viernes, agosto 14, 2009

Saludos desde El Salvador

Aprovecho un ratito libre para escribir unas lineas. Escribo desde la habitacion de la hija de tres agnos de la familia en la que me hospedo en San Salvador. Quiza mi persona inspire temor, miedo y sobrecogimiento. Pero duermo en un dormitorio de tonos rosa con un reloj de Hello Kitty y mil mugnequitos en los armarios. Osos de peluche, la Cenicienta, un tren de ositos y florecillas en una greca que recorre las cuatro paredes. La habitacion huele a rosa.

Este tipo de entornos no inspiran para despues hablar del Maligno. (Lo digo en broma, a mi todo me inspira para hablar del Principe del Averno.)

Aqui la gente es como en todas partes de Centroamerica. Gente sencilla, llena de sincera y emotiva religiosidad. Me conocen tanto que sospecho que el mercado ilegal de mis libros va mucho mas alla de lo que confiesan las editoriales.

Aqui me he reencontrado con un compagnero del seminario al que no veia desde hacia veintiun agnos. Curiosamente al llegar a este pais, tambien tuvo que empezar a hacer exorcismos.

Bueno, me marcho. Ah, estoy leyendo un libro del Padre Emiliano Tardiff que me resulta una verdadera inspiracion para estos viajes. Os quiero a todos, sed buenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario