sábado, julio 18, 2009

Más sobre dictadores

Cualquier historiador, cualquier persona justa y con sentido común, dirá que si algo sí que hemos aprendido de la Historia, es la necesidad de que cualquier cambio constitucional se haga respetando escrupulosamente la Ley. Ni siquiera eso nos protege de estos leviatanes, pero es la única valla, la única empalizada, que existe entre ellos y nosotros: la Ley.

La Ley debe ser respetada. Parece mentira tener que recordar eso a estas alturas de la evolución humana. Si alguien no la respeta, debe procederse a su remoción por los cauces legales que marque la constitución. El problema viene cuando tanto el Congreso, el Senado, como el Tribunal Supremo son marionetas en manos del mismo dictador.

La división de poderes, otro punto pendiente de todas las democracias. Será difícil romper a golpe de blog el monopolio de los políticos de cada país. Pero el Pueblo puede conseguir con los blogs lo que no se consigue con los tanques. En siglos pasados, las mejores ideas de la Historia siempre comenzaron con alguien escribiendo un blog.

De hecho, esta semana se ha encontrado un blog dentro un ánfora de barro de hace más de 3.000 años. Los técnicos todavía están examinando el Google de la época, que también se hallaba allí en buen estado de conservación, aunque enmohecido. Sí, ya lo veís, hasta Google se puede enmohecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario