martes, julio 20, 2010

La pasta

He tenido que regresar a Italia a dar una conferencia. He dejado la cocina limpia y ordenada, el kéfir congelado en la nevera, los alimentos perecederos han sido consumidos en los últimos días.

Viajar a Italia, desde España, es como ir a la otra punta de la ciudad. Las distancias se han disuelto en nuestros días.

Los italianos, para los españoles, son como de la familia. Son como unos parientes que mueven más las manos al hablar. Debo confesar que la pasta no tiene nada especial en Italia que no lo tenga en otra parte del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario