sábado, octubre 04, 2008

Limitaciones gnoseológicas


El que tiene una bella cabellera rubia que le llega hasta la espalda, se enorgullece de sus rizos. El que es listo, se vanagloria de su inteligencia, pensando que tenerla es su mérito. Hasta el que ha llegado a centenario suele achacarlo a alguna virtud o costumbre. Recuerdo, y no es broma, a un centenario que dijo que había vivido tantos años por una razón, que desayunaba mucho. He vivido tantos años, porque siempre he desayunado mucho, dijo.

Todos creemos entender el por qué de las cosas, como ese centenario. Todos, como el protagonista de El Nombre de la Rosa, creemos tener la razón del por qué de las cosas. Fray Guillermo de Basquerville en el último capítulo descubre inteligentemente que no sabe nada. Yo en esto he llegado a una cierta humildad. Acepto el poco conocimiento que tenemos y que podemos tener del otro. Creo que fue hace años cuando me enfadé por última vez por defender tercamente algo en una conversación de amigos.

Pero soy benigno con los tercos. Hace tiempo que aprendí el arte de la comprensión con aquellos que todavía se creen poseedores de una alta consideración de sí mismos.

En otro orden de cosas, hemos despedido quince personas a Amelia que se a Lerma para ser una buena clarisa. Jamás entenderé por qué ha elegido un Mc Donalds para esta despedida. Esas dos hamburguesas que me he comido eran malas como unas Krusty Burgers.

25 comentarios:

  1. Pater: todos sabemos que Amelia es muy buena chica, pero no le sobra el dinero.
    Ud. no sabe lo que cuesta invitar a comer a 15 personas en L´Ardy.

    .

    ResponderEliminar
  2. viejocon9:13 a. m.

    "Del McDonalds a las Claras" ¡Qué título!

    ResponderEliminar
  3. El pater tomaría una cerveza San Miguel. Ruega por nosotros.
    :)

    ResponderEliminar
  4. Va a pasar su reverencia a la historia, superará a sir John Gielgud en frases faltas de tacto.
    Así que a Amelia le dedicaré una cosita en el blog para resarcirla de su parte (es un decir)

    ResponderEliminar
  5. cerolo en ortografía10:36 a. m.

    lo qué?...no he entendido el título.

    Pero creo que tiene un porqué: necesito vocabulario. Ale, ale, hasta luego , me voy a quitar el traje de chamana, que da algo calor.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:13 a. m.

    Hoy he llegado en la Santa Misa a la misma conclusițon. No soy nada. Es coincidencia con el tema de hoy. Y creo que pronto pondre un blog, no me animo todavia, con esta palabra: NADA. Anonadarse no significa ser humildico, como dicen por la tierra del Padre. Sino saberse realmente como lo que uno es en su țultima instancia, y que define con entornos claros lo que somos,. La humildad es la verdad. No podemos medirnos, diciendo como somos, porque no hay medida alguna ante Dios. El nos ayudara a verle cara a cara, y entonces...seremos algo.

    ResponderEliminar
  7. al anónimo de las 2:13 AM

    Me gusta tu reflexión. Me gustará visitar tu Nada y quizás dejarte un comentario de nada. Gracias. De nada.

    firma: otra nada. hmmmmm...
    mejor : NADA

    (no nado nada últimamente, ni traje traje hoy)

    Adios.
    Miau.

    ResponderEliminar
  8. Hola a todos,

    Pues que casualidad que Fortea nos comente que Amalía se hace clarisa. Hace un mes y medio una amiga me comentaba que le había ducho su padre que una linceciada en Medicina iba a ingresar en 15 días en las clarisas, no sé si de Lerma o de Madrid, no sé lo pregunté y tampoco sé si se trata de la misma persona, de cualquier forma, rezaré por ella.
    A los comntemplativos la Iglesía les debemos mucho, según el papa Benedicto XVI, la Iglesía y sobre todo los sacerdotes y el mismo papa les debemo la fidelidad al Señor.

    ResponderEliminar
  9. Hola a todos,

    Pues que casualidad que Fortea nos comente que Amalía se hace clarisa. Hace un mes y medio una amiga me comentaba que le había ducho su padre que una linceciada en Medicina iba a ingresar en 15 días en las clarisas, no sé si de Lerma o de Madrid, no sé lo pregunté y tampoco sé si se trata de la misma persona, de cualquier forma, rezaré por ella.
    A los comntemplativos la Iglesía les debemos mucho, según el papa Benedicto XVI, la Iglesía y sobre todo los sacerdotes y el mismo papa les debemo la fidelidad al Señor.

    ResponderEliminar
  10. Si el sentirte nada, te produce tristeza y desazón, no creo que Dios quiera eso para tí.
    Si los humanos fuéramos nada, Cristo no nos amaría tanto, y no habría dado su vida para concedernos Vida Eterna.
    Somos algo muy amado por Dios y en ese sentido podemos sentirnos felices de ser álguienes, vivos, amados por la Vida in person.
    Si la humildad es la verdad, que yo también lo creo, podemos sentirnos muy gozosos e incluso pletóricos, ya que nos espera una Vida de Luz, Amor y ser en Dios.
    Por eso diría que ya somos algo, siendo nada como somos, porque Él nos amó primero.

    ResponderEliminar
  11. En el tema de las límitaciones gnoseológicas, es cierto que el ser humano está limitado en todo lo que abarca el profundo conocimiento del cosmos y de su Creador, pero también es cierto que es innato al ser humano buscar no sólo su conocimento sino sus respuestas.
    De ahí creo que surge ése afan de algunos de moverse siempre en las encuestas y etadísticas, la estadística siempre me ha parecido algo falaz, es esa ciencia que nos dice lo que hacemos sin que lo hagamos realmente.
    Por extrapolación el hombre no sólo ha buscado un conocimiento del cosmos y su entorno,sino un conocimiento de su Creador, aún sin saberlo y en algunas ocasiones sin aceptarlo.
    Y esto es así y seguirá siendo así por que somos imagen de Nuestro Creador y no sólo queremos crear, además queremos conocer, queremos sabeer y saberlo todo.
    Aceptar la triste condición de la limitación humana puede llevar toda una vida.
    El ser humano es el único animal de la Creación insatisfecho, dedica su vida a buscar una felicidad que no encuentra, su vida es un éxodo, un caminar, un ir y venir en busca de algo que nunca encuentra, y esto es debido a que es el único animal de la Creación dotado de inteligencía. Se le ha dotado de inteligencia para poder amar a su Creador y a veces nos desvíamos tanto, que no sólo no buscamos éste objetivo, sino que caemos en la profunda fosa de la ignorancía más profunda.

    ResponderEliminar
  12. Disidente2:37 p. m.

    ________________________________

    Fortea escribió:


    Los que nos dedicamos a las cosas de Dios muchas veces nos hacemos la reflexión de dónde acaba el Azar y dónde comienza Dios. O dicho de otro modo, dónde acaba el Azar y dónde comienza el No-Azar. ¿Qué Voluntad maliciosa o bienhechora hay detrás de la secuencia de números, de par e impar, de rojos y negros en los que cae la bola?

    ________________________________


    Propiamente hablando, el azar no existe para Dios (salvo como, conocida por Él, limitación al finito conocimiento humano de las cosas). Es decir, dado que Dios es también causa de la causalidad de los entes, lo que para el humano es azar, en un determinado fenómeno o evento:

    a) bien porque las leyes que rigen el fenómeno son demasiado complejas para ser formuladas matemáticamente;

    b) bien porque los factores que intervienen en el experimento son o muy numerosos o demasiado difíciles de apreciar o no medibles sin perturbar el propio experimento;

    o

    c) bien porque el desarrollo del evento sea de naturaleza (¿respecto del conocimiento humano, quoad nos, o en sí mismo, quoad se?) no determinística, como por ejemplo los fenómenos de los que trata la Mecánica Cuántica;

    para Dios, en los dos primeros casos, es pura causalidad. La única duda podría venir suscitada por el tercero.

    ¿Qué ocurre si un determinado fenómeno es de naturaleza aleatoria, como postula la Física Cuántica, por ejemplo en el proceso de medida de un observable A de un sistema físico, cuyo operador lineal hermítico(del espacio de Hilbert complejo y separable del sistema físico) asociado, Â (que por simplicidad consideramos que posee valores propios no degenerados y distribuidos de forma discreta) tiene por autovalores los del conjunto

    {A_1, A_2, A_3, ...}

    y por correspondientes autovectores asociados, los del conjunto completo ortonormal

    { |α_1 >, |α_2 >, |α_3 >,...}?

    O bien el fenómeno es esencialmente aleatorio (y por lo tanto lo es para Dios y para el hombre) o no lo es para Dios (siéndolo, como se sabe hasta ahora, para el hombre).

    Si el fenómeno es aleatorio para el hombre, solamente, ello supondría decir que la Mecánica Cuántica no es una descripción completa de la realidad (¿teorías de variables ocultas?), pues, en sí, el fenómeno sería determinista y sólo la indigencia cognoscitiva humana no lo observaría así.

    Pero supongamos que, tal y como hoy postula la MC, el fenómeno sea esencialmente (por naturaleza) aleatorio. ¿Contradice (es compatible) eso (con) la omnisciencia u omnisapiencia divina? Vamos a verlo, con el ejemplo expuesto, de medida de un observable A de un sistema físico.

    Uno de los postulados de la MC (ciencia humana) afirma que, en el sistema físico anterior, al realizar una medida del observable A, uno de los resultados de la medida es precisamente uno de los valores propios del operador Â: A_1, A_2, ....

    Otro de los postulados de la MC nos dice que, si medimos ese sistema físico (su observable) en t , el cual (el sistema), inmediatamente antes de la medida (en t-) está en el estado (los estados de un sistema mecano-cuántico se representan por vectores normados -en realidad subespacios unidimensionale o rectas vectoriales- del espacio de Hilbert correspondiente al sistema) |Ψ >, lo más que puede ser predicho acerca del resultado de esta medida, es que la probabilidad de que dé el valor propio A_k es el número :

    | < α_k | Ψ > |².

    Donde la expresión anterior representa el cuadrado del módulo del número complejo producto escalar (interno) de los vectores |α_k > y | Ψ > del e. de H. del sistema.

    No podemos predecir (como en el caso determinista, dadas unas determinadas condiciones iniciales) qué resultado dará la medida de A.

    Ahora bien, puesto que el proceso de medida es temporal (se efectúa en el tiempo, pues relaciona el estado de un sistema en t-, con la medida en t, y con el estado en t+, por otro postulado no mencionado), y Dios es Eterno, es decir, para Él no hay sucesión alguna, ni cronológica ni causal, pues es (vive y conoce en) un presente permanente, aunque el fenómeno citado fuera aleatorio por naturaleza, para Dios, que 've' todo en un instante, el valor de la medida es conocido en un instante (no sólo el valor de la medida, sino todo lo existente actual o posible), luego no hay, en el conocimiento divino del resultado de la medida humana del observable físico A, incertidumbre alguna, incluso si el fenómeno es de naturaleza no determinística, aleatoria o estocástica. Y no hay contradicción en la anterior oración, dado que:

    a) la naturaleza del fenómeno aleatorio temporal, y la naturaleza eterna del conocimiento divino no son semejantes;

    y

    b) Dios es medida y fuente del ser de los entes, y del conocimiento de los mismos, sin que, a su vez, estos sean medida del conocimiento infinito de Dios, como no ocurre con el humano, cuya potencia cognoscitiva ha de ser actualizada (medida, determinada) por el objeto conocido, extramentalmente existente.

    En consecuencia, observemos (y se podría profundizar más) que no sólo la menesterosidad epistemológica, constitutiva del hombre, hace que algunos fenómenos escapen de la causalidad física humana (la que el humano es capaz de capturar en sus teorías sobre la materia), sino que el ser temporal de lo humano determina, también, que el azar forme parte fundamental de su vida.

    Para resumir la respuesta a las preguntas que implícitamente se formula del P. Fortea, hay que decir que la pregunta ¿Conoce Dios de antemano qué resultado va a salir al lanzar un dado cúbico equilibrado, al realizar una medida de un observable físico de un sistema mecanocuántico, o al instante de emisión de un fotón por un átomo radiactivo (etc.)?, la respuesta es que, independientemente de que la naturaleza (que Dios determina) de estos fenómenos, sea determinística o aleatoria, dado que para Dios todo lo exterior a Él es conocido sin sucesión alguna y de manera 'instantánea' en su Eternidad (de hecho en el perfecto conocimiento de sí mismo que tiene, conoce todas las cosas, de manera eminentísima), no hay menoscabo de la Omnisciencia divina, en modo alguno. El pasado, el presente y el futuro constituyen un punto para la infinita sabiduría de Dios. Podría ponerse un sencillo ejemplo matemático, extraído de la Topología Algebraica (el concepto de contractibilidad a un punto), para entender un poco qué sería esto de la Eternidad instantánea de Dios, que es capaz de subsumir la sucesión (las 'flechas del tiempo' humano) en un sólo momento existencial, que sin embargo tiene duración infinita. ¿Paradoja? No. Ausencia de sucesión(*): un ahora permanente. También podría ponerse un ejemplo físico, para comprender esto.

    Lo precedente contesta a la pregunta sobre la Omnisciencia divina. En otra ocasión hablamos de la Omnipotencia, y si hay algo (como un fenómeno aleatorio, o la propia libertad humana) que escapa a la misma (incompatible con ella. Es conocido que no, pero esto ha de argumentarse, en la defectible medida del raciocinar humano).
    _________________
    (*)Es clásica -y canónica- la definición, que da Boecio, de la Eternidad que Dios es:

    Interminabilis vitae tota simul et perfecta possessio (La posesión perfecta, dada íntegra en simultaneidad, de una vida sin límite).




    ______________________________
    Fortea escribió:


    Fray Guillermo de Basquerville en el último capítulo descubre inteligentemente que no sabe nada.

    ___________________________________

    Pero eso es un sinsentido. Si el tal Guillermo de Basquerville descubre que no sabe nada, es inmediato que al menos sabe esto, lo cual es absurdo, porque entonces habría algo que sabría, a saber, que no sabe nada. En consecuencia, más que inteligentemente, habría que decir contradictoria o inconsistentemente. Pero ni siquiera si nos referimos a un objeto X, y afirmamos no saber nada de X, hablamos consistentemente, porque al menos sabemos de la existencia de X (sabemos o conocemos que la proposición 'X existe' es verdadera, en su caso) y que 'no sabemos nada del mismo'. El aforismo socrático: Sólo sé que no sé nada, no pasa de ser una piadosa, criteriológicamente hablando, declaración de impotencia omnisapiente.

    ResponderEliminar
  13. Disidente2:51 p. m.

    ________________________

    Ferrán escribió:

    3.- Totalmente de acuerdo con Hawking. Y, padre Fortea, si por lo del padre Pío entiende usted la bilocación de este señor habré de decirle que no hay prueba científica de que eso ocurriera. ¡Estaríamos apañaos si resulta ahora que el padre Pío va a ser el fundamento del dogma cristiano!

    ________________________

    Dice usted que no hay pruebas científicas de la existencia o posibilidad de la bilocación. Es como pretender que haya 'pruebas científicas' de la existencia o posibilidad de un milagro, que es precisamente algo que o contraviene leyes científicas (naturales) o las supera. Un contrasentido. Que la Ciencia empiriológica no pueda establecer, probar o admitir la existencia de fenómenos que no caen en su ámbito explicativo o contrarios a sus leyes (las leyes que estudia, naturales) no significa que estos fenómenos sean imposibles o que no se produzcan. Afortunadamente, no hay nada que nos indique que lo real existente se reduzca a lo material. Cuando una comisión ad hoc estudia un hecho extraordinario (médico, por ejemplo) que la ciencia es incapaz de explicar o que podría ser explicado pero es de probabilidad extraordinariamente pequeña como para que sea producto de una ley natural (de la causalidad material), y declara que no puede ser explicado por esa ciencia (y por lo tanto por ninguna, siendo esa ciencia la que entiende de este tipo de fenómenos relacionados con su objeto material y formal), estamos en presencia de a) Un fenómeno real, y b) No explicable por la ciencia (en ese tiempo histórico de su desarrollo, por supuesto, pero normalmente el fenómeno tiene unas características que lo hacen refractario a cualquier explicación científica posible. Por ejemplo, la materialización de media pierna en el cojo de Calanda). Eso es un milagro. Y no cabe aquí sugestión alguna, salvo que pretendamos una explicación (por sugestión, etc.) todavía más milagrosa que la canónica, perfectamente admisible en un determinado ámbito de conocimiento, cual es el de la Religión Católica.

    El hecho, expuesto por varios testigos en varias ocasiones, de que el Padre Pío estuviera en la localización espacial A, en un intervalo de tiempo determinado, pequeña respecto de la posibilidad de un desplazamiento (espacial, local) entre esta y otra B, en la que también fue visto, no es una prueba científica del suceso, pero es una prueba (una muestra, podríamos decir) del mismo. Y lo real no se reduce, afortunadamente, a lo científico-positivo. El conocimiento que el humano adquiere excede en cantidad y calidad al conocimiento científico-positivo. El amor que un humano siente por su amada no es objeto de estudio ni explicación (aunque quizá sí en algunos de sus efectos) por ninguna ciencia, y es más real (si cabe, al menos para el enamorado) que el comportamiento de una partícula subatómica en una cámara de Hidrógeno, sometida a un campo magnético, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  14. Disidente2:53 p. m.

    __________________________

    Lo que sucede es que Dios es objeto de fe y la fe es un don divino que hay que pedirlo para tenerlo, esto quiere decir que aunque todas las leyes físico-químicas que gobiernan el universo nos llevaran a la conclusión de que Dios existe, siempre habría algo en nuestro cerebro que nos diría que Dios no existe.

    __________________________

    El problema con Dios (y existen varias pruebas racionales de su existencia) es que para su plena admisión por el humano, se requiere lo que los teólogos llaman una pia motio voluntatis, que no siempre se da. Por muchas demostraciones existenciales de Dios que pueda exponer a alguien, si este rechaza a Dios, poco se puede hacer.

    Dios es objeto de fe, pero puede (en su existencia y determinación de atributos, entitativos y operativos) ser objeto de ciencia, de conocimiento científico, aunque no científico-positivo (sería absurdo), sino metafísico, que es un nivel más profundo de conocimiento científico, dado que la Metafísica es la ciencia del ente en cuanto ente, sus propiedades y sus causas. Dios es la Causa Primera del ente común.

    ResponderEliminar
  15. siertamente casi nada me da miedo, pero una de las cosas que me hacen temblar, son los hombres que creen que lo saben todo, eso si me da mello.

    Bien me aconseja mi pastor, tenle miedo al hombre de un solo libro.

    Lo que he comprendido es que los que creen saberlo todo, no son ignorantes, bueno algunos sí, sino es que no han encontrado a alguien que les supere, pero seguro existe ese alguien.

    No tiene caso saber el porque de las cosas, no digo que no importe, claro que es bueno saberlo, yo en lo personal no seria católico si prohibieran o si no existiera el estudio de la teología dogmática. ¿Como voy a creer en lo que no comprendo?.
    Sin embargo aún así lo de menos es saber el porque, porque aunque sepamos el porque, no se puede cambiar el porque de las cosas, o...por qué creen.

    Las cosas son como son, es importante ser serenos ante lo incambiable he incomprensible, valientes ante lo que si se puede cambiar y comprender e inteligentes pues para diferenciar el uno del otro.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo de las 2:13, sólp te querìa decir, es verdad que no somos nada, pero cuando estamos en la Santa Misa tenemos el tamaño justo, ni más ni menos es lo que somos, no sé si fue San Agustìn que dijo "la humildad es lo que somos realmente", (si estoy equivocada se apresuraran a corregirme, gracias) cuando voy a Misa, (no siempre voy) y llega el momento de la consagraciòn me postro espiritualmente ante Dios y digo, Señor mìo y Dios mìo y siempre siento que ESO es lo que soy, como que frente a Dios tenemos nuestra verdadera dimensiòn. Muchos cariños a todos.

    PS No sabìa que eran Las Kripy Burger Padre, la Esperanza (hija) me dijo cuales eran, Homero.
    Loencuentro super bueno que Amelia se despida del mundo banal en un Mac Donalds, tiene mucha simbologìa, que Dios la bendiga.

    Gloria

    ResponderEliminar
  17. Disidente,5:37 AM,

    Etimologicamnte tienes razón cuando afirmas que la frase "sólo sé que no sé nada",es un contrasentido. Pero de una forma un tanto misteriosa, por que hasta aquí llega nuestro desconocimiento, ésta frase es totalmente cierta. Por algún motivo que desconozco, siempre que se llega al conocimiento del propio desconocimiento, fluye de nuestro cerebro esa frase cómo si se tratara de la lava de un volcán.
    Hace meses tuve esa experiencia, lamentable experiencía, me dí cuenta que incluso después del bagaje informativo acumulado, experiencias múltiples, ectr... llegaba a la desoladora conclusión de no saber absolutamente nada. Entonces me acordé de Sócrates cuándo dijo ésta frase,pero la experiencía estan penosa que da igual tener al filósofo cómo referencía, al final te quedas embebido en la más triste de las desolaciones.
    Hace un par de meses he llegado a otra conclusión de la que me alegro enormemente, y es que ahora sé que no sé nada, parece una perogullada pero te puedo asegurar que me hace feliz pensar que sé bastante más de lo que pensaba que sabía, por lo menos ahora sé que no sé nada. Pero esto ha sido otra fase distinta de la anterior, lo normal es que primero se llegue a la conclusión, sentimiento o extraña sensación de no saber nada, y cuando esto se tiene asumido, por lo menos en mi caso, entonces y solo entonces, empiezas a saber algo, es decir nada.
    Sé que parece un juego de palabras y que leyendolo se tiene la extraña sensación de tener una especie de paranoya cerebral, pero el resumen es que en la primera fase llegas a la conclusión de no saber nada, y en la segunda fase sabes bastante más: que no sabes nada.

    ResponderEliminar
  18. Querido Disidente:
    Creo recordar que una de las explicaciones que se da en Física Cuántica para intentar explicar la extraña aleatoriedad de los fenómenos de emisión espontánea de partículas es el de la superposición de estados, según la cual (corríjame se me equivoco) existirían infinitos mundos con todas las posibilades de existencia. En la paradoja del Gato de Schrodinger, por ejemplo, el gato está en una superposición de estados, está a la vez vivo y muerto, sólo accederemos a una de las dos realidades cuando destapemos la caja (intuición que ya vislumbró el gran Berkeley, y que también ha defendido siempre el Zen), cuando lo hagamos, podemos comprobar aliviados que el felino sigue vivo, pero existe otro mundo en que el gato está muerto.

    Respecto a la bilocación y sólo a la bilocación del padre Pío (quizá no me expliqué bien) las únicas "pruebas" con las que contamos son las declaraciones de gentes diciendo que lo habían visto. Como quiera que dichas declaraciones pueden ser producto de sugestión, histeria colectiva, incluso mala fe sin más, no se pueden aceptar como prueba científica. Usted sabe, querido amigo, que una demostración científica ha de ser muy rigurosa.
    Tampoco me sirve lo del cojo de Calanda, y reconozco que tiene todos los visos de ser cierto, pero tampoco puede aceptarse como prueba científica. El notario tan sólo se limitó a levantar acta de las declaraciones de varios testigos pasados varios años depués de que se produjera el suceso.
    Vuelvo a lo mismo, prueba científica es otra cosa. Sí existe tal prueba científica en muchas curaciones tras visitar Lourdes, porque existen informes médicos, radiografías, y todo tipo de registros eléctricos y mecánicos de la enfermedad del paciente, v.g. tumores malignos que están a punto de acabar con la vida del enfermo y que desaparecen en pocos días.
    Sin embargo no podemos conocer la causa real de la sanación. Si solamente fuese por visitar Lourdes, todo enfermo que allí acudiese quedaría curado. Y si entramos en el peligroso juego de aceptar que es Dios quien lo decide, habría que preguntarse
    a.- Qué criterios sigue para tal decisión.
    b.- Por qué exige que la gente visite esos santos lugares para que se produzca el milagro.

    Como verá, la cosa es bastante complicada.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  19. Disidente 5:53 A.M. Tema: "Dios objeto de fe"

    Comentas que la existencía de Dios es demostrable a través de la Metafísica, estoy totalmente de acuerdo, pero es demostrable para los creyentes que no necesitamos la Metafísica para creer porque previamente se nos ha concedido en don de la fe. Esto no sucede con los no creyentes, te invito a que hagas la prueba. Pero el motivo por el cúal esto no sucede no es porque falte la "pia motio voluntatis" sino por que Dios no puede ser captado por ninguna vía que utilize el sistema de entrada cognitivo, es decir, Dios nunca será captado por nuestro cerebro, el motivo es que todos los conceptos y formas que puede captar el cerebro están en forma positiva y Dios siempre es la forma negativa de cualquier concepto que pueda utilizar cualquier sistema operativo, incluido el cerebro humano, por eso Dios siempre será objeto de fe.
    Éste el motivo por el cúal aunque todas las leyes fisico-químicas que rigen el universo nos dijeran que Dios existe, nuestro cerebro ofrecería resistencia para creer, ya que cualquier objeto que pase a ser procesado lo tiene que hacer en positivo, y Dios lo hace siempre en negativo.
    ¿Cómo consigue Dios que creamos en su existencía?, a través de la gracía, si se pudiera hacer a través de la Metafísica o de la Ciencía empírica, no tengo la menor duda que Dios utilizaría ésta vía.
    Te diré algo más al respecto, ¿has intentado leer alguna vez a los místicos del s.XX ?. Si lo intentas te darás cuenta de lo complicadísimo que resulta entender sus escritos, ¿y sabes por qué?, porque la mayoría de las veces utilizan conceptos en negativo, porque Dios es siempre en negativo.

    ResponderEliminar
  20. primero entro al blog de clarita, despues a este en el ke se habla de hamburguesas ¡¡¡¡

    akaso kieren volverme loka¡¡¡¡¡¡¡

    jajajaja saludos a todos me da gusto ke a esta hora del dia no haya tanto troll por aki

    ahh se me olvidaba aki en mexico especificamente aki donde yo vivo y es su casa, celebramos a SAN FRANCISCO DE ASIS ¡¡

    hoy es la fiesta patronal...
    los invito ¡¡¡

    ResponderEliminar
  21. Sobre el post de hoy: Si, pero Guillermo de Baskerville se pasó AL MENOS todo el libro dandole bien a sus razonamientos logicos para llegar a esa conclusion, mientras que los otros personajes, menos el chico que estaba aprendiendo y de miron, se la pasaban (entre rezo y rezo y entre labora y labora) pervirtiendose unos a otros, asesinandose, escabullendose de influencias hereticas, persiguiendose, compitiendo por el saber...fantaseando sobre las escrituras hasta volverse locos, etc..Ser consciente de un don divino y utilizarlo puede que no sirva para confirmar la autoestima pero si para encontrar a Dios

    Yo, por ejemplo tengo el don de la conexion telepatica, hoy, porque ayer escribí un post en mi blog que acababa con esa idea de "Nose nada". Se que es un tópico pedir a la gente que se pase a leer el blog propio, pero pasaros, de verdad. Asi me puedo vanagloriar no solo de mis ocurrencias sino de las de los demas, en este caso el Padre Fortea, pues la idea del post de se la di yo...je je
    (es broma eh?)
    pero nos pasa los gemelos

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. Ciertamente, no sabemos nada.. pero podemos amar mucho, esa es una grandeza regalada por Dios.

    En cuanto, a mi opinión de que me diste una respuesta en tu anerior post, la palabra mas correcta es que encontré una respuesta, a una duda planteada por mí, en el anterior post.

    A mí tampoco me gustan los burgers.. pero si estoy en compañía de una futura clarisa.. pues eso ya me llena el día. Esto haciendo conjeturas de que hables en directo.. que como eres un escritor y das tonos escritos a tus pensamientos sobre razonamientos.. no siempre te pillo el hilo.. pero bueno, eso nos pasa a todos en un momento u otro.

    Dios te bendiga Forty.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo1:16 a. m.

    "Limitaciones gnoseológicas"... Me parece que eso es lo que tiene Zapatero y la mayor parte de los sociatas que nos representan.

    ResponderEliminar