martes, enero 19, 2010

Con las manos en la masa



En una salida de tono típicamente forteniana, hoy pongo una foto en la que aparezco sin mi hábito eclesiástico. Claro que el sol caía con fuerza. E ir de negro en pleno Bajío Mexicano no es la idea más prudente.

En la primera foto se me ve preparando una receta de mi cosecha con una hoja de un cáctus que allí llaman nopal.

En la segunda foto se me degustando mi obra culinaria. Bueno, he puesto las fotos al revés, veo ahora. No importa, que se quede así. Mis lectores entenderán.
El post de hoy es breve, pero es que ayer os puse tantos platos en el banquete, que hoy conviene ayunar un poco. A lo mejor me animo, y mañana la cosa vuelve a ir de tortugas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario