sábado, julio 11, 2009

Un Dios cercano


Muchas gracias a los que ayer me enviasteís links con fotos bonitas para Fortearius. Las iré poniendo. Aunque ese nuevo blog visual se actualizará una vez a la semana, o cada más tiempo. Extendedlo, las imágenes harán bien a muchas almas.
Una imagen puede cambiar la eternidad de una persona. Aunque hoy me gustaría deciros algo no de las imágenes, sino de la Palabra.
Una cosa que me gusta hacer es dejar la Biblia abierta en mi casa, una gran Biblia. La dejo abierta en un lugar céntrico, normalmente mi salón de estar. Y varias veces al día, leo algún versículo al azar.

Y lo leo como si ese versículo fuera lo que en ese momento Dios me quiere decir. Y siempre quiere decirme algo. No importa de qué trate esa línea, siempre me viene a la mente una interpretación relacionada conmigo en ese momento, sin hacer ningún esfuerzo.

Hago esto porque me gusta escuchar la Voz de Dios. Y Dios habla en su Palabra. Está deseando hablarnos. Tiene más deseos Él de hablarnos que nosotros de escucharle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario