miércoles, junio 03, 2009

Las obras huérfanas

De nuevo en mi mesilla de noche Memorias de Adriano. De nuevo, ese magnífico viaje entre el yo-narrante y el yo-narrado.

Me llama la atención que Yourcernar fuera una viajera incansable, sin duda porque no hay nada que me canse más que viajar. Yo no deseo volver a Itaca: sencillamente no quiero salir de Itaca.

Pero además de releer, me propongo empezar El amor en tiempos de cólera.

Hoy tras el desayuno he pensado mucho acerca de en qué nuevos proyectos literarios embarcarme.

Hoy he vuelto a pensar en la posibilidad de ir escribiendo un diario con mis pensamientos al ir leyendo la Biblia. Una obra de ideas breves expresadas en pocas líneas. Más bien puntos que largas explicaciones. Pero el problema de encontrar editorial para algo así, se hace patente. No es fácil encontrar editoriales para este tipo de libros raros. Y mis cajones ya están llenos de obras huérfanas de editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario