. Anónimo11:28 p. m.

    hazte un correo de yahoo, allí hay un chat. tienes el mío, y hablamos.

    ResponderEliminar
  104. La dama del lago11:29 p. m.

    Llámame mañana a las seís, y dime que me quieres. Es lo que pensabas hacer la primera vez que hablamos y no te atreviste.

    ResponderEliminar
  105. Anónimo11:30 p. m.

    a la hoguera bruja!, y si te vuelves halito, fuego del espiritu santo!, y si te materializas, te damos la comunion y agua bendita.

    Festividad: 11 de julio.
    Fundador de las ordenes monásticas de occidente.
    Nacionalidad: italiana.
    Patrón: Europa, erupciones cutáneas, sarpullidos, envenenamientos, trabajadores agrícolas, granjeros, forjadores y fundidores del cobre, moribundos, eripsela facial, contra la fiebre, piedras en órganos, enfermedades inflamatorias, enfermedades del riñón, monjes, personas en órdenes religiosas, intoxicaciones, escolares, espeleólogos, tentaciones.



    ORACIÓN PARA PEDIR SU PROTECCIÓN
    Santísimo confesor del Señor; Padre y jefe de los monjes, interceded por nuestra santidad, por nuestra salud del alma, cuerpo y mente.

    Destierra de nuestra vida, de nuestra casa, las asechanzas del maligno espíritu. Líbranos de funestas herejías, de malas lenguas y hechicerías.

    Pídele al Señor, remedie nuestras necesidades espirituales, y corporales. Pídele también por el progreso de la santa Iglesia Católica; y porque mi alma no muera en pecado mortal, para que así confiado en Tu poderosa intercesión, pueda algún día en el cielo, cantar las eternas alabanzas. Amén.

    Jesús, María y José os amo, salvad vidas, naciones y almas.

    Crux Sancti Patris Benedicti
    Cruz del Santo Padre Benito

    Crux Sacra Sit Mihi Lux
    Mi luz sea la cruz santa,

    Non Draco Sit Mihi Dux
    No sea el demonio mi guía

    Vade Retro Satana
    ¡Apártate, Satanás!

    Numquam Suade Mihi Vana
    No sugieras cosas vanas,

    Sunt Mala Quae Libas
    Pues maldad es lo que brindas

    Ipse Venena Bibas
    Bebe tú mismo el veneno

    ResponderEliminar
  106. Anónimo11:30 p. m.

    ahora ya sabes como va.
    yo seguiré enganchado.... no sé cuanto tiempo más... pero estoy atrapado... la la lal ala la
    y tú también la la la la la la

    ResponderEliminar
  107. La dama del lago11:32 p. m.

    Mira, soy algo torpe, tardaría siglos. Llamame mañana, no quiero que digas nada, sólo "te quiero" Luego cuelgas. Porque no voy a saber qué responder, y con lo tímido que eres te vas a quedar mudo también.

    ResponderEliminar
  108. Anónimo11:33 p. m.

    cuanto loco suelto... Dios mío...que te llame a las 6 de la mañana o de la tarde ??? me vas a hacer madrugar???

    ResponderEliminar
  109. Anónimo11:34 p. m.

    ANTES DE CONDENARSE ETERNAMENTE LEAN EL COMENTARIO DE LA 12.32.

    Despuès , no digan que nadie les previno sobre su fin .

    ResponderEliminar
  110. La dama del lago11:34 p. m.

    Y cuánto estarás enganchado, hasta que la literatura te vuelva a enganchar. Yo también soy intelectual. Yo también he despreciado la compañía humana por un libro. Yo quiero que me quieras siempre. . .

    ResponderEliminar
  111. Anónimo11:35 p. m.

    te quiero, ya te lo digo ahora. te quiero, te quiero, te quiero.

    ResponderEliminar
  112. Anónimo11:38 p. m.

    hecho. por mi parte hecho.
    el amor no tiene fronteras, ni tiempo, ni espacio, nisiquiera los límites de esta vida lo contienen. ¡¡Amar es libre!!

    ResponderEliminar
  113. La dama del lago11:39 p. m.

    Yo quiero que me lo digas en viva voz. No quiero escritos, te quiero a ti.

    ResponderEliminar
  114. Anónimo11:42 p. m.

    Buenas noches, dama.
    Los fuegos de artificio fueron hermosos. Buenas noches.

    ResponderEliminar
  115. La dama del lago11:48 p. m.

    Mañana desmuestrame que eres valiente. Llama y sólo dices "eso". Es que no ves que no como ni duermo.

    ResponderEliminar
  116. Anónimo11:51 p. m.

    Buenas noches.
    Good Night.
    Bonne nuit.

    ResponderEliminar
  117. Anónimo11:56 p. m.

    EL MEJOR COMENTARIO:

    EL DE LAS 12.32.

    ResponderEliminar
  118. La dama del lago11:58 p. m.

    Gutten Morgem. Si no me quiero hacer pesada. Si tengo la espalda molida.

    ResponderEliminar
  119. Anónimo12:04 a. m.

    espero que no amanezcas en los brazos de luci...(fer, se supone)

    ResponderEliminar
  120. La dama del lago12:04 a. m.

    TE QUIERO. ME VOY, DE VERDAD QUE ME VOY. JULIEEEETA! VEN AHORA JULIETA!

    ResponderEliminar
  121. La dama del lago12:05 a. m.

    Si tú me dices ven, lo dejo todo, lalalal

    ResponderEliminar
  122. Anónimo4:13 a. m.

    PANTERA

    Estoy nuevamente en el aire o mejor dicho en la autopísta. He pensado en ti y en todos ustedes todo el día, P. Fortea, Crítico, Marga, Dorli, si no nombro a alguno perdóneme. Espero que me hayan puesto en sus oraciones, ayúdenme que tengo un problema serio.

    Mi Pantera querida, acuerdate que me gusta firmar, solo ayer por pena de acaparar el blog firme como el Ratón Miguelito, pero yo creo que sabias que era yo.

    Estaba fuera de Bogotá, en Anapoima, un pueblito a una hora y media de la ciudad, muy agradable, dicen que tiene el mejor clima del mundo, porque alli estoy organizando el nido de amor de mi ADORADO y yo. Vivia en una casa muy grande, pero siguiendo el Evangelio vendí todo para ir en pos de EL, mi amor, mi dueño, mi bien y mi todo. Son 36 mts cuadrados de una casita con un baño, mi alcoba, una cocinita americana y un porchecito que es la sala. Entre más ligero el equipaje más delicioso el viaje. Me aburri del mundo y alli es un lugar lleno de flores, pajaros azules, rojos, verdes, amarillos que se reunen en tu mesa para comer fruticas y postres caseros. Los ojos se te llena de colores, el sol brilla más y ni hablar de la luna, no saben que tamaño tenía. Solo en Barbados habia visto una cosa así.

    Bueno pero no los canso más, quiero saber de sus vidas voi a darle un repaso al blog.

    Unbeso enorme,

    Sylvia

    ResponderEliminar
  123. Anónimo4:17 a. m.

    Perdónenme el error de "voi" fue una falle en la chucigrafía.

    Sylvia

    ResponderEliminar
  124. Anónimo4:38 a. m.

    Querido Anonymous de la 3:16,

    No tienes ni idea de como me ha llegado al alma la cita que me mandaste, es exactamente lo que necesitaba. Ahora no te lo puedo explicar, pero ten la seguridad que en el Cielo te lo cuento y nos vamos a reir. Siempre que sientas el impluso de escribir cosas así, hazlo, son inspiración divina.

    El beso más grande para ti,

    Sylvia

    ResponderEliminar
  125. Anónimo9:37 a. m.

    125 COMENTS

    NEW BLOG RECORD :)

    ResponderEliminar
  126. Os amo a todos, y os pongo en mis oraciones diarias. De verdad.
    En especial a Sylvia y a la dama del lago.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  127. La dama del lago10:34 p. m.

    ¡Y NO OS PERDÁIS EL DOMINGO 27 EN PRIMICIA EN fORTEA´S BLOG EL ÚLTIMO ENSAYO DE LA ENSAYISTA DE ESTE ODIOSO BLOG: "MATRIX VERSUS CALDERON"! ENTRADA LIBRE.

    ResponderEliminar
  128. Anónimo2:02 a. m.

    Quien quiera gratis en ebook obras de Maria Valtorta que me las pida a: ruben_burgos_82@hotmail.com.
    Usted también padre Fortea si las quiere puede pedírmelas.

    ¡Alabado sea Dios!

    Rubén

    ResponderEliminar
  129. Anónimo12:59 p. m.

    Con la frialdad que presentaba tu madre, lo que pretendia era que tu pensarás que si ella no estaba nerviosa, era porque no era nada. (Quería tranquiilizarte) Sí ella se ponía nerviosa, tu te pondrías más nervioso aún de lo que ya estabas.

    ResponderEliminar