sábado, marzo 20, 2010

He ido a visitar las catacumbas


Hoy he ido a visitar las Catacumbas de San Calixto. Ha sido bonito pasar por donde pasaron los antiguos cristianos. Quién pudiera ver por un agujero cómo debía ser la escena de un Papa bajando por allí con sus diáconos y un grupo de creyentes para celebrar la misa. ¿Cómo serían sus rostros? ¿Cómo irían vestidos? ¿Qué ritos tendría su misa? Me apasiona poner imágenes a ese capítulo de la historia.

Casualmente el grupo que entraba a los túneles cuando hemos llegado era un grupo de españoles. Un nutrido grupo de adolescentes españoles en viaje de estudios. A los jóvenes que iban delante de nosotros, aquel cementerio subterráneo les importaba un bledo.

Les entiendo. Cuando yo fui en viaje de estudios a mis dieciséis años, la religión era un aspecto de la vida que ocupaba muy poco espacio en mi mente. Cuánto he cambiado desde entonces. Ahora, incluso, voy con sotana.

En esa época, yo quería ser abogado. Como de todos es sabido, los abogados de todos los países están consagrados a las fuerzas del mal. Sólo son un poco mejores que los inspectores de hacienda, pero peores que los taxistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario