miércoles, noviembre 03, 2010

La foto esta tomada en el Bronx


No solo fue increible encontrar a este matrimonio amigo, sino que cuando dijimos que almorzabamos juntos, la esposa traia una lista que le habia dado una amiga suya. Desestimamos el primer restaurante, porque una persona nos dijo que estaba lejos.
Comenzamos entonces a andar y andar. Ibamos mirando a un lado y a otro. Mirabamos restaurante, pero lo importante era pasear. Yo habia hecho una pequena oracion a Dios pidiendole: Senor, que vayamos a comer al lugar que tu quieras. Un lugar agradable donde estemos bien.
Cual fue nuestra sorprensa, cuando hora y media despues, nos dimos cuenta de que habiamos llegado, sin pretenderlo, a la puerta del primer restaurante de la lista.
Por la noche, comimos en un restuarante italiano. Uno de mis mejores amigos sacerdotes en Nueva York es italo/americano. Como yo se italiano ahora, me senti como un figlio mas de la misma mamma, hablando con todos italiano, y hasta moviendo las manos (al modo siciliano) cuando hablaba para convencerles mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario