jueves, julio 08, 2010

Portugal

Bueno, hoy ya es mi ultimo dia en Portugal, donde he publicado Summa Daemoniaca. Como era previsible me ha gustado mucho Lisboa. Su catedral es impresionante, impresionantemente romanica. Y su claustro es de pelicula. Una de las cosas que mas me gustan en el mundo, son los claustros. El chocolate, Tim Burton, los trajes eclesiasticos, Nueva York y los claustros. No quiza por este orden.

Debo decir que los paulinos con los que me he hospedado han sido encantadores conmigo. Su capilla muy fea. Pero ellos me han recibido como una familia.

Reconozco que disfruto dando conferencias. Hay gente a la que no le gusta dar conferencias. No es mi caso. Aunque reconozco que debo tener al demonio un poco quemado. Ojala se hubiera dedicado a la filatelia o a los himenopteros, debe pensar el con fastidio.

Portugal es como Espana, sin los defectos de Espana. El caracter de la gente es benigno, acogedor. Se respira tranquilidad aqui. Bueno, magnana estare en casa de nuevo. Echare de menos estas tertulias en las que les explico como esta la Iglesia en Espagna: Espagna segun el padre Fortea. No es una vision necesariamente objetiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario