domingo, octubre 10, 2010

Pensamientos borgianos


Quizá parezca que ensalzo demasiado la escritura en mi anterior post. Pero la escritura es el contenedor del pensamiento. Dios mismo ha manifestado su pensamiento a través de la Escritura. Estoy seguro de que el Creador se complace en todas las artes.

Algunos divinizan las cosas humanas finitas y llegan a idolatrarlas. He conocido idólatras de la literatura, del cine o de la pintura. Pero, en el caso de Borges, la vida serena del pensador que fue, estuvo completamente alejada de la vanidad de la idolatría. Para él, la literatura fue una búsqueda de la sabiduría, de la felicidad. No una idolatría, sino un camino, una forma de vida. El camino estuvo rodeando siempre a Dios, sin llegar a Él. Borges es la prueba de que sólo la gracia lleva a Dios. El mero conocimiento se muestra impotente para crear la fe.

Aquellos que tenéis fe, agradecédselo a Dios y protegedla. Porque ella es un regalo divino. Si la perdéis no sabéis si la recuperaréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario