sábado, octubre 23, 2010

Los traidores


Ayer, meditaba el versículo del Evangelio que dice: he aquí que el que me traicionará se aproxima (Marcos 14, 42). Esas palabras las dijo Jesús en el Huerto de los Olivos.

Me di cuenta de que para profundizar en ese versículo, lo tenía que mirar en su original griego. Cuando lo hice, cuál fue mi sorpresa al ver que la palabra el que me traicionará en realidad decía el que entrega estando al lado (paradidous en griego).
De pronto comprendí que los sacerdotes somos los que entregamos el Cuerpo de Jesús. O lo entregamos para alimento de los fieles a través del amor, o lo entregamos a la Pasión a través de la traición.

Además, le entregamos estando al lado. Estamos al lado de Él en el altar, en el seguimiento de su vida.

El término el que entrega acabará siendo un sobrenombre de Judas. Que se menciona diez veces en el Nuevo Testamento, una vez por cada Mandamiento que trasgredió.
También me llama la atención la similaridad entre la palabra paradidous (traidor) y paradeisos (paraíso). Qué pena ver, a veces, que una realidad se convierte en la otra. Que la vida que podía haber sido un paraíso sobre la tierra, se convierte en una traición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario