martes, junio 23, 2009

El nombre de la blogrosa y Memorias de Blogdriano

Una de las cosas que mas me gustan de todo Internet (y eso es casi decir del mundo) son los nombres de los blogs. Después muchos blogs son pura locura de un quinceañero que no sale de Internet más que para comer y dormir (poco), otros blogs son la pura locura de algún cincuentón lunático que cree que puede arreglar el mundo desde su casa a golpe de ratón.

Yo estoy entre la fase del quinceañero y el cincuentón. Exactamente en el nivel de 40 años menos cinco kilos.

Me encantan los nombres de los blogs. Os ofrezco algunos:

La columna flácida,

El psicocirco de yo,

Son of a bicho,

Paraíso sin ti,

La linterna trágica,

Mentes divergersas,

Normalmente, lo mejor del blog es el título. A veces, todo el blog es el título y poco más. El título de este post de hoy lo he sacado de mi cabecita, aunque reconozco que no me quedé calvo pensando el título de mi blog. Pero como le dije con cierto orgullo a cierta persona hace dos días: kiss my blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario