sábado, octubre 31, 2009

Cómo ser gótico en cinco pasos I


Hoy por la noche ha sido Halloween. Me he enterado de forma bien clara, cuando me he topado en una calle céntrica de Roma con unas cuatrocientas personas disfrazadas adultas que venían en dirección contraria a la mía. Qué verguenza. ¿Habrán pensado que iba disfrazado?
Bueno, el caso es que hoy he encontrado un texto formidable, de esos que de, tanto en tanto, he subido en este blog. Os lo voy a poner entero en dos días. Desgraciadamente, no puedo deciros de quien es, porque lleva circulando por Internet hace años y se ha perdido ya la autoría. Debió ser fruto de algún foro. Arrivederci.

CÓMO SER GÓTICO EN CINCO PASOS:

1-Todo gótico nace, no se hace. Como todos, claro. Así que si no es tu caso, más vale que ocultes todas las fotos que pudieran comprometer tu carrera: SIEMPRE HAS SIDO GÓTICO, así que no puedes haber hecho la comunión. Y nada de fotos de convivencias, tú jamás fuiste un boy/girl scout, porque la semilla de la soledad siempre estuvo en ti y por más que tu madre te decía que jugaras con los demás niños, tú siempre te escondías en un rincón y hacías castillitos de arena con forma de murciélago. Debes especificar que fuiste un niño difícil, y debes explicarles a tus numerosos amigos (pese a que estás tan solo que nadie te llena) que durante tu niñez se gestó tu misantropía.

2-La cueva del dolor. Vamos a ver, piltrafilla, ¿Realmente crees que se puede ser gótico sin tener una oscura alcoba donde yacer solo, torturado y apartado de la felicidad mundana? Ntchs. Lo primero que debes hacer es comprarte seis o doce pósters de El Cuervo, que a partir de YA debe ser tu película fetiche. Luego, cómprate dos de Pesadilla antes de navidad, de Tim Burton. A ser posible elige los más torturados. Después, hazte con una ilustración de Luis Royo, a ser posible, la más torturada y oscura que encuentres. Ahora pasemos a la cama: si pudieras comprarte un ataúd, serías el más in. Además, no tienes que hacerte la cama teniendo uno. Pero en caso de que no tengas uno, dales muerte a las sábanas de animalitos que te compra tu madre. Un gótico NO duerme en sábanas de perritos circenses. Seda negra o roja, por favor. Y es de menester que tengas varias figuritas de Todd Macfarlane. Por ejemplo., alguna de Sleepy Hollow estaría más que bien.

(Continuará mañana)

No hay comentarios:

Publicar un comentario