jueves, agosto 19, 2010

La belleza de la amistad


Hay personas con las que, desde el primer momento que las conoces, sientes una clara tendencia a que te caigan mal.

Hay otras personas que, desde el primer segundo, te caen bien. A veces no sabes muy bien por qué, pero es así. Por alguna razón, hay seres humanos con los que sientes una especial conexión.

Con la persona con la que estás bien, te dan ganas de pasar ratos con ella: charlar, pasear. Es un misterio por qué, a veces, con alguien estás bien, confortablemente, en confianza, puedes pensar en voz alta.

En un mundo que muestra tanta agresividad, tanta hostilidad, es bueno rodearse de este tipo de personas con las que deseas estar con ellas. Este tipo de personas son como una medicina para el interior.

Pero encontrar una persona así, es algo que sólo ocurre por un camino del destino. No se puede provocar, sólo cabe esperar. Cuando la encuentras, las dos personas sois afortunadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada