domingo, febrero 13, 2011

Paseo nocturno

Paseo nocturno tras la cena y tras haberle enseñado a un cura peruano cómo insertar un contador en su blog. Hemos ido andando hasta el Puente de Sant´Angelo para ver la gloriosa cúpula de San Pedro: perfectamente iluminada, poderosa, alta, sólida, centenaria.

El sacerdote sudamericano (no quiere que diga su nacionalidad) me comentó una entrevista que le hicieron a Leonardo Boff en Der Spiegel hace ya varias décadas. Leonardo decía imitando el tono de un profeta: O Roma se abre o caerá.

Y el periodista, quizá ni siquiera católico, le preguntó con ingenuidad: ¿Pero eso no lo decía ya Lutero hace quinientos años?

Esa observación no le debió hacer mucha gracia a Boff, el cual se limitó a repetir que o se abría o se caería.

Bastante rato después, unas cuatrocientas calorías después, este sacerdote me comentaba que en su diócesis estaban presentes los Viejos Católicos, una escisión como la de Lefevre, pero en el Vaticano I. Pero que en los últimos años se habían escindido. Entonces le pregunté yo: ¿Y cómo se llaman los escindidos: Nuevos Viejos Católicos? Nos estuvimos riendo un buen trecho, dos curas riendo por una callejuela romana mal iluminada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario