viernes, abril 15, 2011

Como quiero a este gato


Un neurólogo le pasó a una amistad mía el siguiente e-mail, la cual me lo remitió a mí:
Te adjunto los trabajos sobre la encefalitis con anticuerpos anti-receptor N-metil-D-aspartato, cuyos síntomas recuerdan mucho a la posesión diabólica. Uno de ellos, el más extenso, es la descripción de la forma pediátrica, y los otros son cartas al director, en una de las cuales se establece alguna relación entre esta enfermedad y la posesión diabólica, a partir del caso en el que se basó la pelicula de El exorcista. La otra es réplica de los autores del trabajo original, que no entran demasiado en lo de la posesión. A ver si el Padre Fortea conoce esto y cual es su opinión.

RESPUESTA MÍA:
Tras haber leído los artículos que me has pasado, la pregunta es: ¿porque los casos por los que oré se curaron definitivamente sólo con oración, sin tener más recaidas?
Tampoco los médicos aceptan las curaciones de Lourdes, aunque un tumor desaparezca de la noche a la mañana. Siempre hay una palabra médica que lo explica todo. Siempre hay una término científico para explicar que los ciegos ven, los sordos oyen y los cojos andan.
Yo de las curaciones físicas soy testigo. He visto tantas curaciones como liberaciones demoniacas. Y francamente y sin ninguna duda: creo en Jesús.
Un abrazo!

1 comentario:

  1. Estimado José Antonio. Me he divertido mucho con los comentarios de tu blog. Combinas el sentido común con el sentido del humor. Particularmente me ha gustado eso que escribiste ayer sobre las encíclicas 'económicas' de los papas. Mira, me llamó la atención, mucho, eso que dice B16 en "Véritas in Caritatem" (es asi?): que el primer paso de la caridad es la JUSTICIA. Si lo piensas bien, quedan por los suelos tantas manifestaciones de 'solidaridad'. Nada de solidaridad subvencionada (los subvencionados son los 'solidarios'). Mejor Justicia -concreta, con letra- para los que sufren injusticias. Todos somos, de alguna forma, responsables de esas injusticias. Y el Papa B16 dice que, si amamos la verdad en el amor, lo primero que tenemos que hacer es ser justos, lo cual requiere políticas, estrategias, horas de trabajo...

    Bueno, José Antonio, me he enrollado. Perdona. Gracias por tu blog. Me divierto mucho con tus cosas. Si me lo permites, te comentaré las que me llemen la atención y te prometo que no me enrollaré tanto :-)

    ResponderEliminar