lunes, febrero 04, 2008

Dr. Maligno, ¿qué piensa de las declaraciones del abad de Montserrat?


Hoy he leído las noticias las palabras del abad de Montserrat. Como sus palabras son totalmente prescindibles, me voy a ahorrar el tiempo de ponerlas aquí.
En definitiva, criticaba al cardenal de Toledo y al de Madrid y a casi todos los obispos. Me podía haber enfadado. Pero no, no valía la pena.
El rollito ese suave y dulce de que los miembros de la Iglesia no podemos pretender tener ningún monopolio ya me lo conozco. Me encantan esas palabras escritas a media tinta insulsa, esas palabras dichas a media voz que no van a ningún lado.
Por supuesto que ha tenido que leer su sermón. Porque si decía media palabra más, se iba a un lado. Si decía media palabra menos, se iba al otro. Ha sabido conjugar magistralmente el mediocre arte de atacar y silbar como quien pasa por ahí casualmente, mirando al cielo.
Pero que conste que no le critico con furia, sino que le hablo desde el humor, desde la risa. Pero fíjese, cada vez que oigo desde 1970 que el abad de Montserrat ha hecho declaraciones, me echo a temblar.
De todas maneras, aquí, en el estado español, a los políticos no los tratamos con ese guante blanco con el que usted les mece la cuna. Aquí, con todo respeto, les atizamos. Pero no recuerdo que usted haya atizado nunca a los gerifaltes de la Generalitat. A los obispos españoles, sí. Que ya se sabe que son muy malos. Aunque a lo mejor todo es una magnífica ironía y le hemos entendido mal. Eso debe ser, que es usted un pillín.
Ay, que pillín está usted hecho.

57 comentarios:

  1. akathistos4:55 a. m.

    Donde puedo ver esas declaraciones?
    Me gustaria "ilustrame".

    Hace unos dias me toco estar frente a los ojos de una madre que le han secuestrado a su hijo de 20 años, son unos ojos muy diferentes a todos los que he visto, dolor , sufrimiento, impotencia, pena, esperanza, coraje, creo que esos ojos se me quedaran en la memoria por mucho tiempo. Si pueden, pidan por el y su familia, pidamos para que Dios cambie el corazón del hombre.

    Padre Fortea pidamos por los obispos, creo que mas que nunca necesitamos santos obispos.

    Padre Fortea que piensa de la pelicula Soy Leyenda.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:35 a. m.

    Debemos hacer una Iglesia Militante, para conquistar el mundo. Así como en los tiempos del Imperio Español, se expandía, por Europa, América, y Asia.
    Al que no jale parejo, a la hoguera.

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias por el regalo de cumpleaños!
    ¡Qué liberada me encuentro!

    es que sólo era el clic...

    ¡Papi, Tú también puedes!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:27 p. m.

    Me parece excelente lo que dice el Abad de Montserrat, porque refleja lo que sentimos muchos de los que no tenemos la mentalidad de Fortea.

    Es necesario contrastar y escuchar otros puntos de vista.

    Ya se sabe de sobra que los fieles de Fortea, se tragan en forma acrítica, absolutamente todo lo que dice.

    Crítico.

    P.D. Este mensaje no va para Marga, ella ya tiene bastante con recuperarse de sus traumas personales con el chi-kung.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:11 p. m.

    Es una pena lo de su compañero de "promoción" del seminario.

    Por lo que veo, los sacerdotes que dejan su vocación nunca encuentran la paz y felicidad en el mundo. Como hijo de seminarista asi lo certifico yo también.

    Casi mejor que hagan como el abad de Montserrat, quedarse aunque de mala gana, pero felices de que hagan caso a las tonterías que dicen.

    Angel Alvarez

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2:28 p. m.

    Los nacionalistas, decepcionados por la «poca sensibilidad» de los obispos
    ABC. BARCELONA.
    El presidente de CiU, Atur Mas, mostró ayer su decepción con los máximos dirigentes de la Conferencia Episcopal Española «como catalán, como catalanista e incluso como cristiano» por su «poca sensibilidad de conocimiento de lo que es nuestro país, un pueblo, una nación». En su videoblog personal, Mas afirma que los principales prelados de la Iglesia española «no son sensibles a la realidad de un país como Cataluña, que tiene a sus hombros más de mil años de historia», en referencia al punto noveno del documento de los obispos con motivo de las generales.
    En concreto, ese punto del texto de la Conferencia Episcopal dice: «La Iglesia reconoce, en principio, la legitimidad de las posiciones nacionalistas que, sin recurrir a la violencia, por métodos democráticos, pretendan la configuración política de la unidad de España».
    «Un balón de oxígeno»
    Para el candidato de CiU a las generales, Josep Duran Lleida, los obispos españoles «se han equivocado» con sus alusiones a Zapatero y al terrorismo. «Con su error han hecho un favor al PSOE, le han dado un balón de oxígeno», apuntó.
    El cabeza de lista de ERC, Joan Ridao, pidió, por su parte, al Estado que se desvincule de la Iglesia y que ésta se autofinancie a partir de la próxima legislatura. «Hay que apostar por la laicidad», subrayó.
    En medio de la tormenta política, el Abad de Montserrat, Josep Maria Soler, se desmarcó ayer de la Conferencia Episcopal. En su homilía dominical, Soler afirmó que ningún proyecto de carácter social puede pretender la exclusividad del Evangelio. «En nuestra sociedad plural, los miembros de la Iglesia no podemos pretender tener ningún monopolio, tenemos que hacerlo desde el diálogo y la misericordia, y no desde la confrontación» dijo Soler.
    A su juicio, se debe partir «de la convicción profunda de la identidad cristiana y se debe aceptar y respetar a todos los otros que no tienen en la Iglesia su hogar espiritual».

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2:30 p. m.

    El abad de Montserrat se desmarca de la Conferencia Episcopal
    (elperiodico.com)

    • Josep Maria Soler afirma que la Iglesia "no puede pretender tener ningún monopolio"

    El abad de Montserrat, Josep Maria Soler, ante el monasterio en una foto reciente. Foto: AGUSTI CARBONELL

    MÁS INFORMACIÓN
    El arzobispo de Toledo dice que la Iglesia no callará y que ésta no impone a quien votar
    El Gobierno se queja al Vaticano por las críticas del episcopado
    AGENCIAS
    BARCELONA

    El abad de Montserrat, Josep Maria Soler, se ha desmarcado hoy de la cúpula de la Iglesia católica española en su diatriba electoral con el Gobierno al afirmar que la Iglesia no puede pretender ningún monopolio.

    En su homilía dominical, y tras introducir el tema afirmando que ningún proyecto de carácter social puede pretender la exclusividad del Evangelio, Soler se ha referido al reciente documento de la Conferencia Episcopal Española.

    "Sabemos que ningún proyecto contingente de carácter sociológico o político no puede pretender tener la exclusividad de representar al Evangelio", ha manifestado Soler. El abad ha añadido que "en nuestra sociedad plural, los miembros de la Iglesia no podemos pretender tener ningún monopolio".

    Josep Maria Soler ha continuado expresando que "debemos actuar desde el diálogo y la misericordia, y no desde la confrontación". A su juicio, se debe partir "de la convicción profunda de la identidad cristiana y se debe aceptar y respetar a todos los otros que no tienen en la Iglesia su hogar espiritual".

    Valores positivos

    El cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, tras ser preguntado por la polémica surgida entre el Gobierno y la Conferencia Episcopal --por la que el embajador español en la Santa Sede, incluso, ha trasladado al Vaticano su "perplejidad"--, ha defendido que hay que estar unidos "para buscar el bien, la paz y la concordia entre todos".

    Monseñor Amigo ha recalcado que era sobre todo una llamada a "mirar hacia lo alto y ver que hay valores por los que merece la pena siempre esforzarse por buscarlos". El cardenal ha resaltado que lo importante es "buscar siempre el bien y la verdad, servir al pueblo". "Que todos contribuyamos al bien de todos", ha señalado.

    Reprobación a Zapatero

    La polémica entre Gobierno e Iglesia resurgió con una carta de la Conferencia Episcopal en la que los obispos afirman que "una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, ni puede tenerla como interlocutor político".

    El obispo de la Diócesis Guadalajara-Sigüenza y ex portavoz de la Conferencia Episcopal, José Sánchez, ha pedido al presidente del Gobierno "que no utilice a los obispos para agitar a las masas". "En un mitin de campaña electoral hacer chacota de los obispos recabando el aplauso de gente entregada puede tener efectos muy perjudiciales para el equilibrio del país", ha advertido Sánchez.

    ResponderEliminar
  8. No me gustan las medias tintas, a mí tampoco me gustan, no.

    Los cristianos, los católicos no proponemos el Evangelio, como quien propone un plato esquisito para la cena, los cristianos católicos ANUNCIAMOS GOZOSAMENTE a Jesucristo, que es el mismo ayer, hoy y siempre.

    No me gustan las palabras del abad de Montserrat por que buscan contentar a los enemigos de la Iglesia de Jesucristo, a aquellos que siempre le están echando en cara al Papa que tenga posesiones o riquezas, cuando ellos ya se ocupan de tener la última Play Station, el último bólido de moda o llevar trapitos de grandes marcas...(los pobres no parecen importarles a la hora de ir de compras)

    Prefiero a los obipos que de verdad aman la Verdad y no tienen empacho en enfrentarse con quien haga falta para defender los derechos de Nuestro Dios, que dicho sea de paso, son más importantes que los nuestros.

    No, Padre Fortea, a mí tampoco me gusta la cosmovisión de este abad. Prefiero la Fe Católica, Apostólica y Romana. la Universal.
    la de Jesucristo.

    ResponderEliminar
  9. Decir o no decir. Hablar o no hablar. Callar o no callar.

    Hemos de dar cuentas de todo lo que hablamos y, ante lo que se llama pecado de omision, de aquello que callamos, cuando habiendosele dicho, pudimos haber ocasionado gran bien y haber evitado gran mal. Y esto va tambien aun para aquellos que actuan como si nunca fuesen a ser juzgados. Si, aunque no crean que existe un Dios, alli los he de ver cuando Dios les pida cuenta de tanto error...

    Lo importante es el Evangelio. La labor social es la labor social. Al Cesar lo del Cesar. A Dios lo de Dios. Mas, cuando de promover el Evangelio se trata, el Evangelio mismo se aplica para que la labor social se haga con justicia. El Evangelio es y sera siempre el Metodo por Excelencia para regir a una sociedad, que dada la corrupcion de nuestra naturaleza es dificil de hacerlo, lo es, pero no es imposible; pues decir que es imposible seria tildar de mentiroso a Jesus y El NUNCA jamas dijo una mentira, El es la Verdad. Y la Verdad nos hara libres...

    No habra libertad ni justicia alguna en ninguna parte del mundo hasta que los valores puros y sin tapujos del Evangelio no se implementen en una sociedad. Por este motivo, es que a los partidos politicos que desconocen a Dios les duele tanto que existan personas fieles al Evangelio, pues consideran que son una amenaza, ya que pueden desenmascararlos, ya que tienen el poder de inclusive arriesgar sus vidas por la Verdad...

    Y la verdad duele... porque baja del trono de la idolatria a quien se quiere hacer dios de su propio destino. Que la Iglesia nunca deje de hablar la verdad y que nosotros, cada uno en su humilde pero significativa mision, no nos cansemos de luchar por la Verdad y darla a conocer a traves de la verdad de nuestras vidas...

    Rocio

    ResponderEliminar
  10. Pues, estoy con Dorli.

    Cuando leí esas manifestaciones del Abad de Montserrat, enseguida me dí cuenta de la intencionalidad.. y te has quedado corto, Fortea, esta hombre barre hacia la corrupción mundana, justificando cosas y causas por encima de la ley de Dios, y no es así (el lo debería saber) a qué, quién, quienes, o causas injustas se ha vendido? Él sabrá, y un día lo deberá de reconocer, ante quién no podemos engañar.. alguien, pensará que soy radical, y no, por la sencilla razón de que, quién se sienta cristiano y conozca el sentido y corazón de las escrituras sabe distinguir entre oro y lodo.

    Soy español, soy catalán, soy persona y sobretodo; soy cristiano y no me dan gato por liebre. Tengo mi conciencia libre y por desgracia doy suspenso a ese abad.

    Lo siento, todos nos hemos dado cuenta.

    Es triste tener que opinar así, a veces, pero la verdad, solo tiene un camino.

    SOLO UNO.

    ResponderEliminar
  11. Yo de estas declaraciones se solo lo que contais,
    me gustan las palabras contundentes de Dorli

    ResponderEliminar
  12. doble astral5:36 p. m.

    Uiiii, yo voy a votar a quien me diga la iglesia para no arder en el infierno. Pupaaaaaa. A mí que me dejen en paz esos seudo-políticos con faldetas, que sólo pretenden manipular con sus declaraciones, hacer presión sobre el electororado católico es su forma de hacer presión al gobe como diciendo, cuidado con nosotros que podemos haceros más pupa de la que creéis. Que no, que yo caígo en vuestras redes. Sólo en las de Cristo, pero no en las vuestras.

    ResponderEliminar
  13. doble astral5:40 p. m.

    Y ahora con vuestro permiso, y sin él, me marcho a darme un atracón de Harry Potter, que la magia es buena paraq el cutis.

    ResponderEliminar
  14. DOBLE ASTRAL5:42 p. m.

    VIVA EL ABAD DE MONSERRAT!

    ResponderEliminar
  15. doble astral5:43 p. m.

    aunque no lo he visto en mi vida. . .jijii

    ResponderEliminar
  16. Anónimo6:17 p. m.

    Dorli

    Como siempre, querida amiga, da mucho gusto leer tus comentarios, coherentes y propios de una inteligencia brillante y piadosa. Como sería de grato tener más compañeros en el Blog del Padre Fortea de tu talla.

    Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión y con la posición del Padre Fortea. Así, con esa firmeza y temple, tenemos que responder todos los miembros de nuestra Igesia Católica, SIN TEMOR AÚN A ENTREGAR LA PROPIA VIDA en defensa de nuestros principios fundamentales y no ceder con TIBIEZA a los ataques de los político masones
    declarados.

    Un beso,

    Sylvia

    ResponderEliminar
  17. Besos y abrazos para tí, Sylvia, ¡mujer de Fe!

    ResponderEliminar
  18. felixberto7:20 p. m.

    Hola Felicia, acabo de ver el mensa que me dejaste añoche. ¿Qué fresca y pura eres! ¡Qué encantadora! Fue muy romántico lo dejaras el último! Esta noche intentaré meterme, pero no lo aseguro, hoy me toca hacer a mí la cena, y soy la mar de patoso haciendo cenas y fregando platos.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo7:37 p. m.

    A QUIEN CORRESPONDA

    Realmente es increible y desconcertante, como la posibilidad de expresarse desde el anonimato, puede rebajar al ser humano a tan profundos abismos de bajeza. No se detiene ante absolutamente nada. La degradación de ese ser humano ha llegado al "sumun" de la cobardía, para expresar sus más repugnantes miserias, culpando a cuantos se le acercan, aún con buenas y santas intenciones, de sus desgracias, sin tener en cuenta que no hay nada oculto bajo el sol y sin tener el más mínimo TEMOR DE DIOS.
    Sería bueno que este personaje, descrito anteriomente, dejara de poner a DIOS NUESTRO SEÑOR por testigo de sus locuras y no ahondara más el abismo en el que terminará por condenarse, de no hacer una profunda reflexión de su alma y de su psique, que está verdaderamente enferma de maldad. Usurpar seudónimos no le sevirá de nada, porque escribir es un arte que deja la impronta de su autor.

    ResponderEliminar
  20. http://portugraciamispoemas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  21. creo que cairia bien leerce
    Eclesiástico 18
    30 No te dejes llevar de tus pasiones; domina tus deseos.
    31 Si das gusto a la pasión,
    tus enemigos se reirán de ti.
    32 No te aficiones a la vida de placer;los gastos te dejarán en la pobreza.
    33 No vivas en comilonas y borracheras,teniendo tu bolsa vacía.

    ResponderEliminar
  22. Eclesiástico 5
    Contra la presunción
    1 No confíes en tu riqueza,
    ni digas: "Tengo suficiente."
    2 No confíes en tus fuerzas
    para seguir tus caprichos.
    3 No digas: "Nadie puede contra mí", porque el Señor te pedirá cuentas.
    4 No digas: "Pequé, y nada me sucedió."
    Lo que pasa es que Dios es muy paciente.
    5 No confíes en su perdón
    para seguir pecando más y más.
    6 No digas: "Dios es muy compasivo; por más que yo peque, me perdonará." Porque él es compasivo, pero también se enoja, y castiga con ira a los malvados.
    7 No tardes en volverte a él;
    no lo dejes siempre para el día siguiente.Porque, cuando menos lo pienses, el Señor se enojará, y perecerás el día del castigo.
    8 No confíes en riquezas mal habidas, pues de nada te servirán el día del castigo.

    ResponderEliminar
  23. Creo que al ABAAAD hay que ponerlo a leer

    Eclesiástico 20


    1 Hay reprensiones a destiempo,
    y hay quien calla por prudencia.
    2 Más vale reprender que enojarse.
    3 Quien reconoce su falta, se libra de la calamidad.
    4 Como un eunuco que quiere violar a una joven, así es el que quiere hacer justicia por la fuerza.
    5 Unos callan y parecen sabios
    y otros, de tanto hablar, se hacen odiosos.
    6 Unos callan porque no saben qué decir, y otros callan esperando el momento oportuno.
    7 El sabio guarda silencio hasta el momento preciso, pero el necio es inoportuno.
    8 El que habla demasiado se hace antipático, y el que abusa de su autoridad se hace odioso.
    9 A veces el éxito se encuentra en la desgracia, y hay ganancias que se vuelven pérdida.
    10 Unas veces das sin sacar ningún provecho, y otras veces, dando, recibes el doble.
    11 Hay honores que terminan en desgracia, y hay quien en la humillación levanta la cabeza.
    12 Algunos compran mucho a poco precio, pero pagan siete veces más de lo que vale.
    13 Al sabio le bastan pocas palabras para hacerse querer,
    pero las cortesías del tonto son rechazadas.
    14 Lo que un tonto te regale no te servirá de nada; él lo ve mucho más grande de lo que es;
    15 aunque da poco, sermonea mucho, y abre la boca como quien anuncia grandes cosas.
    Hoy te lo presta y mañana te lo pide: ¡qué hombre tan odioso!
    16 El necio dice: "¡Yo no tengo amigos! ¡Nadie agradece mis favores!
    17 Comen de mi pan y hablan mal de mí." ¡Pero cuántas veces se ríen de él!
    18 Más vale un traspié con los pies que con la lengua; la caída de los malos vendrá así en un momento.
    19 Un hombre sin gracia es como un chiste a destiempo que a todas horas repiten los necios.
    20 Los refranes en la boca del necio caen mal, porque nunca los dice en el momento oportuno.
    21 Algunos no pecan de pobres que son; cuando descansan tienen la conciencia tranquila.
    22 Otros se arruinan por ser vergonzosos y tenerle miedo a un tonto.
    23 Algunos, por timidez, hacen promesas a un amigo, y sin necesidad se ganan un enemigo.
    24 La mentira es una infamia para el hombre; siempre la hallarás en la boca de los necios.
    25 El ladrón es preferible al embustero, pero uno y otro van a la perdición.
    26 Al mentiroso lo acompaña la deshonra; siempre se verá sin honor.
    27 El sabio se abre camino fácilmente, y el sensato se hace querer de los grandes.
    28 El que cultiva la tierra tendrá su cosecha, y el que se hace querer de los grandes alcanzará perdón cuando peque.
    29 Obsequios y regalos hacen ciego al sabio y le ponen un bozal que le impide reprender.
    30 Sabiduría oculta y tesoro escondido, ¿a quién le sirven de algo?
    Eclesiástico 20:31 Más vale perseverar inflexiblemente en la búsqueda del Señor, que dejar correr la propia vida sin freno.

    ResponderEliminar
  24. Yo hago a los demás culpables de lo que son y basta. Me parecen ustedes unos bluffs. Ya sé que me había avisado de que esto no era una aspirina.... ¿pero no sabe usted, siendo médico, que los síntomas hay que tratarlos porque pueden agravarse y llevarte al otro mundo? Los síntomas, nada más que los síntomas. La fiebre, sin ir más lejos. Usted ha sido muy bueno para insistir en qué escondían los síntomas, muy bueno, realmente bueno. ¿Me cree imbécil o algo así? Tan bueno que no ha tenido límite a la hora de agravarlos. Para otras cosas ha sido usted demasiado prudente y miedoso y ambién lo he pagado. No me llame mala sin mirarse a sí mismo o sin tener en cuenta todo lo que, por principio, no tienen en cuenta, convirtiendo este penoso viaje, no hacia la conciencia, sino hacia el tormento en un suicidio. ¡Existe el mundo circundante, ¿sabe, diosecillo? No vo a insistir: tanto usted como yo maldecimos el día y la hora. No me haga creer que a causa sólo de mi maldad, porque es para morirse de risa. Para morirse de risa. Si de verdad quiere ayudar a los demás, no piense usted tanto en sus buenas intenciones y en sus métodos autocomplacientes. (Un detalle: dada la maravillosa y sobrenatural química entre nosotros, no puede imginarse el tormento que ha sido tener que tragar -visualizar y leer- escenas eróticas y pornográficas escogidas y tal vez escritas por usted, que siempre me ha parecido que tiene cara de cura). Y así es como nos despedimos para siempre, monseñor.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo10:03 p. m.

    A QUIEN PUEDA SENTIRSE ALUDIDO:

    Lee mañana el periódico y verás que en este mundo hay cosas más importantes en las que perder tu valioso tiempo, que con una pobre alma condenada(según tú, y ¿quién eres tú para arrogarte la facultad de juzgarme?)

    Mañana, si lo deseas, escribiré mi nombre, apellidos y pondré mi foto. Con el cabello bastante más corto, seguro que muchos ya n o me conocen.
    Ser buena, me gustaría
    Ser mala, mola.

    ResponderEliminar
  26. Anónimo10:07 p. m.

    A Dios no hay que temerle, hay que amarle, y dejarse amar por él, hay que aceptar los regalos y las bendiciones que cada día nos manda.

    ResponderEliminar
  27. Anónimo10:13 p. m.

    you are completely unaware of some of your acts. I can't stand you, I'm sorry.

    ResponderEliminar
  28. Anónimo10:21 p. m.

    la respuesta que has dado, mencionando la lectura del periódico, es penosa.

    ResponderEliminar
  29. Anónimo10:50 p. m.

    you make all mankind responsible for your problems, this is totally insane.

    ResponderEliminar
  30. Anónimo10:54 p. m.

    Compañeros de Blog;

    Esta vez nuestra PANTERA se "volo la barda". Los invito a todos a que se den un paseo por su BLOG.

    Casí sin temor a equivocarme, podría decir que el ESPIRITU SANTO realmente se poso sobre él.

    Vale la pena y será para todos muy enriquecedor el paseo que les recomiendo.

    Sería maravilloso que le dejaramos una notita de agradecimiento por compartirnos esas hermosuras.

    Llena de amor y felicidad,

    Sylvia

    ResponderEliminar
  31. Anónimo10:55 p. m.

    you should try and find someone to love honestly, because only love will free you.

    ResponderEliminar
  32. Esto que adjunto, es una opinión expuesta hoy en el periodico de Cataluña, en la sección de cartas de los lectores;

    Católicos e islámicos.

    Gonzalo García Yangüela
    Espartinas (Sevilla)

    Dirigentes, periodistas y elementos varios de la progresía andan que trinan porque la Conferencia Episcopal Española ha sacado una nota llamando a la valoración moral del voto. Es una medida que puede agradar más o menos, pero es misión de la Iglesia aconsejar sobre la orientación de sus fieles. Se ha dicho que los obispos piden el voto para el PP, lo cual es radicalmente falso, y que si quieren decir algo del voto, que monten un partido político. El presidente de la Junta Islámica de España, Mansur Escuredo, ha pedido el voto "a los partidos progresistas", sin entrar en siglas, como sí hizo hace meses el portavoz de la misma asociación, Yusuf Fernández, que llamó a los musulmanes a votar al PSOE y a IU y a rechazar al PP. ¿Han oído ustedes a Pepe Blanco tildar de inmorales a los musulmanes por meterse en política? Esto deja claro que algunos políticos, ministros y periodistas niegan a la Iglesia católica el derecho a dar recomendaciones a sus fieles, pero aprueban que el Islam proclame a quién se debe votar. Eso es negación de la libertad de expresión. Muy progresista...

    ResponderEliminar
  33. Anónimo11:17 p. m.

    An african child, for example?

    ResponderEliminar
  34. Anónimo11:33 p. m.

    that is a very despicable comment. your heart is dark. I'm sad and tired of seen your contempt.

    ResponderEliminar
  35. Anónimo11:35 p. m.

    we are trying to help you, and you only hurt our feelings.

    ResponderEliminar
  36. Anónimo11:36 p. m.

    what more can we do for you?

    ResponderEliminar
  37. Anónimo11:39 p. m.

    unaware of the consequences of some of your acts, I meant.

    I don't blame mankind, I blame you (of what you are to blame, which is for me a lot).

    And as for the african subsaharian girl... this times Africa will hear my bursts of laugh (my english is quite poor, but I guess, that being so inteligent and all, you know, I mean so used to read minds and all, you'll understand me. No doubt you will).

    ResponderEliminar
  38. Anónimo11:42 p. m.

    You're sick and tired, I know. There is absolutely nothing you can do for me!!! So good night to you. Sleep tight and best wishes. You forget about me and I'll forget about you.

    ResponderEliminar
  39. Anónimo11:45 p. m.

    may I ask you something? How many of your cases went as bad as mine?

    ResponderEliminar
  40. Anónimo11:50 p. m.

    I guess I'm not the person you suppose, because you aren't a case of nothing related to me.
    I am only a visitor of this blog.

    ResponderEliminar
  41. Anónimo11:56 p. m.

    Qué afición a hacer frases, Ibrahim.
    then who are you? Ibrahim? (I'm miss-spelling the name, creo)

    ResponderEliminar
  42. Anónimo11:58 p. m.

    Yeah. Many times it's how it is. We end up being visitors to our lives

    ResponderEliminar
  43. Anónimo11:58 p. m.

    El caso es siempre, siempre no contestar

    ResponderEliminar
  44. Anónimo12:01 a. m.

    soy un anónimo, como tú.

    ResponderEliminar
  45. Anónimo12:05 a. m.

    me retiro, anónimo. buenas noches.

    ResponderEliminar
  46. buenas noches a todos.
    Les deseo felices sueños, especialmente a los insomnes.

    ResponderEliminar
  47. gracias por tus bonitas palabras, pitufín feliz. tú también me pareces encantador, ya lo sabes. (no de serpientes).

    qué tienes en la espalda? pudiera ser que necesitaras un masajito para poner los huesos en su sitio?
    tendrás que pedírselo a tu mamá, O.K.?
    Espero que perdonarás todas mis salidas de tono, es que a veces pierdo el oremus...

    ResponderEliminar
  48. Anónimo2:31 a. m.

    TODO REINO DIVIDIDO ESTÀ DESTINADO A DESAPARECER.

    LA MERA MERA VERDAD, QUE NO ME PARECEN TAN MALIGNAS LAS DECLARACIONES DEL CITADO ABAD.

    ¿ACASO NO DIJO EL REY DE reyes:
    MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO??????

    ....Y: "NO TODO EL QUE DICE SEÑOR, SEÑOR ENTRARÁ EN EL REINO DE LOS CIELOS"...??????????????????

    Por ahora,más me preocupa o me interesan los destapes de la vida conyugal del rey de España.
    ¡POBRE DOÑA SOFÍA!, el hecho de tener sangre "azul", ser reina, NO LE LIBRÓ DE LAS INFIDELIDADES NI MALOS TRATOS DE SU VIL CONSORTE...

    ResponderEliminar
  49. Anónimo2:36 a. m.

    ...Detrás de todo mal hombre hay una MALA MUJER. Se repite la historia de Adán y Eva.

    ResponderEliminar
  50. Anónimo2:41 a. m.

    "BIENAVENTURADOS (O FELICES) LOS POBRES DE ESPÍRITU, PORQUE DE ELLOS ES EL REINO DE LOS CIELOS;

    BIENAVENTURADOS LOS LIMPIOS DE CORAZÓN, PORQUE ELLOS VERÁN A DIOS".

    ResponderEliminar
  51. Anónimo2:51 a. m.

    "LA RAÍZ DE MI IGLESIA ES EL AMOR"

    DICE EL SEÑOR A VASSULA,EL 6-7-1989

    ResponderEliminar
  52. Anónimo6:25 a. m.

    Dorli,

    Una cosa, ¿por qué no te haces monja y abadesa, y rezas por todos nosotros?

    Está disminuyendo el número de monjas en el mundo, acaba de salir la noticia.

    Así nos demuestras a todos, que a diferencia del Abad de Montserrat, nunca te equivocas.

    Cuando el Abad se equivoque nuevamente, no te olvides de pegarle con una escoba en nombre de tus certezas y de tus aciertos, como soléis hacer las mujeres.

    Un saludo.

    El crítico.

    ResponderEliminar
  53. Creo que estaría muy bien que todos los Obispos estuvieran a una. Totos los curas, abades, abadesas, frailes, monjas y laicos y más... Todos con unión al AMOR de DIOS.

    ¡Qué Dios nos una a TODOS para luchar y hacer fuerza hacía Su Camino. Todos Unidos al FIN!
    ¡Ayúdanos y ayúdales Señor, para que todos sigamos Tu camino!

    ResponderEliminar
  54. Para crítico:
    yo me equivoco muchas veces, crítico, como todo el mundo.
    Mis certezas no se fundamentan en mi persona, sino en las Verdades que Jesucristo nos ha anunciado, las cuales creo con todo mi corazón y con todas mis fuerzas.
    Sí, rezo por tí también.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  55. Anónimo8:29 p. m.

    Querida Dorli,

    Es bueno dejar que la gente se informe, y que vayan sacando sus conclusiones. Yo en todo caso, no puedo partir de tus certezas.

    También existen obispos en Cataluña, creo que esto se nos olvida a todos. Sería bueno comprobar cómo se posicionan ellos.

    Un saludo.

    El crítico.

    P.D. Estoy de acuerdo con Marga, la búsqueda de la unidad.

    P.P.D. Dejo un artículo de una entrevista que El País (aunque aquí "demonizan" a ese periódico) hizo al Abad.

    http://www.elpais.com/articulo/reportajes/faltar/verdad/decir/Iglesia/perseguida/Espana/elpdomrpj/20060827elpdmgrep_1/Tes/

    "Es faltar a la verdad decir que la Iglesia está perseguida en España"

    MARÍA ANTONIA IGLESIAS 27/08/2006

    Vota

    Resultado 1946 votos


    Tiene fama de hombre prudente, pero no lo es. Porque no hace cálculos interesados ni mide las consecuencias de hablar y nadar contra la corriente de lo que hace y dice la jerarquía católica. Es monje de vocación, no le molesta el cliché de centroderecha, y ama a Cataluña sin complejos. Desde su condición de abad de Montserrat mira a la Iglesia con preocupación y perplejidad. Tiene rostro joven, sentido del humor y una serena actitud ante la vida. Josep M. Soler tiene 60 años.

    Josep M. Soler- SUSANNA SÁEZ
    La noticia en otros webs
    webs en español
    en otros idiomas

    "Es fácil percibir que un sector de la jerarquía católica tiene nostalgia del nacionalcatolicismo, sobre todo en ciertos círculos de la Conferencia Episcopal"

    "Hoy la Iglesia no está presente en la sociedad, y, lo que es peor, cuando está presente, lo está de modo inadecuado, cuando no ridículo"

    "La mayoría de los obispos creen que los nacionalismos ponen en peligro la unidad de España, y eso no es así"

    "Es lamentable que los obispos no tengan el coraje de frenar la estrategia de envenenamiento de la sociedad que llevan a cabo colaboradores de la COPE"

    "La Iglesia no debe quedar identificada con ningún partido concreto, en este caso con el Partido Popular como lo está haciendo"

    "Las afirmaciones de monseñor Cañizares, además de no tener la más mínima apoyatura teológica, contradicen la propia identidad de Cataluña"

    Pregunta. Como abad de Montserrat ocupa usted un lugar lo suficientemente alejado y cercano como para poder hacer un diagnóstico certero de la situación de la Iglesia católica. ¿Cómo se ven las cosas desde aquí arriba...?

    Respuesta. Veo la Iglesia como una realidad llena de vida, todavía, pero de una vida que languidece, sobre todo en Europa. Pese a todo, quiero ser optimista.

    P. Quizá la Iglesia languidece. Pero hace mucho ruido. Sobre todo la española, que en los últimos tiempos se ha empeñado en conseguir un notorio protagonismo provocador de confrontaciones constantes con el poder político.

    R. En estos últimos dos años se han suscitado problemas que han provocado frecuentes encontronazos que no son buenos para nadie. Pienso que tendríamos que aprender, entre todos, que algunos de esos problemas no están relacionados con la Iglesia. Otros problemas que enfrentan al poder religioso con el político tienen una relación concreta con el ámbito cultural de la tradición en este país; sobre ellos debería producirse un diálogo sin suspicacias. Aquí lo que habría que hacer es eliminar el rechazo o el miedo al otro.

    P. Pues lo cierto es que la jerarquía se comporta respecto del poder político como si sólo hubiera motivos para la desconfianza y el sentimiento de agravio. Seguro que usted ha reflexionado sobre cuál puede ser la razón de fondo para que esa actitud de los obispos se haya ido enconando.

    R. Sí que he reflexionado sobre este tema, porque me preocupa seriamente. La Conferencia Episcopal debería esforzarse por crear un clima de confianza en el otro lado. Es verdad que existe un sector de esa jerarquía que mantiene una actitud aparentemente uniforme frente al poder político. Pero también es cierto que hay obispos que están convencidos de que la jerarquía católica tendría que tener otro estilo de comportamiento respecto del Gobierno y de la sociedad. Creo que un claro ejemplo de la necesidad de mantener otro talante de mayor delicadeza y tolerancia nos lo dio el nuevo Papa durante su visita a Valencia. Para mí, lo más elocuente fue su advertencia de que él venía a proponer cosas positivas, no a imponer nada y, mucho menos, a condenar nada. Y eso es para mí muy significativo, porque creo que a la Iglesia católica, a su jerarquía, en concreto, le cuesta mucho aceptar que su papel es el de hacer propuestas para ayudar a las personas. Los responsables de la Iglesia en España utilizan un lenguaje demasiado dogmático en lugar de otro que pueda ser comprendido por el otro.

    P. ¿Diría que Benedicto XVI decepcionó al sector beligerante de la jerarquía católica?

    R. ¡Sin duda que la actitud conciliadora y dialogante del Papa decepcionó al sector más intransigente! Creo que la actitud de beligerancia e intolerancia que mantiene ese sector de la jerarquía es fruto de otros tiempos ya felizmente superados y quizá tenga que ver con un talante más radical, más... mesetario, diría yo.

    P. Algo vinculado al talante de la derecha española, ¿no?

    R. Pues... sí, que tiene que ver bastante con esa derecha española.

    P. Algo que huele a nostalgia del nacionalcatolicismo de los tiempos de la dictadura, por parte de quienes desearían mantener ese omnímodo poder.

    R. Sin duda. Pienso que es fácil percibir que un sector de la jerarquía católica tiene nostalgia del nacionalcatolicismo, sobre todo en ciertos círculos de la Conferencia Episcopal y, sin duda, en muchos de sus documentos y en muchas homilías. Y lo cierto es que ese nacionalcatolicismo añorado por ese sector de la jerarquía es algo del pasado. La Iglesia debe aprender a situarse en otro contexto social, y ese contexto, según la Constitución y desde la separación entre la Iglesia y el Estado, se define como un verdadero Estado laico que supone eso: una separación real entre lo que es el Estado y su lógico derecho a promulgar leyes, y lo que es la Iglesia y la misión de la Iglesia, que no tiene esa capacidad legislativa. Eso no quiere decir que la Iglesia deje de decir lo que crea que debe decir en relación con la dimensión trascendente de la persona, porque eso es enriquecedor para sociedad, pero teniendo siempre presente que en un Estado aconfesional o laico, la voz de la Iglesia es una voz que no puede imponer sus criterios a los legisladores.

    P. ¿A qué tienen miedo los defensores de esa concepción confesional del Estado? ¿A perder el poder, o la influencia en una sociedad que ya no controlan?

    R. Querría creer que tienen miedo a que se pierdan determinados valores, aunque también les preocupa ver cómo se les va de las manos el poder que tuvieron. Pero creo también que lo que quieren es mantener una manera determinada de entender España. Y también hay un proceso que a ellos, a la jerarquía católica más conservadora, les preocupa muchísimo, yo diría que les desborda realmente, que es el proceso de secularización de la sociedad española. La cuestión sobre la que se debe interrogar la Iglesia no debe estar en relación con lo que ellos identifican como crisis de fe, sino en responder con honestidad a la pregunta de por qué no hemos sabido conectar el mensaje del Evangelio con las inquietudes de la gente. Eso es lo que debería preocuparles, lo que debería preocuparnos a todos. Desde mi punto de vista, ha fracasado el lenguaje, el planteamiento demasiado intransigente de ciertos temas que angustian al mundo moderno, y, sin duda, el no aceptar que, al final, el hombre decide libremente sobre su vida, diga lo que diga la Iglesia. Hoy, la Iglesia no está presente en la sociedad y, lo que es peor, cuando está presente, lo está de modo inadecuado, cuando no ridículo.

    P. Me imagino que esa realidad de su "desaparición" de la sociedad les debe resultar muy dura. Pero ellos lo resuelven con una explicación realmente desconcertante: aseguran que la Iglesia en España está siendo perseguida.

    R. Yo creo que es faltar a la verdad decir que la Iglesia está perseguida en España. Se puede decir que es criticada, o ignorada, pero tiene total libertad para decir lo que quiera, para salir a la calle cuantas veces quiera (que ya lo hace). Lo que la jerarquía católica no quiere entender es que España ya no es lo que era. Esto, que a algunos nos resulta fácil de comprender, resulta insoportable para sectores de la Iglesia que no aceptan los cambios democráticos. De ahí vienen los encontronazos y los conflictos con un Gobierno que tiene que gobernar para toda la sociedad, y no sólo para los católicos.

    P. Ya voy entendiendo por qué usted no gobierna la Iglesia católica española. Pero no puedo evitar preguntarle si usted sería capaz de imponer la pobreza evangélica. Qué pasaría si el Papa decidiera vender las propiedades que no tengan un valor artístico, y por qué la jerarquía española acepta subvenciones del Gobierno y luego muerde la mano que le da de comer.

    R. Pienso que sólo una Iglesia realmente pobre se puede considerar una Iglesia realmente libre. Pero también es cierto que es muy difícil servir a la gente sin tener medios en el mundo en el que vivimos. Montserrat es un foco de vida espiritual que requiere del trabajo desinteresado de sus más de ochenta monjes. Nosotros no recibimos ni un céntimo de las subvenciones que recibe la Iglesia, pero sí alguna ayuda de otros sectores. Evidentemente, podríamos hacer algún trabajo productivo, pero eso nos obligaría a renunciar a nuestra labor espiritual. Si el Papa tomara esa decisión liberadora, yo lo aceptaría, aunque no sé si eso es lo que quiere el Señor, porque significaría renunciar a la acción evangelizadora tal y como lo hemos hecho durante siglos. En cuanto a la financiación de la Iglesia, pienso que la fórmula vigente es la menos mala, y que si el Gobierno dejara de ayudarla, ésta no podría prestar la ayuda social que ahora hace y que le ahorra al Estado bastante dinero. Pero si tuviera que decidir yo, renunciaría a las subvenciones y optaría por una Iglesia pobre pero libre.

    P. Quizá de lo que no quiere, o no puede, liberarse la Iglesia es del recurso a la explicación, mágica, infantil, de la experiencia religiosa. Quizá por eso la gente que hoy vive en libertad y racionalidad le está dando la espalda. ¿Por qué se empecina en esa actitud?

    R. Porque no saben hacer otra cosa. Porque es más complicado, más exigente, proponer a la persona de Jesús desde un planteamiento de inteligencia que no repugne la racionalidad, porque se ha prescindido del respeto a la naturaleza superior de la condición humana. Y, bueno, quizá no en todas partes ha sido así, porque la concepción mágica del hecho religioso ha sido más fácil de introducir en Galicia que en Cataluña. Desde mi punto de vista, el concepto mágico prostituye la verdadera naturaleza de la fe, que es una adhesión racional, desde la afectividad y la inteligencia, a una creencia. Muchos problemas que hoy tiene la Iglesia se deben a la crisis del recurso a lo mágico, que hasta ahora apuntalaba unas verdades incontestables. Unas verdades que no sólo son contestadas por parte del hombre moderno, sino que, sencillamente, se desmoronan. No existe un Dios tapaagujeros, ni un Dios que soluciona problemas.

    P. Lo cierto es que la jerarquía mantiene una pedagogía ininteligible del Evangelio, no conoce la misericordia, es anacrónica. Pero también es cierto que la Iglesia monástica y contemplativa, como la de usted, mantiene un contumaz silencio sobre esa actitud de esa jerarquía. No sé si lo hacen por prudencia o por miedo.

    R. Yo no afirmaría, de forma tan tajante, que la Iglesia carece de misericordia, aunque sí es cierto que hay textos de la Iglesia española que tienen menos misericordia con la condición humana, con el hombre que sufre, que el catecismo de la Iglesia oficial. Me estoy acordando de un documento de la Conferencia Episcopal sobre los teólogos y las actitudes morales que era realmente terrible. Creo que esto es muy grave porque el Evangelio nos obliga a ponernos en el corazón del otro, en las angustias del otro, y, realmente, los obispos españoles, como colectivo, no parece que sean capaces de hacerlo. Quizá ellos teman que si adoptan una actitud de comprensión y tolerancia se relajen las cosas, no sé. Me resulta muy difícil comprenderles, la verdad. Pero lo que más me preocupa es que esas actitudes de intransigencia son las que determinan a la gente a ignorar lo que pueda decir la Iglesia a nivel ético, o el tema de la moral sexual, por ejemplo. La Iglesia se resiste a revisar sus criterios poniéndolos en el contexto de los avances de la ciencia, de la medicina, de la antropología, y yo creo que urge esa reflexión.

    P. Pero no me acaba de explicar por qué, a la vista de tantos problemas como tiene la Iglesia, de tantos errores como cometen, ustedes, los que viven refugiados en la vida monástica, callan tanto, no denuncian, no se arriesgan.

    R. Puede haber varias explicaciones. Una es que puede haber una cierta opción monástica de estar un poco alejados de estos temas. Otra, que los problemas que tiene la Iglesia son tan complejos que en algunos monasterios les falta gente suficientemente preparada para abordarlos. Y hay otros casos, como el nuestro, que estamos entre el desierto y la plaza del mercado. Cuando me he pronunciado sobre algo y lo que he dicho no ha sido del agrado de la autoridad eclesiástica, me han enviado mensajes muy claros de que yo, como monje, lo que tenía que hacer era limitarme a rezar y callar.

    P. Y ¿está usted de acuerdo con esa recomendación?

    R. ¡No! ¡Por supuesto que no! ¡Ya lo está comprobando usted! Pero es verdad que a veces, por prudencia, y para no complicar más las cosas, y sabiendo que hay obispos que están intentando cambiar las cosas silenciosamente, procuras dar una palabra sobre la necesidad de seguir el Evangelio sin provocar. Pero también es cierto que mis homilías son muy claras y tienen una notoria divulgación en Cataluña, en una emisora de radio de la Iglesia que...

    P. No será la COPE...

    R. ¡No! ¡Por Dios! Es Radio Estell. Pero sí quiero reconocerle que tendríamos que ser más valientes y denunciar más claramente situaciones en las que la Iglesia ni transmite ni vive el Evangelio.

    P. Pero, con la excepción de hoy, y de su persona, la Iglesia contemplativa calla. Que es tanto como otorgar, como ser cómplice. Y lo malo es que, para la gente, la voz de la Iglesia son ellos: Cañizares, Rouco Varela...

    R. ¡No, no! ¡Gracias a Dios hay otras voces en la Iglesia! Por ejemplo, en el tema de la COPE, que yo ya no la escucho, he hecho algunas gestiones en el Vaticano, en la Nunciatura, y firmé un documento que se envió a la Conferencia Episcopal protestando por sus contenidos. Creo que es lamentable que los obispos no tengan el coraje de poner freno a la estrategia de envenenamiento de la sociedad que llevan a cabo los más destacados colaboradores de la emisora. Así lo dije y lo sigo diciendo, y me parece muy triste que no haya una mayoría de obispos que tengan el valor de poner fin a una situación que contradice y repugna abiertamente los valores del Evangelio y también los de la convivencia democrática. Me atrevo a decir que los obispos mantienen la COPE en esos niveles de beligerancia porque les interesa mantener, también, lo que ellos pueden considerar una situación de equilibrio con... con la SER, aunque pienso que la SER no es tan radical como la COPE... En definitiva, la Conferencia Episcopal mantiene la COPE como está por una estrategia política y no eclesial.

    P. No parece que sea ésa la actitud de la jerarquía católica española en temas tan polémicos como el "avance galopante" de los nacionalismos, que les ha llevado a cerrar filas con el PP ante el sedicente peligro de que España se rompa. Supongo que desde Montserrat, que es el referente espiritual y religioso del nacionalismo confesional, se ven las cosas de muy distinta manera.

    R. No tengo esa visión catastrófica de la realidad. Pero quisiera precisar que Montserrat, por su trayectoria, al menos durante el siglo XX, ha sido un lugar de acogida de todos y de todas las mentalidades nacionalistas y no nacionalistas. Es verdad que Montserrat ha pasado por ser, en el imaginario popular, un referente del nacionalismo, pero la realidad es mucho más amplia porque aquí han nacido muchas formaciones políticas de muchas tendencias, y porque aquí se han defendido los valores democráticos de forma comprometida y abierta. Equiparar Montserrat a nacionalismo es una visión reduccionista. Como todo monasterio benedictino, Montserrat está muy enraizado en la cultura catalana y su lengua, pero no en contraposición o en confrontación con otras cosas. En cualquier caso, quiero decir, rotundamente, que ese temor a la desunión de España por parte de un amplio sector de la jerarquía católica, esa ofensiva contra lo catalán que también se hace desde el ámbito de la derecha política, no corresponde a la realidad ni a lo que siente la inmensa mayoría del pueblo catalán. Tampoco se puede justificar la posición de la jerarquía católica en el Estatut, que no es en absoluto rupturista. Pero sí es cierto que esa actitud y ese mensaje de que España se rompe han hecho mucho daño a la convivencia en el interior del Estado español.

    P. Lo cierto es que hemos visto una sintonía total entre las tesis del PP y la actitud de la jerarquía. ¿Por qué? ¿Qué razones les llevan a esa complicidad tan explícita?

    R. Creo que la jerarquía católica tiene la convicción de que hay que defender lo que ellos llaman la unidad de España, que, según ellos, los nacionalistas quieren romper. Ellos mantienen que la unidad de España, según ellos la entienden, claro, es un bien moral, lo cual es absolutamente falso y no tiene base teológica. Pero lo más importante es que, desde mi punto de vista, la Iglesia no debe quedar identificada con ningún partido concreto, en este caso con el PP como lo está haciendo. Lamentablemente, la mayoría de obispos creen que los nacionalismos ponen en peligro la unidad de España, y eso no es así. Una cosa es la unidad de fe, y otra muy diferente, el tema de la organización política de una sociedad, de un Estado que puede tomar mil formas.

    P. Pues me imagino cómo ha debido de sentirse al oír a monseñor Cañizares que las autonomías y la autodeterminación van en contra del cristianismo porque el cristianismo es unidad.

    R. Las afirmaciones de monseñor Cañizares me han dejado estupefacto.Además de no tener la más mínima apoyatura teológica, contradicen la propia identidad de Cataluña, de su historia. Es cierto que el cristianismo es unidad, pero unidad de fe, unidad en la solidaridad, como lo es la unidad con la Iglesia de Europa. ¡Pero no hace falta que sea una unidad política, porque entonces tendríamos que hacer con todos los católicos del mundo un solo Estado!

    P. ¿Hasta qué punto piensa usted que habría sido contraproducente que la Conferencia Episcopal hubiera aprobado aquel documento "nonato" en el que apostaba claramente por la defensa de la unidad de España en contraposición a los procesos autonómicos?

    R. Se lo diré sin rodeos: habría sido problemático y dañino que la Iglesia hubiera aprobado ese documento. Por eso, desde Montserrat, valoro muy positivamente la actuación de algunos obispos que impidieron que se aprobara ese texto que nos hubiera llevado a una polémica. Y ya tenemos bastantes polémicas en el interior de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  56. Anónimo1:58 a. m.

    ¿Pero qué le enseñaron al Abad en el Seminario?
    ¿Cómo mantiene la Iglesia a este tipo de dirigentes, que la llevarán a la ruina?
    Señor Abad, el nacionalismo es contrario al catolicismo, por su raiz romántica, a ver si se entera.
    Y déjese de contradecir a los Obispos y enseñe un poco de latín en Montserrat, que les debería dar vergüenza ser benedictinos y cantar sólo en catalán.
    Menos politiqueo y más latín, más cultura, hombre.

    ResponderEliminar
  57. Anónimo4:40 a. m.

    Díselo también a los obispos del País Vasco, hombre.

    ResponderEliminar