domingo, julio 18, 2010

Polansky

Como ya dije en un post anterior, el caso de Roman Polansky es un caso casi perfecto para el debate entre juristas. ¿Debe permitirse que goce de una vejez tranquila o debe acabar su vida entre rejas?

Ya he dicho en otros posts que la Justicia debería ser completamente independiente y actuar sin excepciones. La Justicia debería verse como una de los más grandes tesoros que puede poseer un país. Casi ningún país tiene un sistema judicial bueno.

Dado que existen tantas excepciones, indultos, negociaciones e interferencias, francamente no veo por qué justamente a Polansky hay que hacerle pagar todo el peso de la Ley justamente en el final de su vida, y cuando la víctima ya le ha perdonado y no quiere que se le encarcele.

Pero reconozco que es un caso fascinante como tema de debate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada