miércoles, febrero 17, 2010

A mi Buda me dijo que no creyeramos en la fe adulta


Una de los espectaculares descubrimientos de los teologos holandeses de los agnos 70, fue que existia una fe adulta y madura, frente a los pobrecillos que habian creido quien sabe que durante siglos.

Otro descubrimiento de esos agnos bienaventurados es que se puede creer en lo que uno quiera, con tal de que creas que Dios es amor.

Los dogmas eran los mismos dogmas de toda la vida, aunque dotados de un nuevo contenido.

Otra punto sorprendente era que efectivamente Jesus se habia encarnado, nadie lo negaba. Pero el camionero del butano que daba mala vida a su mujer, tambien era un encarnacion de Jesus de Nazaret. Aunque desde otro punto de vista, ese camionero tambien era una manifestacion panteista del cosmos-eterno-divino.

Aunque uno quiera defender las tesis mas modernas y renovadoras de esos agnos, aunque uno sea un fan de esa generacion, debe reconocer que el concepto de Verdad corrio el mismo malhadado camino que el concepto de Fe.

Fue una epoca esa que diluyo los fundamentos logicos en los que se basaba la construccion intelectual eclesiastica bimilenaria.

En una conferencia la Madre Teresa de Calcuta explico que un dia vino un sacerdote a dar una charla teologica a uno de sus conventos. El sacerdote predico una teologia moderna que ponia en cuestion muchos puntos tradicionales de la ensegnanza de la Iglesia. La madre escucho en silencio al sacerdote. Cuando acabo le acompagno en silencio hasta la puerta. Al despedirse le dijo: muchas gracias padre, no hace falta que vuelva. Despues la Madre regreso a la capilla y dio un charla suplementaria dejando clara la postura de la Iglesia en todos y cada uno de los puntos que el ministro de Dios habia puesto en cuestion. Punto final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario