miércoles, julio 14, 2010

Cuando murió HAL2000.


Qué bella es la ciencia-ficción. Qué buenos momentos me ha hecho pasar en la vida. En la red hay páginas muy buenas sobre este tema. Qué sorprendente es la capacidad de algunos seres humanos para vivir en un mundo, y crear en sus mentes otro.

Yo soy un escéptico, pero me gusta viajar a otros mundos. Es un viaje no geográfico, sino conceptual. Los viajes geográficos están llenos de inconvenientes. Los viajes mentales sólo requieren un buen sillón, son baratos y viajas más lejos.

Recuerdo en mi juventud lo que supuso Espacio 1999, cómo esperaba el día de la emisión. También me acuerdo de cómo rodeamos el cine Argensola en Barbastro para ver La Guerra de las Galaxias. Pero fue Blade Runner la que marcó un antes y un después en el modo en el que miramos al futuro. Después vendría el retrofuturo, soy un fan de Las ciudades oscuras de Schuiten y Peeters.

Yo aun conocí en el colegio de los escolapios las películas de Fantomas, ya por entonces algo anticuado. Es curioso, en las escuelas pías, los jueves había película por la tarde. No todos los jueves, pero sí con cierta frecuencia. No se oía ni una mosca. Los centenares de niños que llenábamos la sala, quedábamos como hipnotizados. Eran tiempos más sencillos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada