sábado, mayo 30, 2009

Qué bonito es Pentecostés

Esta noche he ido a la vigilia de Pentecostés en la catedral. Me gusta mucho la oración personal, silenciosa, a solas en una iglesia o una capilla. Pero la festividad de Pentecostés requiere esperar al Espíritu Santo reunidos, invocándole todos juntos.

Me gustan mucho las misas, pero esta festividad requería una liturgia cuyo centro fuera el Espíritu Santo. Por eso la celebración de esta noche ha sido perfecta. La catedral era como un resumen de toda la Iglesia, también un recuerdo del cenáculo apostólico.

Antes de empezar la liturgia, he leído la narración que María Valtorta (una mística) hizo de la venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles.

Durante la liturgia, le he pedido muchas veces al Paráclito que viniera a mí. No le he pedido nada concreto, sólo que viniera. Realmente no tengo nada que pedirle material. Aunque ahora que lo pienso sí que le pido dos cosas desde hace algún tiempo. Pero bueno, dos tonterías sin importancia. Aunque tampoco son, digamos, tonterías-caprichos míos, no. Tienen su enjundia y su razón de ser pedidas.

Todos los seres humanos tenemos alguna tontería que pedir. Y si os digo la verdad, Dios es un padre que nos consiente. Porque normalmente las tonterías que le he pedido en el pasado, me las ha concedido. Como si fuera un padre bondadoso que le gusta regalar caprichos los domingos.

Cría cuervos que te sacarán los ojos

Estos últimos días han sido pródigos en noticias de, digamos, tipo personal. Por un lado está el tema del padre Alberto Cutie que promete más secuelas, no sé si tanto de tipo teológico como biológico. Sólo le deseo que tenga un hijo que acabe siendo, por lo menos, un famoso abad católico. Ojalá que el niño que acunen y amamanten, acabe siendo más católico que el cardenal Cisneros y Felipe II juntos. Ojalá que sea tan católico que el padre acabe arrepintiéndose de haber roto su celibato.

Después está Mel, el pobre Mel, Gibson me refiero. Se ha marchado con la rusa. Eso ha sido todo un golpe en la línea de flotación del tradicionalismo. Un golpe sucio. Un golpe bajo a las enseñanzas de Econe. Lefevre debe estar diciendo: cría Mels que te sacarán los ojos.

Con estas sorpresas por el centro y la derecha, sólo nos queda que la izquierda nos dé alguna. Ya sólo faltaría que Leonardo Boff se hiciera de Comunión y Liberación, o algo así.

viernes, mayo 29, 2009

El padre Cutie y tal


Ayer se supo con tristeza que el sacerdote Alberto Cutie ha decidió pasarse a los episcopalianos.

He leído con suma atención las declaraciones del padre Alberto cuando decía: Hoy he decidido unirme a una nueva familia espiritual dentro de la gran sombrilla del cristianismo.

Es evidente que él no ha entendido lo que es la Iglesia. La Iglesia Católica no es una familia espiritual dentro de un conjunto de familias, no es un huevo dentro de una cesta de huevos, no. La Iglesia, la única, la que fundó Cristo mientras Él estaba sobre la tierra y fue visible y se le pudo oír, es sólo una Iglesia, fue una, y será únicamente una.

La Iglesia no es un barco en medio de la gran armada de Cristo. Ni mucho menos una familia, acompañada de otras familias, bajo una sombrilla en la playa del mundo, no.

La Iglesia es un misterio visible de gracia, el cuerpo indivisible de Cristo. Un misterio paralelo al de la encarnación de la Palabra en un cuerpo. El misterio de la Palabra que habitaba junto al Padre, encarnándose en un cuerpo material, visible y con miembros.

Hubiera sido comprensivo si el padre Alberto hubiera dicho que había sido débil, que ya no podía resistir más su pasión, y que pedía la secularización porque ya no entendía su vida apartado del amor de una mujer. Pero no es comprensible que ese sacerdote haya leído el Evangelio de Cristo cada día y escuche lo que dice Jesús de su Iglesia, y ahora decida salirse y buscar en el catálogo cuál es la reunión de creyentes que más se adecua a sus necesidades e inquietudes.

La noticia del padre Alberto Cutie de pasarse a los episcopalianos, me ha llevado a dar gracias a Dios por haber estudiado en la Universidad de Navarra. Antes enterrado en cal o con la cabeza cortada que abandonar la única santa e inmaculada Iglesia.

Yo no soy del Opus Dei, pero cualquiera que haya estudiado con ellos la teología, podrá quizá tener un harén escondido en la rectoría, pero lo de abandonar la Santa Iglesia Católica nada de nada.

Insisto, no soy del Opus Dei, pero doy mil millones de gracias por haber estudiado con el Opus Dei. Es verdad que ello me ha hecho un poco reaccionario, pero aquí estoy, al pie del cañón.

jueves, mayo 28, 2009

Conversaciones sacerdotales telefónicas



Acabo de colgar el teléfono. He tenido una larga conversación con un compañero sacerdote. Suele leer mi blog, así que le he dicho que iba a escribir algo sobre lo que habíamos hablado.

La conversación que habíamos tenido era sobre temas tales como el celibato, la obligación de rezar el breviario y cosas así. De ahí, hemos ascendido al valor de la cruz en el sacerdocio.

Los dos somos levitas, los dos hemos tomado en nuestras manos el cayado de los Apóstoles, y sin embargo nuestra concepción de la Iglesia, de Jesús, de Dios, en general, es muy distinta.

Somos muy amigos, nos llevamos bien, nos queremos, pero tenemos una idea tan diversa acerca de lo que significó la Cruz sobre el Calvario.

Pronto, el jueves próximo, nos reuniremos todos para celebrar la fiesta de Cristo Sumo y Eterno Sacerdote. Cuánto me gustan las concelebraciones, comer juntos, las bromas.

miércoles, mayo 27, 2009

El gran camionero


Hoy he paseado con un camionero al que conozco desde hace años. No es católico, pero es un hombre sencillo que vive de leer la Sagrada Escritura. Realmente vive de la Biblia. La ama, la estudia con serena pasión, y pone en práctica lo que allí lee.

Hablar con él supone para mí un aire fresco, nuevo, reconstituyente. De su boca no sale ni una palabra que sea de crítica, nada mundano, nada frívolo, nada inconveniente.

Es un gran hombre, realmente muy grande. Llegará al Cielo como camionero, pero vivirá en el Reino de los Cielos como alguien importante, muy importante, de eso estoy convencido.

martes, mayo 26, 2009

El inglés que subió una colina y bajó una montaña


Considero uno de los mayores placeres de la vida pasear por un bosque frondoso y húmedo, con frío, y detenerse en él a almorzar con tranquilidad. Si a eso añadimos una buena comida y una agradabilísima compañía, entonces uno se pregunta: ¿qué más necesito en la vida?

El bosque es una verdadera imagen de Dios: alto, tan grande que requiere mucho tiempo sólo subir una parte, tiene vida en sus laderas, mucha vida, inconmovible con sus peñascos grandiosos, con nieve en lo alto, blanca nieve símbolo de la pureza, con nubes que cubren su cima, con arroyos que surgen de sus lados.

Caminar meditativamente por una montaña es un tipo de oración, buena para el alma, buena para el cuerpo. Descansa la mente, se refuerza la amistad, se bromea, se explora, se rezan las horas canónicas en ese caminar.

Incluso nos ocurrió un hecho milagroso. Como si Dios quisiera acompañarnos en nuestra excursión. Como si el Dios creador de la montaña quisiera decirnos: estoy aquí.

lunes, mayo 25, 2009

Que buenos son los padres escolapios que nos sacan de excursión


Hoy, tras decir mi misa dominical, me he ido con algunas amistades a la montaña. Qué bien me lo he pasado: arroyos de agua, bosques, caballos paciendo, vacas, peñascos.

Me he propuesto ir una vez a la semana al campo de excursión, porque estoy más convencido que nunca de que la naturaleza, especialmente las montañas con bosques, son una predicación de Dios.

Voy a la montaña a escuchar a Dios predicar. Es como peregrinar por su gran templo. Es como otro tipo de oración por mi parte. Como si caminar por esos sitios supusiera ya una adoración.

Desgraciadamente, a pesar de las nubes, se me ha quemado un poco la calva. Hasta hace poco, todavía tenía un trozo de tela humedecida sobre la delicada piel de mi cabeza. Algún día debería dedicar un post al tema de lo sensible que es la piel de las calvas.

domingo, mayo 24, 2009

Una madre sonriente



Esta madre muestra con una gran sonrisa una pintada sobre su vientre en la que se dice que su hijo está a favor del aborto.

Francamente, ¿crees, de verdad, que si tu hijo pudiera hablar diría eso? En serio, ¿lo crees? O más bien la más pequeña posibilidad de que eso sucediera, ¿no le estremecería?

En tu mano está acabar con su futuro, o dejar que tenga una vida sobre este mundo. Pero esa posibilidad está en tu mano, sólo porque unos políticos han decidido sobre ese tema. Aunque tanto Zapatero como Obama, al ser preguntados cuándo comenzaba la vida humana, respondieron ambos que no lo sabían. ¡No lo sabían! Pero los votos son los votos.

Si lo moderno fuera ser pro vida, si eso fuera de izquierdas, si eso fuera progresista, defenderían la vida de los niños no nacidos con toda la fuerza de sus discursos (escritos por otros), con toda la vehemencia que les indicaran sus asesores de imagen.

Pero desgraciadamente para decenas de miles de niños que no verán la luz del sol, los intereses electorales de los políticos van por por otro camino distinto del de defenderlos.

viernes, mayo 22, 2009

Los políticos no son tan malos como parecen III


Quizá los posts de mis días anteriores sobre la política hayan podido un poco desencantados. Vaya por delante que a mí la política me parece una de las actividades más nobles y beneficiosas a las que se puede dedicar un ser humano.

Pero hay que reconocer, para poner remedio, que la política, hoy día, se basa en la imagen y sólo en la imagen. El político es un comerciante de la imagen. Los hechos, los resultados, no importan tanto como la imagen.

Que no quepa ninguna duda de que la sociedad podría ser mucho más justa, los recursos gastados más eficientemente y la vida más segura, si los que organizan todo se dedicaran a su trabajo con el entusiasmo de una vocación. Pero lo cierto es que muchos recursos se gastan mal, no hay interés por ideas emprendedoras, y en ocasiones se llegan a hacer mal las cosas a sabiendas de que se hacen mal.
Ojalá que surja en este país o en otro, algún político cristiano, carismático, vocacional, que arrastre a las masas, y que sea como un faro que muestre a todos lo que es la Política con mayúsculas.

Lo que me da pena de la situación actual, es que al final los que sufren las consecuencias son personas concretas.

Los políticos no son tan malos como parecen II.


(Sigue del post anterior.) Los políticos profesionales saben que tienen el monopolio de la representatividad popular. Es un monopolio no legal, pero sí real. Con lo cual, la política se ha transformado en una industria, con sus estudios de mercado y sus campañas.

En esta industria, no importa lo que digas para ganar. Ya se cuenta con que hay un divorcio total, radical, entre lo que se promete y lo que después se hace. Lo único que importa en esta industria es que la inmemorial alternancia se siga manteniendo. Doy por supuesto que todos los países acaban en esa imperecedera alternancia.

En esta industria de la imagen, la verdad no importa para nada. Será casi imposible para la masa saber la verdad. Además, la verdad a veces parece muy poco creíble. La industria política lo primero de lo que se ocupa es de que las tres ramas, se unifiquen en una.

Los políticos del ejecutivo podrían dejar, si quisieran, el poder legislativo en manos independientes. Pero ya nadie es independiente. Podrían dejar la cúpula del poder judicial en manos de hombres justos. Pero esto es una industria, no el país de las utopías.

Por eso no me siento tranquilo sabiendo que la crisis, y tantas cosas importantes de cada país y del mundo, están en manos de los que son, en general, los más falsos de cada nación, los que mejor viven, los que les importa un bledo el bien común. Por supuesto que no todos son así. Pero nueve de cada diez políticos son gente de la industria.

Mitra que se guarda en la catedral de Westminster

Un bello velo de cáliz diseñado por el arquitecto Pugin en el siglo XIX

miércoles, mayo 20, 2009

Los políticos no son tan malos como parecen



A este niño se le nota que le gusta la política.

Imaginemos que vamos a un restaurante y nos dan una mala comida: mala calidad, carne cruda, fría y el pan enmohecido. Le pedimos explicaciones al chef y nos contesta: la cocina es así, señores. No puedo hacer nada por ustedes.

Imaginemos que llevamos nuestro coche a un taller. Al cabo de un tiempo el mecánico nos dice que ha arreglado el limpiaparabrisas, pero compruebo que no lo ha hecho, y a pesar de todo quiere cobrarme. (Este ejemplo no es ficticio, me pasó. No voy a seguir hablando mal de los talleres mecánicos, porque podría seguir todo el post.) Imaginad que llamo al jefe del taller y que éste me contestara que lo siente que me hayan mentido a conciencia y que me intentaran cobrar sin arreglar anda, pero es que la mecánica es así.

Pues bien, esto es lo que pasa con los políticos. Ellos son los seres más responsables, honrados, idealistas, sencillos, inteligentes, corteses, románticos, pragmáticos y graciosos del mundo, lo que pasa es que la política es así. Puedes quejarte lo que quieras. Ellos saben que nosotros votamos, pero no elegimos. Tienen la sartén del monopolio político bien cogida por el mando, y lo que les digas les trae al fresco. Puedes gritarles lo que quieras, después te pasan la factura del bistec frío y el parabrisas estropeado.

martes, mayo 19, 2009

Dando un ingenuo paseo por el campo este domingo


Ayer hablé del doctorado honoris causa de Obama. Un doctorado de ese tipo es un trozo de papel acompañado por un cierto número de aplausos.

Los aplausos no deben movernos a engaño. He estado en muchos auditorios, reducidos y numerosos, y he comprobado que la masa tiende a aplaudir cada vez que todos aplauden.

Si todos aplauden a rabiar, tú sientes un impulso inconsciente a aplaudir. Si todos saltan, tú sientes el impulso de saltar. Si todos usan gafas de pasta, sientes el impulso de usar gafas de pasta.

Por eso Obama haría bien en no fiarse. Mañana aplaudirán a otro. A otro que quizá diga lo contrario que él. Incluso aplaudirán al que diga que Obama era malo. Probablemente la masa volvería a aplaudir a que diga que Obama era malo, y que también era malo el que decía Obama era malo. Y aplaudirán a los tres con el mismo entusiasmo, con las mismas lágrimas en los ojos.

La gente es así. Es así, por lo menos, desde el Paleolítico. Por eso esto de los papeles con aplausos hay que tomárselo con un poco de escepticismo. A mí, siempre que me van a dar un homenaje, pregunto si hay cena. Por lo menos hoy ceno, pienso.

A Dios toda la gloria

lunes, mayo 18, 2009

Obama ya es doctor honoris causa. Es decir, que le han dado otro trozo de papel.

La decisión de Notre Dame de Indiana de otorgar a Barack Obama un doctorado honoris causa, ha sido ampliamente positiva, porque se le han puesto en contra en un solo día todos los obispos, un sinfín de estudiantes y la inmensa mayoría de las universidades religiosas, incluso las no católicas.

El tema ha suscitado una oposición tan fuerte, tan agria, que la próxima vez que le comuniquen que le otorgan un doctorado, salvo que sea en China, les va a despedir con cajas destempladas.

Las palabras de Obama han sido pura poesía: Cuando abrimos nuestros corazones y mentes a aquellos que puede que no piensen como nosotros es cuando descubrimos al menos la posibilidad de puntos en común.

La postura de Obama es abrid vuestros corazones, y dejadme a mí hacer las leyes. Este hombre es la monda. Después el Presidente dijo: El encontrar puntos de contacto incluso entre personas de buena voluntad, hombres y mujeres con principios y valores, puede ser difícil.

Sobre todo cuando se mata a los niños es difícil encontrar puntos de contacto.

El Presidente añadió: Cada lado seguirá planteando sus argumentos al público con pasión y convicción. Pero debemos poder hacerlo sin reducir a la caricatura a aquellos que tienen puntos de vista diferentes.

Eso está muy bien, pero el dibujo de arriba no es una caricatura. Pero si el partido manda ser pro vida, pues se es pro vida. Y si manda ser pro aborto, pues se es pro aborto.

En fin, que Obama se fue por las ramas, nos dijo unas cuantas poesías, y a otra cosa mariposa. Como con el asunto de Guantánamo, bonitos discursos, bonitas palabras, pero allí está Guantánamo, en pié. Guantánamo en pié, los niños abortados por el suelo y los laboratorios investigando con embriones.

Todo sobre mi madre

Bueno, llevo varios días sin poner mi peso porque me ha venido mi madre a visitar. Cuando tu madre te viene a visitar, no es el mejor momento para hacer una dieta. Mi madre se ha vuelto muy obsesiva con esto de la comida. Me está riñendo todo el día: esto tiene colesterol, esto engorda, esto no es sano, esto tiene muchos conservantes, además a vosotros los espirituales os tendría que gustar hacer ayuno.

No, si me gusta mucho el ayuno, pero lo hago cuando tú no estás, mamá, le digo para salir del atolladero. Pues te sobran cinco kilos, me responde. Entonces yo le hablo del padre Pío, de Juan XXIII, de Santo Tomás de Aquino.

Eso sí, en casa no me causa ninguna distracción de mis deberes. Se ha vuelto adicta al Canal Viajar. Se sienta en el sillón, se pone los cascos, y viaja a Rusia, a Noruega, a islas tropicales, a Tarragona. Después, para hacer un poco de ejercicio, se levanta y se pone a limpiar.

Yo no digo nada. Que reorganice los armarios, que me cambie las cosas de sitio, hace tiempo que comprendí que la paz domestica consiste en un aquiescente laissez faire.

sábado, mayo 16, 2009

¿Existe alguna conspiración mundial?

Una de las cosas que he visto claramente en la vida, es la cantidad de gente dispuesta a creer en conjuras, conspiraciones y planes para dominar el mundo. Hoy mismo tengo un paseo con un ex testigo de Jehováh, que es un hombre creyente en la Biblia y en las malas artes del Club de Bilderber para dominar este planeta.

Debo reconocer que en estas historias fantasiosas son siempre cuatro los protagonistas posibles: la ONU (la pobre, qué más quisiera que tener poder), la Unión Europea, los grupos malignos de banqueros, empresarios y políticos (hay que desconfiar del capital) y por último algún tipo de secta satánica (mejor si esto se combina con asunto templario o masónico).

Nunca creí en el Triángulo de las Bermudas, ni en el Monstruo del Lago Ness, ni en los ovnis, ni tampoco en las conspiraciones, más que nada porque en Barbastro (Huesca) no somos muy dados a las fantasías. En mi época, era una población muy pegada a la tierra, a lo concreto. Me acuerdo, y no es broma, de un familiar que cada vez que hablábamos de los dinosaurios (yo era un niño), él decía que no creyéramos en esas fantasías, que eso le sonaba a cuento de hadas.

Crítica de Ángeles y Demonios

Que Dan Brown es un ignorante metido a escribir novelas no es ninguna novedad. Sus errores son colosales, continuos y admirables por su santa ingenuidad.

La película Ángeles y Demonios es lo de siempre. Situación: La Iglesia está infiltrada por una secta de malos malísimos. Héroe: Típico profesor descubre a los malos. Método: idea genial que surge mirando un plano y uniendo con una regla esos puntos.

Los novelistas de series de televisión siempre encuentran al asesino uniendo líneas entre puntos. Sea dicho de paso, esos puntos no están donde dice Dan Brown. No están ahí ni en pintura. Hace unos meses vi un reportaje de la BBC sobre Roma, y el presentador se preguntaba cómo Brown se empeña en situar las cosas donde no están.

Esta manía de los guionistas de encontrar a los villanos a base de unir puntos, es algo que me tiene muy intrigado. Parece una fijación.

Lo que más gracia me hacía, es que la película hace hablar a los cardenales de acuerdo al poco conocimiento de Brown sobre los temas eclesiales. Los cardenales en el cónclave dicen cosas que no se le ocurrirían ni al que asó la manteca. Sin ningún género de duda hasta los porteros del Vaticano hubieran escrito unos diálogos más realistas.

Afortunadamente, no puso a los cardenales con sables-láser. Pero una base del Vaticano en la Luna hubiera pegado perfectamente con el tono del guión. Probablemente no se le ocurrió a Brown esconder a Hitler, ya anciano, en los sótanos de la Santa Sede. Probablemente no se le ocurrió. Desde luego, en la novela valía todo, podía caber cualquier cosa, y todo se arreglaba a cada momento deus ex machina. En algún momento llegué a pesar que aparecería por ahí Gandalf.

Lo mejor que podemos hacer los cristianos es no hacer ganar dinero a la productora. Resistid la tentación de verla. Ofrecedle a Dios ese pequeño sacrificio. Ya la veréis cuando la pongan en la televisión. La productora conmigo no ganó ni un duro. Entré en el cine por amistad con cierta persona. Sí, gratis. De algo me ha servido el tener un cierto trato con los ángeles y los demonios.

viernes, mayo 15, 2009

La cara de Aído, nuestra Ministra de Igualdad, y la cara del Cardenal Spellman.

La foto de hoy la he escogido porque el cardenal Spellman de Nueva York siempre sale en todas las fotos con esa cara de niño, una cara fresca, bondadosa, con un punto de ingenua picardía. Su sonrisa es de una sinceridad y de un encanto inigualable. En todas las fotos en las que aparece él, y he visto muchas, siempre sale formidable.

Qué distinta su cara de las caras de los de Izquierda Unida que promueven activamente el aborto. Poned a cinco personas de la Adoración Nocturna junto a a cinco activistas comunistas (todavía quedan) y mezcladlos. Os aseguro que distinguireís con toda facilidad a las ovejas piadosas de los seguidores de Lenin.

Especialmente los activistas pro aborto tienen escrito en el rostro la oscuridad de sus ideas. La cara refleja mucho.

Me acuerdo que vi en un reportaje cómo juzgaban los nazis a un obispo ortodoxo checo. Era muy irónico, porque el obispo y su sacerdote eran las únicas personas con cara de gente decente en la sala. Los acusados tenían la decencia escrita en el rostro, y los guardias y los jueces parecían criminales.

Al final, el carácter sagrado de las leyes de Dios prevalecerá.

El aborto es un crimen, señora ministra Aído. No sólo es un pecado, también es un crimen. Lo que digan las leyes sobre el aborto es completamente indiferente. Sé que usted se ha permitido dar lecciones a los obispos últimamente sobre este tema. Pero usted nunca saldrá en las fotos con esa frescura que Spellman seguía teniendo cerca de los 70 años. Al revés, usted, incluso cuando sonríe muestra en sus dientes qué hay dentro de su alma. Sé que mi post le parecerá duro si lo lee alguno de sus seguidores, pero el futuro es nuestro.

jueves, mayo 14, 2009

Los curas y la playa

Estos días pasados han pillado los periodistas al pobre padre Alberto Cutié con una chica en la playa dándole un beso y tal. Estas cosas ocurren por ordenar a curas guapos. Sólo hay que ver una foto de la cara del citado sacerdote, para darse cuenta de que tenía la catástrofe escrita en el rostro.

Después de ver la foto de este colega, me he mirado al espejo, y mi cara me parecía la de Quasimodo a su lado. Encima dicen que tiene cuarenta años. Lo dudo. Tengo su edad, y a su lado yo parecería su padre. Y de barriguita nada de nada. Al revés, unos músculos bien forjados en el gimnasio. Cuánto daño hacen los gimnasios a los curas. (Cuando un cura me dice que hace un poco de gimnasio, siempre exclamo: prefiero verte gordo.)

Todos estos factores hicieron prever a este blog el desastre hace tiempo y que el joven cura iba a decir que no había enviado sus barcos a luchar contra los elementos.

Estos peligros están muy lejos del cura hispánico de toda la vida: gordo, ensotanado, gafas de culo de vaso. Esos curas de pata negra, el cura de siempre, a lo Don Camilo y don Pepone, esos no dan ningún susto.


¿Pero entonces qué hacemos con los guapos que llamen a la puerta del seminario? Pues para ellos está el Opus Dei o los Cursillos de Cristiandad.

Con este post lo que quiero es quitar hierro al asunto, no sea que a alguno de Izquierda Unida le de por pedir la reprobación del pobre padre en el Congreso. Estos de Izquierda Unida se toman muy en serio las cosas de la religión y semejante escándalo podría provocar cientos de apostasías. o que quizá algún comunista se queme a lo bonzo delante de nunciatura para fastidiar a la Iglesia. Ya se sabe que estas cosas les afectan mucho.

martes, mayo 12, 2009

Transubstanciación


Normalmente cuando celebro misa me imagino la Cruz de Cristo delante de mí. No todo el rato, pero sí en algún momento, o en varios. Me imagino la Cruz real del Calvario con detalle.

Sin embargo, en Pascua, me imagino a Jesús resucitado sobre el altar, de pie.

Otra cosa que he pensado durante la misa de hoy, es cómo habría que decir la fórmula de la transubstanciación: ¿con qué devoción, con qué unción, con qué respeto, con qué consciencia, con qué perfección?

¿Cómo pronunciaría un ángel esa doble fórmula, si ellos pudieran hacer tal cosa? Ya que ellos no pueden realizar la consagración, ¿cómo cantarían ellos, al menos, el Gloria, o el Sanctus?

En una misa privada, uno puede centrarse exclusivamente en el Misterio. En una misa con fieles, uno trata de centrarse en el Misterio, pero es también una cena y uno se fija en las ovejas del rebaño.

Las dos formas de celebrar misa son buenas, pero para el sacerdote, la primera, siempre resulta especialmente provechosa, pues permite penetrar en la esencia sin la más leve distracción, dedicando el tiempo que el alma necesite para alimentarse espiritualmente de cada momento de ese banquete invisible.

Israel benedictus et maledictus

Ahora que el Santo Padre está en Israel, me gustaría hacer algunas reflexiones.

Dado que soy cristiano, siempre he considerado a los judíos como miembros de mi familia. Miembros de una familia espiritual.

Conocer más al pueblo judío, supone conocer más mis raíces, conocer más de donde venimos.

Ellos son el Antiguo Testamento vivo. Si bien, en el Nuevo Pueblo Elegido están vivos el Antiguo y el Nuevo Testamento.

Nada hay que tenga el antiguo pueblo elegido, que no lo tenga el nuevo.

Yo sólo les pido a los judíos que sean judíos. No tienen que mimetizarse con la sociedad no judía. Ellos tienen que ser ellos mismos, distinguirse, porque ellos son la prueba de que las bendiciones de los Patriarcas siguen vigentes.

Ellos siempre estarán allí, no importa lo que les persigan. Siempre volverán a prosperar. Ellos son un signo más en el mundo de la existencia de Dios.

Israel, maldito por todos los que le odian, pero bendecido por todos los que creemos en el Dios de las dos alianzas.


--------------------

Estado de humor: apoteósico tirando a moderado con rachas frías.
Peso: 86,1
Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:

http://quelugartanbonito.blogspot.com/

...

lunes, mayo 11, 2009

Hay libros que están en el Olimpo por derecho propio.


Hace unos días, acabé de leer por segunda vez El hijo pródigo, la gran obra de Nouwen.
Hay libros actuales muy afamados que por más que los he examinado nunca he sabido qué les veían otros para celebrarlos tanto. Mientras que desde que lei las primeras páginas de la obra de Nouwen, supe que estaba ante una obra de una altura esplendorosa. Lo he leído por segunda vez y al acabarlo tengo la certeza de que podría leerlo una tercera con igual aprovechamiento. No me resisto a trascribir aquí su final:

Cuando hace cuatro años, fui a San Petesburgo a ver El hijo pródigo de Rembrandt, no tenía ni idea de durante cuánto tiempo iba a tener que vivir lo que vi entonces. (…) Me condujo desde el hijo menor, arrodillado y desarreglado, hasta el anciano padre de pie e inclinado, desde el lugar donde era bendecido al lugar de la bendición. Cuando miro mis manos sé que me han sido dadas para que las extienda a todo aquél que sufre, para que las apoye sobre los hombros de todo el que se acerque y para ofrecer la bendición que surge del inmenso amor de Dios.

Estado de humor: beatífico
Peso 86.4 kg


Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:

domingo, mayo 10, 2009

El futuro

Hoy me entretenía con este pensamiento que os participo:

Dios que ha creado a Leonardo Da Vinci, a Borges, a Churchill, ¿qué quiere de mí? ¿Qué quiere específicamente de mí? ¿Para qué me ha creado exactamente?

Para Dios, yo soy tan importante como ellos. Me ama tanto como a ellos. Y seguro que quiere algo concreto que haga en la Historia, en el espacio de tiempo que me ha concedido vivir.

Sé que no me quiere en una orden religiosa. No tengo ni la más pequeña duda de que mi futuro está dentro del sacerdocio secular al que pertenezco.

Realmente no sé por qué seré recordado cuando muera. Me dejo llevar. Qué haga de mí lo que quiera. A día de hoy, no lo sé. Me dejo sorprender. Estoy abierto a las sorpresas. Me gustan. Sé que mi Padre tiene una capacidad infinita para sorprenderme.

Sorpréndeme, Señor.


Estado de humor: feliz con esperanza
Hoy no hay ziritione.
Peso 86.6 kg
Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:

sábado, mayo 09, 2009

To blog or not to blog?

¿Qué es un blog?, ésa es una pregunta que llevo haciéndome desde hace años.

Mi blog es un lugar donde un par de comentaristas vivían. Por lo menos eso parece a juzgar por los 50 comentarios que al día dejaban bien repartidos a lo largo de toda la jornada.

Mi blog tenía su bodega infernal. Un lugar donde odios ácidos fermentaban en forma de todo tipo de comentarios cargados de ira.

El blog también ha supuesto una plaza pública en la que me he encontrado con muy buenas personas, con las que he cenado, he paseado y he ido al cine.

El blog ha sido una red cuyas ramificaciones llegaban a distintos países. Encontrando en lugares lejanos del mundo rostros que no conocía, pero que eran amigos.

Un blog es una ventana, un puente, un bloc de notas que se deja hojear, es un permiso para asomarse a alguien.

Después de unas consideraciones tan dulzonas, añado dos citas para volver a tierra. Como siempre no tienen mucho que ver con lo anterior:

-El Derecho es muy bonito, si no fuera por los clientes.

-¿Que sea yo misma? He sido yo misma durante ocho años y no ha funcionado.Lisa Simpson


Estado de humor: críptico
Nivel de ziritione: Tanto ziritione cansa. Ya estoy un poco harto del ziritione.
Peso: exactamente igual que el de ayer, pero más que mañana

Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:
http://quelugartanbonito.blogspot.com/

viernes, mayo 08, 2009

86,8 kgs: ¡No pasarán!

Bien sabéis que este blog trata de la crisis de los 40. Aunque en algún momento pareció tratar en exclusiva sobre el colesterol. Hoy día más bien parece centrado en mi dieta.

Ayer no cené. Resultado: 200 grs. menos que el día anterior. Dicho de otro modo, unos miserables y escasos 200 grs. que no se me notan en ningún lado. Según cómo me balancee en la báscula, hasta puede que sean menos.

Estoy dispuesto a no cenar una o dos veces por semana hasta ganar la apuesta. Ganaré la apuesta sea como sea, aunque sea la última cosa que haga en esta vida.

Lo cierto es que me peso cada día y dado lo que me esfuerzo en perder kilos, no entiendo como mi peso se ha petrificado. He llegado a pensar que quizá asimilo nutrientes a través del aire.
Otra posibilidad de que no pierda peso está en el dicho: el ojo del amo engorda al caballo. Como bien sabéis hemos cambiado de obispo. Este cambio episcopal quizá sea la causa de algunos kilos de más.

Estado de humor: allegro molto
Nivel de ziritione: 5.5
Peso 86.8 kg
Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:

jueves, mayo 07, 2009

Voy a luchar

Hoy por la mañana fui feliz a la báscula. Ayer anduve dos horas subiendo un monte cercano a Alcalá. Me moderé totalmente al sentarme a la mesa. Comí alimentos aburridos, insulsos. Lo último que me esperaba hoy era encontrarme que había engordado 200 grs.

¿De dónde han salido esos 200 gramos? Francamente, no me esperaba esta traición de la naturaleza.
No me lo podía creer. ¡Pero si había hecho los deberes! Insisto, ¿de dónde han salido?
Después me he rehecho, he afrontado la situación con gallardía.

Hoy he contraatacado con todas mis armas. Ha sido como el Imperio contraataca, pero en versión dietética y con ejercicio. Ahora bien, si esto de hoy ya no funciona, me resignaré a ser un Juan XXIII más.

La frase que más me viene a la cabeza estos días es: la alegría ha huido de mi mesa. Mañana os manifestaré mi peso, mi peso concreto. Hoy no tengo ánimos. Mido 1.80m, tampoco es que me sobren muchos kilos. Pero los que me sobran se me ven mucho. Y además no tienen ninguna intención de retroceder, van a vender cara su piel. Pero voy a luchar. Vaya que si voy a luchar.
Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:

martes, mayo 05, 2009

Sin acritud y desde el respeto

Me gustaría escribir unas líneas respecto a algunos artículos escritos por el profesor de Tokio Juan Masiá. Lo primero que debo aclarar es que no le considero mal, sino un hermano en la fe y un miembro de la Iglesia. No obstante encuentro no pocos desenfoques en su teología.

Le gusta citar a San Pablo cuando habla de la libertad. Siempre que cita al Apóstol, parece que éste le da la razón al profesor. He llegado a pensar que Saulo y Masía eran amigos. Pero después leo todo San Pablo y veo que también hay un Saulo que da doctrina, que ordena, que gobierna con autoridad, que excomulga, que no tolera disensión en la fe y que se somete él mismo enteramente al juicio del colegio apostólico.

Al profesor tokiota le sirve el Pablo parcial. La Iglesia, no obstante, acepta a Pablo entero, no le estorba ninguno de sus versículos.

Por otra parte, ¿de qué sirve citar como autoridad a Pablo para dirimir cuestiones, cuando uno no acepta la inerrancia de la Sagrada Escritura? Si en la Biblia hay errores, si no es una autoridad perfecta, si no es la Palabra de Dios que nos habla, entonces citar a San Pablo ya no sirve para dirimir cuestiones, sólo tiene un valor histórico, únicamente tiene el valor de una cierta autoridad.

La Palabra de Dios o es la Voz del Señor, o si no su autoridad es muy relativa, mejor dicho, completamente relativa.

Podemos clamar por la libertad todo lo que queramos, con todas nuestras fuerzas, a pleno pulmón, pero no podemos olvidar que la fe es un tipo de obediencia, es un sometimiento, un inclinar la cabeza.

Escribo estas líneas sin ninguna acritud, pero con la seguridad de que la visión de la Iglesia de mi hermano Masiá sólo tiene fundamento en algunos versículos de la Palabra de Dios. Mientras que la visión sencilla y humilde de los santos, de los místicos, del Magisterio, de los Padres de la Iglesia, de la Madre Teresa de Calcuta, del Padre Pío, del Cura de Ars, acerca de lo que es la Iglesia permanecerá cuando Masiá y yo seamos sólo un recuerdo.

Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:
http://quelugartanbonito.blogspot.com/

lunes, mayo 04, 2009

¿Por qué a veces la esposa ideal se casa con el energúmeno perfecto?



He conocido a esposos bastante tontos. Esposos que tenían en casa a una mujer hacendosa, discreta, ahorradora, guapa y encima de misa diaria. Y esos esposos pasaban los años haciendo tres cosas simultáneamente:

A: No valorando a su esposa, riéndose de ella y sus creencias todo el tiempo.

B: Tratando de hacerle la vida imposible al menos una vez al día.

C: Creyendo que él era tan guapo, tan inteligente y tan irresistible, que podría conseguir otra esposa con sólo chasquear los dedos.

Además, estas esposas (o esposos), acaban arrastrando al cónyuge a misa y les veo varias veces al año. Normalmente trato de poner una cara neutra que oculte mis verdaderos pensamientos acerca del sujeto que tengo delante. Encima este tipo de esposos, cuando vienen a misa, piensan que les tienes que estar muy agradecidos de que se hayan dignado a hacer acto de presencia.

Cuando les digo adiós, pienso: menos mal que no le tengo que aguantar en casa.

Después está la suegra, pero ésa es otra historia.


Estado de humor: con un arco iris en mi corazón, pero con algunos indios alrededor de la diligencia de mi vida
Nivel de ziritione: 7.5
Peso 86.6 kg

Do sostenido

En los últimos días he excursionado varios lugares por la Red. He andado por sitios que respondían a mis admiraciones y también a mis curiosidades.

Del lado de mis admiraciones, he mirado muchas fotos de Marguerite Yourcenar, Robert Graves y unos cuantos autores más.

También he leído sobre el ocaso de varios actores. No porque me interesaran sus vidas, pero sí que tenía curiosidad por saber cuáles habían sido los finales de sus días. Entre estos he buscado como atardecieron Errol Flynn, Charles Laughton y Benny Hill.

También he recogido los subtítulos de varias páginas sobre el retrofuturo. Los subtítulos (debajo del título de cada web) eran muy inteligentes, entresaco estos dos:

-Where Yesterday’s Tomorrow Is Still in the Future.
-The future that never was.

Del cuaderno personal de notas de Yourcenar entresaco esta impresionante cita de un filósofo griego:

Los niños matan las ranas por juego, pero las ranas mueren de verdad.



Estado de humor: moderadamente feliz con entreclaros y algo de humedad
Nivel de ziritione: 7.3
Peso 87.4 kg

Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:
http://quelugartanbonito.blogspot.com/

sábado, mayo 02, 2009

Las apuestas, el azar y la salud

Yo nunca hago apuestas. Pero hace pocos días he aceptado una. No ha sido por dinero, ni por amor al azar, sino por mi amor a mi cuerpo. Un amigo apostó que no era capaz de perder cinco kilos en dos meses. Lo estuve pensando dos días. Pero el amigo revoloteaba alrededor de mi cabeza con un zumbido constante: no lo lograrás.

Tras mucho recapacitar, acepté. Tengo hasta el 29 de junio para quitarme de encima esa grasa corporal que no me sirve para nada en concreto.

En este viaje, partí con un peso de 87.2 kg. Tres días después y tras ímprobos esfuerzos, he perdido 0.2 kg, llegando a la conclusión de que quizá algo más que la comida sea lo que me hace engordar.

Como el tema de la masa forteniana es de interés general, cada día al final del post ofreceré ése y otros datos a la feligresía.

Estado de humor: alegre con nubes
Nivel de ziritione: 7.8
Peso 87.0 kg

Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:

El momento sagrado


Hoy estaba celebrando misa y me he percatado de que el hecho de que el cáliz fuera consagrado al final de la cena, debía tener algún tipo de simbolismo


En ese mismo momento de la misa, el de la consagración, también me he hecho consciente de que se dice de la copa que es el cáliz de la Nueva Alianza. ¿Por qué se dice eso del cáliz sólo, cuando el pan consagrado también lo es de la Nueva Alianza?


Entonces me ha venido a la mente lo siguiente: Que el pan eucarístico representa el nuevo maná, mientras que el vino rojo representa la sangre y por tanto la Pasión de Jesúcristo. De forma que en las especies están simbolizados la Antigua Alianza y la Nueva, el Primer Testamento y el Segundo.


Por eso el pan fue consagrado al comienzo de la Última Cena y el vino al final. Sobre el altar tenemos el nuevo maná que alimenta al nuevo pueblo elegido, y la Sangre derramada en la Cruz.
El pan se produce con el calor del horno, que representa el calor del desierto. El vino se produce con el desgarramiento de las uvas, que representa el desgarrarse de la carne de Cristo.


Tanto el pan como el vino son símbolo de la muerte y la resurrección. De la muerte, porque los granos del cereal tienen que ser triturados y los granos de la vid prensados. Pero después reaparecen en una forma distinta y más noble: el pan y el vino.


Ambas especies son símbolo de los dos pueblos. El pan que se hace con muchos granos de trigo, símbolo del Pueblo Elegido Israelítico que pasó por el horno del desierto. El vino se hace con muchos granos de vid, símbolo del Nuevo Israel que pasó a través de la Sangre del Mesías.

Por supuesto que las dos especies consagradas son un sacramento de la Nueva Alianza. Pero creo que en ese sacramento hay símbolos dentro del símbolo.



Si quiere dejar comentarios, hágalo aquí:

viernes, mayo 01, 2009

Pónganse unas palabras del Papa, añádase el Congreso de los Diputados y agítese fuerte


Muchos han criticado que el parlamento español vaya a votar si reprueba al Papa por sus palabras en África. No seré yo el que me sume a esa riada de críticas.
El Parlamento, como cuerpo representativo de la voluntad popular, debería zanjar o al menos esclarecer una serie de cuestiones que están en el aire.
Así que no condeno la decisión de que esto se debata en el Congreso. Por el contrario, sugiero a la Cámara Baja que aproveche ese ímpetu clarificador e incluya los siguientes temas de debate en su diario de sesiones para la próxima semana:

¿La Tierra es redonda-ovalada o redonda-elipsoidal?

¿Quién estuvo detrás de la muerte de Kénnedy?

¿Existe Dios? Y en ese caso, ¿existe la Iglesia autodenominada católica?

¿Fue antes el huevo o la gallina?

¿Debería el Príncipe Felipe ser ungido en el pecho cuando asuma sus funciones? ¿Debería ser monseñor Rouco el que realizara tal operación o es preferible un prelado castellano de pura cepa?

Dado que ya se ha votado por parte de los congresistas la reprobación del alzamiento en la Guerra Civil, propongo asimismo que se vote:

-la reprobación de la invasión napoleónica,

-la reprobación del comienzo de las hostilidades francoprusianas de 1870

-la reprobación de la ejecución de Sisberto por parte de Recaredo.

La condena de esta última ejecución la considero parte esencial de la recuperación de la memoria histórica.

Estamos en un estado laico, así que no nos podemos andar con tonterías y timideces, de forma que animo además al Senado a que le conceda a Zapatero el título de Defensor Fidei.