viernes, abril 30, 2010

El perro, el muffin y yo II



Este perro se llama Luigi. Como veis en la foto, ayer no exageraba. Yo retiro presto el plato diciendo un NO contundente. La duegna de la casa frente a la escena, estuvo presta con su ipod en hacer una foto.El perro sale un poco movido en la foto porque hubo que captar el momento al instante.

Ayer por la noche, cuando Luigi tuvo suegno se subio a un sofa, tiro con la pata todos los cojines, dio tres vueltas sobre si mismo, como haciendo un nido sobre el sofa, y se echo encima.

Es un perro malcriadisimo. Tiene todos los vicios de un nigno al que nunca se le dice que no. Quiza por eso es tan encantador.

Yo en la casa me tenia que sacar la sotana, porque se me acercaba y me daba unos lametones tales que tenia que echar la sotana a la lavadora.

Era carignosisimo, pero que no se te ocurriera quitarle su mantita. Te grugnia y la agarraba con sus dientes. Yo tiraba con fuerza de ella, sus pezugnas resbalaban por el suelo, pero no la soltaba. Una vez, un poco harto del tema, me dio un pequegno mordisco. Despues lo intento arreglar a base de lametones, pero yo ya le habia retirado mi favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario