martes, noviembre 16, 2010

La santa tacagneria solo para lo que interesa


Estando en Estados Unidos escuchaba la conmocion que artificialmente han tratado de crear los medios de comunicacion afines al regimen, al hablar de los costos de la visita papal a Espagna. Que escandalo. Desde aqui oia rasgarse sus vestiduras.

Me hacia gracia. Pero cuanto se creen que cuestan las fiestas de cualquier pueblo de mil habitantes? Estos se creen que todavia se siguen organizando con cincuenta mil pesetas, unas tracas de fuegos artificiales y unas almejas en el unico bar de la plaza. Que candidez, que santa candidez.

Las fiestas patronales de cualquier localidad cuestan varios millones de euros. Normalmente no se suele airear mucho el tema para evitar criticas. Pero los alcaldes saben que las fiestas les gustan a la gente. (No creo que haga falta demostrar que las fiestas les gustan a la gente.) Y ademas si se trata de ahorrar despues siempre esta la oposicion que dice: estas fiestas han sido un desastre.

Por eso, esos que clamaban como si fueran unos viejos profetas del Antiguo Testamento contra los gastos del viaje papal, no me provocaban sentimiento alguno de culpabilidad, sino mas bien de hilaridad: como croan estas ranas.

Que el viaje del Papa ha costado como dos o tres fiestas de localidad pequegna de Huesca o Teruel, pues ya esta. A ver si os quitais esa mentalidad provinciana. Viajad, viajad, ved mundo. Vereis lo que cuesta una habitacion de hotel o una comida en cualquier restaurante. Es que algunos todavia estais con una mentalidad tan estrecha como la del alcalde de Bienvenido Mr. Marshall: poned solo ocho latas de almejas, solo ocho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario