jueves, agosto 12, 2010

La película Origen


Bueno, ya he visto Origen, la película de Scorssese. Lo primero de todo, lo mejor de sí Scorssese ya lo ha dado. Esta última etapa de su vida supone ver a un director que ya no puede llegar a la altura de Casino.

Segundo, a la película le sobran puñetazos, disparos y batallitas. Se podía haber contado lo mismo, sin esa paja que sólo hace que abultar el metraje.

Tercero, la película es profunda, muy buena, me ha gustado. Algo aburrida a ratos, pero muy buena. Tiene un guión muy trabajado, llevado a cabo con una factura impecable. La temática me recordaba en muchos momentos a Matrix.

Lo que sucede es que el tema de los sueños no da para este tipo de tramas de acción. Así que eso se resuelve, como en Matrix, poniendo reglas y más reglas. Con lo cual la película tiene una base lógica, sobre la que se construyen reglas y más reglas, esta vez arbitrarias.
Pero tenía ganas de ver una buena película, y ésta ha cumplido las expectativas. A una buena película siempre precede una cena entre amigos, ésa era la costumbre. Esta vez no ha podido ser. Todos teníamos que bajar peso. La cena ha sido sustituida por un paseo previo charlando sobre las bondades de las distintas dietas. Ya sabéis: yo hago esto, yo hago lo otro, a mí me ha dado buen resultado tal truco. El truco es pasar hambre. Menudo truco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada