viernes, abril 23, 2010

En apoyo de los pentecostales

Pido disculpas por escribir sin algunos signos ortograficos, pero el teclado en el que estoy en Estados Unidos carece de ellos.

He sabido que la fiscalia de menores de Soria ha intervenido en el caso de la chica de dieciseis agnos por la que un grupo pentecostal en Olvega estaba orando. Desde aqui quiero prestar mi mas total apoyo a ese grupo pentecostal que le ayudaba con oraciones.

La policia tiene que actuar cuando se producen delitos. No parece que sea el mejor modo de realizar un delito delante de cincuenta personas. No parece que sea un delito el orar. Pero ahora el Estado sera el que dictamine si eso era o no era un acto punible por la Ley.

Hoy dictaminaran si orar por una persona se adecuaba a la Ley. Magnana dictaminaran cosas relativas a nuestra fe. No tardara mucho en llegar el dia en que el Parlamento determine si es o no ajustado a la Constitucion el que la Iglesia no ordene a mujeres.

El Estado debe intervenir cuanto menos mejor en materia religiosa. Y solo cuando sea estrictamente necesario. El Estado no es quien para decidir si una chica se pone o no el velo para ir a clase. Ponerse el velo no hace dagno a nadie. Orar por alguien no hace dagno a nadie.

El Estado no solo debe retirarse de esta cuestion en la que esta invadiendo un territorio que no es el suyo, sino que debe pedir perdon por haber interrumpido una ceremonia religiosa. La intervencion de la policia en ese acto religioso es un acto de intimidacion a los presentes reunidos para orar. Es algo mas propio del fascismo que de una sociedad libre.

Pido para las ceremonias de los pentecostales el mismo respeto que pido para las ceremonias de mi Iglesia. Pero mucho me temo que despues de echar a la fe cristiana del ambito publico, ha llegado el momento en que los politicos y los jueces comiencen a decidir que es correcto y que no lo es en la fe de Cristo. Si no es ahora, sera dentro de poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario