sábado, marzo 20, 2010

Todos los hombres fueron creados iguales y deberían ser iguales


Hoy antes de acostarme me ha dado por meditar acerca de la libertad. Como siempre las lecturas de los filósofos influyen en mis pensamientos. Aunque si os digo la verdad no han sido las lecturas esas, sino el último vídeo de youtube.

Lo cierto es que antes de irme a la cama, pensaba que tengo 42 años, estoy a la mitad de la vida, y no veo que los hombres hayan logrado la perfección de la libertad en ningún lado.

Las democracias tienen más grados o menos de libertad, pero ninguna veo que sea modélica. Es como si los hombres se contentaran con lo que tienen. Como si creyeran que su nivel de libertad es suficiente.

No se dan cuenta cuan frecuentemente la democracia cae en la oligarquía, cuan fácilmente las leyes destruyen la independencia de los jueces, cuan abiertamente los partidos se apropian de la representación popular, cuan a menudo la política se convierte en una industria de marketing que de forma consciente socavará los espacios de libertad por dinero, por poder, por ambición.

Sí, a la mitad de mi vida, veo a los hombres conformes, adocenados, resignados a lo que hay. Nadie puede obligar a los hombres a ser libres. Otros lucharan por la libertad, por su libertad, pero cada uno puede escoger vender un poco de sus derechos.

Lo de hoy no lo digo por la ley sobre las webs que se aprobará en el congreso español. No lo digo por ninguna ley concreta. No. Son reflexiones en abstracto. Viendo lo que ocurre en algunos países, me da pena que en casa algunos Representantes del Pueblo hagan lo que saben que no deben hacer.

Pienso en el Tribunal Constitucional de mi país, triste defensor de los derechos supremos. Pienso en todas las decisiones que han favorecido a amigos empresarios contra el bien común de la mayoría de los ciudadanos. Podría decir tantas de estas decisiones. Pienso en las trampas a las leyes que nos amparaban, perpetradas a plena luz del día pasando el rodillo de una votación, pienso en tantas maniobras contra los medios de comunicación. Tenemos móviles, sí. Hoy en día tenemos móviles, pero no más libertad que hace treinta años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario