lunes, enero 28, 2008

Mañana lunes estaré en Ecuador dando conferencias


Quito, Guayaquil, cierto santuario...

Bueno, ya he hecho la maleta. Para tres días se hace pronto. Truman Capote y Suskind acompañarán los tedios de mi viaje, una sola hoja doblada cuidadosamente para anotar las felicidades que halle en esas páginas, tres bolígrafos de distintos colores en los que cada color tiene una jerarquía de importancia en mis anotaciones. Mi breviario latino, mi libro de lectura espiritual (el Poema del Hombre- Dios de Valtorta, tercera lectura). Otros libros para dárselos en la terminal a un cura de Perú que mañana toma otro avión, otro destino, otra vida. Mi piadosa visita a la bonita capilla de la terminal 4. Yo hubiera hecho una capilla neogótica en piedra con vidrieras en esa terminal futurista.

Largos paseos por los pasillos de la terminal en espera de la salida de mi vuelo. Después once horas de vuelo. Revisaré cierta novela mía sobre cierto asesinato. Tiempo de matar. Asesinaré en el aire pero lo haré meticulosamente.
Cierta persona del Sur me ofreció sus consejos literarios y criminales cuando leyó la primera versión. Prometo enmendar mis yerros, hago propósito de matar mejor, quizá no más, pero sí mejor. Me llevo dos novelas de asesinatos, he leído ayer una tercera. En este pecado un cierto estudio ayuda. Estudio y diligencia son necesarias si no quieres asesinar como un recogedor de almendras.
Es cierto que puedes arrojar a tu mujer por el balcón o dar marcha atrás con el coche. Pero la novela policiaca está pensada para expresar la utopía de un inspector que piensa y pierde tiempo tratando de recomponer las piezas, lo cual es una fantasía, pero aun así escribiré un espléndido asesinato para un espléndido inspector que no existe.
Dando conferencias multitudinarias sobre el amor a Dios y al prójimo, y escribiendo entre charla y charla un homicidio.

426 comentarios:

  1. Si quieres que te "otorguen" el primer premio, acepta un consejo: ni se te ocurra intoducir en la trama episodios entre candorosos y atrevidos y demenciales -a los que eres tan aficionado-, porque no conoces a fondo el alma humana y la vas a cagar. Perderás frecura, claridad y todo eso y en lugar de una novela entretenida te saldrá algo truculento e infumable. Ese tipo de temas no admiten chapuzas. Así que ojo.

    ResponderEliminar
  2. akathistos3:56 a. m.

    Padre Fortea, seguro que no eres hijo de Darth Vader porque como Luke, a pesar de estar en el lado de la fuerza, siente la atracción del lado obscuro?
    No es cierto ya sabes que bromeo
    Que Dios te proteja en tu viaje, cuentas con mis oraciones, que te dije de tu sueño, veras la playa. Jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Que cantidad de viajes... y comentaristas... increible... ¿que fijación tiene con los gatos? Bendiciones.

    ResponderEliminar
  4. Con la cabeza fría te digo que no os tengo ninguna simpatía, ni a ti ni a he, que has cometido más de un error descomunal y criminal, que te guardaré rencor para siempre, que habéis conseguido amargarme la vida aún más de lo que ya la tengo, que por favor me olvides y que yo lo intentaré, aunque sé que no voy a poder.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:15 a. m.

    Dios quiere que seamos santos, no buenos.

    ResponderEliminar
  6. Me he pasado mucho rato leyendo el blog... me llegan a doler los ojos...jejejeje... muy entretenido su humor, y también el contenido. A ver si un día me doy el festín de leerlo de punta a cabo. Bendiciones nuevamente, nunca están demás de parte de un colega.

    ResponderEliminar
  7. es Ud. el cura más atípico que conozco. ¡Buena siembra!
    ¡y buen viaje!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:33 a. m.

    Querida trasnochadora de los 200 Mensas. Te pido humildemente me concedas una frase tuya que me encanto para una cosita que estoy escribiendo(desde hace más de cinco años, por cierto, mi meticulosidad, me impide correr más, además los procesos creativos no pueden acelerarse; yo `por lo menos no puedo).La frase era la siguiente:"Yo seré mi propio equipo de salvamento". Desde luego que si no das tu consentimiento no la usaré. Pero me ha enamorado la frase. Y la he apuntado en mi bloc de notas sueltas. Gracias de antemano, sea cual sea tu contestación. Es lo mínimo que puedes hacer por hacerte pasar por mi todo el finde, si como creo eres quien eres. Muac Muac.
    P.D. Si logro me lo publiquen serás la primera en tener un ejemplar, no sé si será bueno o no, pero la gente que lo ha leído un poco no puede dejar de leerlo.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:37 a. m.

    Asesinatos, jijijajaj. La mejor manera de matar a una señora es ponerle una mordaza para que no pueda hablar. Por lo menos si a ella es de las que le gusta hablar por los codos. Podría introducir en la literatura del crimen el asesinato psicológico, no creo le sea difícil.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10:39 a. m.

    "fijación por los gatos"

    Sí, parece tenerla. Pero de lejos, son muy monos, pero de lejos. Es que dejan tanto pelo, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué tenga buen viaje, páter!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2:59 p. m.

    ¿dónde estará? el que dijo: ¡toma ya!
    ¿dónde estará?
    ¿dónde estaráaaaaaaaaaaaa?

    ResponderEliminar
  13. "Aun así, sigo esforzándome por hacer de mi paso en la tierra un buen prólogo de mi estancia en el Cielo."

    Estas palabras del Padre Fortea me llenan de gran alegria, porque no podria haberlo visto de otro modo: este gran libro que escribimos tiene su prologo en esta tierra y su continuacion en la eternidad. Si, el blog es de hace dos dias, pero yo no puedo leerlo en fin de semana, por eso estoy "desatrasandome".

    En cuanto al viaje del Padre y a su novela: que le vaya bien y Dios lo use mucho. Esa es su mision: ser usado por Dios...

    En cuanto a lo del supuesto homicidio en la novela que esta escribiendo y su contradiccion con lo que va a predicar, no me escandaliza, pues el Padre hace muy buen uso de su humor negro, pintado de sarcasmo infantil y encaminado para que la polemica sobre su persona continue en este blog... En otras palabras: Padre mio, usted a mi no me engagna y se que su vida y sus obras van de la mano, asi usted quiera hacernos creer lo contrario. Si, si, asi obraron los santos: se deleitaban en su mala fama y otros aspectos negativos de su persona, para que la Luz de Cristo brillara con mas fuerza...

    Rocio

    ResponderEliminar
  14. escribiendo entre charla y charla un homicidio , no sería mejor decir ¿un asesinato?
    claro la conciencia tiene primero que recurrir al eufemismo para acabar diciendo "un accidente"

    ResponderEliminar
  15. ajajajaja monica, muy buen comentario.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo5:01 p. m.

    ¿Te has olvidado de llevar aquello?

    ResponderEliminar
  17. criticus5:15 p. m.

    Por favor:

    no vayan a ver -ni lleven a sus hijos ni en broma- la película

    MORTADELO Y FILEMÓN
    Misión: Salvar la Tierra

    Además de mala -lo realmente malo es la segunda mitad-, incluye una nefasta recreación de la Inquisición en los viajes temporales.

    No se preocupen por el posible resultado económico para el productor de la película: ésta está subvencionada con credito oficial y televisiones públicas (TV3, la catalana, también, según ví).

    ResponderEliminar
  18. ´Severus Criticus5:23 p. m.

    Por favor:

    no vayan -ni lleven a sus hijos ni en broma- a ver la película:

    MORTADELO Y FILEMÓN
    Misión: Salvar la Tierra

    Además de mala -lo realmente malo es la segunda mitad-, incluye una nefasta y ofensiva recreación de la Inquisición.

    No se preocupen por el posible resultado económico de esta crítica para el productor de la película: ésta está subvencionada con credito oficial y televisiones públicas (TV3, la catalana, también, según vi).

    ResponderEliminar
  19. Anónimo6:17 p. m.

    ¿y a quien se le ocurre ver nada que tenga que ver con Mortadelo y Filemón, hecho después de los ochenta?
    a mí me gustaba Rompetechos y Fifí, la remaluchi.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo6:47 p. m.

    hoy no hay comentaristas crispados.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo6:56 p. m.

    Respecto al asesino ...
    Lo mejor es cuando no se sabe qué ha pasado ¿lo mataron? ¿fue un accidente? ¿se suicidó? ¿lo han tapado otros intereses?

    Un poco del estilo de las Historias Hamletianas de Fortea (de su novela Obra Férrea)

    Vargas Llosa escribió:

    -Bueno -dijo de pronto, deteniéndose- Ahora quiero saber lo que ha pasado. ¿Cómo ha sido?
    El capitán Garrido miró a Gamboa y con un movimiento de cabeza le indicó que hablara. El teniente se volvió hacia el coronel.
    -En realidad, mi coronel, todo lo que sé figura en el parte. Yo dirigía la progresión desde el otro extremo, en el flanco derecho. No vi ni sentí nada, hasta que llegamos cerca de la cumbre. El capitán tenía cargado al cadete.
    -¿Y los suboficiales? -preguntó el coronel-. ¿Qué hacían mientras usted dirigía la progresión? ¿Estaban ciegos y sordos?
    -Iban a la retaguardia, mi coronel, según las instrucciones. Pero tampoco notaron nada. -Hizo una pausa y añadió, respetuosamente: -También lo indiqué en el parte.
    -¡No puede ser! -gritó el coronel; sus manos se elevaron en el aire y cayeron contra su prominente barriga; allí quedaron, asidas al cinturón. Hizo un esfuerzo por calmarse-. Es estúpido que me diga que nadie vio que un hombre caía herido. Ha debido gritar. Tenía decenas de cadetes a su alrededor. Alguien tiene que saber...
    -No, mi coronel -dijo Gamboa- la distancia entre hombre y hombre era grande. Y los saltos se daban a toda carrera, Sin duda, el cadete cayó cuando se disparaba y los balazos apagaron sus gritos, si es que gritó. En ese terreno hay hierba alta y al caer quedó medio oculto. Los que venían detrás no lo vieron. He interrogado a toda 4a compañía.
    El coronel se volvió hacia el capitán.
    -¿Y usted también estaba en la luna?
    -Yo controlaba la progresión desde atrás, mi coronel -dijo el capitán Garrido, pestañeando; sus mandíbulas trituraban las palabras como dos moledoras. Hacía grandes ademanes- Los grupos avanzaban alternativamente. El cadete debe haber caído herido en el momento que su línea se arrojaba al suelo. Al siguiente silbato ya no pudo levantarse -Y permaneció medio enterrado en la hierba. Probablemente estaba algo atrasado en relación con su columna y por eso la retaguardia, en el salto siguiente, lo dejó atrás.
    -Todo eso está muy bien -dijo el coronel- Ahora díganme realmente lo que piensan.
    El capitán y Gamboa se miraron, Hubo un silencio incómodo, que ninguno se atrevía a quebrar. Finalmente, habló el capitán, en voz baja:
    -Ha podido dispararse su propio fusil. -Miró al coronel- Es decir, al chocar contra el suelo, pudo engancharse el gatillo en el cuerpo.
    -No -dijo el coronel- Acabo de hablar con el médico. No hay ninguna duda, la bala vino de atrás. Ha recibido el balazo en la nuca. Usted ya está viejo, sabe de sobra que los fusiles no se disparan solos. Eso está bien para decírselo a los familiares y evitar complicaciones. Pero los verdaderos responsables son ustedes. -El capitán y el teniente se enderezaron ligeramente en sus asientos. -¿Cómo se efectuaba el fuego?
    -Según las instrucciones, mi coronel - dijo Gamboa
    Fuego de apoyo, alternado. Los grupos de asalto se protegían uno a otro. El fuego estaba perfectamente sincronizado. Antes de ordenar el tiro, yo comprobaba que la vanguardia estuviera a cubierto, que todos los cadetes se hallaran tendidos. Por eso dirigía la progresión desde el flanco derecho, para tener una visibilidad mayor. Ni siquiera había obstáculos naturales. En todo momento pude dominar el terreno donde operaba la compañía. No creo haber cometido ningún error, mi coronel.
    -Hemos hecho el mismo ejercicio más de cinco veces este año, mi coronel -dijo el capitán- Y los de quinto lo han hecho más de quince veces desde que están en el colegio. Además, han realizado campañas más completas, con más riesgos. Yo señalo los ejercicios de acuerdo al programa elaborado por el mayor. Nunca he ordenado maniobras que no figuren en el programa.
    -Eso a mí no me importa -dijo el coronel, lentamente-. Lo que interesa es saber qué error, qué equivocación ha causado la muerte de] cadete. ¡Esto no es un cuartel, señores! -Levantó su puño blancuzco- Si le cae un balazo a un soldado, se le entierra y se acabó. Pero estos son alumnos, niños de su casa, por una cosa así se puede armar un tremendo lío. ¿Y si el cadete hubiera sido hijo de un general?
    -Tengo una hipótesis, mi coronel -dijo Gamboa. El capitán se volvió a mirarlo con envidia- Esta tarde he revisado cuidadosamente los fusiles. La mayoría son viejos y poco seguros, mi coronel, usted ya sabe. Algunos tienen desviada el alza, el guión, otros están con el interior del cañón ligeramente dañado. Esto no basta, claro está. Pero es posible que un cadete modificara la posición del alza, sin darse cuenta, y apuntara mal. La bala ha podido seguir una trayectoria rampante. Y el cadete Arana, por una desgraciada coincidencia, pudo estar en mala posición, mal cubierto. En fin, sólo es una hipótesis, mi coronel.
    -La bala no cayó del cielo -dijo el coronel, más tranquilo, como si algo se hubiera resuelto- No me dice usted nada nuevo, la bala se le escapó a uno de la retaguardia. ¡Pero esos accidentes no pueden ocurrir aquí! Lleve mañana mismo todos los fusiles a la armería. Que cambien los inservibles. Capitán, encárguese de que en las otras compañías se haga también una revisión. Pero no ahora; dejemos pasar unos días. Y con mucha prudencia: no debe trascender una palabra de este asunto. Está en juego el prestigio del colegio, e incluso el del Ejército. Felizmente, los médicos han sido muy comprensivos. Harán un informe técnico, sin hipótesis. Lo más sensato es mantener la tesis de un- error cometido por el propio cadete. Hay que cortar de raíz cualquier rumor, cualquier comentario. ¿Entendido?
    -Mi coronel -dijo el capitán- Permítame hacerle observar que esta tesis me parece mucho más verosímil que la de un tiro de la retaguardia.
    -¿Por qué? -dijo el coronel- ¿Por qué más verosímil?
    -Más aún, mi coronel. Yo me atrevería a afirmar que la bala salió del fusil del propio cadete. Es imposible que, apuntando a blancos situados a varios metros de altura sobre el terreno, la trayectoria de una bala sea rampante. El cadete ha podido accionar el gatillo inconscientemente, al caer sobre el fusil. He visto con mis propios ojos que los cadetes se arrojaban de manera defectuosa, sin ninguna técnica. Y el cadete Arana jamás se distinguió en las campañas.
    -Después de todo, es posible -dijo el coronel, muy calmado-. Todo es posible en este mundo. ¿Y usted de qué se ríe, Gamboa?
    -No me río, mi coronel. Perdóneme, pero se ha confundido.
    -Así espero -dijo el coronel, palincándose el vientre y sonriendo, por primera vez- Y que esto les sirva de lección. El quinto año y sobre todo la primera compañía, nos ha dado malos ratos, señores. Hace unos días expulsamos a un cadete que robaba exámenes, rompiendo ventanas, como un gangster de película. Ahora esto. Pongan mucho cuidado en el futuro. No hago amenazas, señores, entiéndanlo bien. Pero tengo una misión que cumplir aquí. Y ustedes también. Debemos cumplirla como militares, como peruanos. Sin contemplaciones ni sentimentalismos. Venciendo todos los obstáculos. Pueden retirarse, señores.
    El capitán Garrido y el teniente Gamboa salieron. El coronel se quedó mirándolos, con expresión solemne, hasta que la puerta se cerró tras ellos. Entonces, se rascó la barriga.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo6:56 p. m.

    (La ciudad y los Perros)

    Angel Alvarez

    ResponderEliminar
  23. Anónimo7:13 p. m.

    Tus tonterías me parecen algo penosas, pero te confesaré que me hace ya hasta gracia tu incomprensión y tus maliciosas insinuaciones (qué mala leche tiene este santo varón). Sin crispación ninguna, y ahora que no me quedan ya ni fuerzas para seguir hablando contigo, insisto por última vez en que no apruebo ciertas libertades que te has tomado, aunque parece que mis quejas no te importan segundo error) y que me duelen. Me doy cuenta, demasiado tarde, que la comunicación contigo es imposible. Imposible del todo.

    ResponderEliminar
  24. Marga, me encanta tu comentario de hoy.

    Buen Viaje
    (no se sabe si se refiere a lo del Ecuador o a lo del homicidio)
    me uno: buen viaje, pero yo no tomaria ese camino...
    Por que no habla de las muertes a voces, de las que todo el mundo sabe y todo el mundo calla?.

    ResponderEliminar
  25. ¿saben ustedes por qué se suicidan la mayoría de los Libros de Matemáticas?

    ResponderEliminar
  26. Mi piadosa visita a la bonita capilla de la terminal 4[...]

    Cuando vuelva a Madrid iré a verla. He pasado por delante pero no llegué a entrar.

    Hoy no pensaba ni mucho ni poco mrswells, pensaba con lo del viaje de viajar con las maletas 3 dias, la terminal 4 y la piadosa capilla.
    Lo de los muertos la verdad no he parado mucho con ello.

    Mi tio había entrado de fraile pobre. Luego salió...Tenía la ilusión de ir de viaje a Roma para ver el papa... Ganaban dinero ese día tenían un encargo de mucha importancia...

    Cuando estaba con la cabeza con todas las heridas. Vivió un mes. Lo que más les pidió a su madre y a sus hermanas que perdonaran a su mujer, Margarita. Quiso hablar con ella y la perdonó.
    Así lo hizo mi madre, para mi abuela debió ser demasiado fuerte. Murió antes de cumplir yo los 3 años. Recuerdo pequeños detalles de ella y de su pueblo. Yo la guardaba para que no saliera de casa. Yo no quería ir a su pueblo. Íbamos mi madre y yo con la bicicleta. Al llegar a cierto sitio decía "anuan", no. Mi madre me preguntaba ¿entonces dónde? aquí, aquí a "lipan--"

    ResponderEliminar
  27. Anónimo9:43 p. m.

    Hola padre,bueno,yo queria hacerle una pregunta,¿de verdad existen los demonios como nos los pintan en las peliculas?,pueden pasar desapercibidos entre nosotros?o poseer a un ser humano?.
    gracias,saludos desde Huesca.

    ResponderEliminar
  28. Su mujer se dió por loca, dijo que oia voces o algo así. Según me han contado alguna mujer que la conocía, era un poco cabeza hueca.

    Intentó suicidarse varias veces. Al final lo consiguió. La relación de mi madre con ella no fue nunca de odio. Recuerdo haber ido a su casa cuando ya tenía yo, unos 12 años.

    ResponderEliminar
  29. Pòrqué mónica?, espero nbo ser el único tonto que se lo pregunta.

    ResponderEliminar
  30. Hijo, no soy el Padre pero no solo eso sinó mucho mas, y lo que se te ocurra tambien. Ahora que traen esas interrogantes ¿que relaicón Hay entre el Zabulon de las lecturas de ayer y el Zabulon terco e inteligente del exorcismo por Fortea?.

    ResponderEliminar
  31. Anónimo10:13 p. m.

    Pues menos mal que al final lo logró, a ver si así dejas de amargarnos de una vez. Mira, a mí eres tú quien me parece un cabeza hueca; no parece que entiendas según qué cosas. Pero lo dicho, demos las gracias.

    ResponderEliminar
  32. Tienen muchos problemas Oscar

    ResponderEliminar
  33. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  34. Anónimo10:31 p. m.

    Mónica, ¿por qué dices palabras vanas?

    ResponderEliminar
  35. vanitas vanitatun et omnia vanitas , mi ortografía en latín es pura vanidad

    ResponderEliminar
  36. Mira, a mí eres tú quien me parece un cabeza hueca; no parece que entiendas según qué cosas[...]

    La verdad no entiendo según que cosas...Tienes toda la razón... Por una vez dices algo cierto.
    Ahora falta saber "cosa", si es la misma.
    La verdad que no te entiendo en absoluto, parece que te tomas un zumo avinagrado.
    Uno para desayunar, otro al medio día, otro a la tarde y en la noche conectas la manguera con la cuba grande del vinagre.
    Total que entre la noche y el día todo se te agria. ¿Son tus voces? ¿No las controlas? ¿Has intentado suicidarte también? ¿Te dan ordenes absurdas verdad?

    ResponderEliminar
  37. iglesia.libertaddigital.com/articulo.php/1276234196

    ResponderEliminar
  38. Anónimo10:58 p. m.

    he de reconocer que mi comentario llevaba muy mala leche. cuando dije que hoy no había comentaristas crispados. Pido disculpas por haber ofendido a quien he ofendido.
    Cuando entro aquí y leo tanto comentario lleno de rencor, no sé que me pasa que me cabrea y saco lo peor de mí mismo.
    Me he prometido muchas veces de no volver, pero no puedo.
    Me esforzaré en ser más amable con todos. No quiero ofender a nadie.

    ResponderEliminar
  39. Paco GDL11:32 p. m.

    Le deseo muy buen viaje padre Fortea, a estas horas quizá ya esté en este continente americano, bienvenido.

    Un poco de humor negro:

    Cuál es la diferencia entre un terrorista y una suegra?

    con un terrorista se puede negociar.................


    PD: no me lo contó Zapa

    ResponderEliminar
  40. LUX NOCTURNA11:32 p. m.

    hola a todos. soy lux nocturna. ¿qué pasa hoy con los comentaristas? ¿donde están los que hicieron posible que ayer llegase a los 226 comentarios!!!!
    Eh!!El señor del pijama de ositos..¿por qué no hace hoy un coment?
    Ud, la del las pantuflas de cuadros otro!
    La patrulla de salvamento que consiguío recatar al pater del cuarto de baño a altas horas de la madrugada!
    ¡¡¡¡hagan un comentario!!!¡pon un comentario en tu vida!

    ResponderEliminar
  41. hola lux nocturna, ya que pides un comentario, ahí va uno suculento:
    hola, estoooo, qué hay de nuevo, viejo?

    ResponderEliminar
  42. lux noCTURNA11:57 p. m.

    worker, digo Bugs bunny...gracias, me has hecho reviivir mi infancia..¿ves lo suculento de tu comentario? uno nunca sabe la trascendencia de un comentario

    ResponderEliminar
  43. ah, pu pu pu pu pues me ale le le legro de haber ber berte alegrado...

    ResponderEliminar
  44. Porky en nombre de Lux oscura12:06 a. m.

    Eso es todo amigos
    That's all folks

    (lux oscura se va a apagar! )

    ResponderEliminar
  45. Porky, Porky, nuestro Rey....
    hoy me tengo que pasar la noche currando, se me va a hacer muuuy laaarga...

    ResponderEliminar
  46. que duermas bien, luz de luna.

    ResponderEliminar
  47. Porky ataca de nuevo12:09 a. m.

    Láaaaaastima que terminó,
    el festival de hooooy
    pronto volveremos con mas diversioneeeees
    ¡Porky POrky!
    nuestro rey te esperamos
    con afán
    siempre alegras nuestras vidas
    con tu festival
    ....
    No se olviden de sintonizar este canal
    para este gran festivaaaal
    (¿han estado contentos?....eso es to, eso es to, eso es todo amigos)

    ciao worker
    ciao pater
    ciao commenaristas de aqui y de alla
    lux oscura s retira

    ResponderEliminar
  48. Porky ataca de nuevo12:09 a. m.

    Láaaaaastima que terminó,
    el festival de hooooy
    pronto volveremos con mas diversioneeeees
    ¡Porky POrky!
    nuestro rey te esperamos
    con afán
    siempre alegras nuestras vidas
    con tu festival
    ....
    No se olviden de sintonizar este canal
    para este gran festivaaaal
    (¿han estado contentos?....eso es to, eso es to, eso es todo amigos)

    ciao worker
    ciao pater
    ciao commenaristas de aqui y de alla
    lux oscura s retira

    ResponderEliminar
  49. qué memoria, amigo... lo dicho, buona notte.

    ResponderEliminar
  50. porky and lux12:13 a. m.

    psssss
    solo hay q ir a las fuentes...
    http://www.youtube.com/watch?v=zrEtHTdAVzE

    esto va por todos los de mi generación...

    ResponderEliminar
  51. me lo acabo de mirar... ja ja ja anda que no hacía años que no lo veía... eso es eso es eso es eso es todo amigos.... ¡hace milenios!
    Gracias simpático.
    ¡qué tengas felices sueños!

    ResponderEliminar
  52. Lux noCTURNA12:18 a. m.

    de nada worker, pero no soy chico..soy una mama con cuatro niños...reviviendo su infancia..

    ResponderEliminar
  53. ah, Madam, it's your turn...
    Pues, madre de familia numerosa, que descanses que lo debes necesitar... tienes muchos Porkys que cuidar.

    ResponderEliminar
  54. yo me voy a pencar, que no se diga... ejem... ¡saludos!

    ResponderEliminar
  55. Anónimo1:25 a. m.

    Te lo he explicado muchas veces. Desisto.

    ResponderEliminar
  56. Anónimo1:29 a. m.

    debo ser tonto, no?

    ResponderEliminar
  57. Anónimo1:31 a. m.

    A las personas más inteligentes les está vedado ver según qué.

    ResponderEliminar
  58. Anónimo1:33 a. m.

    como qué?

    ResponderEliminar
  59. Anónimo1:34 a. m.

    La "vida" que llevo... es para estar avinagrado, amargado y mucho más.

    ResponderEliminar
  60. Anónimo1:36 a. m.

    no hay nada que te alegre el corazón?

    ResponderEliminar
  61. Anónimo1:37 a. m.

    Como que a las personas con una mente menos racional las cosas les afectan de una manera imprevisible para vosotros pero muy lógica; lo complcado del caso es que no se puede explicar de manera convincente...

    ResponderEliminar
  62. Anónimo1:38 a. m.

    No, no hay absolutamente nada que me alegre el corazón. Nada.

    ResponderEliminar
  63. Anónimo1:39 a. m.

    no puedes cambiar tu vida?

    ResponderEliminar
  64. Anónimo1:40 a. m.

    Se necesitaría escribir una novela para explicarlo. No tengo talento y tampoco quisiera tenerlo.

    ResponderEliminar
  65. Anónimo1:42 a. m.

    Me sería muy difícil; no sólo por todos los obstáculos reales, uno de los cuales es la soledad, sino porque no deseo ya nada. Nada, entiendes?

    ResponderEliminar
  66. Anónimo1:43 a. m.

    pero, tú pareces una persona muy alegre ( si eres quien pienso que eres )

    ResponderEliminar
  67. Anónimo1:44 a. m.

    eso es una depresión, creo yo.

    ResponderEliminar
  68. Anónimo1:44 a. m.

    Mi enfermedad física, mis limitaciones y mi absoluta dependencia es un obstáculo muy serio que nadie valora. Agravado además por todo lo demás. Pero es muy tarde; no quiero entretenerte. Acuéstate. No puedes hacer nada por mí!

    ResponderEliminar
  69. Anónimo1:46 a. m.

    La depresión está, pero eso ya no es depresión; es una depresión pasada de vueltas y sin marcha atrás.

    ResponderEliminar
  70. Anónimo1:47 a. m.

    entonces necesitas medicación. sin ella no podrás salir adelante.

    ResponderEliminar
  71. Anónimo1:48 a. m.

    Vivo en unas circunstancias horrorosas que o tienen arreglo; no todo es tormento interno. ¿Alegre? Sí, me sentí tan identificada con max von sidow; cuando está en compañía de gente limpia se le olvidan todos los tormentos.

    ResponderEliminar
  72. Anónimo1:48 a. m.

    ¿tienes familia? te ayudan?

    ResponderEliminar
  73. Anónimo1:50 a. m.

    No, nada de medicación. La única manera de salir adelante es sobrevivir y basta. Leí a un autista; contaba que su vida era exactamente como la de un preso en un lager.

    ResponderEliminar
  74. Anónimo1:50 a. m.

    A mi hermana, la única persona con la que cuento para vivir, le han dado 5 años de vida.

    ResponderEliminar
  75. Anónimo1:51 a. m.

    ¿Qué quieres que haga? No puedo hacer nada.

    ResponderEliminar
  76. Anónimo1:51 a. m.

    Pero ¿con quién estoy hablando?

    ResponderEliminar
  77. Anónimo1:52 a. m.

    y tus padres?

    ResponderEliminar
  78. Anónimo1:52 a. m.

    tú vas de anónimo, yo también.

    ResponderEliminar
  79. Anónimo1:53 a. m.

    Vivo rodeada de gente que esta podrida, por fuera y por dentro. No intercambiamos ni tres palabras al día. Los niños... sufro.

    ResponderEliminar
  80. Anónimo1:54 a. m.

    quién eres tú??? Un amigo de a o el propio a?

    ResponderEliminar
  81. Anónimo1:55 a. m.

    Y que se odian. Nuera y suegra. Lo patológico lo comparten de forma asombrosa.

    ResponderEliminar
  82. Anónimo1:56 a. m.

    soy un anónimo, como tú.

    ResponderEliminar
  83. Anónimo1:57 a. m.

    Astrológicamente, lo que domina es neptuno (en las dos): psicosis, autoengaño, drogadicción...

    ResponderEliminar
  84. Anónimo1:58 a. m.

    hipocresía, maldad, obsesión por el sexo, pretensiones y muy, pero que muy repugnantes.

    ResponderEliminar
  85. Anónimo1:59 a. m.

    Pero de pequeñas ella era la preferida de mi madre y yo debí quedarme enganchada a ella.

    ResponderEliminar
  86. Anónimo1:59 a. m.

    pues vaya panorama...

    ResponderEliminar
  87. Anónimo2:01 a. m.

    bueno, rezaré por tí. no sé si te sirve de algo, pero creo que es lo mejor que puedo hacer.

    ResponderEliminar
  88. Anónimo2:01 a. m.

    la mamá está completamente enamorada de su hijo (algo que he visto en más de un caso), El hijo me repugna como ellas. No tengo ni un solo punto en común con ellos.

    ResponderEliminar
  89. Anónimo2:02 a. m.

    ahora, marcho, que me llama la obligación. toda la noche en vela.
    en fin. paciencia.

    ResponderEliminar
  90. Anónimo2:02 a. m.

    Ni se te ocurra rezar, que soy muy supersticiosa! Buenas noches!

    ResponderEliminar
  91. Anónimo2:03 a. m.

    ¿En vela? ¿Trabajas...?

    ResponderEliminar
  92. Anónimo2:03 a. m.

    buenas noches.

    ResponderEliminar
  93. Anónimo2:04 a. m.

    quería decir si te esperaban... con la "espelma" (es la misma palabra que esperma)

    ResponderEliminar
  94. Anónimo2:04 a. m.

    sí, trabajo hoy por la noche.
    tengo que marchar. cuidate.
    adios.

    ResponderEliminar
  95. Anónimo2:05 a. m.

    no, no me espera ninguna espelma ni ningún esperma. ay...
    tengo trabajo para rato.

    ResponderEliminar
  96. Anónimo2:08 a. m.

    Aunque este cierto punto me ha sentado muy mal (sin duda alguna lo he exagerdao debido a mis circunstancias), yo os aprecio mucho.

    ResponderEliminar
  97. Anónimo2:10 a. m.

    me alegro. dadas tus circunstancias tan difíciles, se entienden mejor muchas cosas de las escritas aquí.

    ResponderEliminar
  98. Anónimo2:10 a. m.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  99. Anónimo2:11 a. m.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  100. Anónimo2:12 a. m.

    en todas estas el perro agonizando desde hace semanas y no son por sacrificarlo.

    ResponderEliminar
  101. Anónimo2:23 a. m.

    Gracias por todo, anonymous. Eres con mucha diferencia la persona que mejor se ha portado conmigo en la vida y se habrá portado. Me gustaría corresponderte... ¿Sabes qué te digo? Que este asunto que me ha tenido desequilibrada tanto tiempo y que os he echado en cara ya no me importa. De verdad. Ya no existe para mí. Al fin. Un abrazo

    ResponderEliminar
  102. Anónimo2:49 a. m.

    Io sigo extrañando a Ricardito Fernàndez, de Asturias.
    Lo he idealizando tanto, que tengo la seguridad que no es como los masones "comunes y corrientes", osea, petulante, pedante, que no van a misa porque allì solo va la gente pobre, que para "purificarse" hace todo lo que su corazòn, su mente, su cuerpo le piden,...,...,...
    Oh! este blog ya no tiene atractivo para mì sin un ser tan extraordinario como èl, que sin ser religioso trata con mucha cortesìa aùn a quien le ofende.
    Gracias al padre Fortea por ser el intermediario para sacarlo a la LUZ.

    ResponderEliminar
  103. Anónimo3:18 a. m.

    Padre fortea, me parece que su sentido del humor (negro generalmente) no va a ser comprendido ni aprobado por la gran mayorìa de sus fans. Espero que no lea tantas novelas policiacas porque parece que tienen màs peso para ud. que las lecturas piadosas.

    ResponderEliminar
  104. Anónimo4:40 a. m.

    RESPUESTA A OSCAR:
    Hola a todos los del Blog: A la pregunta sobre la dicotomía de Zabulón, además de ser un demonio Bíblico también fue la denominación de Cafarnaún en la época del profeta Isaías. En la época en que se escribió el evangelio de Mateo es como decir "Virreynato del Alto Perú" a Perú o "Provincias Unidas del Rio de la Plata" a Argentina o "Reyno de Castilla y León" a España. Era para significar que las profecias que había hecho Isaías para aquellos lugares se habían cumplido en Jesús. Salu2. José de Pedro- Santa Fe, Argentina

    ResponderEliminar
  105. Anonymous said...
    he de reconocer que mi comentario llevaba muy mala leche.
    1:58

    Pues sí, tienes muy mala leche. Tú y ciertos familiares mios. Que diga lo que diga, haga lo que haga. Tenga o no tenga razón. Siempre ellos han de tener la última opinión. Siempre creyendo que ellos tienen la razón. Hablan tanto y tan mal. Cambian la intención de todo lo que digo, tus comentarios podrian servirnos de metáfora.
    Parece que siempre están avinagrados. No soportan que nada de cuanto yo digo y haga. ¿Es envidia malsana? ¿Está el demonio por enmedio?
    ¿Son innocentes o necesitan que rece algún salmo de los fuertes como...?

    ResponderEliminar
  106. Bueno de momento leeré éste.
    Samo 9
    14 Ten, Señor, piedad de mí,
    observa mi pesar ante los que me aborrecen,
    elévame de las entradas de la muerte.
    Así podré cantar sus alabanzas
    a las puertas de la hija de Sión,
    y celebrar en júbilo tu auxilio.
    Los gentiles naufragan en la fosa que hicieron,
    en la red que ocultaron se enmañaran sus pies.
    Yahveh se manifiesta, lleva a cabo el proceso, en las obras de sus manos cae preso el impío.

    Los malvados retornan al seol,
    y así todos los pueblos
    que se olvidan de Dios.
    Él, cierto, no se olvida
    del pobre para siempre
    ni se malogra por los siglos
    la esperanza del humilde

    ResponderEliminar
  107. ¿Está el demonio por enmedio?

    Pues para Éste.
    Salmo 35
    Impugna, Señor a los que a mí me impugnan,
    combate tú contra los que me hacen guerra,
    toma escudo y broquel
    y acude en mi socorro;
    enristra tú la lanza, al encuentro de mis perseguidores, y dame la palabra: "Yo soy tu salvación".

    Confundidos se vean y humillados los que buscan mi vida, retrocedan en deshonra los que fraguan mi mal.
    Que se tornen igual que paja ante el viento, acosados del ángel de Yahveh; que su camino se haga tiniebla y resbaladero, y los hostigue el ángel de Yahveh.
    Sin motivo me tienden asechanzas, sin motivo me excavan una fosa.
    Que la ruina imprevista los sorprenda, en las redes que tienden sean cogidos, y en la fosa que excavan caigan ellos.

    Mi alma exultará en el Señor,
    se alegrarácon su socorro.
    Dirán todos mis huesos:
    ¿Quién, Señor, como tú,
    que libras al pequeño del más fuerte, al pobre e indigente de quienes los despojan?

    Testigos violentos se levantan,
    y sobre cosas que ignoro me interrogan.
    Me vuelven mal por bien, despojando mi vida
    En cuanto a mí, cuando eran ellos quienes padecían mi vestido era el saco

    ResponderEliminar
  108. ¡Cuántas personas echan maldiciones, cegados por la rabia y el rencor!
    ¡Señor ayúdanos a mantener la calma, para no caer en la misma trampa del opresor!
    Cuanto mal hay por el mundo...cuanto mal incubando... ¿hasta cuándo?
    ¡Líbranos Dios mio, de tanto mal y de tal adversario!

    ResponderEliminar
  109. ¡Cuántas personas echan maldiciones, cegados por la rabia y el rencor!

    Mi padre no encajó este golpe tan duro. Echó una maldición o algo similar con tanta rabia a todas las Margaritas y a las mujeres.
    ¡Todas las Margaritas son unas malas putas!
    Casi las últimas palabras de despido para mi madre y para mí, fueron que "mi madre y yo" éramos unas malas putas.
    ¡Perdona a mi padre Señor, ante tanto rencor! perdónale Señor, ante tanto odio y desamor!
    Como las palabras de tu hijo Señor.
    "Padre perdónales, no saben lo que hacen"
    ¡Ayúdale Señor!
    ¡Perdón!

    ResponderEliminar
  110. ¡Todas las Margaritas son unas malas putas!

    ¿A mi, mi nombre nunca me gustó. Será que eso lo percibía?
    Cuando tuve a mi hija también por tradición familiar le tocaba poner Margarita, porque la madre de mi marido asi se llama. No se lo pusimos, en esta época ya no ponían tanto. Como sus padres ya estaban muertos, no supe nunca si les hubiera importado o no.
    Tampoco el nombre fue pensado. Durante el embarazo estábamos de acuerdo con el nombre de niño, pero el de niña no lo teníamos.
    Nació niña, no me preocupé en absoluto del nombre. Nació a las 5 y a las 9 mi marido vino con prisas que le dijera un nombre. No me acuerdo como dije el nombre, era un nombre que no lo habíamos pensado. Estuvimos de acuerdo.
    Cuando mi hija fue algo mayorcita le dije que si se lo quería cambiar, por mí podía hacerlo.
    A ella le gusta el nombre, aunque le han hecho muchas bromas.

    ResponderEliminar
  111. Casualmente se llaman igual
    mi abuela, mi tía y la madre de mi marido.
    mi abuelo, mi tio y el padre de mi marido.

    ResponderEliminar
  112. Casualmente el apellido de mi marido es igual al apellido de la mujer que mató a mi tio.
    El mismo apellido del viejo de la película.

    ResponderEliminar
  113. Hay otras casualidades, que al ser muy localizadas y centradas, prefiero no nombrar.

    ResponderEliminar
  114. ¿Tenían hijos esta família?
    Sí, dos se llaman casualmente como los que he dicho antes. La verdad son nombres muy comunes por aquí.

    ¿Qué ha sido de su vida?
    Gracias a Dios, son buenas personas y de provecho. Son personas que tienen buena preparación y buen corazón.

    ¡Gracias Dios mio, por ayudar a tantos huérfanos a llevar ese gran Dolor!

    ResponderEliminar
  115. Anónimo11:50 a. m.

    me eché en la cama y tal y como me puse, nada más entrar, me quedé inmóvil, pericibiendo lentamente como se me iba poco a poco la consciencia, en medio de un gran cansancio, corporal y sicológico.

    ResponderEliminar
  116. Anónimo11:56 a. m.

    eran las 3 de la madrugada.

    ResponderEliminar
  117. Éstos primos han tenido entre sus amigos a frailes y curas. Tienen buena relación con ellos.
    Un fraile pobre, que ellos le llaman hermano le he visto en todas o casi todas las celebraciones familiares.

    ¡Gracias Dios mio, por darles y darnos tu mano!

    ResponderEliminar
  118. Ayúda Señor a levantar a todos los jóvenes que teniéndolo todo son arrastrados hasta el mal.
    ¡Ayúdales, para que no avance el mal!
    ¡Ayúda, para que en los colegios no avancen los comentarios de los educadores que deseducan a los niños diciéndoles que Tú, Señor, no existes!
    Te comparan con el ratoncito pérez o el papá noel.
    ¡Señor ayúdales en el ERROR!

    ResponderEliminar
  119. Gracias por las respuestas, aún así me preguntaba si tendria algo que ver con la gentilidad ¿?, cafarnaum pueblo de gentiles ¿zabulón? por cierto si me ayudan con la cita biblica de zabulon como demonio, dejaría d ebuscar tanto, gracias de antemano y se nota que el Padre tuvo un largo viaje, o la banda ancha anda mal por ecuador.

    ResponderEliminar
  120. Un saludo a todos: Os pongo un escrito que a mí me ha gustado mucho. Espero que a vosotros también.


    Ante la actual crisis internacional y la guerra, Chiara Lubich explica: «Hay dos modos de verla: uno humano: miles de muertos, una justicia necesaria pero estando atentos a que no provoque otra violencia... Luego está el otro modo. Un chico de Nueva York me ha escrito para decirme: "desde aquel día aquí los muros de la indiferencia están cayendo, en esta ciudad ha renacido la solidaridad". San Pablo nos dice que todo contribuye al bien para quien ama a Dios. Todo, todo... Jefes de Estado que antes no eran capaces ni siquiera de mirarse, ahora colaboran. Quién sabe si mañana no miren al mundo como una fraternidad».

    «Si no se hubiera producido la segunda guerra mundial, cuando todo se derrumbaba, no habríamos comprendido que todo es vanidad. Y ha nacido esta revolución cristiana. La guerra fue un signo de la Providencia».

    Precisamente en los escombros de los bombardeos, en el Trento de 1943, Chiara con sus primeras compañeras redescubrió el Evangelio. Comenzaron a vivirlo cotidianamente, comenzando por los barrios más pobres de la ciudad. Aquel grupo pronto se convirtió en un Movimiento que alienta la espiritualidad de más de cuatro millones y medio de personas, de las cuales 2 millones son adherentes y simpatizantes, en 182 Países.

    Fue aprobado por la Santa Sede desde 1962 y, con los sucesivos desarrollos, en 1990. Ha recibido reconocimientos oficiales de las Iglesias Ortodoxa, Anglicana y Luterana; de las distintas religiones y de organismos culturales e internacionales.

    Chiara recuerda los inicios: «Dios llama a personas débiles para que triunfe su potencia. Pero las prepara. Yo era muy pequeña cuando las monjas me llevaban a la adoración eucarística. A aquella Hostia pedía: dame tu luz. A los 18 años, tenía un hambre tremenda de conocer a Dios. Quería ir a la Universidad católica. No pude. Luego providencialmente sentí una voz: seré tu maestro».

    ¿Por qué no se hizo religiosa? es la pregunta del periodista que la acompañó en la presentación, Sergio Zavoli. «No tenía la vocación», responde con sencillez.

    En los inicios de los años '40, Chiara Lubich, con poco más de 20 años, daba clases en los salones de primaria de Trento, su ciudad natal, y se había inscrito en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Venecia, empujada por la búsqueda de la verdad. En medio del clima de odio y violencia de la Segunda Guerra Mundial, ante tanta destrucción, descubre a Dios como el único ideal que permanece. Dios iluminará y transformará su existencia y la de muchos otros, mostrándole como finalidad de su vida: contribuir a la actuación de las palabras del testamento de Jesús "Que todos sean uno".

    Con el tiempo se entenderá que estas palabras encierran el proyecto original de Dios: componer la unidad de la familia humana. En esos años se inicia una historia en la que están contenidas las primicias del desarrollo futuro. En poco más de 50 años, a partir de la experiencia del Evangelio vivido cotidianamente, inicia una corriente de espiritualidad, la espiritualidad de la unidad, que suscita un movimiento de renovación espiritual y social con dimensiones mundiales: el Movimiento de los Focolares.


    Un ideal por el cual gastar la vida

    Tenía 23 años y mis amigas tenían la misma edad o incluso eran más jóvenes. Estábamos en Trento, nuestra ciudad natal, y la guerra arreciaba destruyendo todo. Cada una de nosotras tenía sus sueños. Una quería formar una familia y esperaba que el novio regresara del frente. Otra deseaba una casa. Yo veía mí realización en el estudio de la Filosofía... Todas teníamos objetivos e ideales por delante.

    Pero el novio no regresó más; la casa fue destruida; el estudio de Filosofía no lo pude continuar por los obstáculos de la guerra. ¿Qué hacer? ¿Existirá un ideal que ninguna bomba pueda destruir, por el cual valga la pena gastar la vida? Y enseguida una luz. Sí, existe. Es Dios, que, precisamente en esos momentos de guerra y de odio, se nos revela como lo que realmente él es: Amor. Dios Amor, Dios que ama a cada una de nosotras. Fue un instante. Decidimos hacer de Dios la razón de nuestra vida, el Ideal de nuestra vida.

    ¿Cómo? Quisimos entonces hacer como hizo Jesús, hacer la voluntad del Padre y no la nuestra. Es más, nos propusimos ser otros pequeños Él. Sabíamos que cada cristiano es ya otro Jesús, por el Bautismo y por la fe. Pero sólo en modo incipiente, podríamos decir. Para serlo plenamente era necesario hacer toda nuestra parte. Nos lo propusimos.


    Una promesa que se mantiene siempre

    La guerra era despiadada, no daba tregua. Teníamos que ir más de una vez al día y también de noche, a los refugios hechos en la roca. Cuando sonaban las alarmas había que correr y no podíamos llevar nada con nosotros, más que un pequeño libro: el Evangelio. Allí encontraríamos cómo hacer la voluntad de Dios, cómo ser otros Jesús. Lo abríamos y lo leíamos. Y esas palabras, leídas tantas veces, nos parecían totalmente nuevas, como si una luz las iluminara una por una y un impulso interior nos empujara a vivirlas plenamente. "Cualquier cosa que hayas hecho al más pequeño de mis hermanos a Mí me la hiciste". Y, he aquí que, saliendo del refugio buscábamos, durante toda la jornada, a los "más pequeños" para poder amar en ellos a Jesús: eran los pobres, enfermos, heridos, niños...

    Los buscábamos por las calles, tomábamos nota de cada uno para poderlo ayudar. Los invitábamos a nuestra mesa reservándoles el mejor lugar. Preparábamos comida para todos. Y, aun no teniendo medios, no nos faltaba nada, porque el Evangelio dice: "Dad y se os dará". Nosotras dábamos y volvían sacos de harina, manzanas, los paquetes llenaban cada día el pasillo de nuestra casa. El Evangelio nos decía: "Pedid y se os dará". Pedíamos "necesito un par de zapatos número 42 para Ti (en el pobre)", le decíamos a Jesús ante el sagrario y saliendo de la Iglesia una señora nos entregaba un par de zapatos número 42.

    El Evangelio exhortaba: "Buscad el Reino de Dios... y lo demás se os dará por añadidura". Tratábamos de que Jesús reinara en nosotros y llegaba todo lo que necesitamos. No hacía falta preocuparse por nada; así muchas veces, así siempre.

    Eramos felices. Todas las promesas del Evangelio se verificaban, nos parecía vivir en un continuo milagro. Sabíamos que el Evangelio es verdadero, pero aquí lo constatábamos.


    Un nuevo estilo de vida

    Todas las palabras del Evangelio nos atraían, sobre todo las que se referían al amor. Tratábamos de hacerlas nuestras. Pero quien ama está en la luz. "A quien me ama -dijo Jesús-, me manifestaré". Entendimos que Dios no pide sólo que amemos a los "más pequeños", sino a todos los que encontramos en la vida. Mientras tanto, otras jóvenes y luego muchachos se unían a nosotras para vivir la misma experiencia.

    Los peligros de la guerra continuaban. Las bombas caían incluso sobre nuestro refugio. Aunque éramos jóvenes podíamos morir. Surgió un deseo en nuestro corazón: hubiéramos querido saber, de entre todas las palabras de Jesús, cuál era la que más le gustaba. Querríamos vivirla profundamente en los que podrían haber sido los últimos instantes de nuestra vida.

    La encontramos. Es ese mandamiento que Jesús llama "nuevo" y "suyo": os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como Yo os he amado". Reunidas en círculo, unas junto a otras, nos miramos a la cara y cada una le declaró a la otra: "Yo estoy dispuesta a morir por ti. Yo por ti". Todas por cada una.

    Se hacía todo cuanto era nuestro deber (trabajo, estudio, oración, descanso), pero sobre esta base. El amor recíproco era nuestro nuevo estilo de vida, nunca debía faltar y, si faltaba, volvíamos a establecerlo entre nosotros. Ciertamente no era siempre fácil, no era fácil enseguida; se necesitaba una gimnasia espiritual durante años para lograrlo siempre.

    No obstante, pronto conocimos el secreto para mantenerlo, cómo vivir aquél "como Yo les he amado", según la medida de Jesús. En una circunstancia supimos que Jesús sufrió mucho más cuando, en la cruz, tuvo la terrible impresión de ser abandonado por su Padre y gritó: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?". En un ímpetu de generosidad, en el cual no estaba ausente ciertamente una particular ayuda de lo alto, decidimos seguir a Jesús así, amarlo así. Y fue justamente en ese grito suyo, cumbre de su pasión, donde encontramos la clave para mantenernos siempre en plena comunión entre nosotros y con todos. Jesús ha experimentado la más tremenda división, la más terrible separación, pero no ha dudado y se ha vuelto a confiar plenamente al Padre: "En tus manos encomiendo mi espíritu".

    Siguiendo su ejemplo, y con su ayuda, no habría habido divisiones en el mundo que pudiesen detenernos. Nuestro amor recíproco podría ser siempre una maravillosa realidad.


    Nosotras habíamos nacido para aquellas palabras

    Un día, para protegernos de la guerra, nos encontramos en un refugio y a la luz de una vela abrimos el Evangelio. Era la solemne página de la oración de Jesús antes de morir: "Padre, que todos sean uno". Tuvimos la impresión de comprenderla, aunque es difícil, pero sobre todo nos quedó la neta sensación de que nosotras habíamos nacido para aquellas palabras, para la unidad, para contribuir a realizarla en el mundo.

    El mandamiento nuevo, que nos esforzábamos en mantener siempre vivo entre nosotras, realizaba precisamente la unidad. Y la unidad es portadora de una realidad extraordinaria, excepcional, divina, del mismo Jesús: "Donde dos o tres están reunidos en mi nombre (es decir, en su amor), yo estoy en medio de ellos". Donde está la unidad está Jesús. Alegría, luz, paz. Y porque estaba Jesús, porque vivía entre nosotras y en nosotras, no se podía dejar de advertir su presencia. Se advertía una alegría que no se había probado nunca, se experimentaba una paz nueva, un nuevo ardor; una luz iluminaba y guiaba el alma... Y, porque estábamos unidos y Jesús estaba entre nosotros, el mundo a nuestro alrededor se convertía. "Que sean uno para que el mundo crea", había dicho Jesús. He aquí que muchas personas volvían a Dios, muchos otros descubrían a Dios por primera vez.

    Y porque Jesús estaba entre nosotros, llamaba. Florecían así distintas vocaciones: había quien quería consagrarse a Dios en la virginidad para realizar la unidad por doquier, y nacían los focolares; quien, inclusive casándose, se ponía totalmente a disposición de Dios; quien entraba en el convento..., quien se hacía sacerdote...

    Se conocía también el odio del mundo prometido por Jesús, pero se experimentaba que Él , en medio nuestro, es más fuerte: no dejaba a nuestro alrededor las cosas como estaban , sino que iluminaba también la economía, la política, el trabajo, las estructuras sociales. Cristificaba la sociedad que nos circundaba, la hacía nueva. Y dado que Jesús es vida, crecíamos continuamente en número. Al cabo de dos meses de nuestro inicio, éramos quinientos, de diferentes edades, categorías sociales, de ambos sexos, de toda vocación. Nos parecía que no éramos otra cosa que cristianos, nada más que cristianos, que se esfuerzan en poner en práctica el Evangelio.

    No obstante, advertíamos la exigencia de expresarle nuestra experiencia al Obispo. Su juicio para con nosotros habría sido el de Jesús, de Jesús que, hablándole a sus apóstoles, había dicho: "Quien a vosotros escucha, a mí me escucha". Y el Obispo aprobó: "Aquí está el dedo de Dios" -dijo-. Y seguimos adelante.


    El primer grupo se convierte en Movimiento

    Aquel primer grupo creció, se convirtió en Movimiento y, año tras año, se difundió como una explosión, primero en Italia, luego en toda Europa y ahora, después de un camino de más de 50 años, está presente, se puede decir, en todas las naciones del mundo.

    Nosotros atribuimos esta rápida expansión al hecho de haber conservado siempre, con la ayuda de Dios, una fuerte unidad entre nosotros, que hace que Jesús esté presente, y al haber estado siempre profundamente unidos, como sarmientos a la vid, al Papa y a los Obispos, en los cuales Jesús está también presente.

    El Espíritu diseñó a lo largo de los años, las líneas que esta Obra debía asumir paso a paso. La luz fue muy abundante, más de lo que podemos expresar. Las pruebas nunca han faltado porque al árbol que da frutos se le poda. Y los frutos fueron innumerables. Así se puede ver, también a través de este Movimiento, lo que puede hacer Jesús si nosotros los cristianos, no obstante nuestra pequeñez y nuestra miseria, nos esforzamos en dejar que él viva, en nosotros y en medio de nosotros.

    Llevar el amor de Jesús por doquier. Querríamos que el amor se propagase en cada rincón de la tierra. Llevar la unidad incrementándola al campo religioso y humano, entre las personas, entre los grupos y entre los pueblos. Esto se hace al lado y en colaboración con todas las realidades de la Iglesia surgidas a lo largo de los siglos, con las nuevas asociaciones -Movimientos, grupos- que caracterizan estos tiempos, con decenas de miles de cristianos de otras Iglesias. Incluso fieles de otras religiones y personas de buena voluntad se sienten atraídas por la viva fraternidad que allí encuentran.


    ¿Dónde está el secreto?

    El secreto está en haber arriesgado al inicio la vida por un gran Ideal, el más grande: Dios. En haber creído en su amor y, por lo tanto, habernos abandonado momento tras momento a su voluntad. Si hubiésemos hecho la nuestra, si hubiésemos seguido nuestros proyectos, ahora no habría nada. Pero -aun con nuestros límites- nos hemos lanzado en esta divina aventura.


    Chiara Lubich
    www.focolare.org/es

    ResponderEliminar
  121. anónimo3:28 p. m.

    anonymous, hiciste mucho bien a alguien. Espero que recuperes pronto el sueño, que tu fatiga psicológica desaparezca, vencida por la satisfacción. Un beso

    Fortea, desde luego, tiene un humor negro notable, algo que le agradezco. Y también es verdad, en cualquier caso, que hay que dar muerte a muchas equivocaciones, pequeñas y enormes, para conquistar algo de luz (y para eso nunca es tarde).

    ResponderEliminar
  122. seequivocabalapaloma7:36 p. m.

    ¿Compaginar qué, fortea? ¿Mariposas y negros nubarrones? ¿Fanta, sueños y tormentas? Pero si el problema tal vez se reduzca precisamente a que nunca soñé ni sé (otra cosa es estar en las nubes, dormida en las nubes). Cada día me doy más cuentas de que no coincidimos en nuestras apreciaciones, ¡en ninguna! Esto es dramático, fortea. Me parece que bajé demasiado bruscamente de las nubes, y no aludo al tiempo, eso que comparten los de aquí abajo. Yo nada sabía de nubes negras ni de tormentas, aunque viviera rodeada de ellas, qué gracia. Haber tenido sueños hubiera facilitado el tránsito; pero no; estamos sobre todo faltos de eso, precisamente. En fin. No sé si has sido un conato de sueño lo que me llevó a marcar su número; el susto estremecedor de los nubarrones o bien las ganas de seguir adormilada. Porque las mariposas no, las mariposas no han sido. No, no han sido ellas quienes rozaron la mano con la que marqué su número, fortea. ¿Las dudas que revolotean en torno a mi cabeza? No, no. En todo caso no revolotean. Eso no. Tanta suavidad y ligereza no se hizo para mí. Adiós adiós... (me ha llegado al alma lo de la bella durmiente antishkspr, qué malo es usted, fortea)

    ResponderEliminar
  123. Felixberto10:11 p. m.

    HOLA A TODOS MIS CUATES DESDE CIUDAD DE MEXICO.

    ResponderEliminar
  124. Anónimo10:13 p. m.

    "No consentirás ni desearás pensamientos impuros"... ¿Cómo puede un sacerdote católico despacharse a gusto escribiendo sobre un crimen "imaginario"? Recuerdo desde pequeños, en las catequesis, una máxima que no olvido ni olvidaré: ante una duda en alguna circunstancia de la vida siempre había que pensar ¿Jesús haría "eso" o "no lo haría"? ¿Jesús escribíría novelas sobre crímenes?

    Un afectado.

    ResponderEliminar
  125. Felixberto10:18 p. m.

    Me han dicho aquí mis colegas que este es un sitio concurridito, no os importe que haga un poco de publicidad, acabo de comenzar con mi negocio: el sueño de mi vida. Seguro este buen pater entiende.

    Publicidad.

    GABINETE DE PSICOLOGIA FELIXBERTO. TRATAMOS TODO TIPO DE FOBIAS Y DE FILIAS. COMPLEJOS DE SUPERIORIDAD(gratis con este el de inferioridad) TEMPERAMENTOS DRACONIANOS, CORAZONES TEMPLADOS EN FRIO HIELO. 100% DE CASOS RESUELTOS EN CASOS DE PRETENDIENTES QUE RESULTARON SER EXTREMAAAAAAAAAADAMENTE CELOSOS. Y POSESIVOS EXTENUANTES.
    precios módicos.
    Calle Ensañamiento. Nº 20

    ResponderEliminar
  126. Felixberto10:28 p. m.

    A LA SALIDA TENDRÁ LUGAR REPARTO BONOS DE DESCUENTO PARA GABINETE CLÍNICO FELIXBERTO. A LAS CHICAS MONAS, LES REGALAREMOS UN POLLITO ASADO LA PRIMERA VISITA. JA! JA! JA!.

    CONSEJO DE REGALO PATROCINADO POR GABINETE FELIXBERTO:CHICAS NO TENGÁIS MIEDO DEL AMOR NO CORRESPONDIDO: ES EL MEJOR METODO PARA PERDER ESOS KILITOS DE MAS.

    ResponderEliminar
  127. Felixberto10:37 p. m.

    CONSEJITO PARA LOS CHICOS: NO CAIGÁIS EN LA TRAMPA DE UNA HEMBRA CON GANAS DE METEROS CELOS, MIS CUATES. SON TREMENDAAAS.

    ResponderEliminar
  128. Anónimo10:37 p. m.

    pues yo tengo miedo del amor correspondido.

    ResponderEliminar
  129. Anónimo10:48 p. m.

    me ha parecido oir unas voces y no daba crédito... y ruiditos, y yo pensaba, es posible?
    luego, una palabra muy clara, y risitas...¿me estaré volviendo loco?

    ResponderEliminar
  130. Anónimo10:50 p. m.

    Rara CRITICO

    Te dejaron un bonito recado en la página de PANTERA, date una vuelta por alli.

    ResponderEliminar
  131. Anónimo10:51 p. m.

    No entiendo Padre:
    Si va a dar charlas sobre el amor al prójimo, cómo puede decir una cosa con la boca y teclear otra en su lap top.
    Eso de plantear la violencia como algo sofistificado es terrible.
    Por el amor de Dios, no creo estar equivocada, me parece que una cosa no va con la otra.
    No me imagino a Tomás de Aquino escribiendo Franskenstain, Drácula o Jack el destripador.
    Un hombre espiritual como usted debe reservar su talento para edificar, sus palabras deben ser para edificar, escirbir sobre ese tema es tan sórdido.

    ResponderEliminar
  132. Anónimo11:03 p. m.

    Querido Anonymous 1:13 PM:

    No, Jesús no escribiría novelas sobre crímenes, ni intentaría llamar la atención en forma malsana, como muchas veces lo hace Fortea. Veámolos en ello, ante todo como escritor -y si de verdad vale en ello, como escritor y novelista-, antes que como el sacerdote idolatrado por algunos, sin ningún sentido crítico).

    Internet es un arma de doble filo para un escritor, cuando escribes un libro te tomas el tiempo necesario, y reflexionas lo que vas a escribir. Es la ventaja que tenían antes los libros, cuando no existia Internet. Un escritor, cuando presta demasiada atención a su figura pública, siempre se acaba cayendo de su pedestal.

    Ahora el peligro de Internet, y de la aceleración de las comunicaciones, es que se dicen muchas cosas muy superficiales, hay un auténtico desprestigio del valor de la palabra, porque la gente no toma el tiempo de reflexionar antes de decirlas.

    El "crítico" de Fortea (con cariño y caridad).

    P.D. Sé que a Pitufo-Fortachón (Hominoide) no le gustará todo esto, pero qué importa.

    ResponderEliminar
  133. Anónimo11:04 p. m.

    Mo, hijita, ese tema no es sórdido es entretenido. Mira, con ese tema uno dispara su adrenalina tope cien. Además Fortea es un gran creador literario, y un gran creador literario puede y debe labrar todos los terrenos, probar experiencias nuevas, y vivir en la ficción el asesinato, y nada ,menos que de una mujer.
    Yo me presto para víctima de Fortea! . . .
    "la suavidad de su cabello, el perfume de la piel de ella y el fuerte magnetismo de su mirada, le incitaban a besarla. Más su terrible instinto, fustigado por el cruel demonio al que servía, le llevó a apretar su fino cuello con todas sus fuerzas un segundo, otro, otro, hasta que la pobre bella expiro entre sus fuertes brazos.
    Firma: una nieta de Patricia Highsmith

    ResponderEliminar
  134. Anónimo11:23 p. m.

    Interesante la forma como el anónimo de las 6:28 a.m. entendió las palabras del P. Fortea sobre la novela que está escribiendo: dar muerte (dar fin) a errores, para lo cual nunca es tarde.
    Esta persona le sacó una vuelta al post que para mi no fue posible:
    Las charlas sobre Dios y el amor al prójimo dan muerte, o sea fin, a los errores y nunca es tarde para hacer esto.
    No se me habría ocurrido entenderlo así, yo me fuí al sentido literal de las palabras y aunque hubiese utilizado el valorativo no habría interpretado las mismas como lo hizo ese anónimo.
    Es que no se me habría ocurrido verlo así.

    ResponderEliminar
  135. Anónimo11:29 p. m.

    Hija, es que ese anonimo que tu dices de las seís y no se cuántos siempre se cree que todo lo que pone Forteas lo pone por él/ella. Cosa que, la verdad, no entiendo, porque este buen hombre que es Fortea jamás pone en sus post nada con segundas, ni mensajes crípticros, ni laberintos de palabras. Mira bonita/o que yo me habría dado cuenta, pero que no, que ese mancebo de las seís ve visiones. que Fortea es limpio y claro como el cristalino arroyo. jijiji

    ResponderEliminar
  136. Anónimo11:31 p. m.

    cuanto más visito este lugar, más me doy cuenta de que hay unos cuantos habituales que gozan de una inteligencia diría cultivada y sutil, de modo que empiezo a acometer mis entradas con sumo esmero y moderación ( que buena falta me hace ), aunque, de momento, no alcance la maestría de algunos... ¡dadme tiempo! je je

    ResponderEliminar
  137. Anónimo11:31 p. m.

    Querida Sylvia,

    He leído lo que me dejaste, te lo agradezco de corazón.

    Me gustaría que a su regreso de Ecuador, Fortea nos case (ya verás que estará de acuerdo), seguro que estará de acuerdo en que el griego del Nuevo Testamento está mal traducido, en eso que comentamos la otra vez.

    Un abrazo.

    P.D. Invito a la boda a mi amigo Pitufo-Fortachón, el libro de oraciones, será el Libro de la Selva (y Sylvia, la protagonista).

    ResponderEliminar
  138. Anónimo11:32 p. m.

    Oye, Felixberto, que no has puesto en qué ciudad tienes el gabinete. Se supone que es en Mexico.

    ResponderEliminar
  139. Anónimo11:34 p. m.

    Anonimo 2:13. . . ¿Lo qué?

    ResponderEliminar
  140. representante del Sabio11:34 p. m.

    yo seré el padrino, el grave padrino.

    ResponderEliminar
  141. Felixberto11:35 p. m.

    Querida chica inteligente, mi gabinete está en Mexico D.F. Pero eres muy simpática y como tengo que ir a España, creo que podríamos vernos. Yo lleveré un jersey rojo para que me reconozcas en el aereopuerto. Además te invito a hacer una visita a Mexico.

    ResponderEliminar
  142. Anónimo11:37 p. m.

    Bien, yo prepararé todo para que te puedas quedar en mi casa también unos días. Yo llevaré una gorrita que tengo y gafas de sol, para darme un toque distinguido a la vez que desenfadado.

    ResponderEliminar
  143. Anónimo11:40 p. m.

    NO HAY NINGUNA ENTRADA A LAS 2:13 Era una bromita?

    ResponderEliminar
  144. Anónimo11:47 p. m.

    me tengo que poner un post-it colgado de la pantalla y sabéis lo que pone: ¡Ser amable en el blog de Fortea!... ja ja ja... es que no se puede ser intenso, porque todo lo vives a tope, y , claro, metes la pata... hasta que, después de x meteduras de pata te das cuenta y piensas: ah, pondré el freno.... los impulsivos somos un desastre, no podríamos ser ni diplomáticos, ni novelistas, ni asesinos con derecho a repetir.
    aich.

    ResponderEliminar
  145. Anónimo11:49 p. m.

    mariconadas las justas.

    ResponderEliminar
  146. Anónimo11:54 p. m.

    Había ido a tomar una dosis triple de CH y proteínas para asimilar, no, para interpretar y asimilar cierta pblicidad, pero al leer el comentario sobre el texto de la nieta de Patricia Highsmith (la nieta de patricia h., qué animal, qué animal), sofocando la risa (que saldría estruendosa) y los gritos de dolor (sordos), no he podido seguir (ni leyendo ni pensando).
    Pero qué sabrás tú de mi corazón. La frialdad... Y mañana con el Holter andando... creo que no me convienes... la nieta de patricia... es que no doy crédito. Qué bestia. Bueno, y todo lo demás. Pitufo, belladurmiente... tanta crueldad, john...

    ResponderEliminar
  147. Anónimo11:56 p. m.

    NO, no era broma. Es que la noche me confunde y lo veo todo del revés. No te enfades. ¿Por qué siempre todos os enfadáis aquí conmigo?

    ResponderEliminar
  148. Anónimo11:58 p. m.

    ¿Impulsivos? ¿Mariconadas? Estaba todo meditado, esto es lo peor.

    ResponderEliminar
  149. Anónimo12:00 a. m.

    Sii, ¿qué pasa? Es que no puede una ser bestia si le da la gana. Toda la vida he sido un poco bestia, y me ha ido bien, no me quejo. Sé tú también bestia y no te irá lo pedo que te va. Venga, a ser bestia todos.

    ResponderEliminar
  150. Anónimo12:01 a. m.

    2:56 pero quien se enfada contigo, churri?

    ResponderEliminar
  151. descenso12:03 a. m.

    La Red me ha costado el raciocinio. Lo digo en serio. Ha acabado con él, lo ha rematado, vamos. Cuando empecé el descenso de las nubes, hará pronto 9 años, y paradójicamente, empezó mi declive (del raciocinio). Jajaja y todo lo que tú quieras, pero es la puera verdad.

    ResponderEliminar
  152. Anónimo12:03 a. m.

    No pero si aquí ya sé que no le convengo a nadie. jijiji. En Blogolandia naide me quiere, buaaa, buaa, bu bubu

    ResponderEliminar
  153. Anónimo12:04 a. m.

    3:03 yo te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  154. descensodescenso12:05 a. m.

    nunca he tecleado bien, pero lo de ahora no se había dado nunca jamás en la historia de mia vida. Puera verdad

    ResponderEliminar
  155. Anónimo12:05 a. m.

    Bueno, con que me quieran los de fuera de Blogolandia, me debería dar por satisfecha; pero es que fuera de Blogolandia son todos tan terriblemente aburridos.

    ResponderEliminar
  156. Anónimo12:05 a. m.

    habrá que ponerse mote.... hmmm

    ResponderEliminar
  157. será que no te has puesto las gafitas esas tan modernis que tienes??

    ResponderEliminar
  158. Anónimo12:07 a. m.

    ¿por qué haces todo lo que haces?

    ResponderEliminar
  159. Anónimo12:08 a. m.

    Yo también te quiero mucho, en ralidad te confesaré algo, y te juro por mis dos gatos que es la pura verdad, hace tres días que sólo entro aquí por ti, eres una artista escribiendo, me has enganchado. Los superas a todos, y con esto incluyo al autor de este Blog. Me he enamorado de ti, cosota. No de ti, pero sí de tu persona. que se muera to el que no te quiera. que tú vale s tu peso en oro.

    ResponderEliminar
  160. ya me has descolocao... de lo mucho que hago, a qué exactamente te refieres?

    ResponderEliminar
  161. Anónimo12:10 a. m.

    no me creo que seas aburrida, anonymous. estoy segurísimo de que podríamos pasarlo bien... me compraré otras gafitas.... si es eso

    ResponderEliminar
  162. Anónimo12:10 a. m.

    3:08 no me recuerdes el peso,por favor... ese tema lo tengo del todo pendiente o pendiendo??
    oye, qué bien que me quieras tanto. pues ya somos dos.

    ResponderEliminar
  163. Anónimo12:11 a. m.

    Sabes que insulto me decían a mí en el instituto y cómo se reían de mí los bestias, a parte de por mis infumables granos, pues me decían "la que se tropieza con la mina de un lápiz" Si, por mi torpeza. Eso me dolía más que lo de los granos.
    Hago lo que hago, porque soy una besuga, me enamore de una imagen que sólo existía en mi cerebro. Pero hoy soy libre. libre libre . Gracias hermoso y grandioso Dios.

    ResponderEliminar
  164. Anónimo12:11 a. m.

    No, no, por favor, nada de desllurigar-se. Me refiero a todo el tiempo que me dedicas. Esto es un trato amoroso...

    ResponderEliminar
  165. Anónimo12:13 a. m.

    creo que semos 3, y eso es multitud, no?

    ResponderEliminar
  166. Anónimo12:13 a. m.

    Yo también tenía un poco de sobrepeso y un pander del tamaño de Brasil, pero el desamor me ayuda a rebajar de peso. Gracias bendito y brillante Dios.

    ResponderEliminar
  167. Anónimo12:14 a. m.

    3:11 trato amoroso... pues sí, efectivamente.

    ResponderEliminar
  168. Anónimo12:16 a. m.

    3:13 tú, sobrepesoooo??????
    permite que me carcajee.
    ya quisiera tener yo tu sobre peso, bueno, bien pensado tu sobre peso está entu corazón. eso sí.

    ResponderEliminar
  169. Anónimo12:16 a. m.

    Uy, pues en eso no nos parecemos. Yo me enamoraba de personas de carne y hueso; como estaban lejos, ocupaban mi mente sin interrupción. ^Pero no ponía absolutamente nada de mi cosecha. Nada. Me limitaba a recrear lo percibido y todos los desarrollos posibles de esa percepción... no añadía nada que no estuviera

    ResponderEliminar
  170. Anónimo12:16 a. m.

    Vengan, amiguitas al Club de Fortea. Aquí perderan esos kilitos de la Navidad, perderán sus complejillos, y ya no les gritaran más por la calle: "Que no me entere yo de que ese ejem pasa hambre". ¡Qué verguenza, señor!

    ResponderEliminar
  171. Anónimo12:19 a. m.

    Yo soy muy enamoradiza, mi primer novio lo tuve con cinco años, en el cole. El que tengo ahora según el eminente psiquiatra Fortuño, es imaginario.

    ResponderEliminar
  172. Anónimo12:20 a. m.

    Bueno, 1 ya es multitud, imagina 3.

    ResponderEliminar
  173. Anónimo12:21 a. m.

    no es que seas enamoradiza, es que tienes un natural hiper-cariñoso y se te queda todo el mundo enganchado... qué papelón, no?

    ResponderEliminar
  174. Anónimo12:21 a. m.

    ¿Tú te has visto la cara y te has escuchado hablar cuando estás conmigo? Es que esto termina de acartonarme del todo; cómo no vamos a aburrirnoooos. Tienes cada cosa.

    ResponderEliminar
  175. Anónimo12:22 a. m.

    Chica, yo creía que sólo estábamos tú y yo, ¿por qué siempre te cachondeas de mí? Pero mira que eres mala . . .

    ResponderEliminar
  176. Anónimo12:23 a. m.

    yo no podría aguantar que todo el mundo se enamorara de mí... qué palo... menos mal que suelo pasar desapercibido, menos para alguien que yo me sé. ji ji ji

    ResponderEliminar
  177. Anónimo12:23 a. m.

    Te parecera bonito, encima de que me quedo a hacerte compañía hasta los 200, aquí otra vez las dos locuelas del blog, como diría el pitufo tontín del Oscár.

    ResponderEliminar
  178. Anónimo12:24 a. m.

    No hay derecho todo lo que dices hoy. Cáustico es poco. Pero reconozco que

    ResponderEliminar
  179. Anónimo12:26 a. m.

    sí. ¿por qué lo haces?

    ResponderEliminar
  180. Anónimo12:26 a. m.

    Bonica me voy, que me duele la nuca, la espalda y la columna lumbar y la dorsal. jijijij. Besicos desde Murcia, la tierra del limón, de hermosas abejas. De blanca espuma. y de qué sé yo más.

    ResponderEliminar
  181. Anónimo12:27 a. m.

    somos 3. esto es un lío.

    ResponderEliminar
  182. Anónimo12:27 a. m.

    Tiene que ser aburridísimo que gran parte del trabajo consista en que se enamoren de ti... y... tanto si se han enamorado de verdad como si se han enamorado de mentira, despacharlos!

    ResponderEliminar
  183. Anónimo12:27 a. m.

    Adiós, adiós, Feliz, feliz no cumpleaños de tu enemiga.

    ResponderEliminar
  184. Anónimo12:28 a. m.

    Feliz, feliz no cumpleaños a tú. . . jijjiji

    ResponderEliminar
  185. Anónimo12:29 a. m.

    Sois muy extraños... no son de extrañar las escenas que acabáis creando, como ésta, sin ir más lejos.

    ResponderEliminar
  186. Anónimo12:31 a. m.

    éramos unos cuantos. ahora ya no quedamos nadie. así buenas noches. ¿te espera algún masajista?

    ResponderEliminar
  187. Anónimo12:31 a. m.

    mira, el problema es que esto no es un chat y lo estamos convirtiendo en un chat.
    calculo que estamos hablando 4, pero creo que hay 2 que, a pesar detodo, se entienden muy bien...

    ResponderEliminar
  188. Anónimo12:34 a. m.

    a mí no, y creo que a ti menos.

    ResponderEliminar
  189. Anónimo12:34 a. m.

    por qué me has dejado con esa espantosa sensación de banalización... pero será mejor despedirse... ¿cara a cara?

    ResponderEliminar
  190. Anónimo12:35 a. m.

    Faltan 31 comentarios, para el Nuevo Record Mundial (New World Record, and rising) del blog de Fortea.

    ResponderEliminar
  191. Anónimo12:35 a. m.

    A mí menos, en efecto. Y así será por los tiempos de los tiempos.

    ResponderEliminar
  192. Anónimo12:36 a. m.

    perdona, esto no ha ido muy bien, pero que sepas que te amo.

    ResponderEliminar
  193. Anónimo12:37 a. m.

    por qué no he recibido una llamada?

    ResponderEliminar
  194. Anónimo12:37 a. m.

    ¿Te burlas de mí? No creas que lo tienes fácil

    ResponderEliminar
  195. Anónimo12:38 a. m.

    por que me dio vergüenza.

    ResponderEliminar
  196. Anónimo12:39 a. m.

    no pretendo nada. nada de nada. solo constato una realidad.

    ResponderEliminar
  197. Anónimo12:39 a. m.

    Buenas noches

    ResponderEliminar
  198. Anónimo12:40 a. m.

    ¿Aznar, o rebuznar?

    ResponderEliminar