sábado, septiembre 18, 2010

Momentos para recordar de viajes anteriores

Una de las cosas graciosas que me ocurrieron en mi anterior viaje a Colombia, fue que me picó una avispa en medio de una conferencia. Fue hace año y medio. Me pico en el dedo y el dolor fue grande. Afortunadamente descubri que no era alergico a su veneno. Hay gente a la que se le cierra la traquea. Aun asi, quedo resentido el hueso de la falange durante meses.

En otro sitio le entro un escorpion negro en la habitacion de la persona que dormia al lado. No hace falta decir que en mi habitacion mire hasta dentro de los bolsillos.

En un pais ecuatorial, me toco dormir en una habitacion en la que habian dejado una luz encendida y estaba llena de mosquitos. Esos amables insectos me dieron la bienvenida a su manera en cuanto me eche a dormir.

En otro sitio, llegue a un convento de dominicos por la noche. Iba yo camino de mi habitacion por los corredores oscuros. Cuando al principio del pasillo me salio un inmenso perro lobo que dejaban suelto por si entraba algun caco. Afortunadamente no paso nada, pero el perro se penso que hacer durante unos eternos segundos en que me miro con una mirada que no presagiaba un final feliz para ese dia.

Los animales y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario