viernes, julio 31, 2009

¿Dios es laico o sacerdote?

Hoy quiero lanzar una pregunta que me ha surgido y a para la que no tengo todavía una respuesta clara: ¿Dios es laico o sacerdote?

La pregunta puede parecer que la hago en broma, pero nada más lejos de mi intención. Conociendo el significado de laico y de sacerdote, ¿Dios es lo uno o lo otro? ¿O no es ninguna de la dos cosas?

Dios no es ni hombre ni mujer. Dios no es ni alto ni bajo. Pero en el caso de la pregunta que hago no tengo tan claro que no sea ni laico, ni sacerdote.

Porque el sacerdote es el que ofrece sacrificios, y Dios se ha ofrecido todo Él en sacrificio, lo ha hecho en el Hijo, pero lo ha hecho Dios. Es cierto que el Hijo se ofrece al Padre en sacrificio, pero también es cierto que el Padre y el Espíritu Santo estaban allí en el Calvario.

Por otra parte, Dios es la fuente primigenia de todo sacerdocio. Todo sacerdocio auténtico proviene de una única fuente que es Dios.

Sin embargo, sigo sin tenerlo claro. Aunque me inclino a pensar que sí, que Dios es un Dios sacerdotal, que Dios mismo se ofrece por nosotros a la mayor gloria de Dios. Dios no se puede ofrecer Él mismo a sí mismo, nadie puede ofrecer algo a sí mismo, no tiene sentido. Pero a través de la vida trinitaria sí que es posible: el Hijo se ofrece al Padre. Por otra parte, Dios se ofrece a la Humanidad. Es decir, todo Dios, entero, se ofrece pro nobis. En ese sentido, sí que Él es sacerdote de sí mismo.

La donación ha sido total. No podemos tomar su naturaleza íntegra, pero sí una participación, sí su perdón, su gracia. Él se ha dado entero, se ha sacrificado. Él se ha dado sin buscar ningún fin egoísta, su sacrificio, no puede ser más que ad maiorem Dei gloriam.

El post de hoy puede parecer un mero juego intelectual, pero creo que ésta es una cuestión de una profundidad abismal. No suelo leer los comentarios, pero hoy sí que lo haré.

Este blog lo leen no pocos sacerdotes y personas que saben de teología, así que espero mañana poder ofrecer el resultado de mis reflexiones tras haber escuchado a todos.

jueves, julio 30, 2009

Un mundo jesuítico

Lo interesante de la obra de Kircher es que aunque ésta intenta reflejar el mundo, su obra refleja una realidad subjetiva, otro mundo. Si resulta tan fascinante asomarse a los grandes folios de sus volúmenes, es porque esos libros contienen un cosmos paralelo: el mundo tal como fue visto y entendido por un jesuita del siglo XVII.

Su obra no pretende reflejar toda la realidad, nunca lo pretendió. Y es precisamente en sus decisiones al escoger qué temas va a explicar, donde se erige un Mundum Kirchereum.

Dado que sus libros hoy yacen en algunas bibliotecas, no muchas, este mundo personal también forma parte del mundo. Y así el mundo es mucho más que eso que algunos consideran el mundo objetivo. El mundo contiene dentro de sí todas las visiones subjetivas que de él han tenido cuantos han pasado o estamos pasando por él.

miércoles, julio 29, 2009

Athanasius Kircher o la ciencia hecha belleza


A lo largo de los últimos años uno de los personajes sobre los que he leído con delectación es sobre Athanasius Kircher, un jesuita del siglo XVII. Recuerdo cuando tenía dieciséis años cómo miraba en el escaparate de la Librería Ibor, las portadas de aquellos misteriosos inmensos volúmenes del citado autor. Lo que me atraía de esos volúmenes eran sus ilustraciones.

Veinte años después pude hojear sin prisa esos volúmenes y descubrí que el interior era mucho más fascinante de lo que prometían sus cubiertas. Todavía hoy me admiro ante una persona cuya mente era una biblioteca, y que logró erigir página a página una especie de enciclopedia subjetiva, llena de parcialidades, desorganizada, pero salpicada de profundidades y dotada de una belleza sin igual.

Escribió sobre obeliscos, sobre el arte de la luz y de la sombra, sobre los astros e infinidad de mecanismos de su época, sobre los números y los volcanes, sobre historia y sobre el mundo subterráneo, sobre el Arca de Noé y sobre el lenguaje copto.

Las láminas que iluminan sus libros son formidables, un verdadero laberinto donde perderse con fascinación. Una obra tan grandiosa, tan amplia como fascinante, seguro que tuvo detrás a un hombre igual de fascinante.

martes, julio 28, 2009

Análisis de la caída papal por tropiezo con pata de lecho.



Claro, claro, esto sí, ¡esto sí! Ahora sí que encaja todo. No había querido yo decir nada con el dichoso asunto de la ducha, pero había algo en la historia de la ducha que no encajaba. Dado mi análisis teológico y eclesial de la caída siempre me extrañó mucho que todo este enojoso asunto diese vueltas alrededor de una ducha. En la intimidad yo siempre me incliné por la pata de una cama o por la de una cómoda. Ahora sí que encajan todas las piezas del puzle.

¿Acaso no es bonita la imagen de un Papa que en la oscuridad se levanta y busca la luz? ¿Que hay caídas en ese proceso de búsqueda? ¡No pasa nada! Se volverá a levantar y retornará a su búsqueda. ¿Que cae una y otra vez? Se volverá a levantar una y cien veces.

La noticia se completa con una frase esplendorosa tantas veces repetida por los portavoces vaticanos: Lo demás ya se sabe, aseguró.

Aunque he sentido la tentación de analizar en catorce posts el tema de la pata de la cama (un lecho papal da mucho más de sí que una vulgar ducha), he resistido la tentación y mañana hablaré del rey que rabió. Dudo muchísmo que mañana tengamos una especie de La pata de la cama contraataca, y más adelante El retorno del lecho.

Eso sí, esta caída será entendida por los tradicionalistas como que esos aposentos están teológicamente a oscuras desde el Vaticano II. Mientras que nuestros caritativos hermanos anarquistas barceloneses no hubieran tenido inconveniente alguno en alumbrar el camino papal quemando alguna cosa. El anarquismo barcelonés siempre iluminando el camino de la Iglesia.

lunes, julio 27, 2009

Hoy no ha pasado nada. Por lo tanto no debería escribir nada.

Me informan que al Papa le han hecho gracia mis posts titulados La Ducha Pontificia. Bien es cierto que mis informantes carecen de cualquier tipo de fiabilidad.

Esos mismos informantes me han avisado que esos posts le han gustado tanto que me van a pedir que escriba una Historia Alternativa del Sacro Colegio Cardenalicio. Eso se debe a que los consultores de imagen vaticanos han llegado a la siguiente conclusión: Hasta ahora hemos intervenido para intentar mejorar la realidad eclesial y que así las obras de ficción nos trataran mejor. A partir de ahora, lo que vamos a intentar es intentar actuar directamente en la ficción.

Si no puedes cambiar la realidad, cambia la imagen de la realidad.

Claro que mis informantes no sólo no son fiables, sino que son ficticios. Pero bueno, quizá unos informantes ficticios sean los más adecuados para cambiar la ficción. Dejando, como es lógico, a los personajes reales la noble tarea de cambiar la realidad. No obstante, yo he preferido el camino más directo y mi consejo a sus eminencias ha sido intervenir directamente sobre Matrix.
Ay, como añoro las películas de Paco Martínez Soria en que todo era más sencillo.

Y es que la Iglesia puede ser muy grande, muy amplia, pero al final todos los escándalos, todas las cosas malas que se le achacan a ella, aunque lo leamos en periódicos, aunque lo veamos en televisión, nos llega al cerebro a través de los cuatro nervios del oído y la vista. Quien controle esos cuatro cables, controla lo que pensamos después en el cerebro. Qué curioso, esto ya lo descubrió el Grupo Prisa hace muchos años.

domingo, julio 26, 2009

El diario jardín de los sueños

En dos semanas, dos noches he soñado lo mismo: que estaba en la sacristía de la catedral antes de una gran concelebración, y que yo buscaba un alba con la que revestirme. En los dos sueños, un coadjutor de la catedral buscaba en los armarios para ayudarme. En las dos noches el contenido del sueño acababa en la sacristía, en los preparativos.

Hoy he tenido dos sueños. En uno reñía a una persona que conozco en la vida real, por una mala acción que otra persona me ha hecho en la vida real. Mi riña era durísima y no exenta de palabras que yo jamás usaría estando despierto.

En el otro sueño, apostaba algo con un hombre grande, de unos cincuenta y tantos años, musulmán, muy tranquilo, sentado en un sillón en su casa. He mirado su librería para ver si había algo que me interesara, libro u objeto. Pero nada me interesaba. Entonces le he propuesto que apostáramos por algo que no fuera material, sino por alguna acción que nos mejorara. El musulmán se ha sentido contento con mi proposición. Allí ha acabado el sueño.

Curiosamente hoy me he levantado de la cama dormido. He estado en mi habitación un rato de pie, a oscuras, tratando de orientarme sin lograrlo. Sólo cuando mi pie ha tropezado con un determinado objeto en el suelo, he tenido una referencia que me ha permitido en el plazo de un minuto llegar a un interruptor de luz.

Santa Teresita del Niño Jesús se preguntaba por qué si pensaba todo el día en Dios, no soñaba nunca con Él. Lo mismo me pasa a mí. Es algo que siempre me ha intrigado. Ha habido noches en que me he dormido pidiéndoles a los ángeles soñar con ellos, me encantaría. Pero nada.

sábado, julio 25, 2009

Dictaduras electorales


Si yo decidiese ser un dictador, les daría los ciudadanos todo tipo de derechos superfluos. Puedes multiplicar los derechos innecesarios ad infinitum. Cada año les ofrecería más derechos y cada vez con más garantías. Lo único que me reservaría sería la no división de poderes. Salvo por ese pequeño detalle, iría cargando de pequeños derechos a mis ciudadanos.

Si yo decidiese ser un dictador, haría que votasen mucho mis súbditos. Plebiscitos, referéndums, todo lo que quieran y pidan. La multiplicación de votaciones no implica ningún tipo de aumento de libertad.

Si yo decidiera ser un dictador, cada vez que les recortase las libertades a los ciudadanos, titularía la ley bajo el epígrafe de ampliación de libertades. No importa lo que recortes, tú di siempre que es una ampliación.
Después no importa que fusiles a un centenar al mes, tú di que es que los enemigos de la nación tienen muy mal talante. Niégalo todo e inaugura alguna cosa.
Aun así, y por si acaso, conviene dejar algo de suelto en una cuenta en Suiza y otra en las Islas Caimán. Los consejos están muy bien, pero la dictadura nunca ha sido una ciencia exacta.

viernes, julio 24, 2009

Recopilación de una antología de avisos parroquiales auténticos


Son avisos parroquiales, reales todos ellos, que seguramente habrán sido hechos con toda la buena voluntad, inocencia y total respeto:

Para los que tienen hijos y no lo saben, tenemos en la parroquia una zona arreglada para niños.

El grupo de recuperación de la confianza en sí mismos se reúne el jueves por la tarde, a las 8. Por favor, para entrar usen la puerta trasera.

El viernes, a las 7, los niños del Oratorio representarán la obra "Hamlet" de Shakespeare, en el salón de la iglesia. Se invita a toda la comunidad a tomar parte en esta tragedia.

Estimadas señoras, ¡no se olviden de la venta de beneficencia! Es una buena ocasión para liberarse de aquellas cosas inútiles que estorban en casa. ¡¡Traigan a sus maridos!!

Tema de la catequesis de hoy: "Jesús camina sobre las aguas".Catequesis de mañana: "En búsqueda de Jesús".

El coro de los mayores de 60 años se suspenderá durante todo el verano, con agradecimiento por parte de toda la parroquia.

Recuerden en la oración a todos aquellos que están cansados y desesperados de nuestra parroquia.

El torneo de basquet de las parroquias continúa con el partido del próximo miércoles por la tarde. ¡Acompáñennos a derrotar a Cristo Rey!

El precio para participar en el cursillo sobre "oración y ayuno" incluye también las comidas.

Por favor, pongan sus limosnas en el sobre, junto con los difuntos que deseen que recordemos.

El párroco encenderá su vela en la del altar. El diácono encenderá la suya en la del párroco, y luego encenderá uno por uno a todos los fieles de la primera fila.

El próximo martes por la noche habrá cena a base de guiso de frijoles en el salón parroquial. A continuación tendrá lugar un concierto.

Recuerden que el jueves empieza la catequesis para niños y niñas de ambos sexos.

El mes de noviembre terminará con un responso cantado por todos los difuntos de la parroquia.

miércoles, julio 22, 2009

Tierras de penumbra: recorriendo los pasillos de un hospital


Una de las cosas a las que me he dedicado este verano, es a sustituir al capellán del inmenso hospital Príncipe de Asturias con sus centenares de pacientes ingresados.

Por un lado es terrible comprobar toda la cantidad de cosas espantosas que le pueden pasar a mi cuerpo. La enfermedad se puede cebar en cualquiera de nosotros como la más inmisericorde de las bestias. Da la sensación, en algunos casos, de que la enfermedad es un lobo, un león, una pantera, que va mordiendo a sus víctimas sin importarles lo más mínimo su dolor, su sufrimiento, sus sentimientos, el que ya no pueden más.

Por otra parte, este catálogo del sufrimiento me tranquiliza. Porque al recorrer todos los pasillos llego a la conclusión de que sólo puede sucederme algo de lo que ya he visto. Es como si el conocimiento de las posibilidades de sufrimiento me serenara. Lo desconocido en las cotas de sufrimiento, intranquiliza.

Veo aquí al pobre jesuita, en otros tiempos seguro que gran predicador, reducido a un anciano que duerme, que ya no entiende, ni habla, ni quizá oye. Veo a la pareja de cuarenta años que pasea abrazada, él con un gotero sobre ruedas, seguro que cuando se casaron hace unos años no se imaginaron que sus días de miel y rosas acabarían en ese pasillo. El chico de veintidós años que por un accidente del Destino y del asfalto, ya no podrá mover más que la cabeza durante toda su vida. Veo al agricultor que siempre ha vivido bajo el cielo azul, y que ahora sufre hasta las lágrimas por sus escaras en los glúteos, mientras un líquido negro cae de su costado a una bolsa. La lista es interminable.

Pero el sufrimiento me lleva a entender que la única respuesta válida a todo este despliegue de llanto y dolor sólo puede ser Dios. O existe Dios o nada tiene sentido. Mientras todo va bien en la juventud, el ser humano parece investido de la eternidad. Pero después descubre que el suelo se le va desmoronando bajo los pies. Sólo entonces muchos piensan: ¿hay algo bajo los pies? Digo muchos, no todos. Algunos, hasta el final, no quieren pensar más allá del mañana. Algunos han bloqueado sus mentes frente a la realidad.

Bloqueos, conocimiento, el Destino, dolor, pasillo del paritorio, comedor de personal, capilla, la tierra que se deshace bajo los pies, azúcar en sangre, la pasión de las diálisis, las muñecas ennegrecidas de tantas agujas, jóvenes al borde del más allá, ancianos de pelo blanco que esperan con resignación, programas del corazón en una habitación en la que el de al lado dejará este mundo dentro de unas horas. Todo esto, mezclado en un admirable concierto, estructura y jerarquía forma este hospital que uno puede recorrer durante horas.

Final de la historia de la ducha de Aosta IV

Aunque distintas editoriales me ofrecieron continuar la historia de la ducha pontificia en forma de libro, secuela y precuela, me he resistido a hacer de un resbalón vacacional una historia como la de El Señor de los anillos.

No obstante he observado que en la ducha han muerto treinta y siete sumos pontífices. Veintitrés por puro resbalón, catorce ayudados por otros.

De los catorce, nueve decesos acaecieron en los tres primeros siglos, a manos de romanos que no estaban precisamente por la labor de que el cristianismo fuera inscrito como legal en el Ministerio de Justicia. Los otros cinco a manos de romanos que, aunque trabajaban en la corte papal, le habían cogido gusto a la tradición de pasar página al estilo de El Padrino.

A los catorce decesos in aseo corporis, hay que sumar los dos papas que murieron de cólico miserere, los cinco que murieron de peste, y treinta simplemente dejaron de respirar. Veintisiete murieron en su cama, treinta y dos a caballo, ocho en torre de castillo, tres en lo más crudo del invierno. A esta lista hay que añadir el que fue atacado por un elefante.

Esta historia alternativa del papado no está exenta de ciertas inexactitudes, pero según los astrofísicos de los reportajes existen mundos paralelos con historias todavía más increíbles. No hace falta decir que yo nunca he sido de los memos que han creído en los infinitos mundos paralelos.

Yo nunca me he dejado intimidar por esos reportajes de TV2. El mensaje de este post es triple:

1. No existen los mundos paralelos.
2. No existen las bifurcaciones temporales, ni en este universo ni en el de al lado.
3. No creáis cualquier cosa que se diga de los papas, aunque lo digan diecisiete lugares de Internet. Últimamente se ha descubierto que la Red contiene un cierto número de yerros.

martes, julio 21, 2009

La ducha papal III

Desde luego vista la historia pontificia de resbalones en la ducha, esto ya empieza a ser una tradición, si llego a Jefe de la Casa Pontificia haré que desmonten ese artefacto diabólico que parece más bien una trampa papal, y aconsejaré al Santo Padre el sistema de la ablución.

No hay nada como el sereno frescor de un trozo de tela de algodón o lana, y la calma para hacer esas cosas sin prisas y sin impresiones, las cuales de ninguna manera pueden ir bien al corazón. Este sistema de la ablución es el genuino de la tradición europea. Dejando el barreño para antes de la misa mayor en el pueblo. Después tenemos la fama que tenemos fuera del Viejo Continente.

Y es que aquí hace mucho frío. Pero no es sólo eso, es que la ducha en los últimos pontificados se ha convertido en una máquina de adelantar cónclaves. No me extrañaría lo más mínimo que las baldosas se las haya puesto alguien de Izquierda Unida o de Ezquerra Republicana, que habrá buscado en todo el catálogo a ver si había algún material especialmente deslizante.

lunes, julio 20, 2009

Análisis eclesial de la rotura de la muñeca del Papa II

Afortunadamente no pasó nada, todo quedó en un susto, en un grito en alemán a su secretario. Pero el Vaticano por ahorrarse el módico precio de una alfombrilla antideslizante, hubiera tenido que pagar el pasaje de 150 cardenales y 150 secretarios, más su alojamiento, comidas, electricidad, agua, gas, refrescos, cuartillas de papel, moqueta para la Sixtina y un largo etc hasta llegar a la paja de la estufa donde se queman las papeletas.

Desde luego es mucho más estético morir con las botas puestas o en un cadalso parisino o ante un pelotón masónico-mexicano, que no que a uno lo encuentren en la ducha apretando todavía la pastilla de jabón en la mano.

En las películas, cuando esto sucede el director se deleita en mostrar como el sujeto se agarra con todas sus fuerzas a la cortinilla, y una a una todas las anillas se van rompiendo. Incluso el click de cada anilla al romperse suena un poco más alto y más dramático que en condiciones normales. Después la cortina cae sobre el cadáver de un modo muy adecuado, mientras la cámara se aleja hacia lo alto mostrándonos una perspectiva más lamentable del suceso, más aérea, como si el techo de un aseo normal no se limitara a los tres metros veinte centímetros. La música en estos momentos siempre es de violines.

Su muerte entre el agua y el jabón, hubiera sido recreada en no menos de ocho versiones cinematográficas. Espuma, silencio, inmovilidad, si sigue cayendo el agua de lo alto siempre es más dramático. Dan Brown hubiera escrito no menos de diez novelas sobre el episodio. Detrás del resbalón hubiera puesto a los templarios, a los illuminati, a los del neo-KGB y hasta a los zapateristas del ala político-militar.

sábado, julio 18, 2009

Análisis teológico de la rotura de la muñeca papal I


Si cada parte del cuerpo tiene un simbolismo, ¿qué significa que el Papa se haya roto la muñeca? ¿Quiere decir esto algo a la Iglesia de hoy? ¿La interpela de alguna manera? Dado que se ha roto la muñeca derecha (la izquierda hubiera tenido otras implicaciones), ¿habrá a partir de ahora unas encíclicas ab dextera y otras ab sinistra? ¿Tiene alguna relación que esto justamente haya ocurrido en Aosta que en arpitano se dice Aouta?

Respuesta mía: No, a todo no. Simplemente no y absolutamente no. Todo esto no alberga ningún significado. Otra cosa hubiera sido que hubiera aparecido muerto en la ducha y antes de perder la consciencia hubiera tratado de escribir algo en etrusco con el dedo sobre el jabón o sobre el vaho de la pantalla que evita que el agua salpique. Eso sí que hubiera tenido algún significado.

Más sobre dictadores

Cualquier historiador, cualquier persona justa y con sentido común, dirá que si algo sí que hemos aprendido de la Historia, es la necesidad de que cualquier cambio constitucional se haga respetando escrupulosamente la Ley. Ni siquiera eso nos protege de estos leviatanes, pero es la única valla, la única empalizada, que existe entre ellos y nosotros: la Ley.

La Ley debe ser respetada. Parece mentira tener que recordar eso a estas alturas de la evolución humana. Si alguien no la respeta, debe procederse a su remoción por los cauces legales que marque la constitución. El problema viene cuando tanto el Congreso, el Senado, como el Tribunal Supremo son marionetas en manos del mismo dictador.

La división de poderes, otro punto pendiente de todas las democracias. Será difícil romper a golpe de blog el monopolio de los políticos de cada país. Pero el Pueblo puede conseguir con los blogs lo que no se consigue con los tanques. En siglos pasados, las mejores ideas de la Historia siempre comenzaron con alguien escribiendo un blog.

De hecho, esta semana se ha encontrado un blog dentro un ánfora de barro de hace más de 3.000 años. Los técnicos todavía están examinando el Google de la época, que también se hallaba allí en buen estado de conservación, aunque enmohecido. Sí, ya lo veís, hasta Google se puede enmohecer.

viernes, julio 17, 2009

Cuánto bien me hacen


Uno de los secretos mejor guardados de este blog es que si me voy a un monasterio (cosa que este curso he hecho varias veces) o de viaje, el blog sigue produciendo posts de forma continua.

No lo hace solo, lo programo.

Nada he dicho de mi encantadora estancia, en realidad cinco días completos en dos viajes, en el monasterio de El Parral. Ni una palabra he escrito de su estanque de carpas naranjas, de su estanque en el que dos grandes peces van juntos siguiéndose entre los otros más pequeños. Los dos peces grandes son regalo de una niña que los tiró allí cuando aún eran pequeños.
Nada he dicho de los cisnes que nadan en otra parte del monasterio. Cisnes que no se dejan acariciar, pero que me miran tan curiosos como yo a ellos. Sí que os cuento que un claustro al anochecer, resulta el lugar más terrorífico del mundo: rodeado de un gran monasterio desierto, silencioso. Los monjes se han retirado a sus celdas antes de que anochezca, y yo paseando solo voy comprobando cómo se va volviendo más oscuro, cómo las sombras se alargan. La fuente cubierta de musgo en uno de sus muchos claustros menores sigue manando agua aunque nadie la escuche.

El coro de El Parral donde rezamos las horas canónicas, tiene unos sitiales con unos reposabrazos cuyas aristas rectilíneas de madera se me clavan en los antebrazos. El desayuno es paupérrimo en su variedad y perfecto para perder peso. El padre hospedero atiende a todos con alegría y buen humor, me enseña la biblioteca, paseamos, me lleva al sobrecoro de la iglesia. Siempre he sentido predilección por los monasterios.
Sé que no es mi vocación, pero cuánto bien me hacen.

miércoles, julio 15, 2009

Mao: no sabía lo que hacía, los rusos me engañaron.


Nunca hubiera escrito los anteriores posts sobre el marxismo, algo ya de tan otra época, si no fuera porque en algunos países del mundo se aburrían y han decidido volver a repetir el experimento. No sólo eso, el marxismo en su versión socialista amenaza con ser una de las fuerzas más poderosas de todo un continente. El futuro a veces es raro, raro, raro. Pero que muy raro. A este paso, no me extrañaría que dentro de veinte años el Ministerio de Justicia aprobara de nuevo las ordalías para aligerar el recargado sistema judicial.

A mis cuarenta años observo la capacidad de los seres humanos para repetir errores, una capacidad admirable, olímpica, perseverante, incansable, imaginativa. El mismo error de siempre con los mismos resultados de siempre.

Claro que hay errores pequeños (cuyo resultado es engordar 300 gramos) y errores grandes (cuyo resultado es que mañana dejan de respirar 300 personas). Sí, hoy lo pensaba por la mañana, qué diferencia tan grande media entre los pequeños pecados de debilidad (la pereza, la lujuria, el alcohol) y los grandes pecados en los que deliberadamente se hace subrir a millones de seres humanos. Hacer sufrir a una sola persona con crueldad, me parece horrible. Se me hace fácil ser comprensivo con la debilidad, se me hace muy difícil no pedir el infierno para los monstruos de crueldad. Sí, pedir. Debo esforzarme en no pedir, en no desear, una condena eterna para pecados que no es posible purificar de ninguna manera humana.

No lo pido, no lo deseo, no quiero que nadie se condene. Pero no sólo no me extraña que el infierno exista, para mí sería incomprensible que no existiese.

Yo también tengo mis enemigos, las personas que me hacen más difícil la vida, las personas cuyos malos sentimientos hacia mí capto. Pero estos son incomparables frente a los torturadores (literalmente torturadores), frente al enanito supremo-mínimo de Corea del Norte, frente a terroristas cargados de toneladas de odio.

Mis enemigos particulares reconozco que se esfuerzan, que ponen empeño, inventiva e ilusión. Según el último censo, tengo cinco sujetos marcados con la calificación de A-1. Este año no descarto enviarles una cesta de Navidad.

Che Guevara: Kirie Eleison


Algunos dicen que problema del marxismo no fue Marx, sino sus seguidores. Pero en realidad ya todo estaba en El Capital. La Iglesia se dio cuenta desde el primer momento. El experimento que costó la vida a decenas de millones de personas con nombres y apellidos, podrían habérselo ahorrado. Pero el progresismo entonces era eso.

Otros dicen que el problema fue que el marxismo nunca fue realmente aplicado. En realidad el marxismo se aplicó en Rusia y en Cuba, con frío y con samba, diluido en socialismo o concentrado con trocitos vietnamitas. Se aplicó en su versión monárquico-socialista-hereditaria en Corea del Norte, se aplicó todo lo germánicamente que se pudo y todo lo laxamente que se pudo en su versión africano-relativista. En todas partes dio el mismo resultado.
Sólo quedó por llevarse a cabo en su versión espacial. Quizá el socialismo stajanovista de los planes quinquenales en Marte hubiera dado mejor resultado. Pero ya se ve que en el planeta Tierra y con hijos de Adán no acaba de funcionar.

Otros dicen que frente a la Tierra de los Soviets, América: la creatividad, la libertad, el progreso. Sí, estoy de acuerdo. Frente a Esparta, Atenas.

martes, julio 14, 2009

Karl Marx: perdonadme


Una de las cosas que he comprendido leyendo la encíclica, ha sido el mal que el marxismo ha hecho a la Historia. El pensamiento de Marx y sus seguidores ha esparcido durante siglo y medio una serie de antivalores que han envenenado las relaciones dentro de las naciones. Frente a los ideales de caridad, amor, colaboración, para millones de seres humanos se impusieron los ideales de lucha, confrontación y odio de clase.

El marxismo allá donde consiguió el poder, el progreso quedó detenido. El marxismo allá donde no consiguió el poder, hizo su siembra de guerrillas. Esa ideología roja ha dañado a la Historia. A niveles globales, su daño ha sido colosal, una de las mayores lacras de la raza humana. Ha supuesto la eclosión de una constelación de archipiélagos gulags a nivel planetario durante generaciones.

Ellos presentan los logros sociales como logros suyos. Pero resulta evidente que los países que de ningún modo fueron contagiados por sus ideas, han progresado en materia de derechos sociales de igual manera que los otros, sin necesidad de añadir esa carga de materialismo y confrontación.

Hoy día los vividores de la política que se autodenominan descendientes del marxismo, se permiten dar lecciones de moral a la Iglesia. Ellos que no han hecho lo más mínimo por los pobres (salvo vivir de la política), ellos que se consideran sucesores de aquellos líderes (bastantes de ellos criminales), ellos, sí, dan lecciones a los obispos, a la Santa Iglesia de Dios.

lunes, julio 13, 2009

La nueva encíclica del Papa

Ayer releí por segunda vez el comienzo de la nueva encíclica del Papa. Reconozco que es muy profunda. También me sorprende su claridad. La escritura es simple, concisa, con pensamientos breves y concretos.

Reconozco que a mí me ha abierto nuevos campos intelectuales. De pronto, he visto que cabe la posibilidad de una nueva reestructuración de las relaciones sociales e internacionales. En un tema en el que parecía todo dicho, se nos recuerda que podemos volver a repensar todo desde el principio, repensarlo todo desde el elemento más esencial que es el amor.

Después de años leyendo libros de economía y ensayos de Derecho Internacional, admito que se me había contagiado la idea de que las relaciones humanas se basaban en factores como la economía, el interés, el comercio y tantas otras cosas. Pero había olvidado lo esencial. Se me había contagiado una especie de visión científica. Ahora confieso que detrás de la aparente objetividad científica, se escondía toda una visión filosófica del mundo. Una visión no religiosa del mundo y del ser humano. Alguien tenía que recordarnos que no, que las cosas pueden ser de otro modo. En toda mi vida, no recuerdo una encíclica de un pontífice vivo que haya despertado en mí tanto interés por continuar su lectura. Estoy deseando seguir.

domingo, julio 12, 2009

Cercano y próximo


(Continúa el post de ayer.)

Pero no hay que hacer esto con afán de exigirle que nos dé respuestas concretas a problemas concretos. Hay que hacerlo con el sólo afán de escucharle a Él, a Dios. Él es un Padre y desea hablar a sus hijos. Pero no hay que ir a la Biblia con la exigencia de buscar aquí y ahora una respuesta. Dios da sus respuestas en su momento.

Digo esto porque se puede usar la Biblia de un modo inadecuado. Hay que resistir la tentación de usarla como una especie de oráculo pagano. No es algo automático: abrir la Biblia, poner el dedo y leer lo primero que salga como la respuesta de Dios. Dios puede dar su respuesta así alguna vez, pero no siempre. A Dios nunca hay que exigirle una respuesta.

sábado, julio 11, 2009

Un Dios cercano


Muchas gracias a los que ayer me enviasteís links con fotos bonitas para Fortearius. Las iré poniendo. Aunque ese nuevo blog visual se actualizará una vez a la semana, o cada más tiempo. Extendedlo, las imágenes harán bien a muchas almas.
Una imagen puede cambiar la eternidad de una persona. Aunque hoy me gustaría deciros algo no de las imágenes, sino de la Palabra.
Una cosa que me gusta hacer es dejar la Biblia abierta en mi casa, una gran Biblia. La dejo abierta en un lugar céntrico, normalmente mi salón de estar. Y varias veces al día, leo algún versículo al azar.

Y lo leo como si ese versículo fuera lo que en ese momento Dios me quiere decir. Y siempre quiere decirme algo. No importa de qué trate esa línea, siempre me viene a la mente una interpretación relacionada conmigo en ese momento, sin hacer ningún esfuerzo.

Hago esto porque me gusta escuchar la Voz de Dios. Y Dios habla en su Palabra. Está deseando hablarnos. Tiene más deseos Él de hablarnos que nosotros de escucharle.

jueves, julio 09, 2009

Fortearius


Llevaba ya tiempo preguntándome qué hacer con mis carpetas de bonitas fotos sobre la misa, ornamentos sagrados y celebraciones litúrgicas en general.
Me daba pena tenerlas para mí solo. Eran tan bonitas y, sin embargo, yacían guardadas en los desvanes ocultos de mi ordenador.
Hoy he decidido darles salida en forma de blog. Un blog que no voy a actualizar diariamente, ni mucho menos. Pero donde iré volcando tanta belleza, belleza que lleva a Dios.
Sólo me queda deciros que el blog se llama Fortearius y que ésta es su dirección
Una última cosa, el blog que vais a ver lo he creado con mis manitas en un solo día. Ya vereís que la cosa tiene mérito.
Ahora en compensación espero que lo envieis por lo menos a diez personas. Si lo haceís, se os concederá un deseo de dos que pidais. Si alguno lee Fortearius y no lo envía a nadie, que sepaís que hareís llorar a un gatito en algún lugar del mundo.

miércoles, julio 08, 2009

Barrio Sésamo en versión religiosa

Hoy me he dicho: voy a ver qué hacen en la EWTN. Se puede ver on line. Y he aquí que he visto la versión cristiana de Barrio Sésamo. Este canal, por si alguien no lo sabe, es un canal católico norteamericano.

He alucinado en colores al ver a algo parecido a la Rana Gustavo (Kermy the frog) al lado de un fraile franciscano. Por supuesto en un canal así no había puñetazos, ni agresividad, ni nada de moral dudosa. En el programa se han pasado todo el tiempo haciendo una tarta.

Cuando el guión ya no daba para más, han cantado una canción. Después de un rato, cuando en el guión ya no cabían más canciones, ha venido el momento culminante: ha aparecido una monja.

Me ha gustado tanto el epidosdio. Era como ver uno de esos programas con los que Rod y Tod se entretienen en casa de los Flanders.

Lo digo en serio, sin ironía, ver el capítulo era algo kitsch. El guión tenía, sin quererlo, un aire daliniano. Era algo hipnótico ver al otro personaje, una especie de muñeca repollo, sorprenderse al ver que el fraile pintaba de rosa los bordes de la tarta y la muñeca exclamaba: ¡Oooh, rosaaa! Mientras tanto una ratita con jersey a rayas añadía: ¡Ohhh!

martes, julio 07, 2009

Más sobre nunciaturas.


La Iglesia lleva dos mil años en el mundo. Y esperamos quedarnos otros dos mil, a no ser que Dios disponga otra cosa.

Los hippies, los melenudos, los antisistema, creen que todo se puede resolver a base reunirse a millares y lanzar ladrillazos a los escaparates de la Calle Serrano. (Los hippies pueden ser muy agresivos.) Pero la verdad es que las cosas funcionan de otro modo, como descubrirán en la crisis de los cuarenta, ya gordos y calvos.

La diplomacia, las conversaciones en los pasillos, las reuniones sociales que acaban en una cena, son el aceite que suaviza todos los engranajes del sistema nacional e internacional. El mundo iría de guerra en guerra si no fuera por la figura afable, estirada, sonriente, bon vivant, del diplomático. Y esto, a otro nivel, es válido dentro de cada nación.

En cada país, los grupos sociales, políticos, económicos, estarían tirándose los trastos a la cabeza si no fuera por el té de las cinco, los almuerzos entre amigos de facciones rivales, y tretas similares. La transición española se construyó así. La Iglesia descubrió esto hace mucho. Y lo lleva haciendo más o menos desde que dejaron de tirarles a los leones.

No critiqueís a la Iglesia por esto. Hasta la Madre Teresa de Calcuta sabia que el Reino de Dios necesitaba de gente como ella misma, pero también del nuncio. Y cuando digo esto lo digo con conocimiento de causa, porque conocí a un sacerdote dirigido suyo que me habló de estas cosas.

Así que luchemos por la utopía, sí, pero desde el realismo. Porque los únicos que pueden construir la utopía son los realistas. Los otros botarán barcos que se hunden cerca de los astilleros.

Lo único que se les pide a los eclesiásticos dedicados a servir a Dios en este campo, es que no sean falsos, que no mientan, que no haya doblez en ellos, que vivan entre ricos sin hacerse ellos mismos ricos. Pero también ellos defienden el Reino de Dios.

Yo creo que hubiera sido un buen diplomático. Pero cambié las nunciaturas por el demonio. Nunca he lamentado el cambio.

lunes, julio 06, 2009

El caos, los obispos, las embajadas y Molotov.


Después de varios posts hablando de los dictadores emergentes, de los consolidados y de los futuros, y -no lo olvidemos- del dictador que pudo ser y no fue, ahora viene la pregunta: ¿y la Iglesia qué?

¿Debe la Iglesia intervenir? ¿Debe saltar a la calle? ¿Debe ponerse detrás de la pancarta?

La postura de la Iglesia es la de los ideales y la de la virtud de la prudencia. Debemos hacer como San Juan Bautista, pero también como San Pablo. San Juan Bautista dijo las cosas con claridad como un profeta, San Pablo pide por los gobernantes (en aquel caso un monstruo neroniano) como un prudente obispo.

¿Debería Pablo haber escrito una carta al estilo de la Carta a los Hebreos, sobre el poder donde hubiera dicho todo lo que pensaba del amable sucesor de Calígula y Claudio y su amable régimen? San Pablo optó por dedicarse a las cosas del espíritu.
La Iglesia, desde entonces, hace lo uno y lo otro, porque debe hacer lo uno y lo otro. Unas veces clama, otras firma un concordato. Unas veces va a la cárcel, otras va a un cóctel en la embajada del dictador de Murrusmulandia. Ni los unos son unos traidores, ni los otros son unos locos energúmenos que se meten en política. La Iglesia hace lo uno y lo otro y, a veces, al mismo tiempo.

Son ellos, los obispos y los profetas, los que ante Dios, haciendo oración y ayuno, deben ver qué les pide Dios en su corazón. Darán cuentas ante Dios. Pero deben defender la pervivencia de la Iglesia, al mismo tiempo que ofrecer una luz al mundo aunque hiera los entenebrecidos ojos del dictador. Lo uno y lo otro. Aunque el diciochoñero en su casa crea que todo se arregla a golpe de barricada, lo cierto es que nuestra religión no nos prohibe ser astutos. Cuando uno tiene dieciocho años cree que todo se arregla a golpe de molotov. ¿Pero qué sería del mundo sin los cócteles de embajada? Un caos.

La Biblioteca de bibliotecas

El descubrimiento de América supuso un cambio de era. La Revolución Francesa supuso otro. Durante años los ensayistas han disertado acerca de cuál sería el suceso que supondría el siguiente cambio de era.

La II Guerra Mundial, sin duda, es el hito más evidente entre la Ilustración y nuestra época. Sin embargo, la aparición de Internet supone una revolución que va a dejar pequeño cualquier otro cambio anterior.

Una revolución que ha cambiado la sociedad, la cultura, el ocio, el trabajo, los hábitos y costumbres de casi todos. Recuerdo que un día estaba haciendo una visita a unos amigos. Le dije al hijo que le preguntara a su hermana si iba al salón a tomarse un refresco con sus padres y yo. El hijo que estaba jugando a un videojuego, se lo preguntó vía mensajería instantánea a su hermana que estaba en la habitación de al lado.

Noviazgos comienzan por la Red. Miran la temperatura de la calle ya no en el termómetro, sino en el Servicio de Meteorología. Ven las vísperas de Notre Dame de París en su casa. El mundo ha cambiado, sí.

Lo interesante es que esto está sólo comenzado. Lo que hemos visto nos ha dejado boquiabiertos y, sin embargo, comprendemos que esto es únicamente el principio. Los que hemos nacido en 1968, como yo, claramente vemos que en el mundo se ha dado un cambio cualitativo. Esto ya no es que tengamos más electrodomésticos, o los coches vayan más rápido, o tengamos energía más barata. El mundo ha cambiado desde Internet.

sábado, julio 04, 2009

4 de julio


Hoy es 4 de julio. Y me dispongo, una vez más, a cantar sin ningún pudor, sin ningún complejo, bien alto y claro, la belleza del Imperio bajo el que hemos nacido nuestra generación: los Estados Unidos de América.

Estados Unidos ante todo es una democracia, una república de hombres libres, un experimento de libertad que salió bien. Es una república que tras la II Guerra Mundial vino a ser imperio. Un imperio no interesado en conquistar y oprimir, sino en establecer relaciones comerciales. Una república de comerciantes como lo fue Roma antes del principado.

Ahora, en el ocaso de su hegemonía indiscutible, con tristeza reconocemos que será difícil encontrar una Roma más humana, más imbuida de los valores occidentales.

En nuestra época todos somos un poco norteamericanos, como también todos somos ya un poco griegos. Durante casi medio siglo, Estados Unidos ha supuesto para el mundo estabilidad, prosperidad, una moneda estable para los intercambios internacionales, y algo parecido a una policía internacional.

Ante ella cayó la Esparta Soviética. A ella la envidiamos los europeos helénicos. Sus botas pisaron las selvas asiáticas y las junglas centroamericanas, administraron países, depusieron gobiernos y crearon, finalmente, la Red. Quizá más allá de cualquier coliseo, más allá de cualquier arco conmemorativo, su consecución última, la que nos coloca en otra era, sea ésa precisamente: la Red.

viernes, julio 03, 2009

Relojes del mundo, uníos.


La idea de una república donde los relojes fueran encarcelados, me parece tan apasionante. Bodegas y mazmorras llenas de relojes. El tic-tac resonando bajo la bóveda cerebral del Presidente Supremo, del Guía de los Pueblos, del Gran Hermano de todos los ciudadanos.

Y él, él más que nadie, sabedor de que existe una hora fijada, una hora final, que su sueño de progreso, de aclamación y pleitesía, se derrumbará abruptamente. Como en los cuentos infantiles el amor se transformará en odio, las masas vitoreantes en masas humanas que toman el palacio, el ministerio, y arrojan los papeles, los informes, los preciados informes, a la calle formando una nevada de libertad y embriaguez.

Sí, es duro ser tirano sabiendo que existe la maldición de la hora. Todos lo saben en lo más profundo de sus miedos. Si se pudiera ser dictador ad aeternum, sería otra cosa. Pero todo reloj, en el fondo, es un conspirador porque le recuerda que se acerca su final.

jueves, julio 02, 2009

Cien piedras rodando.


Los dictadores de todo tipo odian los blogs. Porque ellos saben que la cadena de causas y efectos es impredecible. La más pequeña piedrecita puede desencadenar una avalancha que arrolle todo. Las más grandes avalanchas siempre comenzaron con una piedrecita. Insisto, no conozco una avalancha que no comenzara con una sola piedra. Las avalanchas nunca comienzan con cien piedras a la vez rodando. Basta una sola.

Cuando la avalancha comienza puede caer una dictador bananero, el muro de Berlín o un imperio construido durante generaciones de esforzados patricios.

Sucesión de causas y efectos, ése es el mecanismo.

Los dictadores siempre han temido ese mecanismo. Si pudieran detendrían cualquier causa y cualquier efecto, pues todo tirano desea el estatismo, la petrificación del momento actual. Si nada pudiera cambiar, suspira desde la soledad acompañada de su palacio presidencial. Pero el tiempo es el gran enemigo. El tiempo siempre conspira a favor de la libertad que anhelan los hombres. Alguno, por gusto, hubiera mandado detener al tiempo. Pero ni metiendo en prisión a todos los relojes se detiene. Puedes torturar a todos los carillones del reino o del Reich o de la república, pero los días siguen su curso hasta llegar a la hora determinada.

miércoles, julio 01, 2009

Esos deliciosos encantadores de multitudes


Si hace diez años me hubieran comentado que en los comienzos del siglo XXI varias democracias iban a comenzar un largo camino hacia la dictadura, hubiera pensado que se trataba de una broma. El proceso iniciado decenios antes, era justo el contrario. No había razón para pensar que el proceso se iba a revertir.

A todos nos ha sorprendido que en este camino hacia el progreso que las naciones de la Tierra, algunos estados comenzaran a caminar justamente en dirección opuesta al futuro.

¿Qué sistema han usado estos nuevos aprendices de brujo? Invocar la democracia contra la democracia, usar al Pueblo contra el Pueblo, mentar a la libertad para destruir la libertad.

La destrucción del Poder del Pueblo a golpe de urna es muy posible. Algunos intelectuales parecen no haber aprendido nada desde 1933.

Aficiones tiránicas

Es curiosa la afición de los tiranos a sacar los tanques a la calle. En una calle se pueden desplegar infinidad de fuerzas, pero a ellos les van los tanques. Aunque lo de dispersar a la gente a base de cañonazos no se le ocurre ni al más tonto de la clase. De hecho, tanto delante del Parlamento Ruso, como en Tiannameng, se vio que cualquier otra fuerza era mejor para dispersar masas que los acorazados pesados. Pero a los tiranos les van los tanques.

Dadles tanques y condecoraciones. No conozco ningún tirano aficionado a la jardinería o a reparar relojes en la tranquilidad de su casa. Los dictadores no son proclives a las operaciones manuales meticulosas. Les va más cualquier tipo de operación que se haga con un mazo o con un rifle.

Después están los esbirros. Esbirro del tirano. No, no suena bien. Es un oficio que debería estar mejor remunerado. Además, se piensa poco en los esbirros. En las películas son tiroteados como los marcianitos en un videojuego, ¿pero alguien piensa en sus familias, en las pensiones de viudedad que eso representa?

El héroe salvador está muy bien considerado, el villano ególatra casi al mismo nivel, ¿hasta cuándo dejaremos de pensar en las pobres miríadas de villanos que tuvieron la mala suerte de ponerse en medio del camino del héroe?