martes, marzo 02, 2010

Azar y realidad

Abundando más en el post de ayer, me gustaría añadir que los complots mundiales de malos malísimos encapuchados que conjuran y logran el poder supremo, no suelen existir fuera de las páginas de la ficción.

Se podrían señalar algunas excepciones de conjuras que sí tuvieron éxito, pero lo lograron de forma regional, no mundial.

Una de estas excepciones, sin duda la mayor, y a nivel de todo el continente europeo, fue la conjura de los masones contra la Iglesia Católica durante el siglo XIX. Las consecuencias de esta conjura sí que tuvo consecuencias tremendas para la Santa Iglesia Católica.

Pero lo cierto es que la realidad se mueve por otros caminos que los de las conjuras. Las conjuras de los necios sí que son más frecuentes.

El azar sí que suele tener más peso en el desvio de la Historia que las conjuras de grupos minoritarios. Aunque ya se sabe que el azar es un poco difícil de encauzar. La realidad le debe mucho al azar, no tanto a las teorías. Pero las teorías quedan muy bien en los libros. Una buena teoría viste mucho. El papel es muy agradecido, todo lo aguanta con sumisión.

La realidad se parece más que nada a las novelas francesas del siglo XIX, no a los best seller editoriales del siglo XXI.

Vamos que con todo esto lo que quiero decir es que el Colegio Cardenalicio me parece bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario