jueves, febrero 25, 2010

Las ordenes menores

A efectos de saciar vuestra curiosidad (aunque sé que es insaciable), os digo cuáles eran las antiguas órdenes menores, que recibía todo sacerdote ordenado hace cuarenta años.

La tonsura no es orden menor, sino una ceremonia por la que el seglar se hace clérigo y se prepera para las Ordenes.

El ostiario tiene facultad de admitir en el templo al que es digno de estar allí, y de expulsar a los indignos.

El lector puede; leer públicamente los libros sagrados y enseñar la Doctrina Cristiana a los fieles.

El exorcista ha recibido una bendición en orden a arrojar los demonios, mediante los exorcismos.

El acólito preparar lo necesario para la Misa y ayuda al celebrante.

El sub diácono canta la Epístola en la Misa, solemne.

El diácono viste al Sacerdote en la Misa solemne, y canta el Evangelio. También está facultado para predicar, bautizar y dar la Comunión.

El Sacerdote puede perdonar los pecados, celebrar la Santa Misa y administrar los demás Sacramentos, excepto el del Orden y de la Confirmación, que están reservados a los Obispos.

El Obispo tiene la plenitud del Sacerdocio, y puede conferir todos los Sacramentos

No hay comentarios:

Publicar un comentario