domingo, mayo 24, 2009

Una madre sonriente



Esta madre muestra con una gran sonrisa una pintada sobre su vientre en la que se dice que su hijo está a favor del aborto.

Francamente, ¿crees, de verdad, que si tu hijo pudiera hablar diría eso? En serio, ¿lo crees? O más bien la más pequeña posibilidad de que eso sucediera, ¿no le estremecería?

En tu mano está acabar con su futuro, o dejar que tenga una vida sobre este mundo. Pero esa posibilidad está en tu mano, sólo porque unos políticos han decidido sobre ese tema. Aunque tanto Zapatero como Obama, al ser preguntados cuándo comenzaba la vida humana, respondieron ambos que no lo sabían. ¡No lo sabían! Pero los votos son los votos.

Si lo moderno fuera ser pro vida, si eso fuera de izquierdas, si eso fuera progresista, defenderían la vida de los niños no nacidos con toda la fuerza de sus discursos (escritos por otros), con toda la vehemencia que les indicaran sus asesores de imagen.

Pero desgraciadamente para decenas de miles de niños que no verán la luz del sol, los intereses electorales de los políticos van por por otro camino distinto del de defenderlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario