lunes, junio 22, 2009

Ama riñendo a su gato gordo

Hoy por la tarde he salido he salido a hacer una breve excursión a la Sierra. Es curioso como para un grupo de personas que rondamos los cuarenta años, el tema del peso puede resultar apasionante. A partir de los cuarenta, puedes hablar y escuchar a los demás sobre este asunto durante largos ratos.

Vaya por delante que me equivoqué con la fecha, y es el día 29 de junio cuando acaba la apuesta. Con la persona con la que lo hice, que lee este blog, que sepa que mi peso ya es de 82.1kg. Dicho de otro modo, si no cometo una locura, si no entro en pizzerías, si me olvido de los kebabs, si los pastelillos rellenos de crema se convierten en un recuerdo, no sólo habré ganado la apuesta, sino que incluso el margen puede ser de un kilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario