domingo, noviembre 16, 2008

Consejos para predicadores de un domingo típico


Ya que este blog es leído por no pocos sacerdotes, me gustaría dar algunos consejos para la predicación, para ese gran trabajo que es la predicación:

Lo primero de todo, a la predicación hay que considerarla un trabajo. Es decir, el sacerdote no debe pensar al ir a decir la homilía: voy a decirles unas palabras. ¡No!, unas palabras cualquiera las pueden escuchar de cualquiera. El ministro de Dios debe ejercer el ministerio de la predicación, es un oficio sagrado. Eso supone preparar lo que se va a decir.

Los fieles deberían sentir al escuchar la homilía que están escuchando a Jesús, o a Pedro o a San Pablo o a un Isaías.

No se trata por tanto de ser gracioso, no se trata de dar un sermón entretenido, no se trata de sorprender por sorprender: se trata de que escuchen a Dios a través del hombre, de que Dios les hable a través de su enviado. Todo sacerdote debería recordar que es un enviado de Jesús. Jesús le llamó y él ha aceptado la misión de ir a predicar.

Después no hay que olvidar que es tan bonito predicar de lo positivo. Somos predicadores del bien. Ciertamente a veces tendremos que advertir acerca del mal. Pero esencialmente debemos hablar de aquello que llena nuestro corazón.
Yo reconozco que tengo un defecto que no he logrado vencer. Siempre predico diez minutos, y cuando noto (no llevo reloj) que he alcanzado ese tiempo, corto la predicación como quien agarra una cimitarra y corta algo de un modo abrupto, sin previo aviso.

Pero, claro, siempre mejor eso que los sermones que son como aviones que cuando parece que van a aterrizar, remontan el vuelo. He conocido predicaciones que han estado a punto de tomar suelo tres o cuatro veces, pero que en el último momento el cura retomaba el hilo de otro asunto, se entusiasmaba, y el sermón se volvía a alejar de su final.

49 comentarios:

  1. Tengo la solución para el asunto de tu cabello

    ResponderEliminar
  2. Han inventado los ingleses no se que de que con unm pelo del parietal, y luego via laboratorio con los genes

    ResponderEliminar
  3. vamos, que reproducen las celulas y luego te lo inyectan en la dermis de arriba la azotea y melena al canto! Sale dentro de poco

    ResponderEliminar
  4. http://www.intercytex.com/icx/products/aesthetic/icxtrc/


    Me parece que son estos


    Luego te parecerás a estos tipos



    http://es.youtube.com/watch?v=jKBI7snvcHw&feature=related

    ResponderEliminar
  5. Espero que los sacerdotes que se aproximen hoy a su blog se identifiquen como tal ya que de otra manera va ha ser dificil distinguirlos.

    Yo creo que si a los fieles a la salida de la parroquía nos preguntarán de que se ha tratado hoy el evángelio, la mayoria responderíamos: no me acuerdo.

    Y no creo que se deba a falta de concentración de los fieles, sino más bien a divagaciones del sacerdote en cuestión. Estoy de acuerdo con Fortea, esto es como los profesores, hay que prepararse la clase antes de darla. No basta con lo que uno sabe del tema, no basta con improvisar.

    A mi me ha pasado a veces en alguna parroquia de no saber de qué estaba hablando el sacerdote y de pensar: seguro que si salgo yo lo hago mejor.

    Pero otro caso, y el más frecuente que me he encontrado, es el de aquellos buenos oradores que son un placer para el oido y cuando terminan te preguntas ¿de qué ha hablado?.

    Solo un par de veces he asistido a homilías tan alucinantemente bien dada que la gente no pestañeaba, había un silencio patético y nada más terminar el sacerdote de hablar necesité un par de minutos para remontar la oración ya que no podía articular ni una palabra, tenía como se suele decir, un nudo en la garganta.

    ¿qué pasó en ésta homilía?, era el mismo que había hablado en otras ocasiones, pero ésta vez se había olvidado de la retórica y hablando desde el corazón llamó a las cosas por su nombre igual que hacia Jesús y sus discípulos.

    Muchas veces me pregunto por qué algunos no se atreven ha hablar claro, ¿será porque temen quedarse sin fieles?

    No creo que llegaran ha quedarse sin fieles por que los fieles tenemos la costumbre de pensar que el sacerdote siempre habla para la persona que tenemos en el banco de enfrente y no para nosotros.

    En resumen, yo prongo en primer lugar que se preparen el evángelio como los buenos profesores que se preparan todos los días su clase, por muchos años de docencia que tengan, y en segundo lugar, que llamen a las cosas por su nombre sin tanto eufemismo como utilizan algunos.

    Reconozco que esto no es una tarea facil, yo por ejemplo en esto sería nefasta, porque normalmente empiezo hablando de un tema y termino hablando, como se suele decir, del Vaticano. He intentado corregirme pero el resultado ha sido fallido, ya que empiezo hacer un inciso y retomo el tema, vuelvo hacer otro inciso y vuelvo ha retomar el tema, y luego otro inciso y otro, y al final termino preguntando: ¿de qué estabamos hablando?

    ResponderEliminar
  6. EL PREDICADOR DE DIOS

    ___ | //
    ____( @ @ )
    _ooO__(_)__Ooo____
    ___|___|___|___|___|__
    _|___|___|___|___|__
    ___|___|___|___|___|___

    El arte de la Retórica, la Programación Neurolingüística, el Rapport y cualquier otra Pseudociencia para encantar al receptor…. No se comparan al poder del Espíritu Santo y sus Dones en Acción.

    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Estás solo en casa y tienes un problema
    y no sabes como decírselo a Almudena
    piensas que se trata de algo muy sucio
    pero sólo tienes que cortar tu prepucio
    ven a mi clínica de piel y venéreas de una vez


    Sí, sí: opera tu fimosis


    No lo pienses más
    por favor decídete ya
    sabes que no te dolerá:
    opera tu fimosis


    Cuando naciste tu padre fue un cabrón
    por no haberte hecho la circuncisión
    y te emborrachas bebiendo mucho anís
    estas pensando en hacerte travestí
    no desvaríes y confía en mi habilidad


    Sí, sí: opera tu fimosis


    No lo pienses más
    por favor decídete ya
    sabes que no te dolerá:
    opera tu fimosis


    Sí, sí: opera tu fimosis









    http://www.youtube.com/watch?v=H_YOuTtP_U4&feature=related

    ResponderEliminar
  10. Cómo desvarían aquí los temas madre mía...

    Sí, las homilías eternas son un error muy grande. Ya ha dicho el Papa que sean cortas y claras.

    Que se encomienden mucho al Espíritu Santo para que hable por sus labios.

    ResponderEliminar
  11. Hombre con talante8:30 a. m.

    Ferrán dijo...
    Hola Marga, he leído tus dos pots. El primero del cambio climático es muy elocuente: tan sólo una gráfica. Efectivamente, sobran las palabras, tan sólo datos evidentes. El planeta se calienta a un ritmo endiablado, y las consecuencias van a ser aterradoras, pero nadie queremos perder un átomo de nuestro confort, y seguimos consumiendo y gastando energía y esto va a peor. Pero no hay solución.
    El segundo post, el de tu frustración frente a cierto tipo de jóvenes impertinentes, agresivos y malcriados pues te comprendo de sobra. Con imbéciles como esos tengo que batirme el cobre todos los días. Son agotadores, porque además no puedes razonar con ellos; el problema no es que seas lenta de reflejos Marga (tu eres tranquila, no lenta), sino que ELLOS son unos cretinos intolerantes que se creen en posesión de la verdad absoluta sin tener puta idea de lo que hablan. Es desesperante, así que procura olvidarlos, aunque yo no lo consigo, SIEMPRE me sacan de mis casillas. Algún día acabaré mal con alguno y me buscaré la ruina.
    Además -corrígeme si me equivoco- creo que eres una persona que habla despacio, que no le gustan los gritos ni las conversaciones alborotadas, y por supuesto no soportas que te griten. A mí me pasa igual; no aguanto los gritos ni las discusiones.
    En cambio adoro el diálogo pausado y tranquilo, con respeto hacia el otro. Te deja nuevo.
    Recuerdo las charlas con aquel buen padre cartujo o con mi amiga Pilar, siempre los dos con la sonrisa en los labios, y derramando sabiduría y tolerancia... ¡qué diferencia con lo que suele haber por ahí!
    Bona nit guapísima. Descansa i dorm-te escoltant la brisa del mar i la mà blanca de la verge acariciant-te el cabell.
    Petons.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. ¿Qué es exactamente un domingo "típico"?

    ResponderEliminar
  14. LA PRUEBA DEL PAN, LA HOSTIA

    San Juan de la Cruz, la cantaste
    Es el despertar de la cruz.
    Quien te prueba y sale ileso
    Retoca esta vida de sosiego.

    Envidia causas y de enemigos
    Poderoso te fortaleces,
    Pero tup solo recibes uno, dos, tres clavos
    Tup solo tomas la posca que te da la muerte
    Tup solo renaces del conflicto en que te hallas

    Es lógico has creado el Osculo de la sabiduría
    En medio de mi pecho
    Y de tu firmeza depende
    ser o no ser, incapaz de mi
    que transformación o que delito

    Esap prueba es la antigua del agua
    Con la que Cristo amenazo a dos de sus discípulos
    Con la que Cristo ser río de la ambición
    De la madre de esos dos hipócritas

    Ríe señor búrlate de nuevo de este tup nuevo
    Compañero de fatigas, recoge sus lágrimas
    Que son señuelos de ancestros
    Locuacidad de filósofo

    Siento una pena grande en mi tormento
    Siento sangrar las heridas una a una
    Siento que nop subsano nada
    Todo sigue perdido menos el alma de los pobres
    Compréndeme señor dame luz incandescente
    Añagaza de Satrapa,
    O destiérrame a tu humilde morada

    mi webs es vicentegala.com

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  16. Creixell10:35 a. m.

    Dice Fortea:
    Los fieles deberían sentir al escuchar la homilía que están escuchando a Jesús, o a Pedro o a San Pablo o a un Isaías.

    No veo el porque.
    Conque el mensaje llegue de manera clara, convencida, contundente y fraternal debería ser suficiente. Y no es poco.
    No creo que la gente esté esperando permanentemente un terremoto espiritual desde el púlpito.

    Menos lobos...

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo1:51 p. m.

    Al P. Fortea le falta mucha humildad, al pretender dar consejos a otros sacerdotes desde un blog. Es no tener en cuenta que muchisimos sacerdotes, no se identifican con él, y le tienen por un charlatán mediático, con poca sabiduría.

    Además existen otros tipos de sacerdotes, más cercanos a Cristo, con otro estilo más sencillo como personas, con los que se identifican más determinados fieles católicos.

    ResponderEliminar
  20. Hola,
    Quiero decir que ese Vicente que ha escrito el post de las 12,55 no soy yo. Y no creo que sea un suplantador de personalidad, ya que ha puesto su página web.

    ResponderEliminar
  21. A mi me encanta cuando los sacerdotes dicen la Misa, parece que tienen una fe impresionante.
    Las palabras que dicen, también me gustan, en algunos durante la Santa Misa consiguen momentos sublímes de silencios en los que da la sensación que se respira fe por todos los poros.

    Ojalá en cada Misa se consigan momentos sublímes de AMOR A DIOS y que todos los participantes vivamos con fe la Santa Celebración Eucarística.

    Desgraciadamente en las misas de los funerales que están a tope casi uno no se atreve a cantar, la voz ni siquiera sale. No se respira fe.
    Ojalá en esta chispita que van les llegue el AMOR DE DIOS y consigan tener la fe suficiente para poderla vivir a la SANTA MISA como debe ser.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo3:58 p. m.

    ZzZzzZzzZzzzZzz

    ResponderEliminar
  23. Anónimo5:24 p. m.

    luis
    no me cansaré de repetirlo ni de perseguirte.
    abandona ya tu loco pendoneo.
    estás perdiendo los mejores años de tu vida y se los estás haciendo perder a los demás.
    hoy he pasado la mañana con isabel y tu hijo y luego hemos venido los tres a comer a casa.
    escuchando la radio han puesto música de tu maravillosa ex-orquesta. he querido cambiar de emisora, pero claro, isabel no ha querido.
    se ha puesto a gimotear y cuando ha oido tu trombón ha estallado en una desesperada llantina.
    no tienes perdón de dios, luis.
    seguro que debes estar por ahí con esta loca de paco el principe de torrelodones. ¿cómo has podido caer tan bajo, luis?
    estamos todos desesperados.
    el otro dia al abuelo le cogió la mania de que tenia que encontrarte y queria ir a buscarte con el pistolón que guarda de cuando la guerra.
    el abuelo decía que se os iba a cargar a los dos, o sea, a ti y a paco. nos costó convencerlo pero al final desistió y se derrumbó en el sillón llorando. decia: ¡mi nieto maricón, mi nieto maricón...!
    el abuelo sufre lo que no está en los escritos.
    abandona el mariconeo, luis.
    ¡deja ya al principe de torrelodones!
    esto está durando demasiado y temo que se produzcan complicaciones.
    no sé, veo a isabel que se está rascando mucho...
    yo creo que le hace falta un hombre.
    pero claro, ya me dirás tu que clase de hombre eres con tanto mariconeo.
    te pido una vez más que reflexiones.
    y tómate el aripipazol.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo6:46 p. m.

    ¿Quien coño es Luis?

    ResponderEliminar
  25. ¡papá vuelve a casa!
    mamá dice que eres un maricón.

    ResponderEliminar
  26. ¿El anagrama con un corazón pertenece a un sacerdote?

    Quiero hacerle un pregunta: ¿me puede explicar el dibujo?, con fines constructivos logicamente, fuera de éste objetivo no se lo preguntaría, mi curiosidad ultimamente está bastante mermada, gracias a Dios.

    En una primera aproximación a su dibujo yo diría que:

    Parece que usted encuentra un muro comunicativo a la hora de comunicar la reflexión que se desprende del evángelio del día, a los fieles, y lo hace con cierto recato.

    No sé si he acertado con la interpretación de su dibujo, en cualquier caso, me gustaría que lo comentara.

    De la misma manera que yo he dado mi opinión sobre el tema de las homilías y lo he hecho con intenciones constructivas, para ustedes y para todos nosotros los fieles, olvidándome de la parte más práctica y cómoda, que es aquella que pasa por no complicarse la vida y que desemboca en permisividad.

    Bendiciones

    ResponderEliminar
  27. Apreciado Padre Fortea,

    El problema de los sermones es que son aburridos, siempre tratan de lo que hacer y de lo que no hacer. Moral. Dogma. ¿Dios donde?

    Usted dice que hay que hablar como... bueno, como si fueramos Dios...

    ¿En serio aún cree que se puede hablar de Dios y sus secretos con las masas de ignorantes?

    Creo que el verdadero sermón, el trascendental, el gnóstico, se perdió cuando se perdieron las misas secretas en las catacumbas.

    Bien,

    Usted se supone que lidia con el mal personificado (y no me refiero a los spammers que se dejan caer por aquí porqué están aburridos)... bueno, si su labor es real ya sabe a que me refiero.

    Lo que quiero decir, es que conocer al mal personificado de tinte SOBRENATURAL le ha hecho un sacerdote más cercano a dios que los demás.

    O por lo menos eso creo yo.

    En fin, cree que la fe del que ha visto, la Gnosis se puede transmitir con uno o con un millón de sermones?

    ¿Porqué se nos impide experimentar a dios en primera persona?

    A mi particularmente, el ministerio y/o testimonio ya no me sirve. Quizá porqué me he topado con demasiados falsos hombres de Dios que NO han sabido satisfacer mi sed.

    Bueno gracias, no sé si lo va a leer pero si lo hace agradecería que tratara este tema en alguno de sus posts.

    ResponderEliminar
  28. En esto reconozco que coincido con Fortea aunque creo que de forma intuitiva en mi caso. Siempre he tenido esa sensación de estar casi convencida que éste blog entran bastantes sacerdotes, razonamiento lógico no existe, es simple intuición.

    Hoy esperaba algún comentario más por parte de algún sacerdote si es que me intuición es correcta.

    pueden suceder dos cosas: la primera es que me intición no sea correcta, y la segunda es que siendo correcta, los sacerdotes por algún motivo que desconozco, no quieran participar con nosotros.

    En hacer un comentario se tarda escasamente unos minutos, ¿por qué no comentan?, ¿quizá piensan que no tienen nada importante que comunicarnos?...

    ResponderEliminar
  29. Hay veces que determinados temas son incómodos.

    Dar testimonio verdadero solamente lo puede dar aquel que ha vivido lo extraño en primera persona. Los sacerdotes actuales se limitan a dar testimonio del testimonio, lo que ya de per se está vacío de PODER.

    Yo estoy harto de enviar mails a sacerdotes de diferentes sectores, me puse en contacto con mi obispado, con los jesuitas... en fin: ¿Cuantas respuestas he recibido?

    Ninguna.

    Me gustaría charlar con algun sacerdote que haya visto y no tenga miedo a tratar los temas duros a pelo.

    De hecho, yo tenía vocación religiosa ¬¬ (lo digo de verdad), pero lo que veo cada día me da ganas de vomitar.

    Además, estudiar teología es aburrido para alguien experto en Metafísica de Partículas. ;)

    ResponderEliminar
  30. Es una pena por que el pots de hoy se presta a comentarios entre sacerdotes y fieles, ambas partes podríamos haber aprendido mucho, compartiendo experiencias relacionadas con el tema en cuestión, casi seguro que ambas partes deberíamos hacer algunas correciones y reflexiones sobre el tema que nos ocupa.

    Si aquí, en lugar tan informal como es éste blog no llegamos ha establecer cierto tipo de comunicación, dudo mucho que esto se consiga desde el púlpito, ¿no será esto lo que falla, no habrá una falta de acercaamiento comunicativo entre ambas partes, no estaremos dejando todo el trabajo al Espíritu sin hacer nosotros nada por nuestra parte?

    Nota: No es necesario identificarse, el nombre que figura en el correo puede ser cualquiera, vease éste blog como ejemplo.

    Bendiciones

    ResponderEliminar
  31. Tienes razón Doyma, lo que pasa es que no quieren mojarse cuando les preguntas algo comprometido. Por eso no contestan a los mails, no fuere que le escribiera un periodista para sonsacarle.

    Y ciertamente, yo tampoco quiero salir del anonimato. Mi pensamiento sería el hazmerreir de mis colegas y sería considerado blasfemo por los curas ortodoxos.

    Si no, mirad al padre Fortea... apuesto a que sus propios colegas lo tienen por el loco de la colina.

    Ciertamente, me parece un modelo a seguir entre los sacerdotes. Uno entre un millón.

    El conocimiento no nos salva, pero solamente su consecución nos permitirá ser libres, incluso del deseo de conocer.

    ;)

    ResponderEliminar
  32. Y que tal la idea de que en el horario de misas pusieran el nombre del sacerdote (como en los toros)..

    Ya veo, no seria muy caritativo supongo. Eso pensaba yo...

    ResponderEliminar
  33. No todos tienen los mismos dones...pero a veces algunos curas te sorprenden aunque no sean grandes oradores...

    Sacerdotes del blog..servis a Dios siendo vosotros mismos.

    Ya se que P. Fortea es un profesional (y escritor) y esta bien segir consejos de los que saben mas..pero, en el fondo, cada uno tiene que ser el mismo..

    No me enrollo vale? pero un cura de aqui(al que suele nunca tocarle las misas cuando habia partido..) al subir al pulpito SIEMPRE se dedica a decir lo bien que los catolicos van ..como si estuvieramos en la liga, otro compagnero es muy analitico (hasta el extremo) y dramatico, crea un climax hablando de algo emocionante y chocante y luego acaba con una frase lapidaria..muchas veces nos habla en el sermon de alguna pelicula de Holliwood..

    Otro amigo es como ir a un cuentacuentos...con tanta magia..
    Uno espagnol que conozco es todo pasion y derretirse de gusto por Dios
    Algunos predican mas con los silencios..
    Buenop, todos especiales por ser ellos mismos

    Dios los bendiga a todos..
    Y gracias por los consejos Pater..
    en un mundo como el de hoy con tanta competencia mediatica hay que apurarse

    ResponderEliminar
  34. luis,
    no paro de llorar.
    por qué me haces esto?
    sufro como una condenada, ¿pero no lo ves, cabronazo?
    qué te ha dado el principe de torrelodones que no te haya dado yo?
    pero si he accedido a todas las guarrerias habidas y por haber que me has exigido....
    pero si te hago el rossejat de fideos como nadie, que tu mismo me lo has dicho, ¿o no es verdad?
    me tienes desesperada, ¿no te da verguenza hacerme sufrir de esta manera?
    marrano, sinverguenza, pendón...
    tu hijo no para de pedir por ti.
    sufro por él, ¿no terminará tan mariconazo como tú?
    cada vez estoy más hundida.
    y no le hagas caso a tio félix. si me rasco es porque tengo picores alérgicos. fui al médico temiendo que fuese falta de hombre pero me dijo que no, que solo era una cosa alérgica.
    toda la culpa la tienes tú, hijoputa.
    y no te escondas entre tantos nicks por esos blogs de dios. con tanto pendoneo culero y blogero acabarás de volverte loco.
    pero yo te sigo y controlo.
    no desistiré de recuperarte.
    y tómate el aripipazol.

    ResponderEliminar
  35. Ahora he pasado por el foro I y he leído que uno habla de una experiencia que le ha pasado yendo a unas reuniones de los carismáticos.
    ¿También les despiertan cosas?
    ¿Conviene despertarlas?
    ¿O Ya estaban despiertas?

    ¿Qué es lo mejor?
    Que me da la sensación que estoy hecha un lío.

    ResponderEliminar
  36. PIKOLIN8:33 p. m.

    Margalida hija es que pareces tonta o es que no lo sabes,eres nueva en la vidaaa,o te lo haces...

    ResponderEliminar
  37. Explícate pikolín,que no me entero y si lo detallas sabré a que te refieres.
    Algo que no tengo es ser adivina.

    Otras cosas sí, como eso que dices que no me entero.
    No te pases listillo/a que hoy no voy con tonterias, ni monsergas.

    ResponderEliminar
  38. Dijo un sacerdote que si el sermón no movía los corazones, entonces movía los culos.

    Si el sermón se hace pesado, la gente se impacienta.

    Deben hablar con unción del Espíritu, pues el Espíritu Santo es el dueño de todos los corazones, pues sabe las palabras que son capaces de tocar a cada cual.

    El mejor consejo es que el sacerdote se encomiende al Espíritu Santo al predicar y que el pueblo ore constantemente por su sacerdote.

    ResponderEliminar
  39. Andrés Luaces9:42 p. m.

    QUERIDO PADRE FORTEA

    Los sermones religiosos nada tienen que ver con las monsergas políticas, es decir que puede haber un sermón muy ribombante con palabras exelsas del punto de vista literario y hasta teológico que no llegan al corazón de nadie, y vice versa, palabras sencillas y y poco literarias y teológcas que impactan de una manera sorprendente.

    ¿Cual es la razón?

    Muy sencillo: Jesús dijo:"Mis ovejas reconocen mi Voz, y no atienden la voz de un extraño, que es la voz del ladrón y del impostor."

    En la vida del Santo Cura de Ars, de Monseñor Trochu, se puede leer que un ateo convencido vino a Ars para acompañar a un amigo, y se convirtió solo al ver al Santo Cura oficiar la misa.

    Era una misa en la cual, como lo relata el Autor, parecía que el Oficiante, más que andar, volaba.

    En la elevación, según el rito lionés vigente en esa época, se quedaba largo tiempo con los brazos alzados al cielo en actitud de reverente contemplación.

    En los sermones,casi siempre predicaba llorando, ya que tenía el excelso don de las lágrimas, que es un don que Dios da a los que arden de Amor Divino y que denota presencia de Dios en su alma.

    El demonio (El Grappin, como lo llamaba él), siempre le decía. ¿Porqué no predicas como los grandes teólogos, porque predicas como un vulgar iletrado?

    La acción de Gracias era sublime: Se quedaba de rodillas, apoyado en el pavimento de la Iglesia,sin ningún apoyo de reclinatorio, completamente ajeno a todo el trajín que había alrededor de él, sobre todo en los últimos tiempos cuando su fama trascendío en toda Francia, ya que venían a confesarse con él desde Paris, haciendo cola día y noche durante varios días.

    En otra ocasión convertió a un ateo impedernido con muy pocas palabras,y enseñándole llorando el crucifijo de la Sacristía.

    ResponderEliminar
  40. Critiquito del P. Fortea10:16 p. m.

    Críticas a la Enorme Vanidad del P. Fortea:

    - ¿Por qué no les da estos vanos consejos en persona, en vez de presumir vanamente de ello en su blog, delante de todo el mundo?

    - ¿No son los demás sacerdotes, lo suficientemente maduros y experimentados, para saber ellos mismos lo que han de predicar en sus propias homilías?

    Uno de los comentaristas, "Golden Age" (10:04 & 10:14), ha dado con su comentario, con el problema esencial del testimonio cristiano en los tiempos actuales, a 2000 años de distancia de la Iglesia primitiva de los primeros Apóstoles (testigos oculares directos del Evangelio de Cristo):

    1) (10:04)
    "En fin, cree que la fe del que ha visto, la Gnosis se puede transmitir con uno o con un millón de sermones?

    ¿Porqué se nos impide experimentar a Dios en primera persona?

    A mi particularmente, el ministerio y/o testimonio ya no me sirve. Quizá porqué me he topado con demasiados falsos hombres de Dios que NO han sabido satisfacer mi sed."

    2) (10:14)
    "Dar testimonio verdadero solamente lo puede dar aquel que ha vivido lo extraño en primera persona. Los sacerdotes actuales se limitan a dar testimonio del testimonio [...]"

    * Este problema fundamental de la fé cristiana, es el que intentan solucionar por una parte, los nuevos exégetas actuales, en su interpretación de los hechos reales narrados por las Escrituras (la nueva exégesis bíblica, con el método histórico-crítico, está llamada en convertirse cada vez más en la base, donde se fundamentará la Nueva Teología del siglo XXI), y por otra, todos aquellos que quieren llegar a una experiencia personal auténtica del Cristianismo.

    ResponderEliminar
  41. El rito, perfecto. ¿Qué ha faltado? La poesía.

    La poesía de una familia alrededor de una mesa.



    No es una broma. Si sólo vas con la física, con la química, no entenderás nada. Para “ir a misa” lo que hace falta es la fe, no la poesía. Pero, en este caso, la fe no se puede vivir, sentir, respirar si no eres poeta.



    Entro en un templo y veo cómo se “dice misa”: la gente dispersa, los primeros asientos vacíos, aquí una señora le reza a un Cristo de una capilla lateral; otra enciende una vela a no se qué Virgen; unos de rodillas, otros sentados. Cada uno va a lo suyo: sus pecados, sus necesidades, sus peticiones, sus angustias, sus miedos. Y cada uno con sus muertos. Incluso todavía se ven señoras que rezan sus rosarios, mientras allí arriba, separado de todos, el cura también a lo suyo. Vestido de forma rara, dice cosas raras.



    La mayoría de las veces, cuando se leen en alta voz algunos trozos de la Biblia, los micrófonos no funcionan bien, el lector no tiene cualidades de lector, además de demostrar que no entiende bien lo que lee. Después, el cura trata de explicar estos textos, que salvo contadas excepciones se queda en largar un rollo cuanto más breve mejor.



    El teólogo “dogmático” dirá que como allí se han dado las circunstancias técnicas imprescindibles, aquello ha sido una “misa”. Había un sacerdote. Había pan y vino. Se han pronunciado las palabras rituales, por tanto se ha celebrado “el santo sacrificio de la misa”.



    Pues miren Vds., si allí no ha habido fraternidad, ni convivencia fraterna, ni aquel pan que se ha distribuido ha sido el signo de una vida que se comparte, yo dudo (por no decir, niego) que aquello haya tenido que ver algo con lo que Jesús hizo y dijo.



    La física, perfecta. La química, perfecta. El rito, perfecto. ¿Qué ha faltado? La poesía. La poesía de una familia alrededor de una mesa.



    Cuando los primeros hermanos nuestros salían de “una misa”, los paganos comentaban: “mirad cómo se quieren”



    Es una utopía. Ciertamente. Pero toda utopía es poesía

    ResponderEliminar
  42. Recuerdo lo que decía mi catedrático de Derecho Natural, respecto a los sermones y discursos. Estos han de ser como la falda de una mujer. Ni demasiado cortos, ni demasiado largos. Aunque a mí me siguen pirrando las que llevan minifalda.

    ResponderEliminar
  43. Estoy de acurerdo con GOLDEN AGE. Muchos de los sermones que escuchamos en misa, dan sueño.

    ResponderEliminar
  44. Creixell11:42 p. m.

    Personalmente, y desde la distancia pero con todo el respeto, lo veo muy como Lam lo reflexiona en 2:02 PM: funcionarial y frio.
    De todas formas, peor todavía aquella fraternidad y comunión histérica de aquellos colectivos cristianos tipo secta. Ya sé que son comportamientos ligados a otras tradiciones y culturas, pero la verdad es que no parecen muy tranquilizadores.

    ResponderEliminar
  45. Comentario a Golden age, 10:14 am

    No siempre es posible vivir todos los acontecimientos que se suceden en una existencia en primera persona.

    Sería utópico pensar que podemos llegar a vivir todos los acontecimientos expuestos por los Profetas en las Sagradas Escrituras, y en caso de que la uttopia fuera realidad no creo que esto nos convirtiera en autoridades para dar testimonio verdadero.

    Esto es como pensar que un oncólogo para dar testimonio del cáncer tiene que haberlo vivido en primera persona.

    Si solo pudiéramos dar testimonio de aquello que hayamos vivido en primera persona, nos mantendríamos todos en perpetuo silencio.

    Quizá el ejemplo expuesto de los médicos hablando de las patologías que afectan a un sector concreto de la población sea el ejemplo más representativo de ésta exposición, ya que ellos si son personas autorizados por sus estudios y experiencia para hablar de patologías, pero no lo serían según lo expuesto por usted, por no haberlas vivido en primera persona, pero de aquí podríamos deducir además, según su exposición, que los más autorizados en mi ejemplo, serían los enfermos de las mismas por vivirlas en primera persona.

    El motivo por el cual las homilías de algunos sacerdotes no llegan a los fieles es digno de un estudio exhaustivo del tema, quién sabe, quizá no sería mala idea una texis doctoral sobre el mismo.

    ResponderEliminar
  46. Anónimo2:25 a. m.

    Eso no lo reflexiona Lam, lo reflexionas tú, siempre te fastidian las señoras del Rosario ( ay, que poco serias, a su edad y dándole vueltas a unos collarcitos con cruz ) o las otros, unos interesados que sólo quieren ir al Cielo, y por eso entran "a oir Misa" hay que ver cuanto pagano. Y a tí, que no te escuchan, joliemilita, para que vas a decirles nada si no se enteran de lo que les dices.

    Eso es, no vale nada, dices... ¿ Pues entonces, capullo, que haces oficiando la Misa todos los días y domingos de guardar ?

    Quédate en tu casa, leyendo el breviario, y así no te estresas, y no vienes aquí a largar tu perenne lamento interminable. No me extraña que isabel te haya dejado, eres un pesado, y un llorica.

    ResponderEliminar
  47. Anónimo3:45 a. m.

    Pedro no hablaba igual que Pablo, ni éste igual que aquel, pero lo importante es que ambos predicaban a Jesucristo: El Señor.
    Su afán era salvar las almas,por eso su empeño de transmitir clara y fielmente el mensaje de Cristo. Así lograron la conversión del mundo en su tiempo y hasta hoy. Ellos estaban plenamente conscientes del mandato de Jesús, el día de la Ascención: "Id por todo el mundo y haced de todos los hombres mis díscípulos..." y sus palabras estaban llenas del Espíritu Santo, ciertamente lo más indispensable para un buen sermón.
    En parte concuerdo con Mrs Wells, que cada uno sea él mismo, pues Dios los ama y los conoce tal cual son. Siendo ellos mismos y no otros, los escogió Dios de en medio de todos y los consagró para su servicio. Pero, no por eso, caigan en la tentación de relegar a Cristo al sótano, como sucede cuando se abusa del recurso a los chistes o el caso lamentable de utilizar incluso expresiones soeces o vulgares, pues se va fomentando la falta de urbanidad en el templo y entre la gente e incluso enfriando la caridad. Tal vez no se dan cuenta, pero se va perdiendo la piedad. Aplicando ese estilo de predicar sucede que los niños y niñas presentes no entienden nada, los adultos se entretienen pensando a quien le "toca esa" y se forma la telenovela.
    Yo creo que si no hay que pedirles que prediquen como San Pedro, San Pablo o San Antonio de Padua, por lo menos que por caridad con Cristo, consigo mismos y con todos los presentes, no se refuercen los defectos del pueblo o mejor dicho, los de ciertas comunidades,esto lo digo sin pretender quitar la responsabilidad que en ese relajamiento le toca a los fieles que conforman esas poblaciones, ya que el sacerdote es uno, mientras ellos son muchos.
    Evidentemente, puede notarse que me estoy refiriendo a los casos de pueblos bastante pequeños, en los que un modo de predicar como el que describo hace más daño que bien a las almas.
    En una cosa estoy de acuerdo con el P. Fortea, predicar es un ministerio sagrado. No más hay que recordar como logró el Apóstol Felipe consolidar el camino de conversión que ya había empezado a andar el etíope: explicandole las Escrituras, que éste había leído por iniciativa propia, pero no las entendía.
    En fin tanto, tanto sacerdotes como fieles debemos prepararnos para la Misa con oración personal y reflexión de la Palabra antes de la celebración, así todos viveremos mejor la Eucarístía, Sacramento y Sacrificio de Amor y Misterio de Fe y Unidad.
    VCB

    ResponderEliminar
  48. Sigue pendiente la Hermenéutica del hombrecito que se esconde de trás de un muro de ladrillos y cuyo escaso rostro es dificil de apreciar. El hombrecito está asustado, ¿pero que es lo que le asusta?, tal vez sea la falta de comunicación teológica-filosófica con una persona en concreto.

    ¿La Hermenéutica del muro de ladrillos es la no ciencia filósofica de ésta supuesta persona para entablar el diálogo con ella, así lo ve el hombrecito, no se podría traducir ésta ciencia a un lenguaje sencillo y de fácil comprensión com sucede con las demás ciencias y así derribar los muros comunicativos de separación?

    ResponderEliminar
  49. Read your article, if I just would say: very good, it is somewhat insufficient, but I am still tempted to say: really good!
    runescape gold

    ResponderEliminar