martes, abril 26, 2011

Invadiré Polonia, Encontrarás Dragones y algunas reflexiones sobre la Gran Pantalla



Tengo ganas ya de ver la película Encontrarás Dragones. He oído críticas muy diversas. Como le decía hoy a un amigo dando un paseo: lo original hubiera sido que hubieran decidido hacer un musical de la vida de San José María Escrivá.


El cine es un arte, o mejor dicho: el cine puede ser un arte. El meollo del asunto siempre está en el guión. Y ya sabemos que a veces el guionista tiene que entregar cuatro kilos de guiones en catorce días. Y así sale lo de siempre.


Por ejemplo, si la ciudad se ve amenazada por algún tipo de monstruo, la principal preocupación del alcalde siempre es que se mantenga la fecha y hora de la exposición en el museo.


Como ha hecho notar alguna gente sesuda, también es curioso que la Torre Eiffel se pueda ver desde cualquier ventana de París. Mientras que en Londres siempre se ve el Big Ben. Insisto, desde cualquier ventana.


Si en una película dos hombres llevan un cristal de grandes dimensiones, como dijo uno, sería mejor que alguien vaya buscando ya una escoba.


También es curioso que las bombas equipadas con temporizadores van equipadas con pantallas con grandes números rojos para saber cuándo van a estallar.


En las películas de terror, cuando un actor secundario dice que se va un momento al aseo, eso ya sabemos todos lo que significa.


Sí, conseguir buenos guiones no es fácil. El público ya está muy maleado. No es fácil despistarlo. El público que paga la entrada se las sabe todas, es mejor darle un guión trillado y evitarse quebraderos de cabeza.


Desde luego, entre los críticos la película Plan 9 from outer space se ha convertido en un objeto de culto de mala que es. Los que hayan visto la magnífica película (suprema) de Tim Burton titulada Ed Wood conocerán de oídas esta película. Aunque para mí, mi favorita, es una de 1982, la versión turca de La Guerra de las Galaxias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario