sábado, julio 17, 2010

En el campo


Aquí salgo en la excursión del pasado domingo. Después de una hora de ameno paseo, nos sentamos junto a un arroyo, donde extendimos una sábana, pusimos sobre ella los sándwiches, las fresas, las cerezas y un gran bizcocho en el centro. Una bonita escena campestre.

Cuánto me gustan estas excursiones campestres. También leímos la Biblia un rato sentados sobre un tronco caído.

Hoy he ido a ver Schreck 4. La buena fue la primera de todas. En ésa, sí que no me paré de reír. El genio no depende de los efectos especiales.

Ahora me voy a la cama, tengo sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada